webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
734 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2113

Discriminación del islam en Europa

Se opone al ingreso de Turquía por razones confesionales

15/10/2005 - Autor: Enrique Oliva - Fuente: Rebanadas de Realidad
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Enrique Oliva
Enrique Oliva

Desde que el ente del viejo mundo estaba constituido por 9 miembros, Turquía aspiró a integrarlo y siempre le plantearon inconvenientes para aceptar a esa nación. Sin embargo, la Grany en menor medida Francia, que destrozaron y colonizaron el poderoso Imperio Otomano, por aliarse a Alemania durante la Primera Guerra Mundial, se han seguido sirviendo de ese país para sus fines colonialistas. Fue importante su posición estratégica durante la Guerra Fría y ahora, como estado tapón pro europeo en las cuestiones de Medio Oriente. Pero más relevancia e influencia sobre Turquía ha ido ganando Estados Unidos, escoltado por su dependiente aliada Inglaterra, y estos dos estados han presionado continuamente para lograr su ingreso a la hoy Union Europea. Más su incorporación ha sufrido innumerables trabas y postergaciones.

Turquía tiene fronteras en Europa con Grecia y Bulgaria; con las asiáticas Armenia y Georgia (integrantes de la ex Unión Soviética); y en Medio Oriente con Siria, Irán e Iraq. En ese avispero político-religioso, Turquía ocupa el centro, rodeada de pueblos en nada amistosos. Para mantener su papel de gendarme en la región, es que Estados Unidos, provee a Ankara de abundantes y modernos equipos militares.

En 1999 Europa aceptó al fin iniciar tratativas para su entrada a la Union, pero no obstante la reciente incorporación de 10 nuevos países, entre ellos varios de la ex Unión Soviética, a Turquía se la dejó de lado.

Días atrás, el 3 de este octubre, la prensa internacional se hizo eco de las difíciles tratativas para decidir, una vez más, iniciar negociaciones con Ankara sobre este tema. Pero, Turquía no se hace ilusiones, pese a las fuertes presiones en su favor de Estados Unidos y Gran Bretaña. Si dudas, el proceso será largo y las condiciones a imponérsele bastante duras o inaceptables.

Temor europeo al islamismo

Es evidente que la Europa "cristiana", aunque se negó a reconocer en el proyecto de constitución el rol histórico de esa religión, y rechazó las protestas del Vaticano y su grey, se opone también al ingreso de Turquía, por razones confesionales.

En rigor de verdad, solo el 20 % del territorio otomano es geográficamente europeo. El 80 % restante es Asia, o mejor dicho, Medio Oriente. De entrar íntegra a la Unión Europea, Turquía se convertiría dentro de la misma en el país más poblado (casi 70 millones de habitantes) y el más extenso (780.576 K2). Ambos factores tienen su peso pero más aún el hecho de agregar al ente comunitario algo más de 63 millones de islámicos, cuando estos ya conforman la segunda religión en Francia, y en Alemania y en varias naciones balcánicas son la mayor inmigración. "¿Es que EEUU y Gran Bretaña quieren quebrar la unidad de Europa?" se preguntan en España.

El influyente principal redactor de la fallida Constitución Europea, el ex presidente de Francia Valery Giscard d’Estaing, desde hace años se opone abiertamente al ingreso de Turquía por temores de desintegración de la sociedad gala por razones religiosas, étnicas. ¿O será también porque el Corán considera pecado grave a la usura, base del capitalismo salvaje?

"La presión de ‘nuestro’ islám"

Así titulaba el diario madrileño El País del 12 de setiembre pasado, publicando una extensa nota de investigación donde destaca: "Ceuta y Melilla se enfrentan a uno de los mayores retos demográficos y sociales de su historia, el de una posible mayoría de población musulmana". Allí cita el diario informes reservados del Ejército y el CNI (servicio secreto hispano) y asegura que el cambio, definido como un elemento "vulnerable" para la soberanía española, "se producirá antes del 2.018". Y agrega que "el CNI afirma que los musulmanes serán mayoría en los dos enclaves en la próxima década: una población desintegrada, vista como una amenaza a la soberanía". Pero los islámicos de Ceuta y Melilla aseguran ya ser los más.

Bajo el subtítulo de "fantasma y cifras", El País recoge declaraciones de un dirigente político ceutí, de 29 años, sosteniendo: "somos más (los musulmanes) de los que se dice, y estamos estudiando recurrir ante el Instituto Nacional de Estadísticas" para así confirmarlo oficialmente. El diario aclara que el INE no puede clasificar a ningún ciudadano según su cultura o religión, "pero del padrón municipal se desprende que entre los 71.500 ceutíes hay unos 27.000 musulmanes, además de 2.000 hebreos y 500 hindúes". En Melilla, las proporciones oficiales son similares a las de Ceuta: de 66.400 habitantes, unos 26.400 son islámicos.

La investigación da poca importancia a la cantidad de habitantes pro marroquíes en los enclaves, cuando Marruecos no deja de reclamar la soberanía sobre ambos. Eso si, admite que los políticos de confesión islámica se están uniendo en un solo partido. Este detalle es para tenerlo en cuenta, porque buena parte de los africanos "ilegales" son musulmanes, pues esa religión es la que más progresa en adherentes en el mundo y en especial en el continente negro, así como en la colectividad de color yanqui y no pocos blancos. Más aún, también aumenta el número de convertidos en musulmanes en toda la Europa "caucásica". Además, las más extensas costas del otrora Mare Nostrum (el Mediterráneo) son islámicas y se extienden en el Atlántico.

Ya hace unos años, por influencias de los ricos sauditas radicados o con residencias de veraneo en las costas andaluzas, han auspiciado y financiado la construcción de casi un centenar mezquitas en España, donde concurre un creciente número de españoles. Entre tanto, los cristianos retroceden.

En medio de tanta confusión y agoreras especulaciones, Madrid no ha protestado esta vez ante Gran Bretaña por la reciente llegada a Gibraltar del submarino nuclear inglés Turbulent. En menos de dos años de gobierno socialista, esta es la sexta nave a energía atómica que ha hecho escala en esa misteriosa base (y astillero de reparaciones). A los vecinos más cercanos del Peñón, los andaluces, no les hace ninguna gracia.

Lo evidente es que toda Europa está interesada en hacer un enérgico frente común contra las inmigraciones negras y otras musulmanas, y los feroces submarinos nucleares son una demostración de fuerza disuasiva.

Información relacionada
Artículos de Enrique Oliva editados en Rebanadas
* CEES (Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos)
Anuncios
Relacionados

Europeizar el islam de Europa

Artículos - 15/04/2004

La integración de los musulmanes

Artículos - 15/04/2004

Se mantiene la brecha entre Europa y EEUU

Artículos - 22/09/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27990-discriminacion_del_islam_en_europa.html