webislam

Jueves 4 Junio 2020 | Al-Jamis 12 Shawwal 1441
1617 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1663

Islam: Una invitación simple a un solo Dios (XI)

¿Hemos sido dejados sin una guía, a merced de nuestros propios caprichos?

17/09/2005 - Autor: Asra Rasheed - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

¿Hemos sido dejados sin una guía, a merced de nuestros propios caprichos?
¿Hemos sido dejados sin una guía, a merced de nuestros propios caprichos?

Ibn Mansur, un lingüista musulmán del s. XIV, explicó: "Todos los profetas fueron enviados con el Islam (el mensaje de la pureza de fe y la sumisión), pero las leyes y las regulaciones fueron diferentes. Esto significa que los profetas conocían el idioma y las pautas de vida de las comunidades a las que eran enviados con el fin de que su mensaje resultara claro y nada ambiguo. De este modo, los detalles de la revelación diferían de un profeta a otro, pero el núcleo del mensaje traído por cada profeta era siempre el mismo: la adoración al Dios Único y la sumisión a Él.

De este modo, muchos musulmanes mantienen una ignorancia en lo que se refiere a su propia religión y perciben el significado de la palabra "Islam" en su acepción más estrecha, creyendo que la palabra Islam se refiere únicamente al mensaje final de Muhammad a la humanidad. Sin embargo, el Corán, revelado al último Mensajero de Dios a la humanidad, deja claro que el Islam no era una religión o mensaje enteramente nuevos, sino una culminación de los mensajes anteriores y una corrección de los cambios y conceptos erróneos que los hombres habían introducido en aquellos.

Así pues, el Islam no es sólo el Mensaje de Muhammad sino la religión universal a la que todos los profetas invitaron a sus respectivos pueblos.

De este modo, la salvación para las personas que vivieron en la época del Profeta Daud (David) fue creer que "no hay más dioses que Al-lah y David es el Mensajero de Al-lah."

Esta declaración significa que sólo Al-lah merece ser adorado y que el hombre debe adorarle únicamente a Él (pureza de fe) y que la gente de aquella época debía obedecer las leyes traídas por el Mensajero David (as). Sin embargo cabría preguntarse qué leyes trajo David. No conocemos los detalles de esta legislación, pero sabemos ya que tales leyes han quedado ya superadas por las de las posteriores revelaciones.

Del mismo modo, la salvación para las personas que vivieron en la época del Profeta Musa (Moisés) fue creer que "no hay más dioses que Al-lah y Moisés es el Mensajero de Al-lah."

Esta declaración significa que sólo Al-lah merece ser adorado y que el hombre debe adorarle únicamente a Él y que la gente de aquella época debía obedecer las leyes traídas por el Mensajero Moisés (as). Sin embargo, el texto original traído por Moisés (as) ya no está presente y los fragmentos de su mensaje que permanecen han sido adulterados por los cambios e innovaciones introducidas en él por los seguidores de este profeta a través de los siglos. De este modo, este mensaje adulterado ya no puede ser utilizado como guía para conseguir el éxito en el Día del Juicio.

Del mismo modo, la salvación para las personas que vivieron en la época del Profeta Isa (Jesús) fue creer que "no hay más dioses que Al-lah y Jesús es el Mensajero de Al-lah."

Esta declaración significa que sólo Al-lah merece ser adorado y que el hombre debe adorarle únicamente a Él y que la gente de aquella época debía obedecer las leyes traídas por el Mensajero Jesús (as). Sin embargo, el texto original traído por Jesús (as) ya no está presente y todo lo que queda son fabricaciones y falsedades que son presentadas como enseñanzas de este gran profeta.

De este modo, la revelación del Profeta Jesús (as), al igual que sucedió con la del Profeta Moisés, se ha perdido para siempre.

Así pues, ¿cuál es el medio de conseguir la salvación en nuestros días, dado que los mensajes de los mencionados profetas y otros nos resultan inaccesibles. ¿Hemos sido dejados sin una guía, a merced de nuestros propios caprichos? La respuesta es un claro "No".

La salvación hoy en día es creer que "no hay más dioses que Al-lah y Muhammad es el Mensajero de Al-lah."

Esto significa que la humanidad debe adorar al Dios Único y debe obedecer sus mandatos adhiriéndose al Mensaje traído por el Mensajero final a la humanidad, el profeta Muhammad (saw).

Anuncios
Relacionados

El Islam: una invitación simple a un solo Dios (X)

Artículos - 12/08/2005

Islam, ¿algo nuevo o natural?

Artículos - 06/12/2006

El árbol de la luz y el sol de la verdad

Artículos - 16/02/2015



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27903-islam_una_invitacion_simple_a_un_solo_dios_xi.html