webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
1025 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1591

Un Estado de Derecho

Cuando la sociedad comience a asumir el verdadero sentir humano de la democracia

29/08/2005 - Autor: Nezar Said Fernández - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Musulmanes melillenses haciendo una oración por las víctimas de Gaza
Musulmanes melillenses haciendo una oración por las víctimas de Gaza

A principios de primavera el partido mayoritario de la oposición al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla, "Coalición por Melilla", de corte musulmán, solicitó que las piscinas públicas tuvieran para el transcurso de este verano un horario de dos horas semanales con el único motivo de que las mujeres musulmanas que cumplieran con el rito islámico del hiyab pudieran disfrutar de los adelantos que les ofrece la sociedad occidental y democrática del bienestar.

La respuesta, no solo del Gobierno, sino de muchos colaboradores de todos los medios de prensa se opusieron de una forma rotunda, incluso a nivel nacional, cosa de la que Melilla no suele gozar demasiado, salvo catástrofe. Esta reacción es comprensible, a pesar de que se diga que España es un país para todos, debido a que el Estado de Derecho actual pone a disposición de sus ciudadanos de forma igualitaria los privilegios que puede ofrecer su sociedad sin excepción.

Para los demócratas actuales, prima la importancia de todo lo que es común que no es otro que el que abarca el sentir mayoritario de la sociedad.

El respeto por las minorías está basado en que éstas se adapten al sentir, al pensar y al modo de hacer de la mayoría. Esas mayorías están bien vistas, son democráticas y con el paso del tiempo hasta pueden llegar a tener ciertos reconocimientos y consideraciones.

En cierto sentido, yo creo que la postura del Gobierno autonómico de Melilla como la que posiblemente hubiera adoptado el Gobierno de España no es malintencionada, tampoco es cuestión de ideología política, sino del concepto propio de la democracia actual en sí. -El comunismo dejó sus influencias, aunque no cuajase en Occidente. Ni en la mayoría de las sociedades orientales-.

Todos tenemos los mismos derechos y debemos de acceder a los mismos beneficios comunes que ofrece un país democrático, sin excepción. Para nuestra sociedad, todos los españoles tenemos derecho a la Seguridad Social, al subsidio por desempleo, a piscinas públicas como a una educación común. Somos un país laico y la religión es independiente en cada familia, y en cada individuo como ser pensante y como universo singular que conforma el otro universo que implica nuestra sociedad: a eso llamamos un estado de derecho, donde todos los ciudadanos que lo componen tiene los mismos derechos y libertades.

Sin embargo, desde mi punto de vista, la igualdad, la fraternidad y la tolerancia deben de estar admitidas en un marco de respeto y de ponerse en lugar del otro. Un Estado de Derecho no lo es por sí mismo, sino con unos fines concretos, "hacer felices a los ciudadanos que lo componen". Cuando la mayoría de los ciudadanos que componen una sociedad atiendan a las necesidades de las minorías, la sociedad será cada día más comunicativa, no habrá lugar al odio, ni a malos entendidos, y las leyes serán cada día más sobreentendidas y menos estudiadas. La sociedad comenzará a asumir el verdadero sentir humano de la democracia.

Cada civilización entiende la libertad de una forma, el derecho, el concepto de vida cambia, como cambian los conceptos lingüísticos y los espirituales, aunque la base de todo ello sea la misma.

Hay un precepto religioso, del que no se es libre de desprenderse de él, se cree porque se siente la fe. No bañarse en una piscina porque un Estado de Derecho lo impide de la forma que lo estipula la creencia de una determinada comunidad, tendrá su recompensa en el paraíso, para quienes se sacrifiquen en su fe, pero en el futuro, si la mayoría de un país democrático pertenece a la comunidad del Islam, lo que es bueno será entonces que todos los hombres y las mujeres se bañen a todas horas en piscinas separadas aunque la exista una minoría que no crea en el Islam.

Creo que nuestro Estado de Derecho debe de reflexionar y posibilitar que el camino que sienten todos sus ciudadanos como indispensable para su felicidad sea una realidad y no un obstáculo para el mismo. No sólo en las piscinas, sino en todas las cosas con las que convivimos, y forman parte de nuestra vida.

Por supuesto, si algún día los musulmanes fuésemos mayoría, también me gustaría que siguiésemos los mismos pasos de los que protestamos siendo minoría.

El Derecho occidental tiene que entender que occidente no es lo bueno ni lo adelantado y el Islam lo retrógrado y atrasado, sino que todos los hombres caminamos hacia delante, que todos progresamos, lo único que sucede es que las direcciones no siempre coinciden.

Anuncios
Relacionados

Con derecho al error

Artículos - 08/02/2006

La protección de las minorías en el Islam

Artículos - 15/09/1999

¿Veinte años de libertad religiosa?

Artículos - 27/12/2000



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27861-un_estado_de_derecho.html