webislam

Sabado 23 Noviembre 2019 | As-Sabat 25 Rabi al-Auwal 1441
580 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=738

Irak en el laberinto

El difícil camino de la paz

19/04/2005 - Autor: Maribel Ortega Fuentenebro - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El camino de Jerusalén pasa por Bagdad (Foto www.prensamercosur.com.ar)
El camino de Jerusalén pasa por Bagdad (Foto www.prensamercosur.com.ar)

"La guerra es la fuerza bruta operando en interés del Estado"

(Ortega y Gasset)

"En la medida en que el sufrimiento de los niños está permitido, no existe amor verdadero en este mundo"

(Isadora Duncan)

1. Introducción

La Resolución 1546 aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 8 de Junio 2004, reconocía la independencia, soberanía, unidad e integridad de Irak y el derecho a labrar su propio futuro. En virtud de tal resolución el 28 de Junio de 2004, EE.UU. nombró un gobierno compuesto por iraquíes, al que el Gobernador Bremer, supuestamente, traspaso los poderes; según el Sr. Bush, Irak, desde ese momento, ya era un país soberano. A partir de aquí, los acontecimientos demostraron la inviabilidad política de tal proyecto. Por muchas razones: se formalizaba un gobierno que solamente fue reconocido por un 20% de la población; su popularidad, débil desde el principio, fue descendiendo paulatinamente al no estar representados todos los partidos políticos legalizados; algunos miembros provenían del Consejo de Gobierno Provisional, ilegal para muchos ciudadanos, y, entre otras razones, porque la elección, fue realizada por el Gobernador Bremer con la aquiescencia del Gobierno norteamericano sin contar con lo propios iraquíes, excepto unos pocos que fueron los que se alzaron con la gobernabilidad por su afinidad con EE.UU.; la ONU quedo al margen del proceso al no ser aceptados ninguno de los candidatos que proponía. Difícilmente aceptable por los ciudadanos fue la Constitución Provisional para Irak elaborada por el Gobernador Bremer y aceptada y firmada por el Consejo de Gobierno Provisional sin asistencia ni representación de fuerzas políticas legales. Los desequilibrios a todos estos abusos de poder no se hicieron esperar, el caos la violencia inundaron el país con un alcance desmesurado e inconcebible.

La situación sería así: EE.UU. y las tropas de la coalición ocupan un país soberano, derrocan a su líder por la fuerza de las bombas, gobiernan el país, en un principio por medio de un norteamericano y luego a través de un hombre elegido por su afinidad con EE.UU. Ayad Alawi, chiita laico vinculado a los servicios de información de América y Gran Bretaña, que ha pasado gran parte de su vida en EE.UU., por lo que no es extraño que los iraquíes lo vieran como intruso.

Todas estas actuaciones quedaron al margen de la legalidad internacional, porque la Organización de Naciones no legalizó la ocupación, no estaba conforme en que el gobierno fuese ejercido por el americano Paúl Bremer y lo que es peor, es sumamente peligroso injerir en un país e imponer líderes políticos en contra de quien tiene la soberanía, de quien tiene derecho a la propia construcción política, que obviamente es el pueblo iraquí. La resolución citada no otorgaba derecho de veto al gobierno provisional, de tal forma que las actuaciones contra la resistencia, se desarrollarían de acuerdo con las decisiones norteamericanas y otras fuerzas coaligadas, lo que quedó demostrado en los ataques de Agosto de 2004 a la ciudad Santa Nayaf, o en Faluya, que en Noviembre del mismo año quedó totalmente arrasada; recientemente en los ataques al lago de Tharthar en que murieron 80 resistentes.

2. El fracaso de una guerra y de una liberación

Por sinnúmero de motivos la guerra de Irak ha sido un auténtico fracaso: los combates se han dilatado demasiado tiempo, era una utopía o quizá un deseo, el anuncio realizado el 1 de Mayo de 2003 por el Sr. Bush anunciando el fin de las operaciones militares, porque, desafortunadamente, los ataques continúan; la resolución 1546 no fue capaz de terminar con el conflicto ni permitió a la ONU hacerse cargo de la situación como único organismo mundial con capacidad para ello, su personal, antes y después de las elecciones, tiene serias dificultades para regresar dada la situación de inseguridad existente; es el fracaso de una política exterior equivocada, de unos postulados justificativos falsos; es un desastre que EE.UU. no haya podido establecer la democracia tal como lo manifestaba un informe elaborado por los países musulmanes, lo que decepcionó a los iraquíes que confiaban que Norteamérica ayudaría a estabilizar Irak una vez derrocado el tirano; es el fracaso de una política antiterrorista que no ha dado resultados positivos y el terrorismo está haciendo auténticos estragos, además, como he opinado en tanta ocasiones, al terrorismo no se le combate cayendo en las trampas de Ben Laden ni invadiendo países, porque no tiene cara, no se sabe donde se esconde, no posee territorio sino que puede ocupar cualesquiera, no es conflicto armado porque no hay frentes, es lucha, pero de la inteligencia y de la colaboración internacional, al terrorismo se le ataca por sus causas y se le juzga por sus actos; es una ruina que a pesar del bienestar anunciado el pueblo de Irak sea más pobre que antes de la guerra y soporte una tasa de desempleo del 50% de la población, porque EE.UU., el país con más altos niveles en cuanto a bienes servicios y libertades, potencia económica y comercial más desarrollada a nivel global, que posee el ejército del mundo mejor dotado, las armas más modernas y sofisticadas, los equipamientos militares que protegen más a los soldados… no ha sabido, o podido, establecer una paz en Irak ni contribuir al desarrollo de ese pueblo.

Fracaso, porque en las torturas y vejaciones a presos indefensos, que ningún ejército o país puede permitirse, se han violado los Derechos humanos fundamentales lo que ya no tienen cabida en nuestras sociedades; es un desastre porque las tropas ocupantes no ha logrado erradicar la violencia y cada día se pierden seres humanos. Fue un error la disolución del ejército iraquí con lo que se acabo de derrumbar el estado de derecho y porque 40.000 cristianos iraquíes, fueron atacados y obligados a iniciar un éxodo ya que sus vidas estaban en peligro, sus casas destruidas, las iglesias atacadas; ha sido un error no se evaluase la reacción y la fuerza de la resistencia organizada, y es un desastre, implícitamente reconocido por Condolezza Rice, que dijo "creímos que derrotaríamos al ejército pero que las instituciones se sostendrían". Es disparate que, después de la libertad anunciada, Irak siga teniendo secuestrada la opinión como lo demuestra el hecho de que se hayan cerrado cadenas de TV y periódicos e incluso se expulsase de la cadena catarí Al Yazira; y por último es un fracaso porque si bien Irak tenia un dictador tirano ahora es refugio de malhechores y terroristas, lo que en el mes de enero pasado fue confirmado por los servicios de inteligencia estadounidenses. La guerra también ha contribuido a otros desastres, esta vez culturales. Me explicaré

Una visión muy superficial de su historia podrá situarnos y hacernos valorar lo que ha aportado Mesopotamía a la humanidad. En el tercer milenio a.C. en este lugar se escribió la epopeya de Gilgamesh, héroe de Uruk, que la tradición bíblica nombró Erek, y hoy se designa Warka y está situada en la margen derecha del río Éufrates, la obra narra las andanzas, venturas y desventuras del gran héroe mítico que buscaba la inmortalidad. Por su inigualable valor, esta considerada la primera de las grandes obras poéticas de la humanidad. En estas tierras, y concretamente en el segundo milenio antes de la era, el Dios de la Justicia, entregó al rey Hammurabí una serie de prescripciones que se han convertido en el primer código de leyes escritas del mundo con fuerte contenido jurídico, social y ético; los iraquíes son los descendientes del rey Asurbanipal, que gobernó Nínive (situada a orillas del rió Tigris) entre 668 y 627 a.C., en los restos de su palacio se encontró en 1846, una importante biblioteca realizada en tablillas de arcilla, a través de la cual legó a la posteridad el primer poema escrito (Gilgamesh) y el poema de La Creación; en estos lugares mesopotámicos vio la luz "Las mil y una noches" una de las más insignes obras de la literatura universal; de Ur de Caldea (Babilonia) era Abraham, el patriarca de las tres religiones monoteístas; los ríos Tigris y Éufrates son míticos y simbólicos para el cristianismo y ciertos mitos arcaicos. En el año 800 d.C., Bagdad contaba con 100 bibliotecas, una de las cuales sumaba un millón de libros, pues bien el 9 de Abril de 2003 se destruyó el Museo de Basora, el día 14 del mismo mes, la biblioteca de Bagdad fue saqueada y posteriormente incendiada, lo que destruyó miles de manuscritos que ya no es posible recuperar; el Museo Arqueológico, ha sido otra víctima más de los combates al quedar desvastado y a merced de saqueadores y busca tesoros, los objetos que no fueron robados yacían resquebrajados en el suelo; la biblioteca y Museos de Mosul han desparecido igualmente en la contienda, todo ello, supone una auténtico expolio, ya que es prácticamente imposible su recuperación. Irak tiene miles de lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, algunos de los cuales, sin duda ninguna, ya no son reconocibles. Nada de lo que expongo es índice de la libertad anunciada.

El Sr. Kofi Annan en Mayo de 2004 aseguró que el pueblo de Irak tiene un gran talento, de ello no cabe ninguna duda a quienes hemos seguido con atención la evolución de ese país, y añadió que "Irak no es de ninguna manera un fracaso de Estado", por supuesto que el pueblo de Irak no es un fracaso -aunque lo haya sido la nefasta política de algunos de sus gobernantes- pero le han querido hacer fracasar cambiándole el curso de su propia historia: primero al pretender someterle por la fuerzas de las armas, después por vergonzosas e intolerables humillaciones como las torturas de la cárcel de Abu Ghraib que han menoscabado su dignidad humana, o los sofisticados intentos para trocar su identidad irrumpiendo en sus espacios públicos, e incluso privados, a través medios audiovisuales, o prensa escrita con el fin de convencerles que las formas de diversión, alimentación, vestido o comportamiento occidental son las más excelentes, para de manera subliminal pierdan su idiosincrasia, y reconozcan como propias y únicamente válidas costumbres occidentales.

Yo me pregunto ¿En nombre de quien o de que tiene ningún hombre poder para cambiar la historia de los pueblos? A modo de ejemplo: las guerras en la Europa del siglo XX arrastran hasta nuestros días un lastre de secuelas tan espantosas como indelebles. Difícilmente podrán olvidarse las consecuencias de las bombas atómicas o los intentos de extermino de todo un pueblo, que desafortunadamente, no ha servido de lección para evitar otros conflictos armados de extrema dureza. Preguntaría a quienes se consideran destinados a ejercer una misión divina ¿Hay en el evangelio cristiano alguna imposición de obediencia ciega? ¿No son más bien sus principios una llamada o invitación a una conducta moral buena idéntica para y con todos los hombres, esto es, sin colores diferenciadores? Jesús, el de Nazaret, respetó a todos y no condenó a nadie, es cierto que se enfadó con los hipócritas y con los que compraban y vendían en el templo… hoy ¿petróleo?

3. La barbarie

Tan condenable, bárbaro y sanguinario, tan crimen contra la humanidad son los actos de terrorismo, como decapitar inocentes o la indignidad de las torturas, bien sean sus autores grupos terroristas, soldados deshumanizados sumisos o emancipados, estados corruptos, estados no considerados perversos o personas privadas; aniquilar a ciudadanos inocentes, porque el pueblo siempre lo es; destruir infraestructuras, mercados o museos, asolar hospitales, lugares de culto o emblemáticos para la fe, desbastar ecosistemas (la hierba no crece donde pisa el caballo de Atila, -hoy ¿bombas inteligentes, tanques o aviones sofisticados?-), intentar apoderarse de las riquezas naturales de otros países, cuando los pueblos tienen derecho sobre los recursos de su subsuelo; la pretensión de absorber los medios de producción por parte del capitalismo neoliberal globalizado y salvaje, que todo lo justifica, y que aún a pesar de que produzca efectos positivos, sume a muchos a la más irredenta esclavitud y pobreza.

Es terrible inmolar a hombres bajo pena de muerte, establecida hace poco tiempo por el Gobierno Provisional iraquí, o que los soldados enviados a la guerra, ante tanto salvajismo, precisen asistencia de psicólogos o consideren un mal menor desertar, como lo han hecho algunos cientos de soldados americanos porque les era insoportable tanto horror; es una auténtica ferocidad el secuestro como arma política o económica y bombardear con medios sofisticados y desmesurados, a hombres medio desarmados y medio desnudos, matar a mujeres embarazadas o dejar sin brazos o piernas, sin padres, hermanos o familiares a muchos niños que, por ello mismo, quedan en la más absoluta indefensión; secuestrar una escuela y tomar rehenes, mayormente niños, a los que luego se masacra (Beslán), o que mueran 37 criaturas en Bagdad en un solo ataque. Esas criaturas tenían derecho a la existencia.

Y como muchas veces las palabras se quedan cortas, no se que palabra elegir para transmitir el horror que me produjo el hecho de filmar en video la decapitación de un inocente y que sea líder de ventas en el mercado de Bagdad o matar a civiles americanos rociarlos con gasolina quemarlos y exhibir los restos encaramados en lo alto de un puente sobre el río Éufrates. Breve referencia a las purgas sangrientas y las torturas del gobierno de Sadam Hussein, que merecieron que su régimen fuese calificado, por algunos intelectuales, como "República del miedo". ¿Hasta donde llega la brutalidad humana? ¿A que lugar tiene que descender el alma del hombre para que sea capaz de tanta ferocidad? Con tanto terror ¿no se está destruyendo la razón y lo virtuoso del individuo y sustituyéndolo por la irracionalidad y como consecuencia por sentimientos de odio, rencor e ira de tan funestas consecuencias? Estas conductas no son Islam ni cristianismo, sino la actitud de hombres enardecidos y fanáticos que actúan al margen de la religión y de toda razón, es la bestialidad en toda su extensión y profundidad.

 

En menor medida, pero a fin de cuentas un error gigantesco, fue la decisión del Consejo de Gobierno Provisional y el Gobernador Bremer cuando diseñaron una nueva bandera para Irak, que por algunos días fue colocada en edificios e instituciones. Puesto que la bandera es el símbolo de identificación por excelencia, las protestas no se hicieron esperar y como en razón correspondía, no fue aceptada por los ciudadanos. Aquel incidente produjo no poca indignación ya que el hecho se sumaba a otros atropellos proclives a exaltar sentimientos viscerales. Pongo un ejemplo, a mi personalmente, me resultaría humillante que alguien, que se considera adalid de mi libertad, quisiera imponerme una bandera en la que no me reconozco y con la que no me identifico

¿Se intentaba con este gesto hacer olvidar a los iraquíes sus propias señas nacionales? ¿Cómo reaccionaria el pueblo americano, ante una situación de este tipo cuando se identifican total y absolutamente con su bandera, como no podría ser de otra forma y como lo hacen todos los pueblos? Lógicamente tal desatino no prospero, pero es un episodio más de la guerra de Irak que conviene recordar, no para quebrantar ánimos, sino para que sea testigo de una acción punzante y lastimosa, dentro de una de las más crueles injusticias de la historia.

4. ¿Y después de las elecciones?

Las elecciones de 30 de enero en Irak fueron un éxito de participación, doblemente importante porque los iraquíes votaron bajo condiciones muy adversas: toque de queda, limitaciones a los movimientos de personas, cierre de aeropuertos, fronteras y carreteras: se prohibió durante tres días la circulación rodada, se establecieron controles en los colegios electorales… en una palabra las elecciones de la libertad se celebraron bajo las armas y quizá con cierta inquietud y no menos miedo; ante esta situación hostil, los iraquíes demostraron su voluntad de cambio.

Yo me pregunto ¿Estarán los políticos a la altura de los ciudadanos?, hoy después de dos meses de celebrados los comicios, Irak ya cuenta con Presidente del Parlamento el sunnita Al Hassani; el nuevo gobierno estará presidido por el kurdo Yalal Talabani, líder de la Unión Patriótica del Kurdistan, lo que abre una situación nueva en Irak, ya que se da la paradoja que un país árabe, a partir de este momento, va a estar dirigido por un no árabe, lo que indudablemente representa una incógnita y un enorme desafió. El cargo de primer ministro lo va a ostentar Al Yafari, que es partidario de que la Sharía inspire la nueva Constitución iraquí, lo que inquieta a muchas mujeres que ven amenazados algunos de sus derechos y libertades.

La captura de Sadam Hussein, la guerra, las elecciones no han sido capaces de frenar las acciones armadas ni liberar al país; la democracia no soluciona las cosas de de un día para otro, sino que es un proceso que necesita de convicción y de mucho tiempo para fortalecerse, y si bien es cierto que los políticos actuales han sido elegidos por sufragio universal, es igualmente auténtico que el país sigue ocupado por fuerzas extranjeras a quienes los iraquíes consideran enemigos. Ahí la dificultad del gobierno hasta conseguir que la democracia enraíce, las instituciones funcionen con normalidad, se respeten los Derechos Humanos, la resistencia abandone las armas, se consolide un ejército y fuerzas de seguridad alineados con el proyecto político. Es asimismo un gran reto la lucha contra el terrorismo, la erradicación de la violencia, tan recrudecida en los últimos días, y que las tropas multinacionales abandonen el país, todo ello entre un sinfín de situaciones cotidianas, como por ejemplo el levantamiento de la cartilla de racionamiento, que abriría una época de abundancia o la generalización de agua potable y combustible a todos los sectores poblacionales. Se abre un periodo difícil e intenso.

A la espera y con la preocupación inevitable, quiero señalar dos discurso del Sr. Presidente del Gobierno de España en que tendió puentes para el entendimiento: el primero en la Cumbre Internacional sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad celebrada en Madrid del 8 al 10 de Marzo, en el que nuevamente volvió a apostar por la ONU defendiendo la necesidad de su liderazgo en la pacificación y reconstrucción de Irak, y la obligación de todos los estados a su respeto y confianza como árbitro en la resolución de conflictos; posteriormente en la Cumbre de la Liga Árabe celebrada en Argel, el día 22 de Marzo, el Sr. Rodríguez Zapatero defendió la Alianza de Civilizaciones que ya propusiera en la Organización de Naciones Unidas y expresó la necesidad de que se reconozca al auténtico Islam pacifico y tolerante para poder diferenciarlo de visiones radicales y fanáticas que utilizan la religión con fines políticos. Califico de error la discriminación por causa de la religión.

La Alianza de Civilizaciones tiene como requisito imprescindible el respeto al estado de derecho, la superación de las desigualdades, promoción de los valores democráticos, mejora de las condiciones sociales, económicas y culturales, y la obligación de superar y cambiar la imagen negativa que occidente tiene de los países árabes, ellos son también blanco de ataques terroristas y lo sufren, muy cruelmente desde muchos tiempo atrás. Abogó el Presidente por el fortalecimiento de las instituciones comunes como instrumento en la lucha contra la pobreza, la exclusión o los recelos que pueden alzar muros invisibles más gruesos y más difíciles de derribar que el muro de Berlín; el Alto Representante para la UE Sr. Solana, sitúo las reformas del mundo árabe en el diálogo euro-mediterráneo.

¿Quiénes ganan o pierden con guerras o terrorismos? No se quien gana pero pierden las víctimas, a quienes en nuestro países occidentales respetamos y queremos, con las que compartimos dolor, y a las que guardamos memoria… pero ¿Quién se acuerda del sufrimiento de los iraquíes que han padecido y padecen embargo, guerras, terrorismo y ven morir, injustamente, a sus hijos, padres o hermanos?, a través de este escrito quiero solidarizarme con el pueblo iraquí, las guerras, si el algún momento pueden concebirse, sólo sería para establecer normas de derecho que faciliten la convivencia, en Irak, muy al contrario, se ha aposentado con mucha fuerza la violencia, lo que hace muy difícil el proceso de normalización, porque destruidos los organismos estatales se tiene que partir de un vacío institucional en lo social, lo político y lo económico. Se necesitará mucho tiempo para que Irak alcance el desarrollo industrial y estabilidad social que tenía en los años 70.

Hace pocos días el Sr. Bush ha reconocido que los motivos que se adujeron para invadir Irak fueron erróneos, culpaba del fallo a los servicios de inteligencia, lo que es muy grave, porque detrás de ese desgraciado desatino hay mucho horror e incalculable sufrimiento, muchas vidas se han apagado o yacen sumidas en la miseria, desgarradas por dentro y por fuera, y lo que es peor, sin esperanza, lo deseable es que tanta sinrazón no aumente la violencia, pero mientras ¿Cómo reparar las pérdidas insustituibles? El dinero de la guerra, obligatoriamente, debería haberse invertido en ayudas al desarrollo lo que hubiera hecho prosperar al pueblo iraquí, como resultado de esos apoyos, no solo Irak, sino el mundo entero sería hoy más seguro.

"El camino de Jerusalén pasa por Bagdad" (Condolezza Rice). Con esta frase la Secretaria de Estado, implícitamente, afirmaba que era necesaria la democratización de Irak para la consecución de la guerra árabe-israelí. Pero la guerra iraquí no ha conseguido, hasta el momento presente, lo que sus defensores pretendían, el bloqueo es una realidad y el camino se ha quedado cortado, la paz americana no ha sido posible, o bien aparece como una incógnita en el organigrama dibujado después elecciones

La tierra, el cielo, los hombres serán testigos de toda injusticia histórica. Espero y deseo se dibuje pronto en Irak la senda que conduce a la paz.

Anuncios
Relacionados

La fotografía de la ignominia

Artículos - 28/05/2005

Fin de la era Bush

Artículos - 10/11/2006

Horas negras para Bush

Artículos - 16/11/2006



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27567-irak_en_el_laberinto.html