webislam

Martes 11 Diciembre 2018 | Az-Zulaza 03 Rabi al-Zani 1440
1278 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=734

Algo sobre la política en Teherán

Vuelvo, para recordar la ambigüedad, a la situación de las mujeres

19/04/2005 - Autor: Pedro Miguel - Fuente: La Jornada de México
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

mujeres_iranies
mujeres_iranies

Esta semana hubo en Teherán un clima delicioso: 23 grados centígrados, en promedio. Pero en verano las temperaturas se elevan hasta 35 o 40, y en esas circunstancias la obligación de portar el velo y el traje negro islámicos se vuelve, para las mujeres, una molestia mucho más que ideológica. El año pasado el calor estival llevó a muchas mujeres, sobre todo jóvenes, a desafiar la regulación. La policía emprendió de inmediato un operativo para obligarlas a cumplir el precepto del chador y para confiscarles prendas de vestir más apropiadas para las temperaturas veraniegas, consideradas por las autoridades iraníes "demasiado reveladoras". Decenas de muchachas fueron detenidas en centros comerciales. Con ése y otros operativos de represión se expresó en Irán la nueva correlación de fuerzas en la institucionalidad política del país, alterada por la victoria de los conservadores en las elecciones realizadas cuatro meses antes, en febrero, cuando las temperaturas son mucho más benignas. Terminaba así la relajación en la aplicación de la ley islámica vigente desde 1979, cuando los ayatolas triunfantes decretaron que las mujeres que no usaran velo y traje largo se harían acreedoras a multas y a cárcel.

Jatami, esperanza de las "jóvenes"

Los jóvenes iraníes de las clases acomodadas, como los de cualquier otro país, encuentran el modo de burlar las normas oficiales. Un reportero de la BBC que viajó a Teherán el año pasado contaba que fue invitado a una fiesta de cumpleaños en la que había unos 70 muchachos y muchachas disfrazados que bailaban lo último de la música occidental. "Uno vestía como Tarzán, otro como el piloto de la película estadunidense Top Gun. Un grupo disfrazado de ayatolas y mulás bailaba con pasos de borracho bajo las luces estroboscópicas. Una joven tapada con un chador negro mostraba debajo de la túnica un disfraz de Gatúbela, bien pegado al cuerpo." La lectura de esa nota me hizo recordar algo que observé en Moscú en 1985, cuando la policía soviética todavía era un pinche oso represivo. En ese tiempo los peinados punk, transgresores y provocadores, hacían furia en Occidente. No había entre los chavos soviéticos quien se atreviera a desafiar la moral oficial y todos llevaban el pelo corto y peinado con firmeza. Pero se tomaban la libertad de pintar con colores fosforescentes y de decorar con picos y penachos de lo más punk, los pelos de sus shapkas o kubankas, los tradicionales gorros rusos de piel y con orejeras.

A propósito de gorros rusos y rebeldía juvenil, la Revolución de Octubre desembocó en un régimen irredimible e irreformable que se derritió como un helado y se disolvió en las aguas puercas del mercado internacional. A ver si la Revolución Islámica logra reformarse a sí misma. El intelectual mercenario Noah Feldman dice que "Irán tuvo algunos desarrollos democráticos muy prometedores que ahora parecen haber sido puestos de lado, y si vemos a los clérigos chiítas en Irak pidiendo elecciones libres y a los clérigos chiítas en Irán pidiendo una elección limitada, eso tendrá una influencia sobre Irán, porque los iraníes verán con más claridad todavía lo fallido que es su sistema". Sí, los iraquíes que no han sido todavía masacrados por Estados Unidos todavía piden elecciones. Y a Feldman, uno más de los "contratistas" empleados por Washington para aceitar con esencias académicas las cruentas ocupaciones militares de Afganistán e Irak, no se le ocurre pensar que, a estas alturas, millones de estadunidenses ven la institucionalidad de su país como un "sistema fallido".

Las cosas no son tan simples. Muchas veces me he preguntado si lo que hay en Irán es la tiranía feroz e implacable que pinta el Departamento de Estado o un experimento político para conciliar teocracia con democracia, o ambas cosas, o ninguna de ellas. Vuelvo, para recordar la ambigüedad, a la situación de las mujeres. "Farideh Farhi, politóloga y profesora universitaria iraní, afirma que escribir sobre la situación de las mujeres musulmanas es una labor difícil porque para ellas siempre ha sido problemático encontrarse cautivas entre una lucha discursiva internacional, muchas veces retratada como el choque de civilizaciones y otras, como un asunto de derechos humanos (...) Un mínimo gesto de parte de ellas será reinterpretado, convirtiéndolo en un severo y sobredimensionado indicador de lo que quizás no es más ni menos que la aspiración de alcanzar una vida digna", dice un informe elaborado por Guía del Mundo. Un hecho incuestionable es que las mujeres y los jóvenes han sido un factor esencial en las victorias electorales de Mohamed Jatami y en la permanencia en el cargo -pese a todo- , del presidente iraní, a quien los medios occidentales, siempre tan propensos a esquematizar y simplificar realidades complejas hasta transformarlas en un bolo alimenticio, califican como "moderado", "reformista" o "liberal".

El presidente, cercado por los conservadores

¿Y quién es ese Seyed Mohamed Jatami, visto como "liberal" por los medios occidentales y que autoriza a Googoosh a abandonar el país, pero no a que dé conciertos dentro de Irán? Bueno, es un ayatola de apariencia simpática y barbita recortada que, alternando con sus obligaciones presidenciales, escribe libros, como Islam, libertad y desarrollo, en el que sostiene estas ideas, insospechables en el cerebro de un clérigo fanático: "El efecto del dogma en nuestra sociedad, que tiene una identidad religiosa, es vasto. Y su efecto negativo es mayor que el del secularismo porque los creyentes dogmáticos suelen proyectar un aura de legitimidad religiosa... La libertad de pensamiento, que representa la condición clave para estar presente en la circunstancia actual, así como el ímpetu principal para el dinamismo y el crecimiento en la vida social, no ha sido respetado en nuestra sociedad... En el medio siglo pasado, cada vez que se ha presentado la coyuntura propicia para experimentar la libertad, hemos dejado pasar la oportunidad".

El quinto presidente de la República Islámica nació en 1943 en Ardakán, provincia central de Yazd, y es hijo del ayatola Rujola Jatami. Ingresó en 1961 a la Escuela de Teología de Qom. Posteriormente se licenció en Filosofía en la Universidad de Isfahan. Cursó estudios de posgrado en Ciencias Educativas en la Universidad de Teherán, y de liderazgo religioso en el Seminario de Qom. Desde sus tiempos de estudiante se involucró en el movimiento político que encabezaba el Imán Jomeini. A la postre, se vio forzado a salir del país y dirigió, en Hamburgo, el Centro Islámico. En las elecciones de 1980 fue electo diputado al Majlis (Parlamento). Al año siguiente fue designado director del Instituto Omar Kayam, y en 1982, ministro de Cultura y Guía Islámica. Durante la guerra contra Irak se desempeñó sucesivamente como titular del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y presidente del cuartel de Propaganda de Guerra. Volvió al Ministerio de Cultura en 1989 y, tras la renuncia del presidente Akbar Hashemi Rafsanjani, en 1992, fue nombrado director de la Biblioteca Nacional. Llegó a su cargo actual por primera vez en las elecciones de 1997, en las que consiguió casi 70 por ciento de los votos. Habla fluidamente inglés, alemán y árabe, además de persa, está casado y tiene dos hijas y un hijo. Los que tengan algo que decirle pueden recurrir al correo electrónico para comunicarse con él:

Propaganda electoral en Teherán

En los comicios de febrero de 2004 Jatami y sus partidarios sufrieron un golpe demoledor de los clérigos que realmente controlan el Estado, y quienes se hicieron con el control del Majlis, pero la historia sigue escribiéndose todos los días y muchos iraquíes piensan que la confrontación continúa. Algunas valoraciones divergentes y hasta contrapuestas del significado de esa elección, así como posturas igualmente enfrentadas sobre si existe o no una democracia islámica, pueden en-contrarse en:

 

P.D. a los secuestradores de Florence Aubenas y Hussein Hanoun al-Saadi: sus enemigos son los invasores, no los periodistas. Por favor, libérenlos ya.
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27565-algo_sobre_la_politica_en_teheran.html