webislam

Viernes 20 Septiembre 2019 | Al-Yuma 20 Muharram 1441
827 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=50

La reina de la Inquisición

La Iglesia ha sido, en gran medida, responsable del intento de rehabilitar a la reina católica

10/01/2005 - Autor: Francisco Vigueras, Juan Antonio Díaz López y Javier López Gijón - Fuente: El Ideal, Granada
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El polémico año de Isabel de Castilla llega a su fin y pronto será olvidado, para dar paso al Cuarto Centenario del Quijote, que sí merece nuestro recuerdo y elogio por ser una joya del patrimonio literario de la humanidad. Los isabelinos han intentado justificar lo injustificable en el proceder de una reina ambiciosa, dispuesta a todo y a cualquier precio, para conseguir sus objetivos. Su fanatismo la llevaría a introducir en Granada el Tribunal de la Inquisición para acabar con la disidencia, a base de hoguera y tormento. La reina apartó al tolerante Fray Hernando de Talavera y entregó el poder al intransigente Cisneros, con tal de lograr el título pontificio por el que pasaría a la Historia como Isabel la Católica. Los inquisidores condenaron a muerte, por vía de fuego, a más de dos mil personas y el olor a carne quemada en las hogueras inquisitoriales llegó a ser asfixiante.

El historiador Manuel Fernández Álvarez lo describe así: «La nueva Inquisición impuesta por los Reyes Católicos, más dura, más arbitraria, más cruel, bajo cuya inspiración se iba a tomar en 1492 una de las más graves decisiones: la expulsión del pueblo judío». Por su parte, la investigadora Yael Guiladi, especialista en historia de los judíos, establece un paralelismo entre la persecución nazi y la que se produjo en tiempos de Isabel y Fernando: «Los mismos métodos de la Gestapo, el sistema de interrogación, la delación incluso el principio de la limpieza de sangre». Sin embargo, todavía hay quien insiste en calificar a los Reyes Católicos como «grandes políticos que utilizaron la Inquisición como instrumento útil para conseguir sus fines». Al parecer, su grandeza estuvo en perseguir y deportar a miles de personas, sólo por tener creencias y costumbres distintas. También nos han sorprendido las palabras de Rosa Torres, consejera de Cultura, que calificó a la reina de «mujer extraordinaria y ejemplar». ¿Acaso considera ejemplares las conversiones forzosas y los edictos de expulsión?

La Iglesia Católica ha sido, en gran medida, responsable del intento de rehabilitar a la reina, de la que obtuvo el monopolio religioso en este país. En la Capilla Real, no han faltado los misereres y las misas de réquiem para rendir homenaje a la reina de la Inquisición, pero los obispos volvieron a olvidarse de las víctimas. De los judíos, de los gitanos y de los moriscos, a los que el nuevo orden nacional-católico no dio más salida que la conversión o el exilio. Todo lo que hizo está justificado, dicen los defensores de la reina, porque creó el Estado moderno. Algunos tienen la osadía de llamar «moderno» a un Estado excluyente y sectario, que puso fin a varios siglos de avance técnico y científico. Basta con ver la exposición "Al-Andalus y la Ciencia", en el Parque de las Ciencias de Granada, para sentir admiración por el legado andalusí. Federico García Lorca explicó con meridiana claridad lo ocurrido tras la conquista de Granada: «Fue un momento malísimo, aunque digan lo contrario en las escuelas. Se perdieron una civilización admirable, una poesía, una arquitectura y una delicadeza únicas en el mundo, para dar paso a una ciudad pobre y acobardada».

El aznarismo sin Aznar gobierna hoy el Ayuntamiento de Granada, empeñado, cada 2 de enero, en dividir a la ciudad entre vencedores y vencidos, con la inestimable colaboración del grupo municipal socialista. PP y PSOE han hecho la reconciliación del 36, suprimiendo la fiesta del 18 de julio, pero se niegan a hacer la de 1492. El PSOE municipal se lo pasa en grande con la parafernalia militar y religiosa del Día de la Toma, una fiesta anacrónica que está en las antípodas del socialismo democrático. Prefiere a Isabel de Castilla, antes que a la granadina Mariana Pineda, tal y como pudimos comprobar en el Pleno municipal del pasado 26 de noviembre, cuando votó en contra de cambiar la fiesta del 2 de enero por la del 26 de mayo. Un día celebra la Toma y rinde homenaje a la intolerancia y, al siguiente, propone que Granada sea la sede para la Alianza de las Civilizaciones. Aquí vale todo. Un día pone flores a los verdugos y, el otro, a las víctimas.

Cuando observamos tanto despropósito, nos vienen a la memoria las palabras del escritor y académico Francisco Ayala sobre la Toma de Granada, en su libro Recuerdos y olvidos: «No sé por qué, esa ceremonia, a la que nos llevaban como a una alegre diversión, me inundaba de tristeza. ¿Sería bastante para ese efecto el sentimentalismo, en gran medida literario, las nostalgias arábigas derramadas sobre mi imaginación infantil ? ¿Bastarían esas cosas para hacerme amarga la conmemoración de la Toma de Granada por los Reyes Católicos, una amargura, por lo demás, nunca confesada a nadie? Y cuando Ayala emprendió el camino del exilio, al final de la Guerra Civil, lo comparó con la expulsión de Boabdil y los moriscos granadinos: «Yo, por mi parte, también me sentía venido a menos me cuidé mucho de no hallarme presente en la investidura de los nuevos poderes, adornados con el yugo y las flechas de Isabel y Fernando, pues ahora no sería un simulacro, una simple ceremonia sólo penosa para la fantasía literaria de un niño, sino la atroz realidad a la que sucumbieron, entre tantísimos millares de víctimas, García Labella, Lorca y varios miembros de mi propia familia». El socialismo granadino debería reflexionar seriamente sobre las palabras de García Lorca y de Francisco Ayala, para superar esta contradicción que le resta coherencia y credibilidad.

Anuncios
Relacionados

Isabel I de Castilla y la Inquisición

Artículos - 12/05/2007

Isabel de Castilla: Para siempre jamás

Artículos - 28/04/2005

Isabel la Católica: otra santa más para la guerra

Artículos - 13/05/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27417-la_reina_de_la_inquisicion.html