webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
646 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=85

La mujer musulmana y la sociedad contemporánea (II)

20/11/2004 - Autor: Shamina Shams - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La mujer musulmana y la sociedad contemporánea
La mujer musulmana y la sociedad contemporánea

Historia

Examinemos ahora nuestra historia pasada y veamos los diferentes papeles que jugaron las mujeres musulmanas en las sociedades en que vivieron, en especial en los primeros tiempos del Islam. Haré hincapié sobre todo en el rol activo que desempeñaron en los diferentes campos.

En el terreno militar

Umm Umara era conocida por su habilidad con las armas. El Profeta (saw) comentó que era mejor soldado que muchos hombres. Ella participó en muchas batallas y perdió su mano en una de ellas.

Otra mujer, Umm Hakim, luchó también en numerosas batallas y mató a siete soldados bizantinos en la de Marj al Saffar.

En una expedición contra un puerto persa, un grupo de mujeres, lideradas por Azdah bint al Harith, convirtieron las velas en banderas y estandartes y marcharon de forma ordenada y marcial hacia el campo de batalla. El enemigo las tomó por refuerzos que llegaban y huyó, y esto contribuyó a la victoria de los musulmanes durante aquella batalla.

La religión

Las mujeres de la primera comunidad musulmana de Medina acudían a la mezquita, tomaban parte en los servicios religiosos en los días de fiesta y escuchaban los discursos del Profeta Muhammad. Ellas no eran oyentes pasivas, sino que participaban activamente en las discusiones de la comunidad y cuestionaban y se oponían a algunos puntos de vista.

Esta práctica continuó durante el tiempo del Califa Umar. Se dice que cuando éste propuso limitar la cuantía de la dote en una jutba en una mezquita, una mujer se opuso a su decisión y Umar reconoció que "la mujer tiene razón y yo estoy equivocado."

Umar, que era conocido por su determinación y firme voluntad, jamás impidió a su propia esposa acudir a la mezquita porque sabía que esto era una violación de las enseñanzas del Profeta.

La política

Las mujeres participaron activamente en el manejo de los asuntos del Estado. Una mujer, Shifa bint Abdullah, fue nombrada inspectora del mercado de Medina por el Profeta. Ella fue nombrada de nuevo para ese cargo por Umar cuando se convirtió en califa.

El Profeta dejó en manos de su esposa Umm Salamah la misión de aconsejar a los musulmanes para que realizaran el Hayy (Hayy) y firmaran el tratado de paz de Hudaibiyya (con los kafirun de Meca).

Otra esposa del Profeta, Aisha, fue narradora de muchas tradiciones del Profeta. También se dirigió a la congregación de fieles en la mezquita y lideró un ejército en la batalla.

En el dominio privado

Las mujeres musulmanas disfrutaron de la libertad de estipular las demandas que desearan en sus contratos de matrimonio. Un ejemplo de esto es la historia de Sukaina, la bisnieta del Profeta, hija de Hussein. En su contrato de matrimonio estipuló que no obedecería a su marido y le negó el derecho a tener más de una mujer. Más tarde, llevó a su marido ante el juez cuando éste violó su pacto de monogamia. Téngase en cuenta lo que esto significaba en el contexto histórico de la Alta Edad Media.

Algunas personas, llevadas por su ignorancia, nos acusan de estar influenciadas por la mentalidad occidental e intentar crear divisiones internas dentro de la comunidad musulmana.

La renombrada autora marroquí, Fatima Mernissi, dice en su libro "Mujeres e Islam" que estas personas son las que "no comprenden su propia herencia cultural. Numerosos e inspiradores relatos de la historia musulmana –que nos han sido transmitidos por sabios tales como Ibn Hisham, Ibn Hayar, Ibn Saad y Tabari dicen lo contrario.

"Nosotras, las mujeres musulmanas, pueden caminar en el mundo moderno con orgullo, sabiendo que la lucha a favor de la dignidad, la democracia y los derechos humanos, y a favor de la plena participación en los asuntos políticos y sociales de nuestro país no son valores occidentales, sino parte de nuestra auténtica tradición musulmana.

"Las mujeres huyeron por miles de la aristocrática Meca hacia Medina, la ciudad del Profeta en el s. VII porque el Islam prometía igualdad y dignidad para todos, hombres y mujeres, amos y esclavos. Cada mujer que llegaba a Medina, cuando el Profeta era el líder político de los musulmanes, tenía un acceso pleno a la ciudadanía, el estatus de sahabi (compañeros del Profeta). Los musulmanes pueden enorgullecerse de que en su lenguaje existe el femenino de esa palabra, sahabiyyat, mujeres que disfrutan del derecho a entrar en los consejos de la Ummah Islámica, de hablar libremente a su Profeta-líder, de discutir con los hombres, de luchar por su felicidad y de implicarse en los asuntos militares y políticos. La prueba es que en los relatos históricos, se dan detalles biográficos de las sahabiyyat, que construyeron por miles la sociedad musulmana, junto con sus compañeros masculinos." 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27391-la_mujer_musulmana_y_la_sociedad_contemporanea_ii.html