webislam

Miercoles 19 Febrero 2020 | Al-Arbia 24 Jumada al-Zani 1441
577 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=84

Los diferentes grados de la paciencia

20/11/2004 - Autor: Ibn Qayyim al Yauziyyah - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Sabr
Sabr

Los diferentes grados de la paciencia

La paciencia que se refiere a la lucha contra los caprichos y deseos puede alcanzar distintos grados, según lo fuerte y efectiva que sea. Existen tres grados de paciencia a este respecto:

1) El impulso de la religión es el más fuerte y efectivo a la hora de controlar y dominar los caprichos y deseos. Este nivel de control puede ser alcanzado tan sólo a través de una paciencia consistente y aquellos que alcancen este nivel obtendrán el éxito en esta vida y en la otra. A ellos se refiere el Corán cuando dice: "A los que hayan dicho: "¡Nuestro Señor es Al-lah!" y se hayan portado correctamente, descenderán los ángeles que dirán: "¡No temáis ni estéis tristes! ¡Regocijaos, más bien, por el Jardín que se os había prometido!

Somos vuestros amigos en la vida de acá y en la otra. Tendréis allí todo lo que vuestras almas deseen, todo cuando pidáis." (41:30-31). Ellos son los que disfrutan de la compañía de Al-lah y se esfuerzan por la causa de Al-lah. Ellos son también aquellos a los que Al-lah ha guiado.

2) Cuando los caprichos y deseos prevalecen, el impulso religioso se ve disminuido. La persona afectada se rinde totalmente a Shaitan (Satanás), que le conduce adonde él desea. La relación de Shaitan con esta persona es de dos tipos. O bien ésta se convierte en su siervo y en un soldado suyo, o Shaitan se convierte en un arma a su servicio y en uno de sus soldados, tal y como sucede en el caso de las personas que se rebelan contra Al-lah.

Estas personas son aquellas de las que se ha apoderado el infortunio, ya que prefirieron más este mundo que el Más Allá. La principal razón para este lamentable destino es que agotaron su paciencia. La principal característica de estas personas es que mienten y engañan, se dejan llevar por ilusiones, retrasan la realización de las buenas acciones y prefieren las ganancias instantáneas de este mundo a las ganancias duraderas del Más Allá. Éstas son las personas a las que se refirió el Profeta (saw) cuando dijo: "El hombre indefenso es aquel que sigue sus caprichos y que se deja llevar por las ilusiones."

Estas infortunados individuos son de varios tipos. Algunos de ellos le declaran la guerra a Al-lah y a Su Mensajero, intentando destruir lo que el Profeta trajo, tratando de apartar a la gente del camino de Al-lah y extendiendo la corrupción en la tierra. Algunos están únicamente interesados en sus intereses materiales. Algunos son hipócritas de dos caras que tratan de congraciarse con todo el mundo y obtener una ganancia material en cada situación. Algunos son promiscuos y dedican toda su vida a buscar el placer físico. Si son advertidos, señalan que les gustaría arrepentirse por la vida que llevan, pero que lo encuentran demasiado difícil y afirman que ya han perdido su oportunidad para cambiar. Algunos dicen que Al-lah no necesita sus oraciones ni su ayuno, que no alcanzarán la salvación por medio de sus actos y que confían en el hecho de que Al-lah es Misericordioso. Algunos afirman que el abstenerse de cometer malas acciones significa negar a Al-lah la oportunidad de que pueda ejercitar Su facultad de perdonar. Algunos se preguntan, ¿Qué bien puede hacer mis actos de adoración después de todas las malas acciones que he cometido? ¿Qué puede ayudar a un hombre que se está ahogando, si sólo sus dedos están por encima de la superficie del agua y el resto de su cuerpo se halla sumergido? Algunos dicen, por último, que se arrepentirán cuando la muerte se aproxime.

Todas estas excusas demuestran tan sólo que estas personas desean que sus caprichos y deseos continúen controlando su razón, y utilizan, a su vez, su razón para buscar una justificación a tales deseos y caprichos. Su razón ha quedado aprisionada por Shaitan y ha sido puesta a trabajar con el fin de servir a sus perversos fines, del mismo modo que los prisioneros de guerra musulmanes pueden recibir todo tipo de abusos de los kafirun y ser obligados a realizar tareas humillantes, como el cuidar cerdos, fabricar vino o llevar cruces.

3) En el tercer grupo existe una guerra entre el impulso de la religión y de la razón, por un lado, y el impulso de los caprichos y deseos, por otro. Algunas veces el primero de estos impulsos gana al otro. En otras ocasiones, prevalece el segundo. Ésta es la situación en la que se encuentra la mayoría de los creyentes, que llevan a cabo tanto buenas acciones como otras malas.

El destino último de la persona en el Más Allá se corresponderá con alguna de las tres situaciones descritas anteriormente. Algunas personas entrarán en el Paraíso y nunca entrarán en el Infierno, algunos entrarán en el Infierno y permanecerán en él para siempre sin conocer el Paraíso, y otros entrarán en el Infierno durante algún tiempo antes de ser admitidos en el Paraíso.

Anuncios
Relacionados

El miedo en la Bhagavadgita

Artículos - 14/06/2004

El libro del guerrero (I)

Biblioteca - 03/10/2012

La definición de paciencia (II)

Artículos - 06/11/2004



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27390-los_diferentes_grados_de_la_paciencia.html