webislam

Domingo 23 Febrero 2020 | Al-Ajad 28 Jumada al-Zani 1441
640 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=102

Crímenes de guerra de EEUU en Iraq

06/11/2004 - Autor: Revista Amanecer - Fuente: http://www.revistaamanecer.com/
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Tal Afar
Tal Afar

El pasado 12 de septiembre, los residentes en Tal Afar, una ciudad situada en el norte de Iraq, realizaron un llamamiento al mundo para que detenga la "sistemática masacre estadounidense" en la zona. Ellos afirmaron que más de 100 personas habían sido asesinadas por los ataques norteamericanos en las anteriores semanas. "Hago un llamamiento al mundo y a los musulmanes de todos los países para que salven a 250.000 personas de una matanza sistemática por parte de las tropas estadounidenses en Tal Afar", declaró Nabil Harbu, un responsable del Frente Turcomano, al canal de televisión Al Jazeera. Las tropas norteamericanas cortaron asimismo todas las carreteras que llevaban a la ciudad. Cientos de residentes, muchos de ellos mujeres y niños, se vieron obligados a huir hacia un campo de la Media Luna Roja que se hallaba en las inmediaciones. Sólo las ambulancias pudieron entrar y salir de la ciudad sin pasar por los puestos de control norteamericanos.

La agencia AFP informó que fuentes militares estadounidenses habían afirmado que la ciudad era "un punto de paso fundamental para los combatientes extranjeros que entran desde la frontera siria hacia el este." Por su parte, el gobierno turco pidió a Washington que detuviera de forma urgente su "desproporcionado" uso de la fuerza y señaló que estaba observando los acontecimientos "con gran preocupación", especialmente debido a la presencia de miles de turcomanos, una minoría de origen turco que vive en el norte de Iraq, en la ciudad.

Ese mismo día, un helicóptero norteamericano lanzó algunos misiles y disparó con sus ametralladoras contra una multitud en Bagdad. Doce personas murieron, incluyendo dos niños, y 41 más resultaron heridas, incluyendo tres mujeres y seis niños. Los iraquíes estaban bailando en la calle Haifa alrededor de un vehículo acorazado Bradley, que había sido destruido por una bomba situada junto a la carretera e incendiado. Un reportero del canal árabe Al Arabiyya, Mazin al Tumaizi, estaba entre los muertos. Un cámara iraquí que trabajaba para Reuters y un fotógrafo iraquí fueron también heridos por la metralla.

La masacre de Haifa Street tuvo lugar a tan sólo unos centenares de metros de la fuertemente defendida Zona Verde, que alberga la Embajada de EEUU y la sede del gobierno iraquí. De este modo, el ataque contra el Bradley y muchos otros que han ocurrido en esta área son una prueba más prueba del fracaso militar de la ocupación norteamericana.

En otro incidente, tanques y helicópteros estadounidenses mataron a 10 iraquíes, incluyendo mujeres y niños, al abrir fuego contra un área residencial en Ramadi, una ciudad situada al oeste del país que está controlada por los insurgentes. En total, más de 37.000 civiles han muerto en Iraq desde el inicio de la guerra de marzo de 2003. La mayoría de estos civiles han sido asesinados por bombardeos aéreos estadounidenses u otro tipo de ataques.

Ataques contra Faluya

El 2 de septiembre, un ataque aéreo contra Faluya mató a 20 residentes, incluyendo tres niños, y otras seis personas resultaron heridas. Faluya, considerada como uno de los bastiones de la resistencia iraquí, ha sido duramente atacada en septiembre y octubre. El pasado mes de abril, las tropas estadounidenses sufrieron una humillante derrota en esta ciudad cuando fueron incapaces de tomarla después de algunas semanas de fuertes combates. Al menos 700 iraquíes, principalmente mujeres y niños, murieron y 1,500 fueron heridos por los ataques aéreos en ese tiempo.

Finalmente, las fuerzas norteamericanas entregaron la ciudad a una fuerza local, la Brigada de Faluya. Esta fuerza ha desaparecido y en la actualidad la ciudad se encuentra bajo el control de las fuerzas rebeldes. Desde entonces, los aviones norteamericanos han atacado regularmente Faluya, que tiene más de 300.000 habitantes. En mayo, helicópteros norteamericanos mataron a más de 40 personas, incluyendo varios niños, durante la una fiesta de boda al oeste de Iraq, no lejos de la ciudad.

El 14 de septiembre, 16 civiles murieron, incluyendo mujeres y niños, y otros 12 resultaron heridos en otro ataque de aviones norteamericanos. El mando estadounidense afirmó que el ataque había ido dirigido contra insurgentes, pero esta declaración quedó desmentida por las imágenes del canal de televisión árabe Al Yazira, que mostraron a una ambulancia de la Media Luna Roja que resultó destruida por la explosión de un misil norteamericano, que causó la muerte a su conductor, un sanitario y otras cinco personas. "Las condiciones aquí son espantosas; una ambulancia ha sido bombardeada, tres casas han resultado destruidas y varios hombres y mujeres han fallecido", señaló Safari Hayad al Esawi, director del hospital de la ciudad, a Patrick Cockburn, un periodista del diario británico The Independent. "El Ejército norteamericano no tiene moral alguna".

El 17 de septiembre, 56 personas murieron en otro ataque aéreo contra la localidad de Zoba, cerca de Faluya, según Al Yazira. Muchas de las víctimas de este ataque fueron también mujeres y niños. Por su parte, el Independent señaló que aviones, tanques y artillería norteamericanos habían atacado de nuevo Faluya el 25 de septiembre, matando al menos a ocho personas e hiriendo a 15. Mahmud al-Yiraisi, comisionado de la ciudad de Faluya, declaró a Al Yazira el 27 de septiembre que los ataques aéreos norteamericanos estaban matando sólo a civiles. "La ciudad alberga a gran número de personas", afirmó. "Ellas no pueden abandonarla a pesar de sus miserables condiciones de vida. No pueden salir y convertirse en una carga para otras familias".

En las primeras horas del 12 de octubre, aviones norteamericanos bombardearon de nuevo Faluya. El primer ataque destruyó uno de los más famosos restaurantes de kebab de Iraq, Hayi Hussein. El hijo del propietario del restaurante y su sobrino, que trabajan como guardias nocturnos, murieron en el bombardeo. El 20 de octubre, el Irish Examiner informó que una familia de seis personas, que acababa de volver a Faluya, fue asesinada por dos misiles, que destruyeron su casa en el área central de Wahda. La pareja y sus cuatro hijos murieron cuando su hogar se incendió. Algunos minutos más tarde, otro misil impactó en el Instituto Femenino de Formación de Profesado, pero no explotó.

Por su parte, Sheij Abdullah Yunabi, que encabeza el Consejo Consultivo Muyahidin, el órgano que controla la ciudad, calificó los ataques aéreos de "actos cobardes" que matan a "civiles indefensos". Sin embargo, estos ataques no han debilitado la moral de la población. Miles de personas han tomado parte en diversas manifestaciones en Faluya para mostrar su voluntad de luchar contra los soldados norteamericanos hasta la muerte. La primera de tales manifestaciones tuvo lugar el 1 de julio, un día después de que un helicóptero norteamericano lanzara un misil contra la Mezquita de Al Hassan, la más importante de Faluya, que mató a diez personas. De este modo, los ataques norteamericanos contra Faluya parecen haber logrado pocos resultados. No hay signos que demuestren que los insurgentes hayan quedado debilitados. Por el contrario, éstos han reforzado su control sobre Faluya en los pasados meses.

Un alto líder religioso de Iraq, Sheij Abdul Gafur al Samarrai, acusó, por su parte, el 10 de septiembre a las fuerzas de la coalición, encabezada por EEUU, de perpetrar un genocidio en Iraq, después de que varios ataques aéreos mataran 57 personas en Tal Afar y Faluya. "¿Qué han hecho los habitantes de Faluya y Tal Afar para merecer estas atrocidades? Las fuerzas de ocupación están llevando a cabo un genocidio," manifestó Abdul Gafur a la agencia AFP. "Ellos vinieron a Iraq a matar, a destruir y a apropiarse de sus recursos. ¿Dónde está el Consejo de Seguridad de la ONU?", se preguntó.

El 7 de septiembre, militares estadounidenses mataron a 40 iraquíes e hirieron a 200 más en el extenso suburbio de Sadr City, en Bagdad, que está considerado uno de los principales bastiones del Ejército del Mahdi, la milicia liderada por el clérigo rebelde shií Muqtada al Sadr. Ese día, hubo fuertes combates entre tropas norteamericanas de ocupación y milicianos shiíes.

Durante estos enfrentamientos, los soldados estadounidenses utilizaron misiles y ametralladoras pesadas en las áreas densamente pobladas de Ciudad Sadr, hogar de más de dos millones de personas, según indicó el diario Independent.

Ofensiva contra Samarra

A finales de septiembre y en la primera semana de octubre, las fuerzas norteamericanas lanzaron una ofensiva para retomar el control de la ciudad de Samarra, que había estado bajo el control de los insurgentes durante varias semanas.

Según el mando militar norteamericano, unos 150 iraquíes murieron en esta ofensiva y el 10% de ellos eran civiles. Sin embargo, la agencia AFP informó que los responsables del hospital afirmaron que la tasa de civiles muertos era mucho mayor. Esta nueva masacre norteamericana fue condenada por Sheij Mohammad Bashar al Faidi, portavoz del influyente Comité de Sabios Musulmanes de Iraq. "Hermanos, estamos sufriendo hoy una nueva masacre en Samarra", declaró ante una multitud reunida en la Mezquita Umm al Ura, de Bagdad. "Ésta es la última de una serie de masacres perpetradas por la mayor nación terrorista sobre la faz de la tierra: EEUU", señaló Bashar en declaraciones recogidas por la AFP. Él añadió que Samarra "estuvo asediada, sus habitantes no podían salir y muchos tuvieron que enterrar sus muertos en sus propios jardines por temor a aventurarse fuera de sus domicilios y ser tiroteados por los que ellos afirmaban que eran francotiradores norteamericanos situados en los tejados".

Por su parte, el gobierno interino marioneta de Iraq, encabezado por Iyad Allawi, que apoya los ataques aéreos, ha prohibido al Ministerio de Sanidad publicar las cifras de víctimas civiles. Allawi y sus mentores norteamericanos temen que las imágenes y las cifras de los civiles muertos puedan dar un impulso aún mayor a la resistencia en todo el país.

Algunos expertos legales han señalado que la actual campaña de bombardeos contra algunas ciudades iraquíes es un crimen de guerra y han recordado que, según las Convenciones de Ginebra, las potencias ocupantes están obligadas a respetar la vida de los civiles durante sus operaciones militares. De otro modo, sus líderes políticos y militares y sus funcionarios podrían ser procesados por un tribunal internacional.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27366-crimenes_de_guerra_de_eeuu_en_iraq.html