webislam

Sabado 21 Septiembre 2019 | As-Sabat 21 Muharram 1441
755 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4233

Acerca de la veracidad (sidq)

08/04/2004 - Autor: Abul Qasim Abd al Karim Ibn Hawazin - Fuente: www.sufismo.org.ar
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Dios Glorificado Sea ha dicho:

“¡Creyentes! Temed a Allah y estad con los sinceros”

(Corán, 9:119)

Abu Bakr Muhammad bin Furak relato de Abd Allah bin Masud que el Profeta (saws) dijo:

”Si el siervo es incesantemente veraz y se esfuerza por la veracidad, será escrito que el es una persona veraz. Si el miente incesantemente y se esfuerza por mentir, quedará registrado que el es un mentiroso”.

Sidq, veracidad, es el pilar que sostiene el Sufismo. En la veracidad este Camino encuentra su perfección y balance. Es un grado de proximidad a la hermandad de los Profetas. Dios Alabado Sea dijo, “Quienes obedecen a Allah y al Enviado, están con los profetas, los veraces, los testigos y los justos a los que Alá ha agraciado. ¡Qué buena compañía!”(Coran, 4:69)

Sadiq, la persona que dice la verdad, es el pronombre derivado de sidq, y siddiq, la persona de total integridad, es su forma intensiva. Siddiq significa aquel que posee una gran distribución de veracidad, en quien la veracidad es la característica dominante, así como sikkir (de la misma forma intensiva) significa un borracho, o khimmir, quien esta doblegado de vino, y así sucesivamente. El minino de veracidad requiere que lo que uno sea en privado o en público, sean iguales. El sadiq muestra su veracidad en sus palabras, mientras que el siddiq es veraz en todas sus palabras, sus acciones y sus estados.

Ahmad bin Khadruyah dijo, “Quienquiera desee que Dios este con él debe adherirse a si mismo a la veracidad. Ya que Dios Glorificado Sea dijo, “Allah está con los pacientes” (Coran, 2:153)”. Escuche a Abu Abd al-Rahman al-Sulami decir…que Junayd dijo, “La persona veraz es transformada 40 veces en un solo dia, mientras que el hipócrita es atorado en un estado por cuarenta años”. Abu Sulayman al-Darani dijo, “Aun si aquel que habla con la verdad quiere describir aquello que esta en su corazón, su lengua no podría articularlo”.

Se dice que la verdadera veracidad significa el hablar la verdad en tiempos de peligro. Es también llamada la concordancia del ser interno y la expresión exterior. Qannad dijo, “La Veracidad prohíbe el hablar cosas ilícitas”, mientras que Abd al-Wahid bin Zayd dijo, “La Veracidad es la lealtad a Dios en acción”. He oído a Muhammad bin al-Husayn decir…que Sahl bin Abd Allah dijo, “Un siervo que se halaga a si mismo o a otros nunca podrá oler la fragancia de la veracidad”. Abu Said al-Qurashi dijo, “La persona veraz esta preparada para la muerte y no se avergonzara de su secreto si este es revelado. Dios Alabado Sea dijo, “desead la muerte, si sois consecuentes!" (Coran, 2:94)

He oído a Abu Ali al-Daqqaq decir que Abu Ali al-Thaqafi estaba un dia dando un Sohbet cuando Abd Allah bin Munazil le dijo, “Abu Ali, ¡prepárate para la muerte! ¡Esta es inevitable!”. Abu Ali dijo, “Tu también, Abd Allah! ¡Prepárate para la muerte! ¡Es inevitable!”. Abd Allah coloco su cabeza bajo su brazo y dijo: “Yo ya he muerto”. Y murió. Abu Ali se detuvo porque no era capaz de hacer lo que Abd Allah había hecho. En cuanto a Abu Ali, este tenía apegos mundanos, mientras que Abd Allah esta desapegado, sin ninguna preocupación mundana.

He oído a Abu Abd al-Rahman al-Sulami decir que Abu-l-Abbas al-Dinawari estaba dando una charla cuando una vieja mujer del grupo pego un grito. Abu-l-Abbas al-Dinawari le dijo a ella, “¡Muere!”. Ella se paro, dio unos pocos pasos, volteo hacia el y dijo, “¡Ya he muerto!”. Y cayó muerta.

Al-Wasiti dijo, “Veracidad es firme creencia en la unidad junto con una conciente intención”. Se dice que Abd al-Wahid bin Zayd miro a un joven entre sus compañeros cuyo cuerpo se había vuelto demacrado en extremo y preguntó, “Joven muchacho, ¿acaso estas en ayuno permanente?” “No estoy constantemente rompiendo mi ayuno”, le respondió. “¿Acaso siempre te mantienes rezando por las noches?” “Yo no siempre duermo”, dijo el. “¿Que es aquello que impulsa?” “Un continuo amor y un continuo secreto sobre el”. Abd al-Wahid dijo, “¡Cállate! ¿Qué osadía es esta?” El joven se paro, dio unos pasos, y dijo, “Dios mío, si soy veraz, llevame!”. Y cayó muerto.

Se relata que Abu Amr al-Zujjaji dijo, “Mi madre murió y me dejo una casa, la cual vendí por 50 dinares y partí hacia el Peregrinaje a Meca. Cuando llegue a Babel me encontré con uno de esos rudos hombres que trabajaban como guías profesionales y buscadores de agua. “¿Qué llevas contigo?”, me pregunto. “Me dije a mi mismo, “La Veracidad es mejor””. “Cincuenta dinares”, le respondí. “Dámelos”, me dijo. De manera que el entregue mi monedero, y al contarlos, eran de hecho 50 dinares. “Tómalos”, dijo el. “Tu veracidad me ha capturado”. Luego, tomo su montura, y dijo, “¡Monta!”. “No deseo hacerlo”, dije yo. “Debes hacerlo”, insistió. Y continúo insistiendo hasta que monte la cabalgadura. “Seguiré tus huellas”, dijo el. Por todo un año se mantuvo a mi lado y se pego a mi hasta su muerte”.

He oído a Muhammad bin al-Husayn decir…que Ibrahim al-Khawwas dijo, “Tú no veras a la persona veraz ocupado con ninguna otra cosa que no sea realizando un deber religioso o una acción de excelencia”.

Y le escuche decir…que Junayd dijo, “La real veracidad es el decir la verdad en una situación donde solamente la mentira te podría salvar”. Se dice que tres cosas nunca faltan en una persona veraz: gentileza, reverencia, y belleza interior.

Se cuenta que Dios le revelo al Profeta David, “Oh David, si alguien Me confirma como veraz en vida interior, Yo lo confirmare como veraz ante la gente en su vida exterior”.

Ibrahim bin Dawhah e Ibrahim bin Sitanba fueron juntos al desierto. Ibrahim bin Sitanba dijo, “Deshazte de todos aquellos apegos que llevas contigo”. Ibrahim bin Dawhah cuenta, “Entonces arroje todo lo que poseia excepto un dinar. A continuación, me dijo, “Ibrahim, no perturbes mi percepción. Deshazte de todos aquellos apegos que llevas contigo!”. Entonces arroje el dinar. Y el nuevamente dijo, “Deshazte de todos aquellos apegos que llevas contigo”. Ahí recorde que tenia algunas tiras de cuero para mis sandalias y las arroje. Y en todo el camino jamas tuve necesidad de un cordón sin encontrar uno en frente de mi. Ibrahim ibn Satanbah dijo, “Este es el camino de aquel que se relaciona con Dios Elevado Sea con integridad”.

Dhu-l-Nun al-Misri dijo, “La Veracidad es la espada de Dios. Nunca cae sobre algo sin cortarla”. Sahl bin Abd Allah dijo, “El comienzo de la ingratitud en los veraces son sus discusiones con sus egos”. Fath al-Mawsili fue preguntado acerca de la integridad. El empujo su mano dentro del lugar donde el herrero trabaja, extrajo un metal hirviendo y lo coloco sobre su palma. “Esto es integridad”, dijo el. Yusuf bin Asbat dijo, “Una noche dedicada a trabajar por Dios Elevado Sea en veracidad es mas amada para mi que empuñar mi espada por la causa de Dios”.

He oído a Abu Ali al-Daqqaq decir, “Veracidad significa ser con los demás así como era contigo y ser contigo mismo como eres con los demás”. Arit. Al-Muhasibi fue preguntado acerca de los signos de la veracidad. El dijo, “Debido a la integridad de su propio corazón, la persona veraz no se preocupa si todo sentido de apreciación deja los corazones de los demás. El no desea que la gente encuentre ni un átomo del valor de la bondad de sus acciones y tampoco odia a la gente por encontrar algo malo en ellas. Lo contrario a esto indicaría que el desea algo mas de la gente, y esa no es la característica de los veraces”.

Un Sufi dijo, “Si alguien no cumple con una obligación religiosa que es siempre conveniente, otras convenientes obligaciones en otros momentos no le sera aceptadas”. Le preguntaron, “¿Cual obligación es siempre conveniente?”, y respondió, “La Integridad”.

Se dice que si tu buscas a Dios con integridad, El te dará un espejo en el cual veras todas las maravillas de este mundo y del otro. Y se dice, “Quédate con la verdad, aunque temas que esta te dañara, obtendrás beneficio de ella. No mientas, si bien tu crees que te beneficiara, a través de ella te harás daño”.

“Todo es algo”, se dice, “pero la amistad de un mentiroso no es nada en absoluto”. Y, “la marca de un mentiroso es que el ofrece varios juramentos sin que nadie le haya pedido que jure”. Ibn Sirin dijo, “La elocuencia tiene un mayor rango para aquel hombre elocuente que tiene que mentir”. Y se dice, “que el comerciante honesto nunca estará en bancarrota”.

Risalah, Los Principios del Sufismo – Capitulo 27 Pág. 257-260
Traducción al Castellano: Orden Yerrahi al Halveti
Anuncios
Relacionados

Dos pasos a la Verdad

Artículos - 03/03/2001

Acerca de las repeticiones

Artículos - 04/12/2003

Al aparecer la verdad, la mentira y lo falso desaparece

Artículos - 22/04/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27158-acerca_de_la_veracidad_sidq.html