webislam

Domingo 17 Noviembre 2019 | Al-Ajad 19 Rabi al-Auwal 1441
742 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=171

La experiencia de un brasilero convertido

Ponencia de Hajji Nizan (Ayres Grigolli Júnior) para el Congreso El Islam en las Dos Orillas

09/02/2004 - Autor: Hajji Nizan - Fuente: Congreso Mundial de Musulmanes de Habla Hispana
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Imágenes del Congreso El Islam en las Dos Orillas
Imágenes del Congreso El Islam en las Dos Orillas

Hablar con respecto al Islam es estimulante por un lado, mas también me deja con una responsabilidad enorme.

Yo y mi esposa somos musulmanos desde hace casi cinco años. Después de algunos años de búsqueda personal por un camino en el que pudiésemos realizarnos, por la misericordia de Allah, nosotros conocimos a nuestro Jeque, nos convertimos y nos tornamos miembros de la Orden Sufi Halveti Jerrahi.

Intentaré exponer lo más brevemente posible, en mis palabras, como llegamos hasta aquí y algunas de nuestras dificultades si es que podemos llamar a esto de dificultades.

Mis padres me criaron dentro de la tradición católica cristiana, a pesar de mucha disciplina, agradezco a Allah por Èl haberme regalado de esta forma, siempre hubo mucho diálogo y libertad de elección. Soy descendiente de italianos y la mayoría de los miembros de la familia son católicos. Mi esposa es hija de alemanes y fue criada dentro de la religión protestante luterana. Los padres de ella no eran practicantes y ella siempre sentía falta de un camino espiritual. Desde los diez años ella iba a la iglesia sola o pedía para que la llevasen. Hasta que surgió el momento en que nos tornamos musulmanes, algunos dicen convertidos, porque no nacimos ni en un país, ni en una familia musulmanes; mas como Resulallah (s.a.w.s.) nos dice: "Todos nacen musulmanes, mas son sus padres que los tornan judíos, cristianos o musulmanes." Hoy siento dentro de mi esa verdad.

A partir del momento en que comunicamos a nuestros familiares hubo un cierto resentimiento principalmente por parte de nuestros padres, por el hecho de que todo lo que sabían a respecto de la religión musulmana provenía de los medios, y como todos nosotros sabemos muchas veces las informaciones son distorsiones de la realidad y como muchos, tenían una visión negativa con respecto a la religión. Mas a medida en que comenzamos a poner en práctica nuestro día a día, y eso para nosotros ya implica una gran diferencia, aplicar en nuestro día a día todo lo que aprendemos. El Islam es eso: tornar viva la enseñanza es practicarla.

El Sagrado Alcorán nos orienta en todos los aspectos de nuestra vida personal, espiritual, moral y ética. Todos los actos violentos practicados en nombre de la religión, aún siendo repudiados por los verdaderos musulmanes en el mundo todo, solo hace aumentar la preocupación y el descontento de nuestros familiares y con toda la razón pues los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, mas siguiendo las orientaciones de mi Jeque que siempre me dice: nunca discuta, ni use palabras que puedan ser ofensivas o agresivas con las personas, aún cuando ellas critiquen violentamente teniendo apenas como base las informaciones que les llegan desde fuentes dudosas o no.

El Profeta (s.a.w.s.) siempre fue gentil, justo , amoroso y esta es nuestra referencia.

Otra crítica que siempre surge, cuando se habla sobre el Islam, es con respecto a las mujeres. Mi esposa siempre trabajó fuera y debido a su profesión siempre hizo cursos de actualización, esto es, tuvo su individualidad respetada. No tenemos hijos, por ahora, pero si un día los tuviéramos, a mi esposa le gustaría disminuir su horario de trabajo para educarlos. Los quehaceres domésticos quedan por su cuenta por opción de ella. No existen imposiciones de actitudes, obligaciones ni de ideas en nuestro relacionamento. El diálogo entre nosotros siempre estuvo presente. Mas a pesar de esa armonía en nuestro relacionamento ella me relató que después que nos convertimos al Islam e intentamos seguir las enseñanzas otro sentimiento que era desconocido en nuestro relacionamento surgió: una protección que nos acompaña en todos los momentos. Ella me dio un ejemplo: cuando ella me prepara una comida, lo hace con todo cuidado y pensando en servir a Allah y así ella tiene placer en cocinar y siempre encuentra tiempo para todos los quehaceres domésticos.

Cuando tengo tiempo también divido con ella los trabajos de la casa. Mi esposa siempre me apoyó en mis ideas y veo hoy cuanto esto es importante. Nos convertimos prácticamente juntos en la Orden Sufi Halveti Jerrahi y realmente caminar en la dirección correcta y tener el mismo objetivo nos facilita nuestra convivencia personal en el día a día. Agradecemos a Allah porque Él nos ha mostrado este camino. La primera vez en que fui convidado y entré en la Tarikat para participar de la ceremonia del zikr, sentí una paz y una fuerza, algo realmente difícil de describir, mas como mi Jeque siempre dice, cuando Allah por su misericordia muestra un flash de esa luz, el corazón pulsa y aunque nosotros no sepamos lo que acontece, él nos muestra la posibilidad de retorno a Él. Desde ese primer contacto tuve la certeza de estar en la dirección correcta.

Los viernes, los musulmanes van a las mezquitas, oran juntos, oyen el sermón del Imán y almuerzan juntos. La fuerza de la unión entre las personas y el respeto es muy grande. La primera vez que yo fui a la mezquita y oí al Ezan junto con todos los otros hermanos fue una gran emoción. Volverse para Allah en congregación es una experiencia inolvidable. Mas a pesar de todo eso. El Sagrado Alcorán que nos orienta, nos alerta diciendo:

"La verdadera piedad no consiste en girar su cara del este para el oeste, piadoso en verdad, es quien cree en Allah, en el último día, en los ángeles, en la revelación y en los profetas; y distribuir sus bienes en caridad, a pesar de su apego a ellos, entre sus parientes, entre los huérfanos, los necesitados, los viajantes, los mendigos y en rescate de cautivos. Y constante en las oraciones y paga los Zakats; y ( piadoso en verdad son ) los que cuando prometen, cumplen sus promesas y son pacientes en la miseria, y en la adversidad y en momentos de peligro: esos son los que han sido fieles a su palabra, y esos son los que han sido concientes de Allah."

( Alcorão Sura 2, 177)

El camino es largo, pero con la misericordia de Allah y con el apoyo y la orientación de la Orden que frecuento , el camino de retorno se tornó un viaje de muchos descubrimientos de aquello que consigo ver en mí y aquello que realmente soy, y la posibilidad de lo que pueda llegar a ser sabiendo, con todo, que a pesar de estar trillando esta senda, intentando conseguir el pase que nos habilite a aproximarnos de Él.

Uno de los grandes amigos de Allah nos dice con respecto a esto:

"Nadie debe desesperarse en cualquier circunstancia. Aquí el trabajo es sin motivo y no requiere pago. Muchos instantáneamente se elevan del nivel del culto de imágenes a una fase más alta que los ángeles y el cielo. El Señor hace lo que El quiere. El "cómo" y el "por qué" no tiene lugar aquí. Pueda Allah hacer de tí alguien que lo vea, sacarte de tí mismo! Aspira a lo alto, a pesar de estar actualmente en lo bajo"

(Jeque Sharf-u-d^in)

En las palabras de nuestro amado Profeta (s.a.w.s) "conocete a tí mismo y conocerás a tu Señor"..

Veo hoy mi verdadero Jihad, mi batalla interna, contra >mis distracciones de este mundo. Estar presente, atento y poniendo en práctica las orientaciones recibidas junto a las personas, sin juicios, sin discriminaciones y no intentar imponer mi acierto o error y al hablar tener cuidado con la respuesta, al escuchar percibir si realmente estoy atento al diálogo.

Actualmente, en este mundo en que los valores están apenas en aquello que podemos obtener, comprar, lucrar y poseer, siempre procurando nuestro máximo confort material, y nunca llegando a ningún lugar , mirar para dentro de sí y ver realmente como se es, es algo terrible. Veo hoy cuánto la religión me trajo beneficios. Nuestra angustia, mía y de mi esposa venía creciendo, a pesar de nuestro aparente suceso profesional, hacíamos como todos para intentar resolver esa inquietud interior, comprábamos objetos materiales, viajábamos, etc...

Ahora consigo percibir lo que realmente tiene valor y por la misericordia de Allah él me mostró la dirección. No me importa adonde voy a llegar, porque para mí ya es una gran alegría formar parte de esta corriente.

Las cinco oraciones diarias realizadas en los horarios determinados, que al principio exigían un desligamiento temporáneo de mis funciones diarias, me mostró lo absorbido que estoy por ese mundo. Mas con paciencia y determinación, a pesar de no vivir en un país islámico, hoy consigo cumplirlas.

Allah me colocó en este mundo, me dio todas las condiciones para poder conocerme y así conocerlo mejor a través de todas las maravillas que El creó. Poder estar en este mundo y observar todo lo que El creó ya es por sí sólo una enorme bendición.

Cuando tuve la oportunidad de estar en un país donde la mayoría es musulmana sentí una gran diferencia. Pude por un breve período de tempo formar parte de una comunidad de musulmanos y poder interactuar de acuerdo con aquello que recibí. A pesar de ser un extranjero me sentí extremamente integrado en la comunidad. Me dí cuenta de las facilidades de estar en un país musulmano para las prácticas de mis devociones. En cada calle o avenida en que pasábamos encontrábamos una mezquita, en el horario de las oraciones, escuchábamos el Ezan, las personas se dirigían hasta las mezquitas para hacer sus oraciones y después volvieron a sus quehaceres.

Aquí en el Brasil somos pocos, cerca de un millón de musulmanos, tenemos pocas mezquitas y en lugares apartados. Esto probablemente sucedió porque las familias musulmanas descendientes de inmigrantes siempre fueron muy cerradas y preocupadas en preservar su cultura y sus hábitos. Mas hoy en día hay una tendencia de expansión del Islam y aún aquí en nuestro país en el que la religión es tan poco conocida, sentimos su crecimiento.

Mas mi Jeque me dice que este es el trabajo que tiene que ser hecho aquí. En un país musulmano, al principio, sería más fácil, pero tenemos que disponer de aquello que Allah nos da.

En realidad las personas, hoy en día en mi país y creo que esta postura no es exclusivamente nuestra, ellas ven la religión separada de su día a día y para el musulman es en el día a día que practicamos la religión.

Para aquellos que quieran conocer este camino recto, que por una razón u otra se interesaron en relación al Islam; procure conocer alguien que realmente pueda esclarecer, orientar y aclarar sus dudas, una persona que realmente siga el camino.

Cuando yo comencé, encontré ciertas resistencias de mi familia y de algunos amigos y como yo ya dije antes, el desconocimiento total de la religión es siempre el mayor obstáculo.

A partir del instante en que me convertí en la Tarikat, mi Jeque me pasó las informaciones con respecto de mis devociones, mas siempre me dijo para dar un paso después del otro y ser constante en mis prácticas.

La religión musulmana es muy vasta y profunda y en el primer contacto que tuve con ella, hoy veo lo importante que fue la persona que me orientó. Lo que yo puedo decir es que procure hacer sus devociones de acuerdo con su capacidad y aunque las personas sean contra su opción y eso va a suceder, si Ud. sintió dentro de sí que este es su camino, por qué tenemos dentro de nosotros esta voz que nos orienta correctamente pero casi nunca la escuchamos, siga en frente porque solamente a Allah cabe juzgar y solamente a El nosotros rendiremos cuenta.

Cuando en mi día a día surgen las dificultades y los conflictos referentes a mi conducta siguiendo como base mi religión, relato a mi Jeque y bajo su orientación, de a poco vengo venciendo esos obstáculos. Como se dice en la Orden que frecuento, si andamos más despacio o de prisa , si a veces paramos para descansar, esto es de cada uno, sabemos la dirección correcta, mas lo que no podemos hacer es dar la espalda para ella.

Como Allah nos dice en el Alcorán: que no nos será impuesta carga mayor de lo que podamos soportar.

Nunca enfrente a las personas con las cuales convive, porque ellas tengan opiniones diferentes de las suyas, respételas.

La palabra Islam significa someterse a la voluntad de Allah; y es eso lo que debemos tener siempre en mente en nuestro día a día.

Cuando surge una oportunidad, mas sin imponerme hablo sobre algún asunto sobre el Islam o sobre el Sufismo para mis amigos y parientes. Siempre existe un asunto desconocido que merece ser explicado o una duda a ser esclarecida. La religión encanta a las personas y me doy cuenta de que algunas quedan hasta interesadas y en esos momentos trato de profundizar en las informaciones.

Esto también me ayuda a interesarme más y estudiar sobre el Islam, siento que existe una necesidad de conocimiento y de práctica cada vez mayores. A medida que respondo a las preguntas de las personas, también encuentro las respuestas a mis preguntas. Nuestro mundo, hoy vive días complicados, las personas preocupadas cada vez más consigo mismas, queriendo apenas resolver sus problemas. Percibo la enorme importancia de la religión, que se hace cada vez más necesaria en los días de hoy, un desafió de este nuestro tiempo.

Los profetas vinieron y trajeron el mensaje de Allah, el Profeta Mohammad (s.a.w.s.) nos trajo la última revelación. Corresponde a cada uno de nosotros, dentro de su propia religión, seguir aquello que fue revelado, respetar las diferencias y la unidad que transciende a todas las religiones.

Las orientaciones fueron dadas y si realmente las siguiésemos no estaríamos viviendo de esa manera.

Aquellos que realmente están queriendo seguir este camino, encuentran en él una orientación completa para su vida.

Salams.

Anuncios
Relacionados

El Amor entre los Derviches

Artículos - 15/10/2005

Ser joven en islam

Artículos - 05/03/2005

¿Cómo buscamos la paz dentro de nuestro corazón?

Artículos - 15/01/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/27139-la_experiencia_de_un_brasilero_convertido.html