webislam

Jueves 21 Noviembre 2019 | Al-Jamis 23 Rabi al-Auwal 1441
862 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=560

Marruecos: el 11 de septiembre llegó en mayo

03/06/2003 - Autor: Rashid Cerezo - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Atentado en Casablanca (Marruecos)
Atentado en Casablanca (Marruecos)

Marruecos ya tiene su 11 de septiembre, sus terroristas suicidas y su ley antiterrorista. A los pocos días de los atentados en Casablenca, el gobierno ha visto aprobada por todos los grupos parlamentarios su Patriot Act, con la justificación de la "unidad nacional ante la amenaza terrorista". Tras los EEUU e Indonesia, el reino de Marruecos parece sumarse a la misma estrategia para justificar el recorte de libertades públicas. A través de un arbitrario delito de apología del terrorismo, el régimen pretende controlar a los imanes contrarios a la monarquía. Voces oscuras señalan que un golpe de Estado se ha producido en Marruecos. Parece que el "emir de los creyentes" quiere garantizar su supervivencia a toda costa, una supervivencia unida a los planes de explotación del país por compañías extranjeras, aunque solo Al-lâh sabe.

Declaración real

Trece días después de que se produjesen los atentados de Casablanca, el rey Mohamed VI anunció a la nación el "fin de la laxitud" en materia de libertades públicas. Este anuncio, realizado por TV el día 29 de mayo, no ha dejado de provocar la ironía de los analistas: "¿laxitud, qué laxitud?". Palabras extrañas en un país conocido por la práctica sistemática de la tortura, la represión y la corrupción establecida en todos los órdenes de la vida social, económica y política.

La ironía, en estas circunstancias, ha dado paso al miedo: "si lo hasta ahora vivido es laxitud, ¿Al-lâhuma, qué nos espera?", declaraba un periodista… que ha preferido mantenerse en el anonimato. El temor está justificado. Con tono paternalista y palabras pomposas, Mohamed VI amenazó a los musulmanes y a la prensa independiente: "La hora de la verdad ha llegado. Ha llegado el momento de enfrentarse a los irresponsables", expresión que parece referirse a todos aquellos que discuten los planes del gobierno. Mohamed VI anunció "el fin de la era del laxismo frente a aquellos que se aprovechan de la democracia para perjudicar a la autoridad del Estado y aquellos que difunden ideas que abonan el terreno para sembrar las espinas del ostracismo, del fanatismo y de la discordia. (...) El terrorismo no pasará".

En estos momentos llega el rey-héroe (casi escribimos el rey-mono) y con su varita mágica de mando lo soluciona todo: "Querido pueblo (…) como bien has podido comprobar, tuvieron lugar la promulgación de mis instrucciones urgentes que permitieron controlar la situación y recobrar la confianza". (… ¿en quién?) … en estas circunstancias es lógico pensar que el pueblo debería de estar agradecido ante su salvador monarca… pero no lo está.

Muerte en prisión

Días antes del discurso televisado de Mohammed VI, las autoridades marroquíes habían anunciado la muerte bajo arresto del presunto cerebro de los atentados suicidas, identificado con el nombre de pila Abdelhak, y por el alias Mul al-sebbat. Según el fiscal de Casablanca, el presunto terrorista habría muerto "de muerte natural (…) por enfermedades del hígado y del corazón". Por otro lado, los familiares de Abdelhak han declarado que gozaba de buena salud y que fue detenido cinco días antes de los atentados.

La noticia causó la sorpresa entre periodistas y diplomáticos, pues ni siquiera se había informado oficialmente de dicha detención. La muerte tras los interrogatorios coincide con el temor expresado por las ONG de derechos humanos de que el régimen aproveche los atentados para recurrir a la tortura sistemática de detenidos.

Según el fiscal, los presuntos kamikazes supervivientes de los atentados "explicaron a los investigadores que Abdelhak era su emir el mismo título que se da a si mismo Mohammed VI y que ellos aceptaban sus órdenes, pues habían hecho juramento de fidelidad el mismo juramento que exige de sus súbditos Mohammed VI". Abdelhak fue detenido el 26 de mayo en Fez y murió durante su traslado a Casablanca, donde iba a ser hospitalizado.

Mientras tanto, el gobierno no ha aportado ninguna prueba que justifique su versión sobre los sucesos del 16 de mayo. Según la policía marroquí, habrían muerto doce suicidas para cinco atentados, con tres detenciones realizadas. A esta versión, no probada, se ha añadido otro punto oscuro: la muerte en prisión del supuesto líder del comando terrorista.

Ley Antiterrorista

Tras los atentados, la ley Antiterrorista se aprobó por unanimidad en cuestión de horas, en una sesión parlamentaria que vino a acallar las protestas de las asociaciones de derechos humanos y distintas ONG, ya que dicha ley supone un serio recorte para la libertad de prensa, ya sumamente limitada.

El texto de la nueva ley abre la puerta a la arbitrariedad de la justicia, pues todo el mundo está bajo sospecha. "Todo acto premeditado, individual o colectivo, que tenga como finalidad atentar contra el orden público mediante el terror y la violencia (…) puede ser castigado con penas de diez a veinte años". La condena es a cadena perpetua si el crimen provoca mutilación y a la pena de muerte cuando haya víctimas mortales. Para controlar a los imanes y predicadores que hagan "apología del terrorismo" las penas oscilan entre dos y seis años de cárcel y una multa de entre 10.000 y 200.000 dirhams (entre 1.000 y 20.000 euros). Por supuesto, la definición de lo que es y no apología del terrorismo quedará al arbitrio de la fiscalía.

Uno de los aspectos más oscuros de la ley recientemente aprobada es la inculpación a la familia del terrorista. Esta se considera responsable y será llamada a dar explicaciones. Otro de los aspectos criticados es el de la "supuesta implicación de un asunto terrorista", mediante el cual el fiscal puede violar el derecho a la intimidad en llamadas telefónicas, correo y mensajes electrónicos de internet. La detención en comisaría pasa de las 48 horas del Código Penal a 96 horas renovables en dos ocasiones, además de poder retrasar el encuentro entre el sospechoso y su abogado durante dos días.

A mediados de abril, partidos políticos como Justicia y Desarrollo (PJD) o la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) rechazaban el proyecto de la ley Antiterorista marroquí por considerar que había sido elaborada "bajo la presión de Estados Unidos." Durante todo este periodo, la comparación con la Patriot Act de Bush ha sido inevitable.

Libertad de prensa

En su discurso, el rey se refirió directamente a la libertad de prensa "Si el Estado combate el terrorismo mediante textos de ley sometidos al Parlamento (...), algunos círculos que hacen, en cambio, un mal uso de la libertad de opinión se han atrincherado en una oposición sistemática a las orientaciones de los poderes públicos". La utilización del terrorismo como arma para justificar el control ideológico es una estrategia conocida a lo largo de la historia, pero que en estos momentos está alcanzando un protagonismo extremo. Allí están los ejemplos de los EEUU y de Indonesia. Lo evidente de estas maniobras no les resta eficacia, pues muchos son los engañados.

Estas declaraciones se producen días después de que Ali Lamrabet, director de las revistas satíricas Demain, en francés, y Doumane, en árabe, fuese condenado a cuatro años de cárcel por ultraje al rey. La sentencia, además, le condena apagar una multa de 1.900 euros y ordena el cierre de las mencionadas publicaciones. Según los analistas, uno de los motivos de la condena, ha sido el dar a conocer el escandaloso presupuesto del palacio real, en un país donde gran parte de la población roza los índices de la miseria.

El periodista marroquí Ali Lmrabet continúa preso, ahora en el hospital-prisión, y en situación extremadamente grave, debido a la huelga de hambre que comenzó el día 6 de mayo. Este encarcelamiento ha seguido al del Iman Hasan Kettani, arrestado por criticar el apoyo de Marruecos a la política estadounidense en el Próximo Oriente, y el de por lo menos un centenar de opositores, acusados de pertenecer a al-Qaeda, y de planificar atentados contra intereses estadounidenses al otro lado del estrecho.

Emir de los creyentes

En su discurso, el monarca, que condensó en apenas diez minutos su nueva política de Estado: "la construcción y consolidación de la democracia no puede hacerse sin un Estado fuerte que se ampara en el imperio de la ley." Lo del Imperio, ¿será una referencia a los EEUU? El proyecto real no puede ser más claro: la democracia no puede consolidarse sin la represión de las libertades… "Es el fin de la era de la laxitud para hacer frente a los que usan la democracia para dañar el poder del Estado, a los que incitan ideas que forman una tierra fértil para plantar las espinas de la introversión, el fanatismo y la escisión de la comunidad islámica". De esta manera, Marruecos se une a países como EE.UU. al anteponer la seguridad a los derechos individuales.

A pesar de la condena a los atentados de los partidos islamistas, y a pesar de que no existe ninguna conexión entre dichos partidos y los atentados, el monarca se permitió acusarlos de fomentar la violencia: "Ha llegado el momento de enfrentarse a los irresponsables y a aquellos que se empeñan en impedir a las autoridades públicas y judiciales de actuar con la firmeza que requiere la ley para proteger la integridad y la seguridad de las personas y de los bienes". Esta frase hace referencia a la oposición de grupo político Justicia y Desarrollo a la ley Antiterrorista, presentada por comunistas y socialistas en el parlamento.

Resulta curioso que en un país donde el rey se hace llamar "emir de los creyentes" (sic), su máximo apoyo venga de los partidos políticos de izquierda, mientras los grupos islámicos a duras penas si le reconocen ese cargo. De hecho, el partido político islamista mayoritario en Marruecos (Justicia y Libertad, liderado por el Sheik Yasin) es considerado ilegal por no reconocer el título de Mohammed VI. Según las tesis de Justicia y Libertad, es difícil de justificar la coexistencia de un supuesto sistema democrático con una monarquía que ostenta todos los poderes.

Por otro lado, es sabido que la monarquía marroquí no goza de ninguna popularidad en el país. La herencia de Hasan II permanece vinculada en la memoria colectiva a la corrupción y al despotismo, siempre al servicio de los intereses extranjeros.

Apéndice: texto íntegro del discurso de Mohammed VI a la Nación

Rabat, 29 mayo.

"Loor a Dios, La oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, sobre su familia y compañeros. Querido Pueblo:

Mi compromiso contigo ha sido siempre hablarte con toda franqueza, cualquiera que fueran las circunstancias. Por ello, no me he dirigido a ti directamente tras las agresiones terroristas que azotaron la ciudad de Casablanca, ni te podía decir que habíamos ganado la batalla contra el terrorismo en una sola noche o en pocos días. Mi confianza en tu prudencia y juicio, así como nuestra promesa común de compartir la responsabilidad y el valor para hacer frente a las situaciones difíciles, me llevaron a considerar que aquellos eran momentos de acción y de firmeza.

Así pues, como bien has podido seguir, tuvieron lugar la promulgación de mis instrucciones urgentes que permitieron controlar la situación y recobrar la confianza. En este contexto quiero alabar el comportamiento de los ciudadanos, así como la actuación de las distintas autoridades publicas que movilizadas para servirte, continuaran velando por tu estabilidad.

Con el propósito de tomar enseñanzas de lo ocurrido y movilizarnos para que no se repita mas, he querido dirigirme hoy a ti para compartir con todos los ciudadanos, y especialmente con los habitantes de Casablanca, los sentimientos de emoción, de fuerte indignación y de categórico rechazo hacia el execrable y odioso terrorismo del que han sido objeto, renovando la expresión de mis emotivas condolencias a las familias de las inocentes victimas, tanto marroquíes como extranjeras. He decidido que la solidaridad de la Nación con las familias de nuestros súbditos afectados, se cristalice otorgando ayudas financieras a las mismas.

Las agresiones terroristas que han tenido lugar, se oponen a nuestra tolerante religión; y los cerebros y autores materiales de las mismas forman parte de los innobles malvados que de ningún modo, pueden ser de Marruecos o pertenezcan al verdadero Islam, al ignorar la tolerancia de esta religión que considera que el que mata a un individuo injustamente, es como si matara a toda la gente. También considera el yihad como un esfuerzo de hacer el bien, en lugar de sembrar el desorden y derramar la sangre.

Si nos enorgullece la espontánea y unánime actitud de todo el pueblo marroquí contra los que han traicionado a su patria y han matado vil y deliberadamente a personas inocentes, y nos reconforta la amplia solidaridad internacional, tanto de países hermanos como amigos, ante esta desgracia; ello no debe hacernos olvidar que lo ocurrido en Casablanca hubiera podido suceder en cualquier otro lugar.

Consciente de los peligros del terrorismo, el Estado ha asumido sus responsabilidades de combatirlo y de protegerse del mismo, con la fuerza de la ley, a través de textos que han sido objeto de debate parlamentario, durante varios meses, en el que determinadas partes se habían opuesto sistemáticamente a las orientaciones de las autoridades publicas, haciendo mal uso de la libertad de opinión. A todos quiero decir que gozar de los derechos y libertades requiere la asunción de deberes y compromisos de la ciudadanía; también quiero subrayar que la construcción y consolidación de la democracia solo es posible en el seno del Estado fuerte, que se ampara en el imperio de la ley.

Ha llegado la hora de la verdad, anunciando el final de la época en la que no se trataba con el debido rigor a aquellos que utilizan la democracia para perjudicar la autoridad del Estado, o a aquellos que buscan crear un terreno propicio para sembrar las espinas del ostracismo, del radicalismo y del desorden, mediante las ideas que propagan; o a aquellos que menosprecian las autoridades publicas y judiciales, colocando obstáculos en su camino, para impedir que, con la debida firmeza, velen por la estricta aplicación de la ley, con el fin de proteger la inviolabilidad y la seguridad de las personas y de los bienes.

Querido Pueblo:

He seguido con emoción la impresionante marcha de Casablanca, considerada como la mayor marcha nacional organizada en esta ciudad, donde jamás se conoció otra igual, en favor de la paz y de la tolerancia, contra la violencia y el fanatismo, y para decir con fuerza que no nos asustan los crímenes de una banda de despreciables malvados.

Como tu, me he acordado con orgullo, aunque diferentes son los contextos, del ambiente que rodeo la gloriosa Marcha Verde; que encarna la simbiosis entre el Trono y el pueblo, así como la permanente conciencia, vigilancia y movilización, cada vez que se atenta contra las constantes de la Nación o contra sus sagrados valores e instituciones, ya sea para preservar la unidad territorial del Reino, como para hacer realidad nuestro proyecto democrático y modernista.

Has expresado, querido Pueblo, tu fuerte adhesión a la realización de nuestro proyecto, dentro de una cohesión y una armonía entre las distintas franjas de la sociedad y las diversas regiones del Reino, así como entre los diferentes componentes políticos, asociativos, culturales y religiosos.

A través de tu fuerte reacción contra la urdida conspiración, has demostrado nuevamente tu mayor solidez, tenacidad, e inquebrantable voluntad de forjar el Marruecos de la unidad, de la democracia, del progreso, de la solidaridad y de la tolerancia. Esta opción, desde luego la única, es la de todos los marroquíes, y pertenece a todos los ciudadanos convencidos por sus ideales y que obran por llevarlos a la práctica.

A nuestro querido Pueblo, seguro de las constantes de su civilización, y aferrado a sus valores sagrados y logros democráticos, quiero decir que el terrorismo no nos va a afectar. Marruecos seguirá siempre fiel a sus compromisos internacionales, y bajo nuestra dirección, continuara su marcha hacia la realización de nuestro proyecto social, democrático y modernista; con fe, determinación y perseverancia; y hallara a Su Primer Servidor dirigiendo a los que se enfrentan a quienes quieren hacerle retroceder, y encabezando a los que le conducen hacia adelante, para ganar nuestra verdadera batalla contra el subdesarrollo, la ignorancia y el ostracismo.

Esto forma parte de nuestra estrategia global, de dimensiones complementarias, que integra aspectos políticos, institucionales y de seguridad, todos ellos caracterizados por la eficiencia y la resolución, en el seno de la democracia y del imperio de la ley; aspectos económicos y sociales, que tienen como objetivo liberar las iniciativas y movilizar todas las potencialidades, al servicio del desarrollo y de la solidaridad; y aspectos religiosos, educativos, culturales e informativos, que pretenden formar y educar a los ciudadanos, dentro de las virtudes de la apertura, de la modernidad y del racionalismo, con seriedad y rectitud en el trabajo, y con moderación y tolerancia. De manera decisiva nos vamos a empeñar en la aplicación de las políticas necesarias capaces de poner en practica esta estrategia, con un objetivo final en todo ello, que no es otro sino la consolidación de la dignidad del ciudadano, la inmunidad de la Nación y su radiación internacional, con la ayuda de Dios.

La oración de Dios el Altísimo, su misericordia y su bendición, sean con vosotros".

Anuncios
Relacionados

¿Terrorismo de Estado para validar ciertas tesis?

Artículos - 08/06/2005

Hipótesis, exégesis y certezas

Artículos - 25/03/2004

Una fatua liberadora

Artículos - 17/03/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26814-marruecos_el_11_de_septiembre_llego_en_mayo.html