webislam

Lunes 9 Diciembre 2019 | Al-Iznain 11 Rabi al-Zani 1441
767 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=623

El hadiz de la apostasía

Respuesta a una consulta llegada a nuestra redacción a través del panel de consultores.

09/05/2003 - Autor: Abdelkarim Osuna - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Hadiz
Hadiz

Pregunta

Antes de todo, un saludo. Hace como seis meses que llegue a su página buscando lo que verdaderamente es el islam, y no la consabida y trillada colección de clichés y prejuicios. Gracias a su trabajo me he enterado de lo que es y de lo que no es el islam. Algo de lo que levanta mas polémica ha sido el trato que se le da a las mujeres en los países islámicos. Es cierto que en varias colaboraciones suyas se rechaza la idea de que el islam permite la muerte de la mujer adúltera ya que ni el Corán ni la sunna lo expresan así. Sin embargo, existe una colección llamada "los cuarenta Hadices" en que se permite a los musulmanes derramar sangre de otro musulmán en caso de adulterio o de que este abandone el islam. ¿Es cierto esto o este hadiz está en contradicción con el resto de la doctrina musulmana? Les agradecería mucho que me aclararan esta duda.

Respuesta

Bismilahi ar-Rahmani ar-Rahim

As Salamu aleykum

La palabra hadiz significa narración o dicho, y suele aplicarse a una tradición del Profeta Muhámmad, que la paz sea con él. La mayoría de los hadices han sido transmitidos por compañeros del Profeta (los sahaba), y recopilados por gentes de conocimiento, que Al-lâh esté complacido con todos ellos. Los "Cuarenta hadices" es una colección muy respetada, así como a su autor, Iman Nawawi. Se puede decir, en líneas generales, que ésta y otras recopilaciones de hadices han sido realizadas con gran rigor y crítica de fuentes, y merecen por ello todo nuestro respeto. Sin embargo, hay que aceptar que estas narraciones dependen de la memoria de la gente, que a veces se refieren a cosas acaecidas o dichas hace años. Aún sin dudar de la buena intención de toda la cadena de transmisores y del recopilador, no existe ni puede existir seguridad absoluta a la hora de decidir si un hadiz como este es o no verdadero, ni tan siquiera demostrar que es realmente el transmisor el que lo ha transmitido. Todo el mundo puede añadir un nombre, y la memoria del hombre es limitada.

Dicho esto, pasmos a comentar el hadiz en cuestión:

Transmitido por ibn Mas’ud: el Mensajero de Al-lâh (saws) dijo: No es lícito la sangre de un musulmán, salvo en uno de estos tres casos: el casado que comete adulterio, vida por vida, y aquel que abandona su religión y se separa de la Comunidad" (Los cuarenta hadices, Iman Nawawi, hadiz 14)

Sobre muerte en caso de apostasía, está en clara contradicción con el Qur’án:

"No hay coacción en la religión" (Qur’án, 2, 256)".

"Y si tu Señor quisiera creerían todos los que están en la tierra. ¿Acaso puedes tú obligar a los hombres a que sean creyentes? Ningún alma puede creer si no es con permiso de Al-lâh". (Qur’án, 10, 99-100).

Según estos y otros signos de Al-lâh, no se puede obligar a nadie a creer o a mantenerse a la fuerza en el islam. He aquí algunos comentarios clásicos de la aleya 2, 256:

Según Az-Zamajshari: "El islam no se ha de imponer ni por la coacción ni por la violencia (ala-l-iybar wa-l-qasr), sino que la gente ha de aceptarlo conscientemente y con plena libertad para hacerlo (‘ala-t-tamkin wa-l-ikhtiyar)" (Al-Kaixxaf, p.229).

Al-Baydawi: "No hay coacción en religión…, porque, estrictamente hablando, coaccionar es querer imponer a una persona algo que no le apetece en absoluto". (Tafsir: Anwar al-Tanzil wa Asrar al-Ta’wil, p. 172).

Ibn Kathir: "No se ha de obligar a nadie a abrazar el islam: el islam es, por sí mismo, una prueba clara y manifiesta, sus argumentos se hacen evidentes al espíritu; no hay ninguna necesidad, pues, de obligar a nadie a aceptarlos. Al contrario: a aquel a quien Al-lâh guía hacia el islam, se le ensancha el corazón y se le ilumina la mirada hasta el punto de que el islam se le aparece toda una evidencia. Muy distinto es el caso de aquel a quien Al-lâh le ciega el corazón y le cierra los ojos y los oídos: ninguna coacción ni violencia le harán convertirse en musulmán!" (Mukhtaçar, vol. 1/3, p. 232).

El tema de la apostasía no acorde concuerda el principio coránico de la libertad de conciencia. Existe, sin embargo, una explicación lingüística de esta parte del hadiz, que pone al descubierto la falsedad de muchas de las traducciones que nos llegan de los clásicos del islam.

La expresión traducida aquí como "separarse de la comunidad" es en realidad fâraqa-yufariqu: "enfrentarse, ponerse en el bando de en frente". Se trata de una postura activa y beligerante por extinguir a los musulmanes y al islam. Normalmente, en árabe usaremos el verbo irtadda-yartaddu (contraponerse, impedir…), pero en esta ocasión el verbo usado es aún más fuerte. Es dejar el bando de los que sobreviven siendo minoría entre no-musulmanes y pasarse al bando de los que los combaten. Evidentemente, entre esto y lo que nosotros entendemos por el ejercicio de la libertad religiosa hay un mundo.

En el caso de adulterio (zinâ), existe una prescripción coránica diferente a lo que dice este hadiz, que nos saca de dudas.

"Al que comete Zinâ y a la que comete Zinâ exponed su piel cien veces y por respeto al Dîn de Al-lâh que la benevolencia hacia ellos no os detenga si tenéis confianza en Al-lâh y en el Último día y que un grupo de gente con Imân presencie su castigo." (Surat 24, an-Nûr, ayat 2).

Dado que no existen otras menciones en el Qur’án a un castigo en caso de adulterio, no existe abrogación posible de Qur’án 24:2. Hay que tener en cuenta, además, que la surat an-Nûr fue la 102ª en ser revelada, según la cronología establecida por la edición oficial egipcia. El castigo por adulterio (Zinâ) quedó establecido en el Qur’án en cien azotes, y esto sucedió solo cinco años antes de la muerte del Profeta, que la paz y la salat de Al-lâh sean siempre sobre él, en el año 5º después de la Hégira.

Los musulmanes aceptamos el Corán como Palabra de Al-lâh, y ninguna fuente secundaria puede abrogar o discutir Su Palabra. El Corán es el Corán, y ningún musulmán sensato debe poner en duda la preeminencia de la Palabra de Al-lâh sobre cualquier otra fuente de conocimiento, venga de donde venga. En el caso del hadiz en cuestión, no será esta la primera vez que sea puesto en duda. Para descartarlo definitivamente, deberíamos realizar una crítica de su cadena de transmisión (isnad), así como dilucidar el momento específico en que el Mensajero de Al-lâh (saws) dijo estas palabras, si las dijo. Esta tarea está fuera de nuestro alcance, por ahora. Este es un hadiz shadda (aislado, aberrante). El hecho de que descartemos o pongamos en cuarentena este hadiz no va en contra de la gran consideración y estima que los musulmanes tenemos por el Iman Nawawi, que Al-lâh esté complacido con él. Como hemos dicho antes, toodos los seres humanos están sujetos al error, y nosotros no podemos tampoco asegurar a ciencia cierta el estar en lo correcto: sólo Al-lâh sabe. En todo caso, no hay nada que justifique convertir este hadiz en base para una ley a favor de la lapidación y contra la apostasía, que atente contra la libertad de conciencia.

Existe la certeza de que hay muchísimos hadices inventados, y de que cada gobierno ha difundido aquellos que más le interesa, en este caso para justificar una serie de prácticas radicalmente contrarias al Corán y a la Sunna de Muhámmad, que la paz sea con él: el asesinato de musulmanes molestos al poder por un supuesto delito de apostasía, y la muerte en caso de adulterio. Control del cuerpo, control de las ideas.

Cuidado con los hadices carentes de rahma, cuidado con las tradiciones puestas ahí como por arte de magia, y que le viene bien al poder para justificar lo injustificable.

Anuncios
Relacionados

Consulta sobre la apostasía

Artículos - 25/02/2005

Comentario a Webislam y respuesta

Artículos - 20/05/2005

Ramadán, mes del Corán (2)

Artículos - 28/09/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26780-el_hadiz_de_la_apostasia.html