webislam

Domingo 18 Agosto 2019 | Al-Ajad 16 Dhul-Hiyyah 1440
739 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=803

Jesús en el Islam

19/03/2003 - Autor: Muhámmad Muallemi Zadeh - Fuente: Webislam
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Jesús (sas) en islam
Jesús (sas) en islam

En el Nombre de Allah El Compasivo El Misericordioso

Introducción

La personalidad de Jesús (P) es, sin lugar a dudas, una de las más importantes e influyentes de toda la historia de la humanidad. Millones de personas a lo largo de los pasados veinte siglos, en mayor o menor medida, han estudiado sus palabras, se han nutrido de sus enseñanzas y han adoptado sus sabios consejos, o al menos los han escuchado. Prácticamente no hay nadie en el mundo occidental que no conozca, al menos superficialmente, alguna de sus sentencias. Y la única fuente de la cual pueden extraerse las palabras de Jesús (P), en lo que respecta al mundo occidental, la constituye el Nuevo Testamento, con sus cuatro Evangelios canónicos, al margen de algunos Evangelios señalados como apócrifos, cuyas copias son de una distribución muy limitada, y por consiguiente no las vamos a considerar en el presente trabajo.

A continuación presentaremos una nueva fuente de la cual el mundo occidental puede obtener la sabiduría de Jesús (P): el Islam.

Esta religión nacida en Medio Oriente, en la misma cuna que surgió el judaísmo y el cristianismo, compartiendo las mismas raíces abrahámicas y que por consiguiente, no es del todo agena, extraña y desconocida para occidente, se nutre de dos manantiales fundamentales: el Sagrado Corán y la Tradición.

En cuanto al Sagrado Corán, es la Palabra de Dios revelada al Profeta Muhammad (BPD) mil cuatrocientos años atrás. Existen numerosas muestras de su autenticidad, las cuales no detallamos por no ser este el lugar apropiado. Sólo mencionaremos algunas de sus características particulares.

Fue íntegramente transmitido a la humanidad por un único profeta, Muhammad (BPD). Fue memorizado y puesto por escrito en su totalidad durante la vida del Profeta, quien personalmente supervisó toda la tarea para asegurarse que no hubiera ningún error, ni agregado, ni omisión. Por lo tanto, podemos afirmar que es el único de los Libros Divinos que se encuentra hoy tal como fue revelado, sin ninguna alteración en absoluto; que es el único que persiste en su lengua original, el árabe; es el único que jamás se ha perdido ni actualizado en lo más mínimo.

Con respecto a la Tradición (en árabe: "hadiz"), está constituída por la suma de sentencias, expresiones, discursos, etc. Manifestados por el Profeta Muhammad (BPD) o sus sucesores en la religión (los Imames de su descendencia P). Las tradiciones han sido memorizadas y transmitidas por diversas personas hasta haber sido registradas por escrito, hecho que tuvo lugar entre cien y trescientos años después de la muerte del Profeta (BPD). Esta fuente no posee el mismo nivel de perfección que la anterior, aunque no deja de ser por ello de una gran importancia.

De allí que pretendemos presentar una visión acerca de Jesús (P) basándonos exclusivamente en los relatos, narraciones, detalles y descripciones relucidas en estas dos fuentes básicas de la religión islámica: el Sagrado Corán y la Tradición. Es por ello, que el siguiente trabajo se encuentra dividido en dos partes: Jesús (P) en el Sagrado Corán y Jesús (P) en la Tradición islámica.

Tanto las aleyas del Corán como los dichos o Tradiciones han sido traducidos directamente del idioma árabe, lo cual ha dado lugar a algunas observaciones como el agregado de paréntesis y demás formas.

Queremos aclarar que después de la mención de un Profeta, ya sea en forma genérica o específica, o de una persona santa de una especial categoría (como la virgen María P), encontrarán la letra "P" entre paréntesis o guiones, que significa "con él /ella / ellos sea la Paz". Es un saludo honorífico con el cual los musulmanes honramos a dichas personalidades tan importantes y trascendentes para la humanidad. En el caso específico del Profeta Muhammad (BPD), las siglas "BPD" significan "con él sean la Bendición y la Paz, y con su descendencia’, que es una salutación especial para él, por su elevadísima categoría.

Por último, queremos agradecer a todas las personas que, de un modo u otro, colaboraron e hicieron posible este trabajo, en especial a nuestros hermanos Edgardo R. Assad, Claudia A. Saleh y María Isabel Amoretti.

Rogamos a Dios Altísimo que bendiga a los creyentes donde sea que se encuentren; otorgue sabiduría y confraterne los corazones de los seres humanos en Su exclusiva adoración, Glorificado Sea. Saludamos a todos los que trabajan con sinceridad en el Camino de Dios y se esfuerzan para elevar su Palabra. Y no hay Fuerza ni Poder excepto en Dios Unico, el Imponente, el Grandioso.

Fundación Imam ‘Alí

Jesús en el Sagrado Corán

Superioridad de la familia de Jesús (P)

1) "Dios Ha elegido a Adán, a Noé, a la familia de Abraham y a la familia de Imran por encima del resto (de la Humanidad), como descendientes unos de otros. Dios todo lo oye, todo lo sabe". ( La familia de Imran: 33 y 34)

Superioridad de la virgen María (P)

2) "Y Dios pone como ejemplo para los creyentes a la mujer de Faraón... y María, hija de Imran, quien conservó su virginidad y en la que infundimos de Nuestro Espíritu. Ella tuvo por auténticas las Palabras de su Señor y Su Libro, y fue de las devotas". (La prohibición: 11 y 12)

Nacimiento de María (P)

3) "Cuando la mujer de Imran ( la madre de María) dijo: ¡Señor! Te ofrezco en voto el fruto de mi vientre, a Tu exclusivo servicio. ¡Acéptalo! Tú eres. quien todo lo oye, todo lo sabe. Y al dar a luz una niña, exclamó: ¡Señor! ¡He dado a luz una niña! Y Dios sabía perfectamente lo que había engendrado Y no es lo mismo un varón que una mujer (para dedicarse a servir en el Templo). Le he puesto por nombre María y la dejo bajo Tu Protección contra el maldito Demonio, a ella y a su descendencia’. (La familia de Imran: 35 y 36)

Nota:
Según figura en las Tradiciones islámicas de los Imames al Baquir y As Sadiq (P), cuando la mujer de Imran realizó este voto, su marido ya había fallecido y ella pensaba que estaba embarazada de un niño, pues Dios le Había prometido a Imran una descendencia. Por eso ella prometió que su hijo se dedicaría exclusivamente al servicio de Dios en el Templo. Como la mujer de Imran estaba dispuesta a cum plir su promesa, le puso por nombre a su hija María ( en árabe: "Mariam"), que significa "la devota" o "la que adora a Dios".

Sorteo entre los eminentes para determinar quién cuidaría a María (P)

4) "Esto forma parte de las noticias de lo oculto que te hemos revelado (¡Oh Muhammad!). Tú no estabas presente cuando arrojaron sus cálamos al agua (echando suerte) para ver quién de ellos se encargaría de María, y tampoco estabas presente cuando ellos se la disputaban". (La familia de Imran: 44)

Zacarías (P) se hace cargo de María (P)

5) "Su Señor la acogió favorablemente (a María), la hizo crecer bien y la confió a Zacarías. Siempre que Zacarías entraba al Templo para verla, encontraba alimentos especiales junto a ella, y le preguntaba: ¡Oh, María! ¿De dónde obtienes esto? Ella le decía : "De Dios. Por cierto que Dios provee sin medida a quien El quiere". (La familia de Imran: 37)

Nota:
Según las tradiciones transmitidas por los Imames Baquir y Sadiq (P), Zacarías (P) al visitar a María (P) en el templo, encontraba junto a ella frutas que no pertenecían a la estación correspondiente; en verano hallaba frutas de invierno y viceversa. El Corán nos cuenta que al ver esto, Zacarías (P) le pidió a Dios una descendencia buena y pura, y Dios le concedió a Juan el Bautista (P).

María (P) es elegida por Dios

6) "Y (recordad) cuando los ángeles le dijeron: ¡Oh, María! Dios te Ha escogido y purificado. Él te Ha preferido sobre todas las mujeres del mundo. ¡Oh, María! (Para agradecer esta gran Merced), ten devoción hacia tu Señor, Prostérnate e inclínate junto a los que se inclinan (en oraciones colectivas)". (La familia de Imran: 42 y 43)

Anuncio a María del nacimiento de Jesús

7) "(Recordad) cuando los ángeles le dijeron: ¡Oh, María! Dios te anuncia la buena nueva de una Palabra ( un ser extraordinario) procedente de El. Su nombre es el Me sías Jesús, hijo de María. Tendrá prestigio y nobleza en este mundo y en el más allá, y será de los allegados ( o próximos a Dios). Hablará con la gente desde la cuna y en la madurez, y será de los justos. Ella inquirió: ¡Señor!, ¿Cómo voy a tener un hijo, si ningún hombre me ha tocado? Le dijo:Así será. Dios crea lo que quiere. Cuando decide algo (ordenando su existencia), sí lo dice: ¡Sé!, y entonces es (inmediatamente). Él (Jesús) enseñará el Libro y la Sabiduría, la Torah y el Evangelio’. (La familia de Imran: 45 a 48)

María queda embarazada

8) "Menciona en el libro a María, cuando dejó a su familia para retirarse a un lugar oriental (Jerusalem), y entonces tendió un velo para ocultarse de ellos. Entonces enviamos hacia ella a Nuestro Espíritu, quien se le presentó como un hombre acabado. Ella le dijo: Me refugio en el Compasivo de tí, si es que le temes. El le respondió: "Sólo soy un enviado de tu Señor (he venido a tí) para regalarte un joven purificado". Ella inquirió: ¿Cómo he de tener un niño, si no me ha tocado hombre alguno ni soy una ramera? El le contestó: Así será. Tu Señor dice: "Es facil para Mí, hacer de él un Signo para toda la humanidad y una Miseri cordia de Nuestra parte. Y este es un asunto ya decidido". Entonces (María) quedó embarazada y se retiró con él a un sitio alejado". (María: 16 a 22)

María (P) conserva su virginidad

9) "Y (recuerda) a la que conservó su virginidad (María). Infundimos en ella de Nuestro Espíritu e hicimos de ella y de su hijo un Signo para todo el mundo". (Los profetas: 91)

Nacimiento de Jesús (P)

10) "Entonces los dolores del parto la empujaron a (María) hacia el tronco de una palmera. Ella dijo:¡ Ojalá hubiera muerto antes de esto y hubiera sido olvidada completamente! Entonces (Jesús o el Espíritu Santo P) la llamó desde abajo suyo (diciéndole): ¡No estés triste! Tu Señor Ha puesto un arroyo a tus pies. ¡Sacude hacia tí el tronco de la palmera y ella arrojará sobre tí dátiles frescos y maduros! ¡Come, pues, bebe y alégrate! Y si ves a alguna persona, dí: He hecho voto de silencio al Compasivo, y por lo tanto no hablaré hoy con nadie". (María: 23 a 26)

María presenta a Jesús a sus parientes

11) "Entonces (María) se presentó ante los suyos lleván dolo (a Jesús). Ellos exclamaron: ¡Oh, María! ¡Ciertamente has cometido algo inaudito!¡Oh, hermana de Aarón! Tu padre no era un hombre malvado ni tu madre una ramera. Entonces ella les indicó ( a Jesús P para que hablasen con él). Ellos inquirieron:¿Cómo vamos a hablar con alguien que es una criatura que está en la cuna? (Jesús) les dijo: Por cierto que yo soy el siervo de Dios. Me Ha dado la Escritura y me Ha hecho Profeta. Me Ha bendecido donde quie ra que me encuentre, y me Ha ordenado la oración y la caridad en tanto viva, y que sea piadoso con mi madre. No me ha hecho violento ni desgraciado. ¡La paz sea sobre mí el día en que nací, el día en que muera y el día en que sea resucitado a la vida! Tal es Jesús, hijo de María, para decir la verdad de la que ellos dudan. Es impropio de Dios adoptar un hijo.¡Glorificado sea ! cuando decide algo, tan sólo dice ¡Sé!, y entonces es". (María: 27 a 35)

Ejemplo de Jesús que nació sin padre

12) "Para Dios, el ejemplo de Jesús es semejante al de Adán, a quien creó de tierra y luego le dijo: ¡Sé!, y fue. La verdad proviene de tu Señor. ¡No seas, pues, de los que dudan!" (La familia de Imran: 59 y 60)

Jesús y María (P) se refugian

13) "Hicimos del hijo de María y de su madre un Signo y les brindamos refugio en una colina tranquila, provista de agua viva". (Los creyentes: 50)

Jesús (P) se presenta ante los hijos de Israel

14) "(Jesús P) es un enviado para los hijos de Israel (a quienes les dijo): Os he traído un Signo que proviene de vuestro Señor. Voy a moldear con arcilla unos pájaros para vosotros. Luego soplaré sobre ellos y, con el permiso de Dios, se convertirán en pájaros (auténticos). Con el permiso de Dios he de curar al ciego de nacimiento y al leproso y he de resucitar a los muertos. Os he de informar sobre aquello que coméis y sobre lo que almacenáis en vuestras casas. Por cierto que en esto tenéis un signo, si sois creyentes. He venido en confirmación de la Torah anterior a mí para declararos lícitas algunas de las cosas que se os habían prohi bido (debido a vuestra opresión y pecado, tales como la carne de ciertos animales y peces). Y os he traído un Signo que proviene de vuestro Señor (como prueba de mi autenti cidad).Por lo tanto, ¡temed a Dios y obedecedme! Dios es mi Señor y el vuestro. ¡Servidle, pues! Esta es la Vía Recta". (La familia de Imran: 49 a 51)

La elección de los apóstoles

15) "Pero cuando Jesús percibió en ellos ( en los hijos de Israel) la incredulidad, dijo: ¿Quiénes de vosotros serán mis auxiliares en la Vía que lleva hacia Dios? Los apóstoles declararon: ¡Nosotros somos los auxiliares de Dios! Pues creemos en Dios. ¡Sé testigo de nuestra sumisión! ¡Señor nuestro!: Creemos en lo que Has revelado y seguimos al Enviado.¡ Inscríbenos, pues entre los testigos!" (La familia de Imran: 52 y 53)

El pedido de los apóstoles

16) "Cuando los apóstoles dijeron:¡Oh, Jesús, hijo de María!¿Tu Señor podría hacer bajar del cielo sobre nosotros una mesa servida (como milagro, a modo de prueba) ? les dijo: ¡Temed a Dios, si sois creyentes ! Ellos dijeron: "Que remos comer de ella y tranquilizar así nuestros corazones. Entonces sabremos que nos has hablado verazmente y podremos ser testigos de ello. Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, Dios, Señor nuestro! ¡Has que nos baje del cielo una mesa servida que sea para nosotros, desde el primero hasta el último, motivo de regocijo y un Signo venido de Tí! ¡Y provéenos del sustento necesario! Pues Tú eres el mejor de los proveedores. Dios les dijo: La Haré bajar sobre vosotros. Pero si después de esto alguno de vosotros desmiente, le castigaré como jamás He castigado a nadie en el mundo". ( La mesa servida: 112 a 115)

Dios le recuerda a Jesús (P) Sus Mercedes

17) "Y cuando Dios dijo: ¡Oh, Jesús, hijo de María! Recuerda Mi Gracia que os He dispensado a tí y a tu madre. Cuando te fortalecí con el Espíritu Santo y hablaste a la gente desde la cuna y en la madurez. Cuando te enseñé el Libro y la Sabiduría, la Torah y el Evangelio. Cuando moldeaste pájaros con arcilla, con Mi Permiso, y luego soplaste sobre ellos y se convirtieron en pájaros con Mi permiso. Y curaste al ciego de nacimiento y al leproso con Mi permiso. Y cuando resucitaste a los muertos con Mi permiso.Y cuando alejé de tí a los hijos de Israel, cuando te presentaste ante ellos con las Evidencias contundentes, y entonces los que de ellos no creían, declararon: ¡Esto sólo es magia manifiesta! Y cuando inspiré a los apóstoles: ¡Creed en Mí y en Mi Enviado!, dijeron: ¡Creemos! ¡Sé testigo de nuestra sumisión!". (La mesa servida: 110 y 111)

Dios le anuncia a Jesús (P) su próxima elevación a los cielos

18) "Y cuando Dios le dijo: ¡Oh, Jesús! Voy a llamarte a Mí, voy a elevarte hacia Mí, voy a librarte de los que no creen y voy a colocar a los que te siguen por encima de los que no creen hasta el Día de la Resurrección. Luego todos retornaréis hacia Mí y entonces He de decidir entre vosotros sobre aquello en lo que discrepabais. He de castigar severamente a los incrédulos tanto en la vida mundanal como en el más allá, y no tendrán quienes les auxilien. En cuanto a quienes crean y obren el bien, El les Ha de remu nerar cumplidamente. Dios no ama a los impíos." (La familia de Imran: 55 a 57)

Dios rescata a Jesús (P) de las intrigas de sus enemigos

19) "(Los incrédulos y los enemigos de Jesús P) engañaron (para eliminarlo a él y a su religión), y Dios también intrigó. Pero Dios es el Mejor de los que intrigan". (La familia de Imran: 54)

Dios rescata a Jesús de sus asesinos

20) "(Dios retiró Sus Bendiciones del pueblo de Israel) por haber violado su pacto, por no haber creído en Sus Signos, por haber matado a los Profetas sin justificación y por haber dicho: Nuestros corazones están incircuncisos. ¡No! Dios los Ha sellado por su incredulidad, de modo tal que ellos tienen fe, pero muy poca. Y por su incredulidad, por haber proferido contra María una calumnia extraordina ria y por haber dicho: Hemos dado muerte al Mesías Jesús, hijo de María, el Enviado de Dios, a pesar de no haberlo matado ni haberlo crucificado, sino que les pareció que fue así. Los que discrepan acerca de él, dudan. No lo conocen y no siguen más que conjeturas. Pero ciertamente no lo mataron, sino que Dios lo elevó hacia Sí. Dios es Poderosísimo, Sabio. Entre la gente de la escritura no hay nadie que no crea en él antes de su muerte. En el Día de la Resurrec ción él servirá de testigo contra ellos". (Las mujeres: 157 a 159)

Dios interroga a Jesús (P)

21) "Y cuando Dios le dijo: ¡Oh, Jesús, hijo de María! ¿Acaso has sido tú quien le dijo a la gente?: ¡Tomadnos a mí y a mi madre por dioses en lugar de Dios! (Jesús) le contestó: ¡Glorificado seas! ¿Cómo voy a decir algo que no tengo por verdad? Si lo hubiera dicho, Tú lo Habrías sabi do. Pues Tú conoces lo que hay en mí, más yo no conozco lo que hay en Tí. Tú eres Quien conoce perfectamente todo lo oculto. No les he dicho más que lo que me Has ordena do: ¡Adorad a Dios , mi Señor y el vuestro! Fui testigo de ellos mientras estuve con ellos. Pero cuando me llamaste hacia Tí, fuiste Tú Quien los controló. Tú eres Testigo de todas las cosas. Si les castigas, son Tus siervos. Si les perdonas, Tú eres Poderosísimo, Sabio". (La mesa servida: 116 a 118)

Jesús (P) no es más que un siervo de Dios

22) "El (Jesús P) no es más que un siervo a quien Hemos agraciado y a quien Hemos puesto como ejemplo a los hijos de Israel". (El lujo: 59)

La correcta doctrina de Jesús (P)

23) "¡Oh, Gente de la Escritura! ¡No exageréis en vuestra religión! No digáis de Dios sino la verdad: que el Mesí as, Jesús, hijo de María, es solamente el Enviado de Dios, Su Palabra, la cual El Ha comunicado a María, y un Espíritu que procede de El. No digáis ‘Tres’. ¡Basta ya! Será mejor para vosotros. Dios es sólo Un Dios Uno. ¡Creed, pues, en Dios y Su Mensajero! ¡Glorificado sea de tener un hijo! Suyo es cuanto hay en los cielos y en la tierra. Dios basta como Protector. El Mesías no tiene a menos ser un siervo de Dios. Tampoco los ángeles allegados lo tienen. A todos aquellos que menosprecien adorarle y sean altivos, les congregará hacia Sí (en el Infierno)". (Las mujeres: 171 y 172)

Discrepancias acerca de las auténticas enseñanzas entre los seguidores de Jesús

24) "Estos son los enviados (de Dios). Hemos preferido a unos de ellos más que a otros. A algunos Dios les habló (directamente); a otros, los elevó en categoría. Dimos a Jesús hijo de María las pruebas claras y le fortalecimos con el Espíritu Santo. Si Dios Hubiera querido, aquellos que le siguieron no hubieran combatido entre sí después de haber recibido las pruebas claras. Pero discreparon. De ellos, unos creyeron y otros no. Si Dios Hubiera querido, no Habrían combatido unos contra otros. Pero Dios Hace lo que quiere". (La vaca: 253)

La tergiversación de la doctrina de Jesús (P)

25) "Los judíos dicen: Ezra es el hijo de Dios. Y los cristianos dicen: El Mesías es el hijo de Dios. Eso es lo que sostienen con sus bocas, imitando lo que ya antes habían dicho los incrédulos. ¡Que Dios combata contra ellos! ¡Cómo pueden ser tan desviados! Han tomado a sus doctores (rabinos) y a sus monjes (obispos) así como al Mesías, hijo de María, como señores en lugar de tomar a Dios, cundo las órdenes que habían recibido no eran sino las de adorar a Un Dios Uno. ¡No hay divino excepto él! Glorificado Sea. Está por encima de lo que le asocian". (El arrepentimiento: 30 y 31)

La elevada categoría de Jesús (P)

26) "Hicimos que (a los Profetas) les sucediera Jesús, hijo de María, en confirmación de lo que ya había en la Torah. Le dimos el Evangelio, el cual contiene Dirección y Luz, en confirmación de lo que ya había en la Torah y como Buena Guía y Exhortación para los temerosos (de Dios). ¡Que la gente del Evangelio decida según lo que Dios Ha revelado en él ! Quienes no decidan según lo que Dios Ha revelado, esos son los perversos’. (La mesa servida: 46 y 47)

La falsa doctrina sobre Jesús

27) "No creen, en realidad, aquellos que dicen: Dios es el Mesías, hijo de María. Dí ¿Quién podría impedir que Dios, si El quisiera, Hiciera morir al Mesías, hijo de María, a su madre y a todos los de la tierra? De Dios es el Dominio de los Cielos y de la Tierra y de lo que entre ambos existe. El crea lo que quiere. Dios es Omnipotente". (La mesa servida: 17)

Jesús (P) enseñó la doctrina correcta

28) "No creen, en realidad, quienes declaran: Dios es el Mesías, hijo de María, siendo que el mismo Mesías ha dicho: ¡Oh, hijos de Israel! ¡Adorad a Dios, mi Señor y el vuestro! Dios veda el Jardín (del Paraíso) a quien asocia algo a Dios. Su morada será el Fuego. Los impíos no tendrán quien les auxilie". (La mesa servida: 72)

El verdadero monoteísmo

29) "No creen, en realidad, quienes dicen: "Dios es el tercero de una trinidad. ¡No hay más Dios que Dios Unico! Si no paran de decir eso , un castigo doloroso alcanzará a quienes de ellos no crean. ¿No se tornarán hacia Dios pi diéndole perdón? Dios es Indulgentísimo, Misericordiosísimo. El Mesías, hijo de María, no es más que un Enviado que fue precedido por otros enviados. Su madre era veraz. Ambos tomaban alimentos (como cualquier mortal ). ¡Mira cómo les explicamos los Signos ! ¡Y mira cómo se desvían! Dí: ¿Acaso vais a adorar en lugar de Dios a aquello que no puede dañaros ni beneficiaros? Dios es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe. Dí: ¡Oh, gente de la Escritura! No exa geréis en vuestra religión, profesando algo diferente a la Verdad, y no sigáis las pasiones de la gente que ya antes se ha extraviado, que extravió a muchos y que se apartó del camino recto". (La mesa servida: 73 a77)

Jesús (P) anuncia al Profeta Muhammad (BPD)

30) "Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, hijos de Israel! Yo soy el que Dios Ha enviado en confirmación de la Torah anterior a mí, y como nuncio de un Enviado que vendrá después de mí, llamado Ahmad. Pero cuando (Ahmad) se presentó ante ellos con las Pruebas claras, exclamaron: ¡Esto sólo es magia manifiesta! ¿Existe alguien más impío que aquel que inventa mentiras contra Dios, habiendo sido convocado hacia el Islam? Dios no dirige al pueblo impío". (La fila: 6 y 7)

El monacato entre los seguidores de Jesús (P)

31) "Tras ellos (Noé, Abraham y los Profetas ) enviamos a otros Mensajeros de Nuestra parte, así como a Jesús, hijo de María, a quien le dimos el Evangelio. Pusimos en los corazones de quienes le siguieron mansedumbre, misericordia y monacato. Este último fue instaurado por ellos, no se lo prescribimos Nosotros, y fue sólo por deseo de complacer a Dios. Pero no lo observaron como debían. Remunera mos a quienes de ellos creyeron, pero muchos de ellos fueron perversos". (El hierro: 27)

Los apóstoles son un ejemplo para los creyentes

32) "¡Oh, creyentes! ¡Sed auxiliares de Dios! Como cuando Jesús, hijo de María, le dijo a los apóstoles: ¿Quié nes serán mis auxiliares en la Vía que conduce a Dios? Los apóstoles dijeron: Nosotros somos los auxiliares de Dios. De los hijos de Israel, unos creyeron y otros no. Fortalecimos a los que creyeron contra sus enemigos, y salieron vencedores". (La fila: 14)

Los verdaderos cristianos son amigos de los musulmanes

33) "Verás que los más hóstiles hacia los creyentes (los musulmanes) son los judíos y los idólatras, y que los más amigos de los creyentes son los que dicen: En verdad somos cristianos. Es que entre ellos hay sacerdotes y monjes, y no son altivos. Y cuando oyen lo que se le ha revelado al Enviado (al Profeta Muhammad o Mahoma BPD), ves que sus ojos se llenan de lágrimas por reconocimiento a la Verdad, y dicen: ¡Señor! ¡Creemos! ¡Inscríbenos, pues, como testigos! ¿Cómo no vamos a creer en Dios y en la Verdad venida a nosotros, si anhelamos que nuestro Señor nos introduzca con los justos? Dios les recompensará por lo que han dicho con jardines bajo los cuales fluyen arroyos, en los que morarán eternamente. Esa es la retribución de quienes hacen el bien. En cambio, quienes no crean y des mienten Nuestros Signos (rechazándolos), morarán en el fuego de la Gehena". (La mesa servida: 82 a 86)

Jesús es uno de los cinco enviados más importantes

34) "Y cuando concertamos un Pacto con los profetas, contigo (¡oh, Muhammad!), con Noé, con Abraham, con Moisés y con Jesús, hijo de María, Pacto solemne, para pedir cuenta de su sinceridad a los sinceros. Y para los incrédulos Ha preparado un castigo doloroso". (La coalición: 7 y 8)

Convocatoria a los cristianos

35) "Dí: ¡Oh, gente de la Escritura! Convengamos en una fórmula aceptable para nosotros y vosotros, según la cual no adoraremos más que a Dios, no Le asociaremos nada y no tomaremos a ninguno de nosotros como señor aparte de Dios. Y si vuelven la espalda, dí: Sed testigos de que somos musulmanes". (La familia de Imran: 64)

Jesús en la tradición islámica

La vida simple de Jesús

1) Dijo el Imam ‘Alí (P), en un discurso que dio sobre las características de algunos de los profetas (P): "... Más si deseas hablar, podéis hacerlo sobre Jesús, hijo de María, la Paz sea sobre él. El ponía una piedra como almohada, vestía ropa rústica y se alimentaba con una comida muy simple. Su condimento era el hambre, su lámpara en la noche era la luna y su refugio en el invierno era el saliente y el poniente. Su fruta y su verdura eran lo que crecía en la tierra para los animanles. No tenía esposa que lo engañara, ni hijo que lo entristeciera, ni bienes que lo desviaran, ni avidez que lo humillara. Su montura eran sus piernas y sus sirvientes eran sus propias manos..."

La importancia de concluir una obra

2) Dijo Jesús, hijo de María (P) según lo transmitido por Abu Farwa al Ansari : "¡Oh, apóstoles! En verdad os digo: la gente considera que un edificio se asienta en sus bases, pero yo no os afirmo esto". Le preguntaron: "¿Entonces qué es lo que tú opinas, oh Espíritu de Dios? Contestó (P): "Sin duda que la base es la última piedra que coloca el albañil."

Nota:
"Espíritu de Dios" (en árabe: "Ruhollah") es un sobrenombre de Jesús (P).

La importancia de la pureza interior

3) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: ¿Para qué os sirve un cuerpo cuya apariencia es saludable, si su interior está enfermo (putrefacto)? ¿De qué os valen vuestros cuerpos cuando os asombran (sus apariencias exteriores) mientras vuestros corazones están corrompidos? ¿Y de qué os sirve lavar vuestras pieles mientras vuestros corazones están sucios?"

La dificultad del ingreso de un rico al Paraíso

4) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: El ámbito del cielo está vacío de ricos, y es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja a que entre un rico en el Paraíso".

La importancia de la acción

5) Narró el Imam ‘Alí Zain al ‘Abidín As Sayyad (el cuarto Imam P): "Está escrito en el Evangelio: no busquéis el conocimiento de aquello que desconocéis hasta tanto no actuéis conforme a lo que ya conocéis. Pues ciertamente la ciencia, cuando no se obra de acuerdo con ella, no aumenta a su dueño más que en impiedad y no acrecienta sino el alejamiento de Dios.

Sobre la humildad

6) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: La semilla germina en terreno llano (en tierra blanda y fértil) y no crece en la roca. Del mismo modo, la sabiduría habita en el corazón del humilde pero no en el corazón del arrogante tirano. ¿No sabéis, acaso, que quien levanta su cabeza ante un techo se le rompe (golpeándose con el techo), mientras que quien baja su cabeza ante un techo aprovecha su sombra y su refugio? Del mismo modo, a quien no sea humilde para con Dios, El lo degradará, mientras que a aquel que sea humilde para con Dios, El lo exaltará. Así como la miel no queda bien en el odre en cualquier estado, tampoco la sabiduría habita en los corazones en cualquier estado. El odre cuando no se desgarra, no está seco o no se descompone, puede convertirse en un recipiente para la miel. Del mismo modo, los corazones cuando no se quebrantan por los deseos, ni se mancillan con la avidez ni se endurecen con la vida mundanal, es posible que se transformen en recipientes para la sabiduría".

El recuerdo de Dios sociega los corazones

7) Dijo Jesús (P): " En verdad os digo: Cuando un animal no puede ser montado deja de ser útil, se torna rebelde y de estado cambiante. Del mismo modo, cuando los corazones no se ablandan con el recuerdo de la muerte ni son constantes en la consagración a la devoción, enseguida se transforman en corazones duros, insencibles y ásperos. ¿Qué beneficio tiene una lámpara en la terraza de una casa, cuando sus habitaciones permanecen a oscuras ? De la misma forma, tampoco resulta redituable la luz de la ciencia ubicada en vuestras bocas, mientras vuestros interiores se encuentran vacíos y oscuros. ¡Corred, pues, a vuestras casas e iluminadlas! Así mismo, ¡apresuraos para que vuestros corazones sean iluminados por la sabiduría, antes que se oxiden con los pecados y se conviertan en más duros que la piedra!"

Conminación a los sabios malvados

8) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, sabios malvados! Cobráis sueldos (como eruditos), pero no hacéis nada (por el bien de la religión y de la comunidad). Pronto el Señor del trabajo vendrá a buscar su obra, y saldréis de este mundo hacia las tinieblas de la tumba".

Quien no pone en práctica su conocimiento

9) Dijo Jesús (P) "El más desdichado entre los hombres es quien resulta conocido ante la gente por su ciencia, pero desconocido por su acción".

Advertencia de Jesús (P) respecto de los sabios corruptos y mentirosos

10) Dijo Jesús (P) : "En verdad os digo: El peor entre la gente es el hombre sabio que prefiere su mundo sobre su ciencia. En consecuencia, lo ama ( al mundo), lo busca y trabaja por él, al punto tal que si pudiera perplejar a toda la gente, lo haría. ¿De qué le sirve al ciego la intensidad de la luz del sol, si no la ve? Del mismo modo, ningún resultado tiene para un sabio su ciencia, si no obra en concordancia con ella... Por lo tanto, ¡prestad atención, en cuanto a los sabios mentirosos!, aquellos que portan ropas de lana y mantienen sus cabezas inclinadas sobre la tierra (aparentando humildad), cubriendo con esto sus pecados, mientras observan desde debajo de sus cejas como mira el lobo. Sus palabras se oponen a sus actos..."

Adorar a Dios o seguir al mundo

11) Ha dicho Jesús (P) : "En verdad os digo: Así como el enfermo mira la comida y no la disfruta debido a la enorme dolencia que padece , del mismo modo el compañero del mundo no goza, en la adoración (a Dios) ni encuentra su dulzura, porque encuentra disfrute en este mundo".

Jesús (P) y su sometimiento a la Voluntad Divina

12) Le preguntaron a Jesús (P): "¿Cómo has amanecido, oh Espíritu de Dios?" y contestó (P): "Amanecí mientras mi Señor, Bendito y Exaltado Sea, estaba sobre mí, y la muerte estaba buscándome. No soy dueño de lo que deseo, ni soy capaz de apartar de mí aquello que me disgusta, Por lo tanto, ¿quién es más pobre que yo?"

Jesús (P) y su situación en el mundo

13) Dijo Jesús (P): "Amanecí entre vosotros, mientras que mi condimento era el hambre, mi comida era lo que crece en la tierra para los animales salvajes, mi lámpara era la luna, mi lecho era la tierra y mi almohada era la piedra. No tengo casa que se derrumbe, ni riqueza que se desperdicie, ni hijo que muera, ni esposa que se entristezca. Amanezco sin poseer nada y anochezco del mismo modo, siendo yo el más rico de los hijos de Adán".

Los milagros de Jesús (P)

14) Dijo el Imam Musa al Kazim (el séptimo Imam P), según lo transmitido por Ibn Sikkit (famoso erudito de la época de los abbásidas), quien dijo: "Le pregunté a Abi Al Hasan ( el Imam Kazim P): ¿Por qué Dios envió a Moisés hijo de Imran (P) con los milagros del cayado y la mano blanca, que son elementos de la magia, mientras que a Jesús (P) lo envió con milagros vinculados a la medicina, y a Muhammad, la Paz sea con él y su familia y sobre todos los profetas, con el milagro de la palabra y la elocuencia (es decir, con el Corán)? Entonces me contestó (P): "Cuando Dios envió a Moisés (P), lo que prevalecía en su época era la magia. Entonces él les llevó algo de Dios, que ellos eran absolutamente incapaces de realizar, con lo cual anuló su magia, completando la Evidencia en contra de ellos (pues ellos podían distinguir entre un simple truco de magia y un verdadero milagro). Luego Dios envió a Jesús (P) en una época en la que existían muchas enfermedades crónicas, y por eso la gente necesitaba de la medicina ( habiendo esta do esta ciencia desarrollada y extendida). Entonces les trajo algo proveniente de Dios que ellos eran incapaces de realizar, a través de lo cual dio vida a los muertos y curó al ciego de nacimiento y al leproso, con el Permiso de Dios, completando así la evidencia sobre ellos. Y luego Dios envió a Muhammad (Mahoma, BPD) en una época en la que expresar las disertaciones y poesías de forma elocuente y expresiva, predominaba sobre las demás ciencias. Entonces él les trajo consejos y mandatos provenientes de Dios por medio de las cuales anuló todas sus palabras, completando así la evidencia en su contra".

Nota:
Debemos tener en cuenta que existe otra diferencia fundamental entre Moisés, Jesús y Muhammad (BPD) y es que los dos primeros fueron enviados al pueblo de Israel únicamente, por lo que tenían una Misión más limitada que la del profeta Muhammad (BPD), quien fue enviado a toda la Humanidad hasta el fin de los tiempos. Por consiguiente, el milagro dejado por él como evidencia de su condición de profeta y como argumento en contra de los hombres, es un milagro que puede ser presenciado por todos y estar al alcance de todos los pueblos en todas las épocas: el Sagrado Corán, un Libro que supera a todos los libros en una época en la que las comunicaciones han alcanzado su esplendor y máximo desarrollo.

Aquel a quien Jesús (P) no pudo curar

15) Narró el Imam Ya’far As Sadiq (el sexto Imam P): "Por cierto que Jesús, hijo de María (P), ha dicho: He sanado al enfermo y lo he curado con el Permiso de Dios. He curado al ciego de nacimiento y al leproso con el Permiso de Dios. He resucitado a los muertos con el Permiso de Dios. Y tuve la intención de curar al tonto, pero no pude purificarlo. Entonces le preguntaron: ¡Oh, Espíritu de Dios! ¿Quién es el tonto? Y respondió (P): Es el terco y vanidoso, que considera todo el mérito a su favor y nada en su contra, que espera que los demás respeten su derecho, pero él no respeta el derecho de los demás ( ni cree que sea necesario hacerlo). Este es el tonto para cuya curación no existe remedio alguno".

El amor al dinero y sus consecuencias

16) Narró el Imam Ya’far As Sadiq (P): "Jesús, hijo de María (P), marchó por alguna de sus necesidades, y tres de sus compañeros lo acompañaron. Pasaron junto a tres bolsas de oro que había sobre el camino. Entonces Jesús (P) les dijo a sus compañeros: Por cierto que esto mata a la gente, y continuó su marcha. Uno de ellos declaró: Yo necesito este oro, y volvió a buscarlo. El segundo se expresó igual y también retornó. Y el tercero hizo lo propio. Los tres llegaron al oro, y decidieron mandar a uno de ellos a comprar comida (antes de repartirse la riqueza). Mientras el que fue a buscar comida en la cual puso veneno a fin de matar a los otros, para que no se asocien con él en el oro, los otros dos se pusieron de acuerdo para asesinarlo y repartirse su parte. Entonces cuando aquel llegó, arremetieron contra él y lo mataron. Después comieron (lo que él había traído), y murieron envenenados. Cuando Jesús (P) regresó por ese lugar, los encontró muertos alrededor del oro. Entonces los volvió a la vida con el Permiso de Dios, Exaltado sea Su Nombre, y luego expresó: ¿Acaso no les he dicho que esto mata a la gente?

Tesoros en el cielo

17) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: "Por cierto que vuestro corazón está con vuestro tesoro. Pues la gente ama a sus bienes y está enamorada de ellos. Luego, debéis poner vuestros tesoros en el cielo, donde no los devora la carcoma ni los alcanzan los ladrones".

Dios y las riquezas

18) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Ningún siervo puede brindar servicio a dos señores, pues inevitablemente dará preferencia a uno sobre el otro. Por eso no se pueden reunir en vosotros el amor a Dios y el amor al mundo".

Buenaventuranza

19) Dijo Jesús (P): "Bienaventurados los que son benévolos (o amables) con la gente, pues a ellos se les tendrá piedad el Día del Juicio. Bienaventurados los que reconci lian a la gente entre sí, pues ellos serán los allegados (o próximos a Dios) el Día de la Resurrección. Bienaven turados los que purifican su corazón, pues ellos visitarán a Dios el Día del Juicio. Bienaventurados los que en este mundo son humildes, pues ellos serán los herederos de los estrados del Reino el Día del Juicio. Bienaventurados los pobres, pues serán los poseedores del Reino de los cielos. Bienaventurados los tristes, pues ellos serán alegrados (o consolados). Bienaventurados los que soportan el hambre y la sed por la humildad, pues ellos serán satisfechos. Bienaventurados los que realizan buenas obras, pues ellos serán llamados ‘los elegidos de Dios’. Bienaventurados los purificados, pues ellos tendrán el Reino de los cielos. Bienaventurados vosotros, que sois envidiados e insultados, que recibís vituperios y mentiras (por ser creyentes y seguidores de la verdad); a pesar de todo esto, igualmente debéis estar alegres y contentos, pues vuestra remuneración es abundante en los cielos".

Jesús censura a los hombres mundanos

20) Dijo Jesús (P): "¡Oh, siervos malvados! Criticáis a la gente en base a conjeturas ( o suposiciones), pero no os censuráis a vosotros mismos a pesar de tener certeza (de vuestra maldad). ¡Oh, siervos del mundo! Queréis ser alabados por aquello que no existe en vosotros, y anheláis ser señalados por los dedos (ser famosos). ¡Oh, siervos del mundo!, que rasuráis vuestras cabezas, vestís camisas cortas y andáis cabizbajos (aparentando humildad), pero no habéis sacado el odio de vuestros corazones. ¡Oh, adoradores del mundo! Sois como una tumba, cuyo exterior asombra a quienes la contemplan, pero cuyo interior sólo contiene los huesos (putrefactos) de los pecadores que han muerto. ¡Oh, siervos del mundo! Sois como una lámpara que ilumina a la gente, pero se quema en sí misma".

Jesús recomienda la ciencia

21) Dijo Jesús (P): "¡Oh, hijos de Israel! ¡Participad de las reuniones de los sabios, aunque tengáis que ir de rodillas! Porque Dios a través de la luz de la sabiduría vivifica los corazones muertos, tal como la lluvia intensa vivifica la tierra muerta. ¡Oh, hijos de Israel! Hablar poco es muestra de una gran sabiduría. En consecuencia, debéis silenciar vuestras lenguas, porque ese es un excelente méto do, con poca carga, que conlleva una insignificancia de pecados. Así fortalecéis la puerta de la ciencia, que es la paciencia. Dios detesta a los que se ríen sin motivo, así como a los que caminan mucho sin rumbo y sin una finalidad.Y ama al gobierno que no desatiende a su pueblo y que lo cuida como un pastor a su rebaño. Luego, ¡Tened vergüenza de Dios en privado tal como os avergonzáis de la gente en público! Y sabed que la palabra de sabiduría es para el creyente como algo que ha perdido y que por considerarlo de mucho valor, continuamente lo busca. Por lo tanto, debéis guardarla y cuidarla antes que la perdáis. Su perdición depende de la desaparición de sus narraciones y de sus maestros".

Jesús (P) aconseja a los buscadores del conocimiento

22) Ha dicho Jesús (P): "¡Oh, enamorado de la ciencia! Debéis enaltecer a los sabios por su sabiduría, evitando discutir con ellos, y debéis menospreciar a los ignorantes por su ignorancia, pero sin rechazarlos, sino, por el contrario, debéis aproximarlos (a vosotros, atrayéndolos) y enseñarles. ¡Oh, poseedores de la ciencia! Debéis saber que cada merced que no podéis agradecer es como un pecado del cual sois responsables (como un mal por el cual seréis castigados). ¡Oh, interesados por la ciencia! Debéis saber que cada desobediencia de la cual no podéis arrepentiros es como una pena por la cual seréis castigados. ¡Oh, interesados por la ciencia! Existen calamidades que no sabéis cuándo os cubrirán. Por lo tanto, ¡preparaos antes que os caigan repentinamente!"

Jesús (P) enseña sobre la humildad, el desapego y la cordialidad

23) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Yo os enseño para que aprendáis, no para que seais vanidosos. Sin duda que no alcanzaréis aquello que anheláis si no abandonáis vuestras pasiones, y jamás llegaréis a lo que os gusta excepto teniendo paciencia con aquello que os disgusta. Luego, ¡tened cuidado de mirar (aquello que no os es lícito) ! Porque la mirada siembra pasiones en los corazones, y esto es suficiente como tentación para su dueño. ¡Bienaventurado sea, pues, quien pone su mirada en su corazón y no da su corazón a su mirada! Y no observéis los defectos de la gente como si fueseis propietarios, sino como servidores de la gente. Las personas son de dos tipos: los que tienen dificultades y los que buscan la salud (la tranquilidad, el bienestar, etc. ). Luego, ¡tened misericordia de los que tienen dificultades y alabad a Dios por la salud que os brinda".

Jesús (P) exhorta respecto de la conducta correcta y el amor a la gente

24) Dijo Jesús (P): "¡Oh, hijos de Israel! ¿Acaso no tenéis vergüenza ante Dios? Ninguno de vosotros considera lícita su bebida hasta no liberarla por completo del lodo (y purificarla colándola), pero no os importa tragaros una selva de lo ilícito. ¿Acaso no habéis oído que en la Torah se os dice: "Vinculaos con vuestros parientes, retribuyéndoles recíprocamente? Mas yo os digo; mantened las relaciones familiares con aquellos que las han cortado; otorgad a los que os han negado; saludad a quienes os insultan; tratad equitativamente a quien es hostil con vosotros y perdonad a quien comete injusticias en vuestra contra, tal como vosotros apreciáis que se os dispense vuestras malas acciones. Tomad consejo (y aleccionaos) de modo que Dios os perdone (y os trate con misericordia y bondad). ¿Acaso no reparáis en su sol que ilumina tanto a los justos como a los injustos de vosotros, y que su lluvia cae tanto sobre los bienechores como los pecadores? Así pues, si vosotros no amáis más que a quien os ama, y no hacéis el bien más que a quien os hizo el bien, y sólo retribuís a aquel que os otorgó, ¿Qué preferencia tenéis, entonces, sobre los demás? Aún los tontos que no tienen preminencia ni comparación con vosotros obran así. Entonces, si queréis ser amados y escogidos por Dios, haced el bien a quien os hace mal, perdonad a quien os trata injustamente y saludad a quien os evita (os vuelve la cara negándoos el saludo). Escuchad mis palabras y preservad mi legado, conservando mi pacto, hasta que seais sabios que comprenden las realidades".

Oponerse a los opresores

25) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: cuando surge un incendio en una casa, éste se transmite a otras casas hasta quemar a muchas de ellas, a no ser que se anticipen a la primera casa y , destruyéndola desde su base, apaguen el fuego por completo. Así es con el primer opresor que surje en un pueblo, si cortan su poder, oponiéndosele, no encontrará a ningún otro opresor que lo siga, al igual que si en la primera casa no hay ninguna madera ni tablas, no se quema nada".

Quien pueda hacerlo, debe oponerse a la opresión

26) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: quien ve a una víbora dirgiéndose hacia su hermano para picarlo y no le advierte, si ésta lo mata, él es responsable de su muerte ( es decir, no está libre de su sangre). Del mismo modo, quien ve a su hermano cometer errores y no le advierte permi tiendo que peque demasiado, no está libre de asociarse a su pecado (siendo responsable de sus faltas). Y quien tiene poder para impedirle a un opresor que oprima y no lo hace, es como el que oprime. Y ¿cómo va a temer un opresor mientras vive entre vosotros con absoluta seguridad, sin que nadie lo vede, lo limite o se levante para terminar con su poder? ¿Cómo va, pues, a abandonar la opresión y dejar la soberbia? ¿Acaso es suficiente que uno de vosostros declare: "Yo no oprimo a nadie y los demás están a salvo de mi opresión, mientras él observa la opresión sin hacer nada por impedirla? Si es así ¿cómo decís que no sois responsables de la opresión que veis sin impedir, ¿por qué os aso ciáis a los opresores en el castigo, las consecuencias y las calamidades del mundo que caen sobre ellos, a pesar que aparentemente no colaboráis con ellos?"

La obediencia y adoración a Dios por sobre todas las cosas

27) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh malos siervos! ¿Cómo tenéis esperanzas que Dios os asegure contra el espanto del Día del Juicio, mientras no obedecen a Dios por temer a la gente, y entonces les obedecéis a ellos, desobedeciendo a Dios, y cumplís con sus pactos oponiéndoos al pacto de Dios? En verdad os digo: en aquel Día; Dios no asegurará contra el espanto a quienes hayan tomado a los siervos como señores en lugar de Dios (obedeciendo a la gente en lugar de obedecer a Dios). ¡Ay de vosotros, oh siervos malos! Por este mundo vil y las pasiones pedidas, habéis descuidado el Reino del Paraíso y os habéis olvidado del espanto del Día del Juicio".

Exhortación a la gente mundana e hipócrita

28) Dijo Jesús (P): "!Ay de vosotros, oh siervos del mundo! Por las mercedes que desaparecen y la vida que es corta habéis escapado de Dios detestando Su encuentro. Mientras Dios aprecia encontrarse con vosotros, vosotros habéis detestado Su encuentro. Y Dios sólo aprecia encontrar a quien ama Su encuentro. ¿Cómo pretendéis ser amigos de Dios y no de la gente, mientras escapáis de la muerte aferrándoos al mundo ( y buscando refugio en él) ? ¿Qué beneficio tiene para un muerto que su bálsamo sea de un aroma exquisito y su mortaja sea blanca, mientras que él se encuentra bajo la tierra? Del mismo modo, ¿qué beneficio tiene para vosotros la hermosura de vuestro mundo, con todo su adorno, mientras todo se dirige a la desaparición? ¿Y qué utilidad os depara la pureza de vuestros cuerpos y el brillo de vuestros colores, mientras que os dirigís hacia la muerte? Luego, bajo la tierra seréis olvidados, sumidos en las tinieblas de la tumba".

La cárcel del cuerpo y la morada de la piedad

29) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh siervos del mundo! Debés tomar los templos de vuestro Señor como cárceles para vuestros cuerpos (y no como un lugar en el cual sois libres de hacer lo que deseáis), y estableced vuestros corazones como moradas de la piedad y no de las pasiones".

Jesús (P) exhorta a tomar conciencia

30) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh sabios malvados! Por no haberos llegado vuestra muerte, no digáis para vosotros mismos: Nuestra muerte ha sido postergada, (pues no es así). En realidad, es como si ya os hubiese llegado la muerte, y se fuera trasladando. Por lo tanto, a partir de ahora mismo escuchad con atención la convocatoria, y desde este preciso momento gritaos a vosotros mismos (reprochándoos por vuestras faltas), y desde este mismo instante llorad por vuestros errores, y de ahora en adelante obrad con justicia, asumiendo el cargo que os corresponde. Y apresuraos a arrepentiros hacia vuestro Señor".

Las creencias se demuestran a través de las acciones

31) Dijo Jesús (P): "Ay de vosotros, oh siervos del mun do! Cargáis lámparas bajo el brillo del sol, mientras que su luminosidad os es suficiente, y luego perdéis las lámparas en la oscuridad, quedando sometidos a ella. De igual forma, aprovecháis la luz de la ciencia para los asuntos munda nales en tanto que éste os ha sido garantizado, y dejáis de aprovecharla para los asuntos del más allá, mientras que la ciencia os fue otorgada para ello. Decís que el otro mundo es real, pero sólo preparáis este mundo; decís que la muerte es la verdad, pero escapáis de ella; decís que Dios escucha y ve todas las cosas, pero no teméis que él cuente vuestros pecados en vuestra contra. ¿Y cómo puede creeros quien os escucha ? Por cierto que quien miente sin saber, tiene más excusas (ante Dios) que aquel que miente a sabiendas, aunque no existe ninguna excusa (válida o aceptable) para la mentira".

Para conservar la belleza y la lozanía

32) Narró el Imam ‘Alí ibn Abi Talib ( el primer Imam P) que el profeta Muhammad (BPD) dijo: "Mi hermano Jesús (P) pasó por una ciudad y vio a un hombre y a una mujer discutiendo y peleándose a los gritos. Entonces se acercó a ellos y les preguntó: ¿Qué os sucede? El hombre le explicó: ¿Oh, profeta de Dios! Ella es mi esposa. No tiene ningún problema de carácter y es una buena mujer. Pero yo no deseo vivir más con ella y quiero separarme de ella. Jesús (P) inquirió: Cuéntame algo más sobre su estado (y el motivo por el cual deseas el divorcio). El le dijo: Su rostro se ha vuelto feo (ha perdido la lozanía), aunque ella todavía no es anciana. Entonces Jesús (P) le preguntó a ella: ¡Oh, mujer! ¿Deseas que la lozanía vuelva a tu rostro y que vuelvas a ser bella? Ella dijo: Sí. Entonces (Jesús P) le dijo: Cuando vayas a comer, abstente de hacerlo en demasía y deja de comer antes de estar satisfecha. Pues cuando la comida es excesiva y llega hasta el pecho, está de más y hace desaparecer la belleza del rostro. La mujer aplicó el consejo de Jesús (P) y la belleza (frescura o lozanía) retornó a su rostro".

La obediencia a Dios, la caridad y el agradecimiento

33) Dijo Jesús (P): " En verdad os digo: Así como el mar no merma por el anegamiento de un barco, ni esto lo perjudica en absoluto, del mismo modo ninguna de vuestra desobediencia disminuye o daña a Dios. Por el contrario, solamente resultáis disminuídos y perjudicados vosotros mismos. Y así como no se reduce la luz del sol por mucho que se tome de ella además de otorgar salud y una vida agradable, de igual forma la abundancia del otorgamiento y del sustento brindado no disminuye a Dios en absoluto, y además, a través de Su sustento, vosotros gozáis de una vida tranquila y agradable. Y El incrementa Su sustento a quien Le agradece. Pues El es Agradecido, Sabio".

Sobre los juramentos

34) Dijo Jesús: "En verdad os digo: Por cierto que Moisés (P) os ha ordenado no jurar por Dios en falso. Mas yo os digo que no debéis jurar por Dios ni en falso ni verazmente. Y solamente debéis limitaros a decir "sí" y "no" ¡Oh, hijos de Israel! ¡Comed las hierbas del desierto y el pan de cebada, y absteneos del pan de trigo! Pues temo que no podáis agradecerlo debidamente".

Cada palabra será juzgada

35) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Por cierto que por cada palabra mala que expreséis, recibiráis su respuesta el Día del Juicio".

Esforzarse en pulir la fe

36) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh siervos del mundo! Limpiáis prolijamente el trigo y moléis perfecta mente su grano, a fin de degustar su sabor, comiéndolo de una forma agradable. De la misma manera debéis buscar la fe sincera hasta encontrar su dulzura y aprovechar su con secuencia".

Esforzarse en obtener la sabiduría

37) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Si durante una noche oscura encontraseis una lámpara que se enciende con combustible líquido, buscaríais su luz sin que el mal olor de su combustible os lo impidiera. Del mismo modo, es conveniente para vosotros tomar la sabiduría de cualquier persona en donde la halléis, sin que el desánimo de dicha persona os lo impida".

Jesús (P) exhorta a los hombres mundanos

38) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh siervos del mundo! No sois como los sabios que razonan y saben, ni como los benevolentes que comprenden bien las cosas, ni como esclavos temerosos, ni como libres generosos. El mundo (al cual adoráis) está a punto de arrancaros de vuestras raíces, invertiros sobre vuestros rostros y derribaros sobre la punta de vuestras narices. Luego habrá de tomar vuestros errores por sus copetes mientras que la realidad os empujará hasta haceros rendir ante el Reino de la retribución (llevándoos ante la Presencia de Dios) completamente desnudos. Y sólo recién después de todo esto se os castigará por vuestras malas acciones".

Advertencia acerca del abandono de la ciencia y la persecución del mundo

39) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh siervos del mundo! ¿Acaso no se os ha otorgado el poder sobre el resto de la creación a través de la ciencia? Luego, vosotros la habéis arrojado (a la ciencia, despreciándola) y no habéis practicado de acuerdo con ella. Os habéis dirigido hacia el mundo, tomando determinaciones en él y preparando todo para él. Así, tomando ventajas y alegrándoos por ello, buscasteis el mundo hasta el último momento de vuestra existencia. Luego, para Dios no existe nada de provecho ni de valor en vosotros".

La nobleza del más allá y el arrepentimiento

40) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: No alcanzaréis la nobleza del otro mundo sin antes abandonar aquello que apreciáis de este mundo . No debéis esperar el arrepentimiento de mañana, porque hasta mañana hay un día y una noche, y la determinación de Dios amanece y anochece en ellos".

Jesús (P) advierte sobre las trampas del demonio

41) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Por cierto que las faltas pequeñas y su consideración como insignificantes son parte del complot de Satanás (contra el ser humano), a través de la cual él os hace perder toda esperanza. El los presenta como insignificantes ante vuestros ojos, haciendo que ellos aumenten (realizándolos con frecuencia) hasta que os abarcan (atrapandoos en la perdición)".

Jesús y la oración

42) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: No existe nada que alcance semejante grado de la nobleza en el otro mundo ni sea de mayor ayuda para los acontecimientos de este mundo como la oración constante. Y no hay nada más cercano al Misericordioso que la oración. Por lo tanto, realizadla en forma permanente, con abundancia, y junto con todas las acciones buenas que os aproximan a Dios. Pues la oración es lo más próximo a El y lo más preferido (por Dios)".

El valor de las acciones sinceras

43) Dijo Jesús(P): "En verdad os digo: Todas las obras de un oprimido que no buscó ayuda, ni de palabra, ni de hecho (para realizarlas), ni las hizo con odio (o con desgano), son muy grandes en el Reino de los Cielos. ¿Quién de vosotros al ver una luz la llama ‘tiniebla’, o al ver una tiniebla la llama ‘luz’? Del mismo modo, no es posible para un siervo ser creyente e impío al mismo tiempo, ni elegir este mundo deseando el otro mundo. ¿Acaso quien siembra cebada cosecha trigo, o quien siembra trigo cosecha cebada? Así mismo, el siervo cosecha en el más allá lo que ha sembrado (en este mundo), y será retribuído de acuerdo a lo que haya logrado".

Limpiar el corazón

44) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Quien no limpia su sembrado de hierbas, éstas crecen hasta que lo abarcan, exterminándolo. Del mismo modo, quien no saca de su corazón el amor al mundo, éste crece y lo abarca al punto tal que no le permite encontrar el gusto del amor por el otro mundo".

Las pruebas del mundo

45) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Por cierto que aquel de vosotros que más ama al mundo es el más impaciente ante las pruebas que le mundo conlleva, mientras que aquel que es más desapegado de lo mundanal es más perseverante ante ellas".

Jesús (P) exhorta a los hombres mundanos

46) Dijo Jesús (P): "¡Ay de vosotros, oh siervos malos! ¿Acaso no estabais muertos y se os dio vida, y cuando se os vivificó volvisteis a morir? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no erais iletrados y se os enseñó, y luego que se os enseñara, nuevamente olvidasteis? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no erais mal educados y Dios os brindó instrucciones (a través de la religión), y luego de aprender las instrucciones otra vez fuisteis ignorantes? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no estabais extraviados y entonces se os encaminó, y luego de haber sido encaminados, nuevamente os extraviasteis? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no estabais ciegos y se os dio la vista, y luego de recibir la vista nuevamente os enceguecisteis? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no erais sordos y se os dio el oído, y luego de recibir el oído, nuevamente ensordecisteis? ¡Ay de vosotros! ¿Acaso no erais mudos y entonces se os concedió la facultad de hablar, y después de esto nuevamente enmudecisteis? ¡Ay de vosotros! ¿No estabais buscando el triunfo, y cuando éste se os concedió, os volvisteis atrás? ¡Ay de vosotros! ¿No estabais humillados y entonces se os concedió poder, y cuando fuisteis poderosos subyugasteis y agredisteis (a los demás), desobedeciendo (a Dios)? ¡Ay de vosotros, oh siervos malvados! Obráis como herejes, pero anheláis ser los herede ros (del Paraíso), pretendiendo tener la seguridad de los asegurados (contra el Fuego). Pero los asuntos de Dios no son como vosotros anheláis y pretendéis. Por el contrario, para la muerte producís hijos, para la ruina construís y restauráis, y para los herederos preparáis (vuestra hacienda).

La sabiduría y la verdad

47) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Así como el sol brilla para todas las cosas, la sabiduría es luz para todos los corazones, siendo la piedad la cabeza de toda sabiduría. Y la verdad es la puerta de todo bien, mientras que la misericordia de Dios es la puerta de toda verdad, y sus llaves son la súplica, el ruego y la práctica. ¿Y cómo se abre una puerta sin la llave?"

La sabiduría y la acción

48) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Por cierto que un hombre prudente no planta un árbol excepto que le satisfaga, ni hace preñar a su yegua salvo con un caballo que le guste. Así mismo el creyente sabio no obra sino complaciendo a Dios".

La sabiduría y el pulimento del corazón

49) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: así como el pulimento arregla a la espada y la deja resplandeciente (quitándole todo el óxido), del mismo modo la Sabiduría pulimenta el corazón y lo deja lúcido. Y ella en el corazón del prudente es como el agua en la tierra muerta, vivifica su corazón como el agua vivifica la tierra muerta. Y es como la luz en las tinieblas, a través suyo la gente marcha y se encamina".

La sabiduría , su aprendizaje y su transmisión

50) Dijo Jesús (P): "En verdad os digo: Por cierto que trasladar las piedras de las montañas sobre la cabeza, es mejor que transmitir un dicho a quien no lo capta. Su ejemplo es como el de quien coloca una roca en el agua para que se ablande y como el de quien cocina para los muertos. Bienaventurado sea, pues, quien se abstiene de hablar mucho por temor a la Ira de su Señor, quien no transmite un dicho que no comprende y quien no envidia el discurso ( o la elocuencia) de alguien hasta que su acción sea clara para él. Bienaventurado sea quien estudia lo que ignora en manos de los sabios y enseña lo que conoce a quienes no saben. Bienaventurado sea quien enaltece a los sabios por su sabiduría, dejando de discutir con ellos, y considera insignificantes a los ignorantes debido a su igno rancia; pero sin apartarlos de sí, sino, por el contrario, atrayéndolos a sí mismo para enseñarles".

Jesús (P) anunciando a Moisés (P)

51) Figura en una tradición islámica que Dios le dijo a Moisés (P) en la confidencia que tuvo con él: "...¡Oh, Moisés! Te dejo como legado de un Compasivo, al hijo de una virgen, Jesús, hijo de María (P), el dueño del asno, de la sombra larga, el aceite, la aceituna y el oratorio (mihrab). Después de él, vendrá el dueño del camello rojo (Muhammad BPD), quien es purificado (infalible)..."

Jesús (P) enseña sobre el adulterio

52) De Jesús (P) según lo transmitido por el Imam Sadiq (P) : "Por cierto que Moisés os ordenó no cometer adulterio. Pero yo además os ordeno que no penséis en fornicar siquiera. Porque aquel que piensa en cometer adulterio es como quien enciende fuego en una casa adornada y lujosa: aunque el fuego no queme la casa, el humo arruina los adornos".

Consejos de Jesús (P) en referencia a la sabiduría y la prudencia

53) Narró el profeta Muhammad (BPD): "Ciertamente Jesús (P) se levantó entre los hijos de Israel para disertar, y dijo: ¡Oh, hijos de Israel! No habléis de la sabiduría ante los ignorantes que no la aprecian, pues ellos son injustos para con ella. Y no se la neguéis a su gente, pues de lo contrario seríais injustos con ellos. No os asemejéis al opresor, pues de esa manera se anularían vuestras virtudes. ¡Oh,hijos de Israel! Los asuntos son de tres clases: un asunto cuya verdad es clara, al cual debéis seguir, un asunto cuya falsedad y extravío son evidentes, al cual debéis evitar, y un asunto respecto del cual hay discrepancias, al cual debéis dejar en Manos de Dios.

¿Por qué Jesús no tuvo padre?

54) Del Imam Sadiq (P), según lo transmitido por Abi Basir (uno de sus discípulos): "Le pregunté a Abi Abdu Lah ( el Imam Sadiq P) ¿Por qué Dios, Poderoso y Majestuoso, Ha creado a Adán (P) sin padre ni madre, a Jesús (P) sin padre, y al resto de la gente a partir de padres. Entonces me contestó: Lo hizo para que la gente sepa que El es Omnipotente, que El tiene el Poder de crear una criatura de una mujer sin la intervención del hombre, al igual que puede crearla sin la mujer ni el hombre. El , Poderoso y Majestuoso, Ha hecho esto para que la gente sepa que El es Todopoderoso".

Jesús (P) y el mundo

55) Narró el Imam Musa al Kazim (P): "El mundo se corporizó ante el Mesías (Jesús P) como una mujer muy hermosa. Entonces él (P) le preguntó: ¿Cuántas veces te has casado? Ella respondió: Muchas. El inquirió (P): ¿Acaso tus maridos te han repudiado (divorciándose de tí)? Ella di jo: No, sino que, por el contrario, yo los asesiné a todos. Entonces el Mesías (P) exclamó: ¡Hay de tus futuros maridos como no escarmienten de los pasados!"

Jesús (P) y su última recomendación

56) Narró el Imam Sadiq (P): "Cuando Jesús (P) quiso despedir a sus discípulos, los reunió y les ordenó la atención a los oprimidos de entre la gente, vedándoles a los opresores".

Jesús lava los pies de sus discípulos

57) Jesús (P) le dijo a los apóstoles: "¡Oh, descípulos! Necesito que cubran mi necesidad". Ellos respondieron: "¡Por supuesto, oh Espíritu de Dios!" Entonces él se levan tó y lavó los pies de ellos. Ellos exclamaron: "¡Oh, Espíritu de Dios! Nosotros somos más adecuados para realizar esto". El les respondió : "El más adecuado para brindar servicio entre la gente es el sabio. Esto sólo es una demostración de humildad, para que realicéis lo mismo entre la gente después de mí". Luego Jesús (P) agregó: "La sabiduría florece con la humildad, no con la arrogancia, así como la vegetación crece en la tierra llana (un valle o una pradera) y no en la montaña".

Jesús (P) enseña a sus apóstoles con quién deben reunirse

58) Narró el profeta Muhammad (BPD): "Los apóstoles le preguntaron a Jesús (P): ¡Oh, Espíritu de Dios ¿Con quién debemos reunirnos? El contestó (P): "Con aquel que al mirarlo les recuerda a Dios, cuya palabra acrecienta vuestra ciencia y cuya acción les incline hacia el más allá".

Recomendaciones de Jesús acerca de la enseñanza

59) Dijo Jesús (P): "No habléis de la sabiduría a quienes no son su gente, pues caerías en la ignorancia. Y no la prohíbais a su gente, pues pecaríais. Que cada uno de vosotros sea como un médico curador, el cual al percibir una oportunidad para el remedio, lo prescribe, y de lo contrario se abstiene".

Enseñanzas de Jesús acerca de la Ira de Dios

60) Narró el Imam Sadiq (P): "Los apóstoles le plantearon a Jesús, hijo de María (P): ¡Oh, maestro del bien! Ensé ñanos qué cosa entre las cosas es la más fuerte (o dura). El respondió (P): "La Ira de Dios, Poderoso y Majestuoso" Ellos le preguntaron: ¿Y cómo se evita la Ira de Dios? El les contestó (P): "Sin encolerizarlo". Ellos inqirieron: ¿Y cuál es el principio de la Ira (Divina)? Dijo: "La avaricia, la soberbia y el desprecio hacia la gente. (Estas cosas encienden la Ira de Dios)

Jesús (P) exhorta a los apóstoles

61) Dijo Jesús (P): "¡Oh, apóstoles: Vosotros os encontráis hoy entre la gente como vivos entre muertos! Entonces, no os aniquiléis con la muerte de los vivos, obrando aquello que ha producido sus muertes.

Las riquezas mundanales

62) Dijo el Mesías (P): "Dios, Bendito y Exaltado sea, dice: Mi siervo creyente se entristece cuando aparto al mundo de él, mientras que en ese momento su estado es más apreciable para Mí y está más cerca Mío. Por otro lado, se alegra cuando lo enriquezco en este mundo, mientras que en ese momento su estado es despreciable para Mí y él se encuentra más lejos de Mí".

Disertación de Jesús (P) para sus seguidores

63) Transmitió el Imam Musa al Kazim (P): "Ciertamente, el Mesías (P) dijo a sus discípulos: ¡Oh, siervos malos ! Os asustáis del largo de la palmera y recordáis sus espinas y el sacrificio que implica treparla y subirse a ella, pero os olvidáis de sus frutos agradables y del reposo que ellas contienen para vosotros. De igual forma, recordáis el sacrificio que implica obrar para el otro mundo, considerando muy lejana Su Promesa, pero os olvidáis de las Mercedes, la Luz y los frutos que os llegarán allí.

¡Oh, siervos malos! Limpiáis el trigo purificándolo, y lo moléis finamente (hasta convertirlo en harina), porque os gusta su sabor y os agrada comerlo. De la misma manera debéis sincerar la fe y perfeccionarla (haciendo un trabajo de limpieza y purificación), hasta que encontréis su dulzura y obtengáis provecho de su estado final.

En verdad os digo: si una noche oscura encontraseis una lámpara cuyo combustible lo constituye el alquitrán, aprovecharíais de su luz sin que su mal olor os lo impida. De la misma forma es conveniente para vosotros que toméis la sabiduría de aquel en quien la encontréis, sin que su desgano os impida hacerlo.

¡Oh, siervos malos! ¡Tomad los templos de vuestro Señor como cárceles para vuestros cuerpos y vuestras frentes, y haced de vuestros corazones moradas para la piedad, y no un lugar de encuentro para las pasiones ! Por cierto que aquel de vosotros que más gima ante las pruebas ( quejándose y lamentándose) es el más enamorado del mundo, mientras que quien mayor paciencia tenga ante las pruebas es el más desapegado del mundo.

¡Oh, siervos malos! No seais como halcones arrebatadores, ni como zorros estafadores, ni como lobos engañadores, ni como leones feroces, los cuales hacen con sus presas lo que vosotros hacéis con la gente: arrebatáis a un grupo (cayendo encima cuando están desprevenidos), defraudáis a otro, engañáis a otro y sois feroces con otro (devorándolo sin piedad). En verdad os digo. De nada sirve un cuerpo cuyo exterior es sano mientras su interior está putrefacto. Del mismo modo, ¿de qué os sirven vuestros cuerpos saludables mientras vuestros corazones están enfermos? ¿Y para qué os sirve limpiar vuestras pieles mientras vuestros corazones están corrompidos (o impuros)? Entonces, no seais como la criba de la cual sale la harina pura mientras ella guarda las cerneduras (o impurezas). Pues así vosotros exponéis la sabiduría a través de vuestras bocas, pero retenéis el rencor en vuestros corazones.

¡Oh, siervos del mundo! Vuestro ejemplo es como el de la lámpara que dá luz a la gente mientras se quema en sí misma.

¡Oh, hijos de Israel! ¡Participad de las reuniones de los sabios y sentaos ante ellos, aunque tengáis que ir de rodillas! Pues Dios, a través de la luz de la sabiduría, vivifica los corazones muertos tal como la lluvia vivifica la tierra".

Agregó el Imam Musa al Kazim (P): " Está escrito en el Evangelio: Bienaventurados sean quienes son compasivos entre sí (los que se tienen misericordia unos a otros), pues ellos verán la Misericordia para sí mismos en el Día del Juicio Final. Bienaventurados sean quienes reconcilian a la gente entre sí, pues ellos serán los próximos a Dios en el Día del Juicio. Bienaventurados sean aquellos que purifican sus corazones, pues ellos serán los piadosos en el Día de la Resurrección. Bienaventurados sean los que son humildes en este mundo, pues ellos subiran a los estrados del dominio en el Día del Juicio Final".

Las palabras que Dios le reveló a Jesús

64) Figura en la tradición Islámica que Dios le reveló a Jesús hijo de María (P) lo siguiente: "¡Oh, Jesús! Yo soy tu Señor y Señor de tus antepasados. Mi Nombre es Uno. Yo solo He creado todas las cosas (sin ninguna ayuda y sin modelo previo). Todos son Mis creaciones y todos han de retornar hacia Mí.

¡Oh, Jesús Tú eres el Mesías por Mi orden. Tú has dado vida a criaturas de barro con Mi Permiso y has dado vida a los muertos con Mi Palabra, a través de Mi Autorización. Entonces, ¡ámame! Y recuérdame, pues no puedes hallar refugio alguno excepto en Mí.

¡Oh, Jesús! Te recomiendo como alguien que es compasivo contigo, para que seas merecedor de mantener un vínculo Conmigo (o entrar bajo Mi Protección) a través de la búsqueda de Mi Complacencia. Tú has sido bendecido en la niñez y en la madurez, en cualquier lugar donde has estado. Testifico que tú eres Mi siervo, nacido de Mi sierva (María P). ¡Acércate a Mí, pues a través de las oraciones meritorias y confía en Mí! Yo soy suficiente para tí (para todos tus asuntos). No sigas a ningún otro, pues te abandonaría.

¡Oh, Jesús! Ten paciencia ante las dificultades y complácete de la determinación (o destino: qada), tal como Yo me complazco de tí. Y Mi Complacencia está en ser obedecido, no desobedecido.

¡Oh, Jesús! Vivifica Mi Recuerdo con tu lengua y establece Mi Amor en tu corazón.

¡Oh, Jesús! Despierta en las horas de negligencia e imparte consejos sutiles (a través de parábolas), enseñándolos a la creación por Mí.

¡Oh, Jesús! Sé enamorado y temeroso, y aniquila tu corazón a través del temor hacia Mí.

¡Oh, Jesús! Utiliza la noche para buscar Mi Complacencia y ayuna durante el día para el Día de tu necesidad (el Día del Juicio Final).

¡Oh, Jesús! Tú eres responsable En consecuencia, apiádate del débil tal como Yo soy Misericordioso contigo, y no trates con rudeza al huérfano.

¡Oh Jesús! Llora por tu alma en soledad y movilízate en los tiempos de las oraciones. Hazme escuchar el goce de tu palabra con Mi Recuerdo. Pues Yo He obrado bien contigo.

¡Oh, Jesús! ¡A cuántas comunidades He aniquilado por sus pecados pasados! ¡Sin embargo, Yo te He protegido de todo esto.

¡Oh, Jesús! Sé cordial con el débil y eleva tu vista al cielo con humildad para invocarme. Yo estoy muy cerca tuyo, pero no se Me recuerda sino rogándome con suma atención. Y cuando Me suplicas así, Yo respondo.

¡Oh, Jesús! Que no te engañe quien se rebela en Mi contra, a través de su desobediencia. El come Mi sustento, pero adora a otro en lugar Mío. Luego, ante las dificultades, Me invoca, y Yo le respondo. Pero nuevamente retorna a su estado anterior y se olvida de Mí. ¿Acaso él se rebela en Mi contra perjudicándome, o se expone a Mi Cólera? ¡Juro por Mí Mismo, que He de tomarlo de una forma tal que no tenga salvación ni refugio alguno, excepto en Mí! ¿Y a dónde puede escapar en Mi cielo o en Mi tierra?

¡Oh, Jesús! Dí a los opresores de los hijos de Israel que no Me invoquen mientras llevan en sus regazos los ilícitos y tienen ídolos en sus casas. Por cierto que Yo He jurado responder a sus súplicas, y la respuesta a sus súplicas es la maldición sobre ellos mismos hasta la dispersión.

¡Oh Jesús! ¿Qué bien hay en un goce que no es perpetuo y en una existencia que se separa de su compañero?

¡Oh, hijo de María! Si tu ojo viera lo que He preparado para Mis amigos justos ( o bienhechores), tu corazón se derritiría y tu alma volaría hacia allí con ardiente deseo. No existe nada semejante a la morada del más allá que tiene vecinos purificados, en la cual entran los ángeles cercanos, donde se está resguardado del terror del Día del Juicio Final; una morada donde las mercedes no cambian ni se separan de su gente.

¡Oh, hijo de María! Compite por el más allá con quienes compiten por él. Pues él es un anhelo para los nobles, un paisaje muy agradable. ¡Bienaventurado seas, oh hijo de María, si obras por él! Pues te encontrarás junto a tus padres Adán y Abraham (P) en los Jardines, en un Paraíso donde no habrá mudanza ni cambio. ¡Esto es lo que Yo hago con los piadosos!

¡Oh, Jesús! Escapa hacia Mí junto a quien escapa del fuego llameante, el fuego poseedor de cadenas y castigo, donde jamás ingresa la alegría ni sale de él la tristeza. El es oscuro, como la tiniebla de una parte de la noche. Quien se salve de él habrá triunfado. El es la morada de los opresores, los rebeldes, los déspotas y los de corazones duros y ásperos. ¡Oh, Jesús! ¡Qué mala morada resulta para quien confió en ella! ¡ Y qué mala morada es la residencia de los opresores! Yo te la evito. Entonces, ¡sé sabio en cuanto a Mí!

¡Oh, Jesús! Considérame con atención en cualquier lugar en que te encuentres. Y testifica que Yo soy tu Creador y que tú eres Mi siervo, que Yo te He dado forma y te He enviado hacia la tierra.

¡Oh, Jesús! Separa tu alma de los deseos exterminadores, y abandona todo anhelo que te separe de Mí. Debes saber que tú estás en la jerarquía de un Mensajero fiel (digno de toda confianza). Entonces, ¡ten cuidado con respecto a mí ( y temor de Mí)!

¡Oh, Jesús! Yo te He creado con Mi Palabra, María te ha engendrado a través de Mi orden. Hacia ella He enviado a Mi Espíritu, Gabriel, el Confiable de entre Mis ángeles, hasta que te estableció sobre la tierra viviendo y caminando. Y yo Sabía todo esto antes de que ocurriera.

¡Oh, Jesús! Si Yo me enojo contigo, nunca te beneficiará la complacencia de nadie, y si Yo me complazco contigo nunca te perjudicará la ira de quienes están enojados contigo.

¡Oh Jesús! Recuérdame en tu intimidad y públicamente, para que Yo te mencione ante los mejores de la creación.

¡Oh, Jesús! Invócame como quien ha naufragado en medio del agua y no tiene quien lo auxilie.

¡Oh, Jesús! Nunca jures por Mí en falso, pues Mi Cólera haría sacudir el Trono (por ese pecado). Este mundo perdura poco tiempo en cuanto a la vida, pero mucho respecto al deseo, y ante Mí hay una morada mucho mejor de lo que están acumulando.

¡Oh, Jesús! ¿Qué haréis cuando salga a vuestro encuentro una Escritura que hablará con la verdad, y entonces vosotros testificaréis sobre lo que habéis ocultado y sobre todo cuanto habéis hecho?

¡Oh, Jesús! Díle a los opresores de entre los hijos de Israel que ellos han lavado sus rostros pero han contaminado sus corazones. ¿Acaso son desatentos ante Mí o se rebelan en Mi contra sin temerme? Ellos se perfuman para la gente de este mundo, pero ante Mí son como un cadáver maloliente (putrefacto). Son como un pueblo de muertos.

¡Oh, Jesús Díles que se abstengan de adquirir lo ilícito, que cierren sus oídos a las vanidades ( y a las falsedades), y que se dirijan hacia Mí. Yo no deseo sus apariencias ni sus pomposos aspectos exteriores.

¡Oh, Jesús! Alégrate al actuar bien, pues esto produce Mi Complacencia, y llora por los pecados, pues ellos son desagradables (provocan Mi Ira). No hagas al prójimo lo que no deseas que te hagan. Acércate a Mi amor esforzándote en ello, y evita a los ignorantes.

¡Oh, Jesús! Encamina a los bienhechores siendo un buen guía para ellos, ayudándolos y testificando por ellos. Y dí a los opresores de entre los hijos de Israel: ¡Oh, compañeros de la maldad! Si no cesáis de ser injustos, seréis convertidos en monos y cerdos.

¡Oh, Jesús! Díles a los opresores de entre los hijos de Israel que la sabiduría provoca el llanto por temor a Mí, pero ellos insultan y se ríen. ¿Acaso han recibido la liberación de Mi parte? ¿Acaso están asegurados contra Mi castigo? ¿O se están exponiendo a Mi Castigo? ¡Juro por Mí que He de dejarlos como un ejemplo para la posteridad!

Luego, te lego, ¡oh, hijo de María, la virgen célibe!, al Señor de los mensajeros, Mi amado Ahmad, el dueño del camello rojo, de bello rostro el cual resplandece con una luz brillante, de corazón puro; muy fuerte y severo con los enemigos, pudoroso y noble. Él es la misericordia para todo el universo y es el señor de los hijos de Adán. El Día que me encuentren (el Día del Juicio), él será el más noble de los triunfadores ante Mí y el más cercano de todos los enviados. El es árabe y sin estudio (iletrado). Será firme en Mi religión y combatirá a los idólatras por Mí, con paciencia, defendiendo Mi religión. Te lego que informes con respecto a él a los hijos de Israel, ordenándoles que lo confirmen y crean en él, siguiéndolo y ayudándolo". Entonces (Jesús P) dijo: "¡Oh, Dios mío! ¿Quién es él, a quien tanto debo apreciar? Contestó: "El es Muhammad (Mahoma BPD), el mensajero de Dios para toda la humanidad. Su grado es más próximo a Mí que el de otros. Su intercesión (ante Mí) es la efectiva. ¡Bienaventurado sea él por su Profecía, y bienaventurada sea su comunidad! Por cierto que ellos Me encontrarán en su camino (en el camino del profeta Muhmmad BPD). A él (al profeta Muahmmad BPD) lo alaban la gente de la tierra y piden perdón para él los moradores del cielo. El es un fiel (digno de toda confianza) bendito y purificado. El es ante Mí mejor que el resto de la humanidad.Vendrá en el fin de los tiempos, y cuando surja, el cielo abrirá sus puertas y la tierrra dejará salir sus flores y sus frutos, manifestando su bendición . Yo bendeciré todo aquello sobre lo cual él coloque su mano...

¡Oh, Jesús! Yo te He encaminado hacia todo lo que te acerca a Mí y te He vedado todo cuanto te aleja de Mí. Entonces, medita sobre el bien para tí mismo (para tu propio beneficio).

¡Oh, Jesús! Observa tus propias acciones como un siervo pecador equivocado, y no mires las acciones de otros. Sé desapegado en este mundo y no temas en él (respecto de las cosas mundanales), pues te aniquilarías.

¡Oh, Jesús! Medita, reflexiona y observa en todas las regiones del planeta ¿cómo ha sido el final de los opresores?

¡Oh, Jesús! Toda Mi explicación para tí es el consejo, y toda Mi Palabra hacia tí es la verdad. Yo soy Real, Evidente, y con la verdad hablo. Si Me desobedeces después de haber recibido Mis Mandatos, no tendrás ante Mí protector ni auxiliar.

¡Oh , Jesús! Acostumbra a tu corazón a que Me tema. Presta atención a quien se encuentra debajo tuyo y no a quien está por encima de tí. Sabe que la cabeza de todo error y pecado es el amor al mundo. Entonces, no ames al mundo, pues Yo no lo amo.

¡Oh, Jesús! Purifica tu corazón a través de Mí, y recuérdame con frecuencia en la soledad . Debes saber que Mi alegría está en que te dirijas hacia Mí con temor y anhelo. Y en cuanto a esto, mantente vivo, no muerto.

¡Oh, Jesús! No asocies nada Conmigo y ten cuidado y temor de Mí. No te dejes engañar teniendo salud, y no seas envidioso. Pues el mundo es como una sombra que desaparece, y aquello de ella que está frente a tí es igual que lo que te da la espalda (es decir, aquello del mundo que se dirige hacia tí es igual que aquello que se separa de tí). En consecuencia, compite por las buenas acciones con denodado esfuerzo, pero no por las cosas mundanales. Y mantente siempre junto a la verdad, aunque seas cortado, descuartizado y quemado. No me rechaces después de conocerme, ni te unas con los ignorantes, pues cada cosa se mezcla con su semejante y entonces tú serías uno de ellos.

¡Oh, Jesús! Ruégame en cada estado de calamidad y ante cada dificultad, pues Yo ayudo a los que tienen problemas y a los necesitados. Y Yo soy el más Misericordioso de entre los que detentan misericordia"

Nota:
Todas las tradiciones islámicas (Hadices) expuestas en esta obra han sido traducidas directamente del árabe al castellano por el Sheij Muhammad Muallemi Zadeh a partir de distintos textos de tradiciones, principalmente de las obras "Bihar al anuar" y "Tuhaful ‘Uqul". Algunas de estas tradiciones pueden hallarse en la obra "Al Haiat" ("La vida"), enciclopedia islámica compilada por M. R. Hakimi, M. Hakimi y A. Hakimi, traducida al castellano por el Sheij M. Muallemi Zadeh, y también en la colección enciclopédica de Tradiciones tituladas "Lluvia de la sabiduría", compilada y traducida por el sheij M. Muallemi Zadeh.
Anuncios
Relacionados

Jesús en la espiritualidad islámica

Artículos - 24/12/2007

La Santísima Virgen María en el catolicismo y el Islam

Artículos - 25/12/2008

Jesús en el Islam

Artículos - 16/02/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26732-jesus_en_el_islam.html