webislam

Miercoles 13 Noviembre 2019 | Al-Arbia 15 Rabi al-Auwal 1441
719 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=746

¿Guerra? ¿Qué guerra? La invasión a Irak (2003)

06/03/2003 - Autor: Juan María Solare - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Juan María Solare
Juan María Solare

Saddam Hussein es un carnicero, eso es claro y está fuera de toda discusión razonable. También es claro que no representa al Islam ni se comporta según principios islámicos. Y resulta evidente que su primera y principal víctima fue el pueblo irakí.

Se habla entonces de guerra contra Irak, se discute si sí o no, cuándo será mejor, quiénes la realizarán, qué armas se utilizarán, cuánto costará, quién la financiará y qué beneficios retribuirá (como si fuera una inversión o un negocio). "Dónde" es claro: no será en el patio de nuestra casa. "Por qué" es la única pregunta que no se plantea, o que no se responde satisfactoriamente. Entre la lista de respuestas (ninguna totalmente convincente) encuentramos:

- porque EEUU necesita petróleo

- porque EEUU necesita usar sus armas viejas y desarollar nuevas

- porque EEUU necesita socavar la unión de la Comunidad Europea (dividiéndola en opiniones a favor y en contra)

- para distraer la atención ciudadana de los problemas internos de EEUU

- porque Irak parece tener vinculaciones con el terrorismo

- porque Irak acaso tenga armas de destrucción masiva (como si ningún otro país las tuviera, recordar Hiroshima)

- porque el Islam es el enemigo tras la desarticulación de la Unión Soviética

- por las dudas (según el principio imperial "si vis pacem para bellum" - si quieres la paz prepara la guerra)

Pero de todos modos, cualquier justificación que se elija es indiferente.

Porque esto, señores, no es una guerra. Guerra es cuando un ejército está de un lado, otro ejército del otro, ambos disparan y uno muere antes. Pero la acción invasiva que se planea contra Irak no se llama guerra, se llama masacre. Se llama tirar bombas hasta que las ratas salgan de sus madrigueras y se les pueda apuntar más fácil.

Y, paradójicamente, Irak fue la cuna de la civilización.

Pero en un exceso de optimismo ilimitado creo ver una señal positiva en esta historia lamentable: por primera vez hay una reacción dentro mismo de los Estados Unidos.

Y no me refiero principalmente a la iniciativa "Not in our names" (no en nuestros nombres), que en el fondo repite el síntoma de Pilatos ("yo me lavo las manos y no tengo nada que ver con este asunto"). Una iniciativa así es mejor que nada, pero no es una respuesta suficientemente activa.

Me refiero a que por primera vez hay algo parecido a un mea culpa de la sociedad estadounidense. Esto se produce bajo la forma de cartas abiertas al presidente Bush (cartas que seguramente él jamás leerá), declaraciones de intelectuales, de clérigos, de artistas, de premios Nobel.

Por primera vez hay manifestaciones multitudinarias dentro de los Estados Unidos en contra de la política exterior de los Estados Unidos. Manifestaciones de las de verdad, cuando la policía reprime, que es la mejor prueba de que la causa es auténtica. Cuando fue la guerra de Vietnam, las manifestaciones comenzaron sólo cuando los muchachos comenzaron a volver en ataúdes, no antes. Era una paz interesada.

Por primera vez hay un ciudadano norteamericano que comienza a dudar de que las palabras de su presidente no son tan certeras como el Evangelio. Por primera vez hay un norteamericano que descree de los argumentos de su gobierno y que lo pilla mintiéndole descaradamente.

Y es con este ciudadano con quien hay que relacionarse, para ayudarlo a que organice la resistencia dentro de su país (una resistencia que está en pañales, por falta total de experiencia, antecedentes y líderes). No con el ciudadano pasivo que dice que "ahora hay que tener paciencia hasta la próxima elección", sino con quien toma cartas activas en el asunto y eventualmente puede, desde dentro, impulsar la renovación de los EEUU, a inmediato y a largo plazo. Porque me resulta claro que un sistema sórdido pero fuerte como el estadounidense sólo puede cambiar desde dentro.

Anuncios
Relacionados

La pesadilla de las atrocidades de la invasión de Iraq

Artículos - 22/10/2010

Los negocios no tan ocultos de la guerra

Artículos - 16/10/2001

Para alimentar la paranoia

Artículos - 20/10/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26705-guerra_que_guerra_la_invasion_a_irak_2003.html