webislam

Viernes 15 Noviembre 2019 | Al-Yuma 17 Rabi al-Auwal 1441
1930 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=4122

La violencia doméstica: fenómeno intercultural

29/01/2003 - Autor: Jadicha Candela - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Jadicha Candela
Jadicha Candela

I.- INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

En esta ocasión me dirijo a un colectivo de mujeres que luchan contra toda forma de discriminación y que han asumido un compromiso para establecer una sociedad que se configura y estratifica en razón de los criterios de mérito y capacidad, que luchan para vivir su vida y de la sociedad de su tiempo con arreglo a los principios de igualdad que emanan de nuestra Constitución, y nuestro compromiso tiene un grado mayor de exigencia porque este colectivo se ha declarado mujeres musulmanas, y han constituido una Entidad Religiosa Islámica que toma el nombre del Sura 4 del Corán, An-Nisa, para honrar las normas islámicas pioneras que regularon la dignidad de la mujer en pie de igualdad en sus derechos que el hombre..

Todos nosotras, musulmanas españolas conversas que sólo pudimos conocer, aceptar y practicar Islam en España a partir de 1982, hemos sufrido en nuestra juventud y ahora mismo, los efectos injustos y devastadores de un sistema social basado en la desigualdad de valores y derechos y, en la desigualdad de oportunidades. Fuimos víctimas del primer y mayor genocidio europeo: la exterminación de mas de dos millones de musulmanes españoles, moriscos, durante más de quinientos años, concretamente desde 1492, hasta hoy. Actualmente, aunque se nos tolera en la letra de la Ley, en la practica se nos margina, persigue y ataca mientras se refuerza el Monopolio religioso Católico, que sigue imperando en España después de que, en 1992, se firmara oficialmente los Acuerdos de Cooperación entre el Estado español y las tres confesiones religiosas de notable arraigo en España. Estas son, además claro de la Católica, los Evangelistas, conocidos popularmente como Protestantes, los Judíos y los Musulmanes. Desde ese día, An-Nisa, y los musulmanes españoles, junto a los que han venido a vivir aquí, luchamos por transmitir la Verdad que nos dejo nuestro Profeta Muhammad ( P y B). De este Monopolio Religioso Católico heredamos un sistema patriarcal e injusto. Un sistema sin libertades donde los valores jerarquizados se fundamentaban en criterios de género.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS: CINCO SIGLOS DE MONOPOLIO CATÓLICO

Durante la Dictadura del General Franco, el género masculino estaba destinado a la dominación del otro género, el femenino.

Desde el advenimiento de la Democracia en 1978, cuando se promulgó nuestra vigente Constitución, todos los españoles nos comprometimos a llevar a la práctica de forma real y efectiva, un cambio radical de nuestros valores, basados ahora en el reconocimiento de la Libertades y los Derechos Fundamentales.

El cambio es profundo y cualitativo, y por ello, todavía hoy, no hemos conseguido las metas que nos propusimos hace veinticinco años, a pesar de la lucha intensa que hemos emprendido, todos los ciudadanos y todos los Partidos y las ONG para lograr que nuestra sociedad conceda realmente igualdad de oportunidades, en la educación y en el desarrollo profesional y vital, tanto a los hombres como a las mujeres, y para lograr que nuestra sociedad se estructure en base al mérito y a la capacidad de nuestros ciudadanos y nuestras ciudadanas.

Por ello, el asunto principal que quiero traer a vuestra consideración es el análisis de los logros conseguidos en el lucha contra toda forma de discriminación de la mujer en España, en los países que forman nuestro entorno como miembros de la Unión Europea, y en el ámbito internacional Global, como marco básico donde debe situarse el asunto concreto de la mayor discriminación que se puede sufrir, y que no es otra sino la de la violencia de genero sobre las mujeres.

MÉTODO DE ANÁLISIS: EL PLANO TEÓRICO Y EL REAL.

Examinaremos dos planos de la violencia de genero contradictorios entre si: el plano teórico donde repasaremos las normas internacionales y españolas contra la violencia de genero y e plano real donde examinaremos los logros reales que, en la practica, estamos consiguiendo en la lucha contra la violencia de genero, de decir, la violencia que se sufre sólo por el hecho de ser mujer, para después hablaros de cómo trata y considera la discriminación de la mujer y la violencia de genero Islam, distinguiendo también los dos ámbitos, el teórico, o los derechos y declaraciones sobre el papel y el practico con la actividad real que se esta produciendo en las sociedades tradicionalmente musulmanas para lograr la igualdad de oportunidades real de las mujeres, en la vida cotidiana, y los logros obtenidos en el campo de la lucha para erradicar toda forma de violencia de genero, incluida la actitud de los dirigentes religiosos islámicos.

Pido de antemano disculpas por lo concentrado de mi exposición ya que el asunto que vamos a tratar es muy extenso y complejo, por lo que he preferido apuntar esquemáticamente las IDEAS FUERZAS ESENCIALES que quiero exponeros.

II. EL PANORAMA ACTUAL SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN SOBRE LA MUJER Y LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

1.-PLANO TEORICO. Sistema de normas para lograr erradicar toda forma de discriminación de la mujer y para la lucha contra la violencia de género.

A.- CAUSAS Y CONCEPTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

Las causas de la violencia de género hay que buscarlas en un modelo de sociedad que sitúa a la mujer en una posición de inferioridad y sumisión al hombre, y faculta a éste a que pueda aplicar los mecanismos que considere adecuados para mantener esta situación, entre ellos la violencia, que en todo caso tiene un origen y un final común, la agresión a las mujeres motivada por esa carga social asignada al género femenino.

Conceptualmente, la violencia de género se presenta como un síndrome, que incluye todas aquellas agresiones sufridas por la mujer como consecuencia de los condicionamientos socioculturales que actúan sobre los géneros masculino y el femenino, y que se manifiestan en cada uno de los ámbitos de relación de la persona: familiar, social y laboral, sea como maltrato, agresión sexual o acoso.

El problema no se circunscribe a determinados ambientes socioculturales, económicos o educativos. Se produce por igual en todos los niveles y contextos sociales y afecta a todos los ámbitos de nuestra sociedad (individual, familiar, jurídico, legal, laboral, social, sanitario y policial).

B. NORMAS INTERNACIONALES.

La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de 1979, reconoce expresamente «la necesidad de cambiar las actitudes, mediante la educación de los hombres y mujeres para que acepten la igualdad de derechos, y superen las prácticas y los perjuicios basados en papeles estereotipados». «La violencia contra las mujeres es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, que han conducido a la dominación masculina, a la discriminación contra las mujeres por parte de los hombres, y a impedir su pleno desarrollo.» «La violencia contra las mujeres a lo largo de su ciclo vital tiene su origen en pautas culturales, la lengua y la religión que perpetúan la condición inferior que se asigna a las mujeres en la familia, en el trabajo y en la sociedad. El tema se agrava por el miedo y la vergüenza a denunciar.»

En la Plataforma de Acción de la Cumbre de Pekín, celebrada en 1995, se defendió que la respuesta que ha de darse a la violencia de género tiene que ser global, y abarcar todos los problemas desde su origen, ya que ésta se produce fundamentalmente por la consideración devaluada de la mujer después de siglos de dominación masculina.

A esto hay que añadir la violencia de género que se produce por acción u omisión en el ámbito patrimonial, toda vez que una gran mayoría de mujeres siguen dependiendo económicamente de su cónyuge o compañero o ex cónyuges o ex compañeros. En esos casos se producen presiones y chantajes en relación con las cuestiones patrimoniales y pecuniarias, que en ocasiones, representan por su exigua cuantía de mera subsistencia.

La Resolución de la Comisión de Derechos Humanos dada en 1997 de Naciones Unidas, «condena todos los actos de violencia sexista contra la mujer, exige que se elimine la violencia sexista en la familia, y en la comunidad y pone de manifiesto el deber de los gobiernos de actuar con la necesaria diligencia para prevenir, investigar y de conformidad con la legislación nacional, castigar los actos de violencia contra la mujer y proporcionar a las víctimas el acceso a unos medios de reparación justos y eficaces y a una asistencia especializada».

Exhorta a los Estados a «condenar la violencia contra la mujer y no invocar ninguna costumbre, tradición o práctica por motivos religiosos para eludir esa obligación», «adoptar medidas para erradicar la violencia en la familia y en la comunidad», «reforzar en la legislación nacional sanciones penales, civiles, laborales y administrativas para castigar cualquier forma de violencia infringidas a mujeres y niñas», «enmendar los códigos penales cuando sea necesario para garantizar una protección eficaz contra la violación, el acoso sexual y otras formas de violencia sexual contra la mujer» y, por último, entre otras muchas consideraciones recuerda a los Gobiernos «que las obligaciones que les impone la Convención sobre eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer deben aplicarse plenamente en relación con la violencia de género» (España ratificó la Convención en el año 1983).

El informe de julio de 1997 del Parlamento Europeo que da lugar a la campaña —tolerancia cero— contra la violencia de género, que se desarrolla en el año 1999 en la Unión Europea, considera que «de acuerdo con la Declaración Universal de Derechos Humanos, los Estados miembros que no apliquen una política adecuada que prevenga y persiga la violencia contra las mujeres están incumpliendo sus obligaciones internacionales con arreglo a esta Declaración», y «Se insta a los Estados miembros a establecer procesos simplificados en el derecho de familia en lo que se refiere al divorcio, la custodia de hijos o la compensación económica».

También se destaca la necesidad de que «no se rechace a mujeres procedentes de terceros países que se hayan separado de un maltratador, a no ser que existieran otras razones para ello». Se propugna pues la acogida para las mujeres inmigrantes víctimas de la violencia de género.

Con respecto a la publicidad, se insiste expresamente en la necesidad de que «se presenten imágenes, mensajes y publicidad positivos y visibles» sobre las mujeres, y se subraya algo que es esencial «que la violencia contra las mujeres, la violencia de género, afecta a todos los ciudadanos de la Unión, que es una cuestión de ciudadanía, de derechos fundamentales y de valores democráticos».

C.- NORMATIVA ESPAÑOLA.

Después de este recuento de normas, es evidente el apoyo y cobertura de todos los instrumentos internacionales, en aras a dar una respuesta global a la violencia de género.

En España, desgraciadamente existen hasta el momento respuestas parciales, con textos dispersos que desarrollan los ámbitos civiles, penales, sociales o educativos desde sus respectivas normativas, sin que se haya hecho hasta la fecha, a pesar de las recomendaciones de los organismos internacionales, un enfoque global como el que se pretende en esta propuesta.

El Partido Socialista en la oposición presentó una Ley integral contra la violencia de genero cuyo ámbito abarca los aspectos preventivos, educativos, sociales, asistenciales y de atención posterior a las víctimas, así como todo lo relacionado con las normas civiles que inciden en el ámbito familiar o de convivencia, donde principalmente se producen las agresiones y por tanto la respuesta punitiva desde las normas penales.

Uno de los argumentos fundamentales a favor de la existencia de una ley global, que abarque el fenómeno de la violencia de género en toda su integridad, es la función que las leyes tienen como soporte de determinadas realidades y también como motores del cambio.

2.-PLANO PRÁCTICO O REAL. Resultados actuales de las normas y medidas adoptadas o propuestas para erradicar la violencia de género.

Después del examen teórico de las normas y recomendaciones que el Ordenamiento Jurídico Internacional y nacional ha establecido para luchar contra la violencia de género, el examen de su plasmación en la práctica cotidiana es desalentador.

En efecto, el Gobierno del PP, ha pesar de sus declaraciones a favor de la mujer, ha ignorado durante todos los años de su mayoría absoluta las propuesta y recomendaciones legales para terminar con esa lacra que es la violencia.

En vez de considerar el problema como una cuestión de Estado, sin dejarse influenciar por una postura política partidista, ha actuado justo al contrario. Se rechazó el año pasado, haciendo uso de la mayoría absoluta de su Grupo Parlamentario, la Propuesta de Ley a que hemos referido antes, en consecuencia, los datos reales demuestran un índice escandaloso de muertes de mujeres a manos de sus maridos ( actualmente España es el país donde más muertes de mujeres se producen.

Así mismo, en el plano del empleo, el 64% de las desempleadas son mujeres. Tampoco en el campo de la igualdad de oportunidades hemos conseguido la igualdad: los empleos mejores social y económicamente, lo siguen detentando los hombres. Sabemos también que, sin embargo, las agresiones sexuales de todo tipo que padecen las mujeres, desde las violaciones, al acoso sexual en el trabajo (moobing), son producto de la violencia de género, y esta creciendo de forma alarmante.

Tampoco en el ámbito privado hemos conseguido que los hombres participen en plano de igualdad con las mujeres, en las tareas domesticas. Las estadísticas al respecto nos dicen que las mujeres trabajan una doble jornada, en sus trabajos habituales y en el hogar, unas treinta horas semanales, mientras que los varones emplean una hora semanal.

Por tanto, las propuestas que se han realizado por los partidos de la oposición, especialmente en los aspectos preventivos y sociales, así como de formación de todos los profesionales que intervienen en estos procesos, han debido de ser aceptadas y llevadas a la práctica.

Entonces yo me pregunto, ¿cómo consentimos mas de la mitad de la población continuar soportando este estado de ineficacia que demuestran nuestros gobernantes?

La respuesta se encuentra en la actitud que esta manteniendo la población civil frente a los representantes políticos actuales, tanto del Gobierno como de la oposición, tanto de España como del mundo entero, y esa actitud es la perdida de confianza en la capacidad de nuestros dirigentes actuales para resolver el grave problema de la violencia de genero y de la violencia en general, en el futuro.

III. DOCTRINA ISLÁMICA SOBRE LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES Y PROHIBICIÓN CORÁNICA DE TODA FORMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

1.- PLANO TEÓRICO. Declaraciones de los dirigentes islámicos españoles sobres la doctrina coránica en relación a la violencia de género.

En mundo Islámico, también existen toda una pleyade de declaraciones constitucionales, y Tratados Internacionales suscritos por todos los países, que declaran el derecho de igualdad de oportunidades de las mujeres, y la prohibición de toda forma de violencia de genero.

En nuestro país, los interlocutores oficiales de Islam y el Estado español, representados por la Federación de Entidades Religiosas Islámicas tuvo la ocasión de sentar su doctrina oficial sobre la violencia de genero a raíz del escándalo ocasionado por un Imán de Fuengirola llamado Kamal, el cual publico un libro donde se tildaba de dudoso el derecho de los maridos a golpear a sus mujeres. Por cierto el Ministerio Fiscal lo ha procesado por el delito de apología del maltrato domestico, y su juicio se celebrara en el próximo mes de diciembre en Barcelona.

La declaración dice así:

DECLARACIÓN OFICIAL SOBRE EL MALTRATO DE LA MUJER DE LA FEERI.

La Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas quiere hacer la siguiente declaración sobre la cuestión del maltrato de la mujer, que ponga de manifiesto la doctrina oficial de nuestra Federación al respecto y sirva de ayuda para esclarecer cualquier opinión relacionada con este asunto.

En el caso que nos ocupa, todas las interpretaciones ortodoxas reconocidas, convienen en declarar de manera rotunda que tanto el Corán como la Sunna condenan expresamente el maltrato de la mujer, en tanto que el principio fundamental de la moral islámica se fundamenta en la orden divina de " hacer el bien y rechazar el mal". Todo lo que sea "hacer el mal, tratar mal, maltratar etc." se ve afectado pues por este principio y está por lo tanto expresamente prohibido.

La postura oficial de la Federación (FEERI) es y ha sido siempre la de rechazar cualquier versión del verbo "dáraba" que comparta cualquier significación, por mínima que sea, que entre dentro del ámbito de "maltratar", siguiendo así la tradición ortodoxa del Islam.

Así mismo, consideramos inaceptable que pueda defenderse una interpretación del Corán que justifique o pueda justificar de alguna manera opiniones o comportamientos que supongan maltrato o perjuicio para la mujer y nos sumamos expresamente a la condena de tales opiniones por tenerlas totalmente contrarias a la doctrina del Islam.

DECLARACIÓN OFICIAL DEL III CONGRESO.

Las Asociaciones de mujeres musulmanas reunidas en su Tercer Congreso Internacional, organizado por la Entidad Religiosa An-Nisa de mujeres musulmanas españolas, el 2002 en Córdoba realizaron un Comunicado contra la violencia de género.

En este comunicado se recoge la afirmación de que es propio dentro de la doctrina del Islam la defensa de los principios de igualdad y de dignidad del ser humano, sin que éstos puedan ser menoscabados por razón del sexo de uno de los sujetos.

En consecuencia, afirmamos rotundamente nuestra condena a la violencia doméstica contra las mujeres o contra cualquier ser humano, nuestra condena a la explotación sexual, nuestra condena al uso y abuso de las mujeres y los niños durante los conflictos armados y por supuesto, nuestra condena más tajante ante la mutilación genital femenina que denigra y pone en peligro, no sólo la salud, sino la propia vida de las niñas, mujeres y bebés aún no nacidos.

Como mujeres españolas, o que vivimos en uno de los Estados firmantes del Tratado de Beijing de 1995, pero más aún, como musulmanas y dado que nuestro Profeta Muhammad (s.a.s.) fue un pionero en exigir el respeto y la dignidad debida a la mujer, hace más de catorce siglos,

DECLARAMOS: Que la violencia ejercida contra la mujer, el menor o cualquier grupo social minoritario y débil, como los inmigrantes, es contraria al mensaje coránico y al comportamiento de nuestro profeta Muhammad (PyB), el cual nunca ejerció la crueldad contra ser viviente alguno.

Además el III Congreso por unanimidad adopto la decisión de solicitar de toda autoridad musulmana que viva en España que aplique este principio en todos los estadios sociales, pero sobretodo en el educacional, para así infundir en nuestras hijas/-os, el respeto propio, el respeto mutuo y la cooperación entre mujeres y hombres para crecer juntos”.

2- PLANO PRÁCTICO O REAL. Situación real de la mujer en los países tradicionalmente islámicos con especial referencia a la guerra de Bosnia, de Afganistán y de Irak.

Desgraciadamente, pesar de estas declaraciones, de todos los Tratados Internacionales suscritos, y a pesar de las propias leyes, la situación de la mujer musulmana hoy, en la mayoría de los países tradicionales, no puede ser peor. A la situación real de desigualdad que tiene la mujer europea, como hemos visto, hay que sumar la interpretación misógina del Corán que realizan y enseñan los clérigos fundamentalistas musulmanes, y las costumbres fundamentalistas patriarcales y machistas que han sumido a la mujer musulmana en la mayor desigualdad, vejación y miseria, de todo el mundo.

Baste decir que el índice de analfabetismo en Afganistán sobre las mujeres se eleva a un 90%, que las mujeres africanas son infibuladas en un 83% y que la pobreza y el hambre en definitiva tiene género femenino, según la ONU.

3.- ESPECIAL MENCIÓN SOBRE LA GUERRA: La destrucción injusta de todos los derechos humanos reconocidos por el Orden Internacional.

Dentro del ámbito práctico donde examinamos la realidad cotidiana, no quiero dejar pasar la oportunidad de mencionar la situación más destructiva de los derechos de la mujer, una situación injusta de raíz, que elimina cualquier derecho de la persona humana, y esta situación de violencia global no es otra que la guerra que se viene desenrollando a partir de la caída de Berlín contra los países islámicos. Primero fue Bosnia, luego Kuwait, siguió Afganistán y ahora, contra la opinión de todos los ciudadanos del mundo, por último desgraciadamente se ha perpetrado una guerra de agresión contra Irak que nadie puede, al parecer explicar.

Quiero desde aquí, quiero denunciar a los que han iniciado y a los que apoyaron esta guerra injustificada, que solo se fundamenta en el egoísmo y en la s prepotencia de aquellos que se dicen defensores de los derechos humanos, e instigada de forma cómplice por aquellos que nos presentan a sus opulentas sociedades como único modelo posible de justicia social.

En la Guerra desaparecen cualquier atisbo de derechos, pero tengo que insistir en que, las afectadas para varias generaciones son las mujeres y sus derechos a la igualdad de oportunidades, junto a los niños que están directamente encomendados a ellas.

La guerra de invasión contra Irak, está socavando todos los sistemas de derechos que hemos tardado en establecer dos mil años en occidente, y retrocederemos a unas sociedades donde la ley imperante será la del mas fuerte. Desembocaremos en una sociedad injusta y gobernada por políticos incapaces de detener la mayor catástrofe para los derechos humanos.

A pesar de nuestra impotencia, no podemos tirar la toalla, debemos sostener nuestra oposición a la guerra hasta el final, quizá estemos ante la puerta de un cambio radical y para siempre, de nuestros sistemas jurídicos y políticos.

Me declaro en lucha diaria y cotidiana, el gran Jihad, según dijo nuestro Profeta (P&B) contra la manipulación misoginia del mensaje igualitario de Islam, y espero que los musulmanes sinceros también se sumen a esta lucha por la justicia y por la igualdad.

IV CONCLUSIONES

Como conclusión, guardemos en la memoria la injusticia terrible en que estamos viviendo las mujeres, todavía en este siglo XXI, tanto en Europa, donde los efectos de la violencia sobre las mujeres se disimula con la riqueza de nuestras opulentas sociedades como en el tercer mundo, y en especial en los países tradicionales musulmanes, donde a pesar del esfuerzo del Profeta y de los dirigentes religiosos sinceros, se sigue manteniendo a la mujer como un ser de segunda categoría, subordinada a los intereses del varón.

Luchemos hasta nuestras últimas fuerzas por hacer posible la utopía de un mundo equilibrado y justo que protege a los débiles. Que no nos arrebaten nuestro sueño de libertad y de igualdad. Todavía tenemos que luchar mucho para lograr el horizonte teórico y legal que nuestros gobernantes nos han prometido. y en especial en los países tradicionales musulmanes, que debemos ser los defensores acérrimos del mensaje de Igualdad que nos trajo nuestro Profeta y que estamos obligados a no manipular, y a cumplir aunque resulte aparentemente contrario a nuestros intereses.

Me declaro en lucha diaria y cotidiana, el gran Jihad, según dijo nuestro Profeta ( P&B) contra la manipulación misogena del mensaje igualitario de Islam, y espero que los musulmanes sinceros también se sumen a esta lucha por la justicia y por la igualdad.

Madrid, a 1 de noviembre de 2003 D.C. y 1 de Ramadam de 1426 Hégira.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26657-la_violencia_domestica_fenomeno_intercultural.html