webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
632 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=987

La exposición al otro

17/10/2002 - Autor: Huseyn Vallejo
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

manos tendidas
manos tendidas

La inmediatez de lo sensible, que no se reduce a la función gnoseológica asumida por la sensación, es exposición a la ofensa y al gozo, exposición a la ofensa en el gozo. (...) Abrirse como el espacio, librarse mediante la respiración del enclaustramiento en sí mismo, supone ya ese más allá, mi responsabilidad para con el otro y mi inspiración por el otro, la carga aplastante —el más allá— de la alteridad.

Emmanuel Levinas, De otro modo que ser, o más allá de la esencia

La exposición al otro, el fundamento
De la apertura, el brillo
Del claudicar, la mano al Dador... que es imposible
Que no se puede dar la mano ahora
Dada

Oh dolor del amor enamorado
Dolor sin salvación, que no quiere salvarse

El fundamento ahora, la alegría
Que quiere darse al otro

¿Cómo podría darte, lector, una palabra
Darte el sabor de la plegaria
Sin distinción ni credo?
¿Cómo podría darte una forma de amar sin derrotero
Una forma más pura que lo significado?

¿Cómo podría la palabra
Desnuda de plegaria, abrirse a su destino?

Abrirse como espacio
Mediante la respiración acompasada
Separarse de lo que nos protege
Para encontrar la ofensa protectora
Recomenzar el mundo desde cero
Desde la esperanza desolada

La tierra anterior a nuestro mundo
Esta es la promesa

Acercamiento al prójimo
Fisión nuclear que amenaza
La totalidad del ser y la creencia
Que desnuda al instante del pasado

Totalidad del ser, la tierra seca
Separación consciente de su busca
Más allá de las formas, lo inmediato

Causalidad donada, medida abarcadora
La palabra inspirada, inspiradora

Exposición, entrega desde el rostro
Desde una sensibilidad que aflora
Con ganas de morder el cielo

A partir de la misma despedida
De todo lo visible
De todo fundamento humano
Se recompone el gesto, la caricia
Más allá de lo ente se avecina

Apertura sin mundo, ¿cómo puedo?
¿Cómo espacializar el canto?
¿Cómo darse a la forma necesaria
Desde lo informe, desde lo precario?

Inspiración sin punto de parada
Aliento decisivo
Manos a la deriva de un suspiro
De compasión reúne y multiplica
Los panes y los peces

Ya no hay medida
Lo uno nos alcanza
Para todos lo mismo
Cada uno su forma
Cada uno su propio desarrollo...

Una unidad, una comunidad
Una medida sin medida, un canto
Una voz sin pasado, presente, ni futuro
Una comunidad sin presupuestos

Una voz instantánea, evaporada
En el mismo momento de decirse

No queda nada más que el desarrollo
De la semilla al árbol, del árbol a la brisa
La luz que se insinúa entre las ramas
El manto de palabras
Que no cobija y busca su energía
En la fuente de todo desarrollo

Una unidad, una comunidad
La tierra, una canción de cuna
Un acuñar monedas, darse al otro
Darse a lo inmediato de si mismo

Fundar una ciudad y una alegría
De nuevo entre los hombres como esposo
Como padre mortal de la criatura

Una unidad, una familia
Un lugar recordado, una mirada

Un modo de amar, de darse tiernamente
De traspasar las manos hacia el ego
En la solemnidad del rito
En la fiesta del cuerpo de la esposa
En la fiesta del mundo compartido

El hombre vulnerable, desvelado
Desde su velo ahora cuando nada
Puede salvarse, justo cuando el velo
Ha desangrado su última mirada

Fragmento del sentido, del trasiego
De los procesos consabidos
De la sinergia inmortal, de su camino
Trazado de antemano, como era

Energía del sol en la mirada
Unidad en la palma de la mano

Naturaleza trazando su lenguaje
Dador de ciclos, de opiniones
De terremotos, de centrifugado
Dador de la derrota y el trabajo
De la esperanza que se arremolina
Alrededor de un centro por siempre inaccesible

Paisajes del que asoma
Del que se asoma al mundo compartido
Con un decir expuesto a lo que sea

Una unidad, un ritmo
Una cadencia, un modo de estar vivo
Un modo de morir enamorado

Una espacialidad donada

Lo extraordinario brilla por su ausencia
Vanamente adosado, la casa pareada
El jardín donde el hijo está mirando
Donde está descubriendo el mismo desarrollo
Del horizonte a la mirada
De lo infinito descendiendo ahora

Todo lo que es visible se enamora
De lo invisible y busca en lo visible
La forma de acoplarse, la utopía
De mantener despierto su amor por lo invisible

Todo lo que se mueve se enamora

Apertura hacia el mundo, desde la madre tierra
Apertura a la tentación del ego
Al gozo de si mismo

Apertura del pecho, traspasado de espuma
Rodeado de sal, de mar, de maravilla

Respiración abriéndose a la amada
Para el encuentro, para el regocijo

Respiración robándose al secreto
Dándose al goce de su propio miedo
A la inseguridad de su deseo

Altura, concordancia, cielo
Vocal celeste, palma de la mano

Color de luz en la retina, empieza
A despuntar el alba, la plegaria
La forma de acoplarse desde el ego
Lugar sin condición, una extensión donada
Que se abre al sabor de lo infinito

Rehén de lo sujeto, sujeto del poema
Sujeto de este día, del tiempo
De la más bella forma pasajera

Sujeto dado al margen de su seno
Todo entregado a acontecer, sin prisa
Expuesta a la ventura del deseo
Que busca su más alta mordedura

Blanco celeste, palma de la mano
Utópico trasluz del mal en la mirada
Convertido en presencia cautivada

La excelencia, la bella acción donada
Transparencia del mundo que respira
Al borde de una eterna despedida

La belleza de sombras, de delicias
De acantilados, dados de medianoche

La excelencia del hombre es lo adorado

Anuncios
Relacionados

Gnoseología y Ética

Artículos - 19/10/2012

La cabeza de cordero

Artículos - 15/06/1995

Pedagogía de la Lengua y de la Cultura

Artículos - 15/06/1996



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26497-la_exposicion_al_otro.html