webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
1277 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1006

Las verdaderas razones para la ocupación del islote Perejil

30/09/2002 - Autor: kalegorria.evolus.net
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Islote de Perejil
Islote de Perejil

La crisis entre el Estado español y Marruecos oculta —para sorpresa de todos— un asunto de negocios. Posibles yacimientos de petróleo en el Mediterráneo que se sitúan en costas españolas y marroquíes. Pero el asunto todavía va a más, se extiende al Atlántico en la zona de las Islas Canarias, e inclusive en la zona desértica del Sahara.

El Gobierno español con Aznar a la cabeza se ha propuesto imitar en todo al presidente de los EEUU. Las ansias belicistas de George W. Bush después de la guerra de Afganistán, donde los pozos petrolíferos y gaseoductos de ese país han pasado sigilosamente a manos norteamericanas, va a más. La fijación en un ataque a Iraq no es otra cosa que rapiñar las reservas petrolíferas de Sadam Husein. La impunidad se ha legalizado con pretextos increíbles. Aznar todavía no se ha sacado el antifaz del atraco, va con careta y disfrazado de víctima mientras el cuerpo diplomático y el mando militar justifican y toman posesión del islote Perejil.

La crisis se inició en el mismo momento que el monarca marroquí llamó el 27 de octubre del pasado año a su embajador en Madrid, Abdesalam Baraka, a consultas. Sin más explicaciones. Ante el Parlamento marroquí, el ministro Benaisa citó, entre otras, "una congelación de la cooperación económica y financiera", la "actitud contradictoria y desenfocada de España ante nuestra causa nacional sagrada el Sáhara" y las duras críticas de medios de comunicación españoles contra Mohamed VI.

Aquí la crisis diplomática hispano-marroquí se disfraza de otra guisa: de conflicto territorial de película de Berlanga. La verdadera razón y causa del conflicto son las exploraciones petrolíferas. Resulta, que existen altas posibilidades de encontrar petróleo en la zona norte de Africa y al sur del Estado español que incluye las aguas que circundan Ceuta, Melilla, el Peñón de Alhucemas e incluso la isla de Alborán, situada a 29 millas al norte de Melilla y 65 al sur de Almería.

Con estos datos en la mano se puede empezar a comprender el barullo que el Gobierno de Aznar llegó a montar por reconquistar la isla Perejil. Era evidente que el islote no tenía importancia alguna para el despliegue militar de zafarrancho de combate que culminó en plantar la bandera española en lo alto de la roca con el asombro de las cabras que la habitan y la perplejidad de la comunidad internacional. Tiene sin embargo su importancia en el caso de que el hallazgo de petróleo se ubicara frente a Ceuta, Melilla o Alborán, ya que Marruecos no parece reconocer aguas territoriales a estas plazas. En realidad, la Onarep (Office National de Recherches et dExploitations Pétrolières) tiene una idea muy amplia del territorio marroquí.

La historia del conflicto viene de atrás, comenzó a gestarse en marzo de 2000, cuando la petrolera estadounidense Conoco obtuvo de las autoridades marroquíes la "licencia de reconocimiento" -sorprende que no incluya la extracción- de petrolero de sus aguas territoriales en el Mediterráneo. La adjudicación obliga a la petrolera Conoco a adquirir datos sísmicos de la zona y realizar estudios geológicos para determinar el potencial petrolero, así como, situar los lugares más favorables para la perforación.

El Gobierno español, en su más amplia interpretación del concepto "aguas territoriales", otorgó a la misma sociedad (BOE 251 del 19 de octubre de 2001) cuatro permisos de investigación de hidrocarburos, llamados Alboraneo Bryce, Alboraneo Cristóbal, Alboraneo David y Alboraneo Eric. Todos ellos son colindantes y están situados en la parte española del mar de Alborán, frente a la costa de Marbella. Estos permisos tienen una vigencia de seis años y obligan a la empresa estadounidense a realizar una inversión total de 17,5 millones de euros entre estudios sísmicos, geológicos y perforaciones.

La petrolera Conoco ha realizado casi todos los estudios previos de la zona que puedan revelar la existencia de yacimientos. Los resultados obtenidos ahora son objeto de una ampliación computerizada así como su interpretación. Una vez que Conoco los combine en un mapa, podrá identificar las zonas más favorables para albergar hidrocarburos. Aquellas más prometedoras serán objeto de un estudio detallado y, eventualmente, de una perforación para inspeccionar su contenido. Estas expectativas, si Conoco encontrase un yacimiento frente a Ceuta y Melilla, hacen enloquecer al Gobierno de Aznar. El conflicto con Marruecos no se detiene en el Mediterráneo, se extiende al Atlántico en las costas del Sahara y en aguas de la islas Canarias.

Madrid y Rabat se disputan yacimientos de petróleo frente a la costa canaria

El Gobierno español concedió el 21 de diciembre pasado a Repsol una concesión para perforar frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. La zona se ha convertido en un volcán; no ha hecho sino destapar una red de intereses ya comprometidos que significan, de hecho, la instalación estratégica de la industria petrolífera internacional frente al litoral norteafricano.

Las perforaciones se realizarán a escasos noventa kilómetros de las costas de Fuerteventura y Lanzarote, frente a Tarfaya y El Aaiún, enclaves situados en la costa africana; En esta misma zona pero más próxima aún a las costas de la isla de Conejera, el Gobierno español ha concedido las nueve licencias para realizar prospecciones sobre 3.500 kilómetros cuadrados en los que el punto más cercano se encuentra a solo nueve kilómetros en línea recta de la costa Este de Fuerteventura. Conviene matizar que las concesiones otorgadas a Repsol están más allá de las aguas territoriales del Estado español y a menos de un centenar de kilómetros de la costa marroquí.

Los marroquíes no se quedan cortos y buscan refugio en los primos del Zumosol francés y estadounidense. La compañía petrolera de capital francés Totalfina- ELF dispone de una concesión del Gobierno de Marruecos para realizar prospecciones en el fondo del mar en busca petróleo o gas sobre una superficie de 115.000 kilómetros cuadrados, frente a las costas de Villa Cisneros, en el Sáhara Occidental; la compañía norteamericana Kerr Mcgee tiene concesión, también de Gobierno alauita, para realizar prospecciones sobre 110.000 kilómetros cuadrados frente a las costas de Cabo Bojador, algo más al norte; Siguiendo hacia el norte, la Oficina Nacional de Investigaciones y Explotaciones Petroleras de Marruecos mantiene abierto un concurso internacional al que han sido invitadas a presentar ofertas gran cantidad de compañías petrolíferas del mundo.

Pero no acaba aquí la cosa. Algo más al norte, en el mar, frente a las localidades de Agadir y Safi, Marruecos mantiene 34 parcelas de exploración y explotación con permisos concedidos a compañías como la Enterprise Oil Exploration Ltd, que ya opera en el Cap- Draa- Alta mar, a unos cien kilómetros al noreste de Lanzarote, o la Vanco Energy, ambas de Estados Unidos, que ha adquirido derechos sobre unos 3.000 kilómetros cuadrados frente a la localidad de Safi y ha comenzado las prospecciones sobre 8.000 kilómetros cuadrados en la misma zona.

Por último, hasta la fecha, la compañía Lone Star Energy, perfora el litoral de Casablanca desde noviembre del año 2000 y ha comenzado a realizar prospecciones en el litoral de Kenitra, al norte de Rabat. El Estado español cree tener derechos sobre estas bolsas de petróleo y esgrime que el territorio del Sahara Occidental está inmerso desde finales de los años sesenta en "un proceso de descolonización que no ha llegado a su fin" y sobre el cual "Marruecos no tiene ninguna soberanía".

Para acabar de liar el asunto, el Frente Polisario llamó a una intervención urgente de la ONU ante estas empresas para disuadirlas a abstenerse de toda actividad en un territorio cuya soberanía no pertenece a Maruecos. Sostienen que los "recursos y reservas naturales del territorio deben ser protegidos de cualquier pillaje y de toda explotación ilegal". Finalmente el Frente Polisario advierte que no permanecerá simplemente con los brazos cruzados, ni se resignará ante este nuevo proceder marroquí tendiente a "implicar intereses extranjeros en un territorio donde la ONU está presente para una clara misión de descolonización".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26464-las_verdaderas_razones_para_la_ocupacion_del_islote_perejil.html