webislam

Domingo 22 Septiembre 2019 | Al-Ajad 22 Muharram 1441
773 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1218

Vínculos entre la inteligencia paquistaní y el 11 de septiembre

18/06/2002 - Autor: Michel Chossudovsky
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Michel Chossudovsky
Michel Chossudovsky

Las culpas del aliado

Un diario de la India revela los vínculos entre el jefe de los espías paquistaníes y el supuesto líder del comando que atacó las Torres Gemelas. El mismo personaje que antes del 11 de septiembre realizaba "consultas de rutina" en Washington y que viajó a Afganistán para negociar la entrega de Osama Bin Laden, a quien los servicios de inteligencia de Pakistán habían siempre apoyado, Tal como hicieron con el régimen talibán... Todo, con la bendición estadunidense.

Dos días después de los ataques terroristas al World Trade Center y al Pentágono, una delegación encabezada por el líder de la agencia de inteligencia militar paquistaní (ISI, Inter- Services Intelligence), el teniente general Mahmoud Ahmad, estaba en Washington para sostener conversaciones de alto nivel en el Departamento de Estado. (1)

La mayoría de los medios estadunidenses difundieron la idea de que Islamabad había armado una delegación a solicitud de Washington, y que la invitación había sido enviada al gobierno paquistaní "después" de los trágicos sucesos del 11 de septiembre. ¡Pero eso no fue lo que ocurrió!

El jefe de los espías paquistaníes, el teniente general Mahoud Ahmad, "estaba en Estados Unidos cuando los ataques ocurrieron". (2) Según The New York Times, "dio la casualidad de que estaba por acá en una habitual visita de consulta". (3)

No se mencionó una sola palabra sobre la naturaleza de su "negocio" en Estados Unidos en la semana anterior a los ataques terroristas. Según Newsweek, estaba "en una visita a Washington en el momento del ataque, y como la mayoría de los visitantes, aún está atorado ahí", sin poder regresar a casa, por la suspensión de los vuelos internacionales. (4)

De hecho, el general Ahmad había llegado a Estados Unidos el 4 de septiembre, una semana antes de los ataques. (5) Mantengan en mente que el propósito de su reunión en el Departamento de Estado el día 13 sólo se hizo público "después" de los ataques terroristas del 11 de septiembre, cuando la administración Bush tomó la decisión de buscar formalmente la "cooperación" de Pakistán en su "campaña contra el terrorismo internacional".

Los reportes de la prensa confirman que el teniente general Mahmoud Ahmad se reunió en dos ocasiones con el subsecretario de Estado, Richard Armitage, los días 12 y 13. (6) Tras el 11 de septiembre, también se reunió con Joseph Biden, presidente de la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Sin embargo, según confirman varias notas de prensa, también tuvo "una habitual visita de consulta" con funcionarios estadunidenses durante la semana anterior al 11 de septiembre, esto es, reuniones con sus contrapartes estadunidenses en la CIA y el Pentágono. (7)

¿Cuál fue la naturaleza de estas "consultas" habituales? ¿Tenían algo que ver con las subsecuentes "consultas post 11 de septiembre" referentes a la decisión paquistaní de cooperar con Washington, llevadas a cabo a puerta cerrada en el Departamento de Estado 12 y 13 de septiembre? ¿Estaban los funcionarios paquistaníes y estadunidenses discutiendo la planeación de la guerra?

"El eje ISI-Osama-talibán"

El 9 de septiembre, el líder de la Alianza del Norte, comandante Ahmad Shah Masood, fue asesinado. La Alianza del Norte había informado a la administración Bush y confirmado en una declaración oficial que "un eje pakistaní ISI-Osama-talibán (era responsable) de planear el asesinato realizado por dos suicidas... Creemos que este es un triángulo entre Osama Bin Laden, ISI, que es la sección de inteligencia del ejército paquistaní, y los talibanes". (8)

En general, la complicidad del ISI en el "eje ISI-Osama-talibán" era un asunto público, confirmado por transcripciones del Congreso y por numerosos informes de inteligencia. (9)

Bush coopera con el ISI

Durante las "consultas post 11 de septiembre" en el Departamento de Estado, la administración Bush conscientemente tomó la decisión de "cooperar" directamente con el ISI paquistaní a pesar de sus vínculos con Osama Bin Laden y el régimen talibán y de su supuesto papel en el asesinato del comandante Masood, el cual coincidentemente ocurrió dos días antes de los ataques terroristas.

Mientras tanto, los medios occidentales -ante la creciente evidencia- habían permanecido silenciosos respecto del papel insidioso del ISI paquistaní. Se mencionó el asesinato de Masood, pero su significado político en relación con el 11 de septiembre y la posterior decisión de ir a la guerra contra Afganistán escasamente se tocó. Sin discusión o debate, Pakistán fue proclamado "amigo" y aliado de Estados Unidos.

En una lógica absolutamente torcida los medios estadunidenses concluyeron en coro que:

"Los funcionarios estadunidenses habían buscado la cooperación de Pakistán (precisamente) porque fue el original promotor del régimen talibán, el liderazgo islámico de línea dura de Afganistán acusado por Washington de proteger a Bin Laden". (10)

Del hocico del caballo

Nadie parecía haber notado las falsedades evidentes y poco sutiles detrás de la "campaña contra el terrorismo internacional" de la administración Bush, quizá con la excepción de un curioso periodista que le preguntó a Colin Powell al principio de la conferencia de prensa del Departamento de Estado el jueves 13 de septiembre: "¿Ve Estados Unidos a Pakistán como un aliado o, como lo señala Los patrones del terrorismo global, como un lugar donde los grupos terroristas obtienen entrenamiento? ¿O es una mezcla?". (11)

Los patrones del terrorismo global a que se refiere el periodista (www.state.gov/s/ct/rls/pgtrpt/2000/) es una publicación del Departamento de Estado estadunidense que confirma que el gobierno del presidente Pervez Musharraf tiene vínculos con el terrorismo internacional. Ahí se lee, por ejemplo:

"Estados Unidos continúa preocupado por los informes del continuo apoyo paquistaní a las operaciones militares del régimen talibán en Afganistán. Informes creíbles indican que Pakistán provee al régimen talibán de material, combustible, financiamiento, asistencia técnica y consejeros militares. Pakistán no ha evitado que numerosos contingentes de paquistaníes se trasladen a Afganistán a luchar a favor del régimen talibán. Islamabad también falló en tomar medidas efectivas para restringir la actividad de ciertas madrasas, o escuelas religiosas, que funcionan como campos de reclutamiento para el terrorismo". (12)

Reunión secreta

La administración Bush buscó la "cooperación" de aquellos que directamente apoyaron e incitaron a los terroristas. Absurdo, pero a la vez consistente con los más amplios objetivos estratégicos y económicos de Washington en Asia central.

La reunión en el Departamento de Estado el 13 de septiembre entre el subsecretario de Estado Richard Armitage y el teniente general Mahmoud Ahmad transcurrió en secreto. El presidente Bush no fue parte de estas cruciales negociaciones: "El subsecretario de Estado Richard Armitage entregó (al líder del ISI Mahmoud Ahmad) una lista de pasos específicos que Washington quería que Pakistán tomara". (13) "Tras una conversación telefónica entre (el secretario de Estado Colin) Powell y el presidente paquistaní Pervez Musharraf, el vocero del Departamento de Estado, Richard Boucher, dijo que Pakistán había prometido cooperar". (14) El presidente George W. Bush después confirmó (también durante la mañana del 13 de septiembre) que el gobierno paquistaní había aceptado "cooperar y participar mientras cazamos a aquellas personas que cometieron este increíble y vil acto contra Estados Unidos". (15)

El establo republicano

Mantengan en mente que Richard Armitage "trabajó de manera estrecha con Oliver North y estuvo involucrado en el escándalo de contrabando de armas Irán-contra". (16)

En muchos aspectos, el patrón de nombramientos de Bush hijo repite el equipo Irán-contragate de las administraciones Reagan y Bush padre: "Se está haciendo el mismo tipo de nombramientos en política exterior. Bush ha estado escogiendo personas de la parte más sospechosa del establo republicano de los ochenta, aquellos inmiscuidos en el asunto Irán- contra... Armitage fue subsecretario de Defensa en Asuntos de Seguridad Internacional en los años de Reagan, pero un nombramiento suyo en 1989 en la administración Bush padre fue retirado debido a la controversia sobre Irán- contra y otros escándalos". (17)

Armitage fue uno de los arquitectos principales del apoyo encubierto de Estados Unidos a los mujaidines y a la "base militante islámica", tanto durante la guerra afgano-soviética como después. El apoyo estadunidense encubierto fue financiado por el comercio de drogas del Triángulo Dorado.

Este patrón no ha sido fundamentalmente modificado. Aún constituye una parte integral de la política exterior estadunidense de la administración Bush y la base de las operaciones encubiertas de la CIA.

Misión a Afganistán

El 13 de septiembre, el presidente paquistaní Pervez Musharraf confirmó que enviaría al jefe de los espías, el teniente general Mahmoud Ahmad, a encontrarse con el régimen talibán y negociar la extradición de Osama Bin Laden. Esta decisión fue solicitada por Washington, y muy probablemente fue negociada durante la reunión entre Dick Armitage y el general Mahmoud en el Departamento de Estado. El jefe espía paquistaní rápidamente fue enviado de regreso de Washington a Islamabad: "Como resultado del exhorto estadunidense, Ahmad viajó... a Kandahar, Afganistán. Ahí entregó la más franca de las demandas. Entreguen a Bin Laden sin condiciones, le dijo al líder talibán, Mohammad Omar, o se enfrentarán a una guerra contra Estados Unidos y sus aliados". (18)

Se informó que las reuniones de Mahmoud con el régimen talibán en dos misiones separadas fueron "un fracaso". Sin embargo, este "fracaso" de extraditar a Osama era parte del plan de Washington, pues daba pretexto a una intervención militar que ya estaba en planeación. Si Osama hubiera sido extraditado, la justificación principal para realizar una guerra "contra el terrorismo internacional" ya no se sostendría. Y la evidencia prueba que esta guerra había sido planeada mucho antes del 11 de septiembre, como respuesta a objetivos estratégicos y económicos.

Mientras tanto, funcionarios del Pentágono y del Departamento de Estado rápidamente fueron enviados a Islamabad para dar los últimos toques a los planes de guerra de Estados Unidos. Y el domingo anterior al bombardeo de las principales ciudades en Afganistán por la fuerza aérea estadunidense (7 de octubre), el teniente general Mahmoud Ahmad fue despedido de su posición como cabeza del ISI, en lo que fue descrito como un "barajeo" rutinario.

El vínculo con la ISI

En los días posteriores al despido del teniente general Mahmoud Ahmad, un reportaje publicado en el Times of India, que pasó casi inadvertido por los medios occidentales, reveló los vínculos entre el jefe espía paquistaní Ahmad y el supuesto "líder de grupo" de los ataques al WTC, Mohamed Atta. De muchas maneras, la nota del Times of India constituye "el vínculo perdido" para un entendimiento de quién estaba detrás de los ataques terroristas del 11 de septiembre:

"Si bien relaciones públicas del paquistaní ISI aseguró que el ex director general del ISI, el teniente general Mahmoud Ahmad, buscaba jubilarse tras ser reemplazado el lunes (8 de octubre, un día después del inicio de los bombardeos), la verdad es más impactante. Fuentes de alto nivel confirmaron aquí el martes (9 de octubre) que el general perdió su puesto por la evidencia que reveló India para mostrar sus vínculos con uno de los terroristas suicidas que derrumbó el World Trade Center. Las autoridades estadunidenses buscaron que fuera removido tras confirmar que 100 mil dólares fueron enviados al secuestrador de aviones Mohamed Atta desde Pakistán por Ahmad Umar Sheikh bajo pedido del general Mahmoud. Fuentes gubernamentales de alto nivel han confirmado que India contribuyó significativamente a establecer el vínculo entre la transferencia monetaria y el papel que jugó el jefe del ISI despedido. Si bien no proveyeron detalles, dijeron que elementos aportados por India, incluyendo el número del teléfono celular de Sheikh, ayudaron a que la FBI rastreara y estableciera el vínculo. Un vínculo directo entre el ISI y el ataque al WTC podría tener repercusiones enormes. Estados Unidos no puede más que sospechar si hubo o no otros comandantes de alto rango del ejército paquistaní que estaban enterados. La evidencia de una conspiración mayor podría sacudir la confianza estadunidense en la habilidad paquistaní para participar en la coalición antiterrorismo". (19)

Según los archivos de la FBI, Mohamed Atta era "la cabeza de los secuestradores del primer avión que se estrelló contra el World Trade Center, y parece que era el conspirador principal". (20)

El artículo del Times of India estaba basado en un informe oficial de la inteligencia del gobierno de Delhi que había sido transmitido a través de canales oficiales a Washington. La Agencia Francesa de Prensa (AFP), al respecto, confirmó que "una fuente gubernamental de alto nivel dijo que el vínculo devastador entre el general y la transferencia de fondos a Atta era parte de la evidencia que India había enviado oficialmente a Estados Unidos. La evidencia que hemos suministrado a Estados Unidos es de una profundidad y amplitud mucho mayor que una sola hoja de papel que vincule a un general canalla a algún acto terrorista", dijo la fuente. (21)

¿El ISI, detrás del 11 de septiembre?

La revelación del artículo del Times of India tiene varias implicaciones. La nota no sólo señala los vínculos entre el jefe del ISI, el general Ahmad, y el líder terrorista Mohamed Atta, también señala que otros funcionarios del ISI podrían tener contacto con los terroristas. Más aún, sugiere que los ataques del 11 de septiembre no fueron un acto de "terrorismo individual" organizado por una célula aislada de Al Qaeda, sino que más bien fueron parte de una operación coordinada de inteligencia militar, que surge del ISI paquistaní.

El reportaje del Times of India también arroja luz respecto a la naturaleza de las "actividades de negocios" del general Ahmad en Estados Unidos la semana anterior al 11 de septiembre, y hace que surja la remota posibilidad de contactos del ISI con Mohamed Atta en Estados Unidos en la semana "anterior" a los ataques al WTC, justo cuando el general Mahmoud y su delegación estaban en la llamada "visita habitual de consulta" con funcionarios estadunidenses. Recuerden, el teniente general Mahmoud Ahmad llegó a Estados Unidos el 4 de septiembre.

Nombramiento aprobado por EU

Al examinar los supuestos vínculos entre los terroristas y el ISI, debe comprenderse que el teniente general Mahmoud Ahmad, como cabeza del ISI, tenía un "nombramiento aprobado por Estados Unidos". Como líder del ISI desde 1999, estaba en relación con sus contrapartes en la CIA, la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) y el Pentágono. También tengan en mente que el ISI paquistaní se mantuvo, desde el fin de la guerra fría hasta ahora, como la base de despegue para las operaciones encubiertas de la CIA en el Cáucaso, Asia central y los Balcanes. (22)

En otras palabras, el general Mahmoud Ahmad servía a los intereses estadunidenses. Su despido, ordenado por Washington, no fue el resultado de un desacuerdo político fundamental. Sin el apoyo estadunidense canalizado a través del paquistaní ISI, el régimen talibán no hubiera podido formar un gobierno en 1996. Jane Defense Weekly confirma que "la mitad de las fuerzas humanas y del equipo del régimen talibán se originan en Pakistán bajo el ISI", el cual a su vez era apoyado por Estados Unidos. (23) Más aún, el asesinato del líder de la Alianza del Norte, el general Ahmad Shah Masood —en el cual supuestamente está involucrado el ISI— no contradecía los objetivos de la política exterior estadunidense. Desde fines de los ochenta, Estados Unidos había consistentemente buscado debilitar a Masood, quien era percibido como un reformista nacionalista, y proveía apoyo tanto al régimen talibán como al grupo Hezb-I-Islami, dirigido por Gulbuddin Hektmatyar, contra Masood.

La confirmación del Congreso

Corroborado por la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes, el apoyo estadunidense canalizado a través del ISI al régimen talibán y a Osama Bin Laden ha sido una política consistente de la administración estadunidense desde el fin de la guerra fría: "... Estados Unidos ha jugado una parte esencial en el apoyo al régimen talibán todo el tiempo, y aún lo hace... Tú tienes un gobierno militar (del presidente Musharraf) en Pakistán ahora armando hasta los dientes al régimen talibán... La ayuda (estadunidense) siempre ha llegado a las regiones del talibán... Y cuando la gente de fuera trata de llevar nuestra ayuda a regiones no controladas por el régimen talibán, es impedida por nuestro propio Departamento de Estado... En ese mismo momento, Pakistán inició un gran esfuerzo de reaprovisionamiento... y causó la derrota de casi todas las fuerzas antitalibán en Afganistán". (24)

Encubrimiento y complicidad

La existencia de un "eje ISI-Osama-talibán" es un asunto público. Los vínculos entre el ISI y las agencias del gobierno estadunidense, incluyendo la CIA, también son un asunto público.

El ISI paquistaní ha sido usado por sucesivas administraciones estadunidenses como "un intermediario". El aparato de inteligencia militar paquistaní constituye el apoyo institucional fundamental para Al Qaeda de Osama y el régimen talibán. Sin este apoyo institucional, no habría ningún gobierno talibán en Kabul. A su vez, sin el inflexible apoyo del gobierno estadunidense no habría ningún aparato poderoso de inteligencia militar en Pakistán.

Funcionarios de alto nivel en el Departamento de Estado estaban completamente informados del papel del general Mahmoud Ahmad. Tras el 11 de septiembre, la administración Bush conscientemente buscó la "cooperación" del ISI, el cual había estado apoyando e impulsando a Osama Bin Laden y al talibán.

En otras palabras, la relación de la administración Bush con el ISI paquistaní dejan ver la posibilidad de un "encubrimiento" y de una "complicidad". Mientras Ahmad hablaba con los funcionarios estadunidenses de la CIA y del Pentágono, el ISI supuestamente tenía contactos con los terroristas del 11 de septiembre.

Según el informe de inteligencia del gobierno de India los perpetradores de los ataques del 11 de septiembre tenían vínculos con el ISI paquistaní, el cual a su vez tiene vínculos con agencias del gobierno estadunidense. Lo que esto sugiere es que personas clave dentro de la institución de la inteligencia militar estadunidense podrían haber sabido de los contactos del ISI con el "líder del grupo" terrorista del 11 de septiembre, Mohamed Atta, y no actuaron. Faltaría comprobar si esto representa una patente complicidad de la administración Bush.

Sin embargo, lo que sí está claro como el agua es que esta guerra no es una "campaña contra el terrorismo internacional". Es una guerra de conquista con consecuencias devastadoras para el futuro de la humanidad. Y el pueblo estadunidense ha sido consciente y deliberadamente mal dirigido por su gobierno.

Al final, la verdad debe prevalecer. Las falsedades detrás de la guerra estadunidense contra el pueblo de Afganistán deben ser develadas.

Notas:
1. The Guardian, 15 de septiembre de 2001.
2. Reuters, 13 de septiembre de 2001.
3. The New York Times, 13 de septiembre de 2001.
4. Newsweek, 14 de septiembre de 2001.
5. Daily Telegraph, Londres, 14 de septiembre de 2001.
6. The New York Times, 13 de septiembre de 2001. Confirma la reunión del 12 de septiembre.
7. The New York Times, 13 de septiembre de 2001.
8. Reuters, 15 de septiembre de 2001.
9. Para más detalles ver Michel Chossudovsky, "Las pistas del Osamagate", Masiosare 199, 14 de octubre de 2001.
10. Reuters, 13 de septiembre de 2001.
11. Pregunta de un periodista al secretario de Estado Colin Powell, 13 de septiembre de 2001.
12. Los patrones del terrorismo global, Departamento de Estado estadunidense (www.state.gov/s/ct/rls/pgtrpt/2000/), Washington, 2000.
13. Reuters, 13 de septiembre de 2001.
14. Ibid.
15. Documentos presidenciales. Conversación telefónica con Rudolph Giuliani y George Pataki, alcalde y gobernador de Nueva York, respectivamente, y conversación con reporteros, 13 de septiembre de 2001.
16. The Guardian, 15 de septiembre de 2001.
17. "Confrontación: los guerreros en política exterior de Bush". Peter Roff y James Chapin, UPI, 18 de julio de 2001.
18. Washington Post, 23 de septiembre de 2001.
19. Times of India, Delhi, 9 de octubre de 2001.
20. The Weekly Standard, Vol. 7, No. 7, octubre 2001.
21. AFP, 10 de octubre de 2001.
22. Para más detalles ver Michel Chossudovsky, "Osama Bin Laden: un guerrero de la CIA", Masiosare 196, 23 de septiembre de 2001.
23. Citado en Christian Science Monitor, 3 de septiembre de 1998.
24. Cámara de Representantes estadunidense: declaración del representante Dana Rohrbacher, Comisión de Relaciones Internacionales de la cámara en el tema de "Terrorismo global y el sur de Asia", Washington, 12 de julio de 2000.
* Profesor de economía en la Universidad de Ottawa
URL: http://www.globalresearch.ca/articles/CHO112B.html
Centro de Investigación sobre Globalización, 2001. Traducción: Tania Molina Ramírez
Anuncios
Relacionados

Cachemira, sólo una distracción

Artículos - 16/07/2002

El mundo tras el 11-S: una regresión histórica

Artículos - 10/09/2006

En la frontera noroeste

Artículos - 12/10/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26308-vinculos_entre_la_inteligencia_paquistani_y_el_11_de_septiembre.html