webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
794 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2420

Fragmento de un todo insondable

18/03/2001 - Autor: Huseyn Vallejo
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

suyud
suyud

Si eres siervo de Allâh, si te sabes fragmento de un todo insondable, fermento de semen y sangre creciendo de barro hasta hijo del sol y la luna, si sabes decir palabras de alabanza desde tu corazón y eres morada del Libro que desciende ahora, debes borrar en ti toda esperanza de vida controlada y esperar la Hora como espera la amada al amado.

Debes saber que todo triunfo social es como la risa del payaso, y toda dignidad, o cargo, o potestad humana es sólo viento vano que se deshace con la sola mención de Su Nombre El Victorioso.

Pero si todos los triunfos son de Allâh, ¿porqué se pavonean los hombres con orgullo?, ¿porqué exhiben sus ropas de seda y espadas de plata y el fruto que dona la tierra como si fuera suyo y no del Verdadero?

Hay hombres que son ciénagas de iluso, y hay hombres que son fango que no crece, y hay hombres que se apropian de la vida como si fuese cosa moldeable.

Estos últimos son como la mosca que golpea el cristal del alma. Algunos se creen creyentes y trazan despacio planes de posesión y de tormenta, certeros proyectos de máquina que vuela del campo de batalla a la mezquita como oración que al oro se dirige.

Poco puede ante ellos el creyente, el hombre expuesto al viento y al dolor del acto, que se afirma vasallo del Uno indomable. Ese hombre, desnudo de poder y con piel de alarido, desnudo de espinas, de cosas, de triunfo, no puede nada ante el avance del desierto, tan sólo exponerse a entrar en su arena con ojos de tierra que avanzan unidos al sol y al desierto.

Durante el día se sabe vulnerable, tropieza con un mundo dividido entre la servidumbre y su albedrío, entre la podredumbre y su deseo de unirse al hermano en Allâh (nostalgia de la Umma).

Poco a poco va viendo como se abren las venas de la tierra y hay hombres que riegan con sangre la mezquita, y tiene que cuidarse un poco: se cubre de canciones, de abrazos, de llanto, se oculta controlar la plegaria, se cubre de rabia por ver utilizado lo que ama

Cuando llega la noche descubre su herida, se expone en el salat a Su mandato de lucha y calor unitivo.

Si realmente logra completar su día, las horas que sus huesos han pisado, los rostros que ha mirado, los resplandores en la miseria y el trabajo, las fatigas por verse rodeado de objetos y formas procaces y tierra aterrada.

Si es capaz de encontrar un valor a tanta acción inútil y perdida en manos de la enorme maquinaria, si es capaz de regresar al corazón del tiempo y comprender el símbolo que anida su quehacer de trapo, y así saberse inserto en el trayecto que el mundo recorre del Uno hasta el Uno, si logra saberse esencial al trayecto podrá todavía creer en su llanto, creer en sus canciones y en su abrazo.

Es así como logra salvarse de la quema fundando en la oración toda su vida, naciendo a la acción pura que surge de la lucha. Entonces una luz surge en su seno llegada del abismo, como guía.

Vuelve a mirar el todo como un niño

y su deseo ya no es suyo.

Vuelve a pisar la tierra con esos pies alados que el Dador regala a quien sabe pedirlos con precisión de flecha, con un cuidado a la verdad ferviente, suma atención a lo Real de su camino que no niega el esfuerzo pero si el fracaso.

Sus ojos son de alondra nacida de la piedra y el corazón rodando como un recién nacido se mezcla con el mundo en un latido.

A veces se despierta en medio de la noche y con la mano abierta derrama el tintero y hay un poema junto a él.

Entonces se viste y se lava despacio, y reza y espera postrado un minuto. Entonces al rezar descubre, sorprendido, salir la Palabra de si.

Entonces podrá mirar, reír y dar la mano, seguir trabajando sin pretensión de avaro, podrá decirle al otro con ojos de siervo indomable, (incluso a aquel que se quedó en el fango por no saber que está en el fango):

"Si eres siervo de Allâh, si te sabes fragmento de un todo insondable, debes matar en ti toda esperanza de triunfo social y hablar con el vecino como si fuerais uno, y esperar la Hora como espera el amado a la amada".

Anuncios
Relacionados

La cabeza de cordero

Artículos - 15/06/1995

Pedagogía de la Lengua y de la Cultura

Artículos - 15/06/1996

Poesía Andalusí

Poesía - 12/11/1997



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/18792-fragmento_de_un_todo_insondable.html