webislam

Sabado 24 Agosto 2019 | As-Sabat 22 Dhul-Hiyyah 1440
1255 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2395

Consecuencia del mundo de las ideas

18/03/2001 - Autor: Abderrahman Fernández
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Islam en Chile
Islam en Chile

Los militares chilenos

Los militares chilenos, bajo las órdenes de Pinochet, sacaban los ojos de los opositores políticos con puñales de combate, les quebraban las mandíbulas y las piernas, les quemaban los genitales o se los cortaban, los violaban con perros o ellos mismos, y al final, les daban el tiro de gracia, para luego enterrarlos en fosas comunes o lanzarlos al mar desde aviones.
De la misma calaña son Hitler, Franco, los inquisidores españoles, los militares argentinos, los sionistas de Israel, los bancos occidentales y los conquistadores europeos.

La inhumanidad en la gente de poder

¿Qué es lo que tiene en común tanta inhumanidad en esta gente de poder? Los militares chilenos y argentinos querían dejar “limpio” el país de opositores políticos, y quedar sólo los fascistas y sumisos. Los nazis querían que su Reich fuera sólo para los arios nazis o sumisos, sobraban millones de judíos, gitanos y opositores políticos. Franco quería Una España Grande y Libre, donde sólo vivieran los fascistas y sumisos, todos ellos buenos católicos, y decía que lo conseguiría aunque tuviera que matar a media España. Los sionistas quieren un Israel sólo para judíos; no quieren ni un solo musulmán en la tierra que consideran suya, concedida por Dios a ellos, su pueblo elegido. Los conquistadores y sus descendientes arrasaron las civilizaciones de Al-Andalus y de América, de norte a sur, gracias a la imposición de la “verdad” que ellos traían y a su ceguera voluntaria de la sabiduría que se les ofrecía. Los inquisidores españoles eran el brazo ejecutor del Imperio español que no quería ver en sus tierras ni a musulmanes, ni judíos, ni librepensadores, ni opositores al régimen, ni a nadie que hablara en otra lengua que no fuera la castellana. Occidente quiere que todo el mundo viva según uso y costumbres suyas, es decir, quieren que todos los habitantes de la tierra estén explotados y alienados por un sistema económico y político que aporta sustanciosos beneficios a los grandes centros económicos (globalización).

La caverna de Platón

En la metáfora de la caverna de Platón, las personas que allí estaban creían que el mundo real se limitaba a la interpretación de las sombras en las paredes, proyecciones de lo que acontecía en el exterior. En vez de salir fuera y contemplar la realidad, se contentaban con interpretar las sombras y crear conceptos a la medida de su entendimiento y sus ambiciones, así inventaban un mundo abstracto e irreal. Este es el mundo de hoy, creado por el mundo de las ideas, de lo abstracto, invento de la civilización griega y de la mentalidad sionista, que Occidente ha copiado a la perfección.

Las ideas que la sociedad occidental ha plasmado a lo largo de siglos son, por ejemplo, el ideal de religión, de raza, de patria, de ideología política, de libertad, de progreso, de éxito personal, etc. Esas son las sombras que los “poseedores de la verdad” interpretan como la única verdad a partir de la cual tienen que crear el mundo, sin querer ver la realidad. Su verdad, como es la única, tiene que ser impuesta para crear un nuevo mundo a medida.

Se dice muchas veces que cada persona tiene todo el derecho del mundo a pensar diferente. Eso está muy bien, es muy bonito, pero ¿por qué el fascismo, o la raza blanca, o el catolicismo, o la democracia, o el éxito económico como sinónimo de éxito personal, o el judaísmo, o la libertad democrática, o tu clase social, o tu equipo de fútbol... “tienen” que ser la única verdad y todo lo demás es mentira?

Luchar por ideas es el legado que nos ha dejado la civilización griega, tan admirada por Occidente, y por el sionismo, aparentemente denostado. Luchar por ideas implica llegar hasta el derramamiento de sangre para demostrar quien tiene razón.

Ejemplos en España, sobran:

1. La cruzada católica contra Al-Andalus y eliminación posterior de todo resto de judaísmo e islam. Ni el rey Fernando III el Santo ni los Reyes Católicos tenían “idea” alguna de lo que era el Islam, se pensaban que era una religión-idea equivocada, y por eso se tenía que eliminar. Nunca supieron lo que significaba el Islam ni lo que había conseguido la civilización andalusí gracias al Islam. Y tampoco sospechaban la ruina económica, intelectual y espiritual que esa cruzada acarrearía al país a la larga. Ni a los Reyes Católicos ni a todos los reyes cristianos que mandaron expulsar, matar o torturar a musulmanes, judíos, opositores políticos o librepensadores, se les ocurrió nunca que estaban cometiendo un genocidio en nombre de una idea, que como casi todas las ideas, son mentira y causan destrucción. El Islam crea civilización: España nunca ha vuelto a ser GRANDE como en los tiempos de Al-Andalus. Por el contrario, Occidente destruye civilizaciones, p.ej. los pueblos pre-colombinos, Al-Andalus, las cruzadas, la depredación de los espacios naturales, etc.

2. La guerra civil española: igual que el punto anterior, una cruzada católica contra socialistas, comunistas, anticlericales que dieron rienda suelta a su deseo de revancha después de siglos de opresión o simplemente gente que quería vivir tranquila sin soportar tiranía ninguna. Las personas mayores, quién de ellas no recuerda oír el sonido de los disparos de los fusilamientos al amanecer de cualquier día de guerra o posguerra. Quién no cuenta hechos crueles de los dos bandos.

El Islam no se piensa

El islam no se piensa, no es una idea religiosa: es lo que se siente en el corazón cuando das cariño a alguien, es la mano que le tiendes al pobre para levantarlo de la miseria, es la rebelión del oprimido contra el tirano, es el despertar y el abandono del atontamiento, es el placer del salat, es el placer de comer y beber después de ayunar, es amar a tu esposa con todo tu corazón, es emocionarte con un canario cuando canta... es lo que mandó Jesús (alaihi assalam), lo que recordó Muhammad (salla Allahu alaihi wa sallam), lo que han predicado los miles de profetas (alaihim assalam) que han aparecido en todo el mundo a lo largo de la historia. Nada que ver con ideales. Es lo que puede sentir cualquier ser humano, se reconozca musulmán o no hay oído nunca hablar del Islam.

¿Qué tendrá el Islam que hizo que millones de hispanos lo abrazaran con todo el corazón y convirtiera Al-Andalus en el centro del mundo, en un jardín, en una biblioteca inmensa, en un palacio de ensueño...? ¿Qué tendrá el Islam, cuyo abandono causó la ruina de España?

Hacerse preguntas hace salir al hombre de su atontamiento. Y también preguntarse por las matanzas de Argelia, por las pateras llenas de marroquíes desesperados, por los desmanes de los talibanes o por el machismo tópico del hombre musulmán. El Islam es sentido común: todo lo contrario a asesinar para tener poder, matar de hambre por conservar las riquezas u oprimir a la mujer. Todo esto es totalmente anti-islámico=sin sentido.

En Occidente los partidos políticos defienden cada uno sus ideas en el marco del sistema democrático. Resultado: desconexión del mundo, alejamiento de la realidad que conduce a mucha injusticia social, muchos mendigos en la calle, mucha gente depresiva, mucho agobio en el trabajo, mucha alienación mental, mucha cultura del ocio, mucho paro, muchas drogas, mucho alcohol, mucha ignorancia, muchas agresiones sexuales, un fabuloso negocio de venta de armas, muchos genocidios... Así el sistema capitalista explotador se frota las manos porque el negocio sigue funcionando.

El sistema islámico de vida acaba con la explotación, con la injusticia social, con el machismo, con los delitos, con la ignorancia, con la corrupción, con la pobreza, con la tiranía, con la alienación mental... Por eso el sistema capitalista explotador lo ataca sin piedad y financia libros y noticias en los medios de comunicación falsificando el Islam, para que la gente siga con más de lo mismo: idolatría. LA ILLAHA ILLA ALLAH.

Anuncios
Relacionados

Los cambios de régimen en el mundo árabe

Artículos - 07/04/2007

La intolerancia y la carencia de razonamiento

Artículos - 09/04/2008

Paul Schaefer: la muerte de un pederasta

Artículos - 09/05/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/18769-consecuencia_del_mundo_de_las_ideas.html