webislam

Lunes 16 Septiembre 2019 | Al-Iznain 16 Muharram 1441
781 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2233

Gravísimo error

Estoy convencido de que la FEERI ha metido la pata con la expulsión del Centro Cultural Islámico de Madrid

15/01/2001 - Autor: Pedro Bilal Ruiz - Fuente: pjruiz@attglobal.net
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Centro Cultural Islámico M-30. Madrid
Centro Cultural Islámico M-30. Madrid

Sea la paz sobre todos, queridos hermanos.

La expulsión del Centro Cultural Islámico de Madrid, que opera la principal mezquita de la capital de España, me parece un gravísimo error que, me temo, cae de lleno en una precipitada demagogia aparentemente provocada por las actuaciones oligárquicas de un reducido grupo de supuestos dirigentes islámicos, árabes y arabizados, que, más bien, parecían pretender crear también su propio grupo de presión árabe-islámico.

Se me antoja que se trata de meras luchas intestinas por el poder fáctico del Islam en España, entre integristas y moderados, con el objetivo verdadero de poder lograr el control económico y político del pastel a repartir. Y me parece lamentable que esto ocurra en pleno Ramadán, y nada menos que la víspera de la Noche del Destino: ¿Será todo esto quizás un signo para que reflexionemos todos... todos?

Entiendo que una asamblea general de una asociación de asociaciones es soberana y que puede -y debe- tomar decisiones vinculantes; Pero una expulsión de una asociación miembro requiere dar los distintos pasos del procedimiento (sea administrativo público o privado): Incoación de expediente disciplinario o sancionador, su instrucción con pruebas fehacientes, la audiencia con el interesado (o sea, los dirigentes de las asociaciones propuestas para su expulsión) para el pliego de descargo, y una razonada y meditada resolución.

De lo contrario, los árabes podrían perfectamente impugnarlo por la vía administrativa y, encima, cuestionar la legalidad de la FEERI que, incluso, podría ser disuelta si se demostrase que sus estatutos pudieran conculcar o contravenir la legalidad vigente, o incluso la Constitución Española de 1978. No hay que olvidar que en España los tribunales de honor ya están prohibidos, gracias a Dios: ¡Al loro, y a leerse la Ley del Procedimiento Administrativo y el Código Civil!

Me temo que, una vez caído el escuderismo, las posturas islamo arabizantes del tatarismo y del M-30ismo no quedarían muy lejos la una de la otra, puesto que uno es arabizado y el otro árabe de pura cepa, sus dirigentes hablan la misma lengua y ellos tampoco necesitan traductor para poder entenderse. Mientras tanto, las posturas islamo-españolas de los muladíes celtíberos ahora están aún más atomizadas y desautorizadas ante las autoridades de la nación para los asuntos religiosos en el más lamentable de los ridículos, todos... todos.

Pienso que en los estatutos de la FEERI debe de haber artículos relacionados con un régimen disciplinario o sancionador que prevean una situación como la creada recientemente tras la inesperada, precipitada (y para mi sospechosa) dimisión del hermano Mansur Escudero. De no ser así, se me antoja que ello sería como proponer, en la clase o en la APA de un colegio o instituto de bachillerato, el linchamiento del profesor de matemáticas, o del de historia, tras una evaluación negativa y masiva con sospechosos suspensos... ¿no os parece?. ¡Seguro que los niños votarían unánimemente por echarles también!

Y estamos hablando de la entidad religiosa islámica más importante de España y del mundo entero que opera y mantiene la mezquita más grande de Madrid, la de la M-30, a donde vamos a rezar los viernes casi todos nosotros aquí: Los árabes, los arabizados, los demás extranjeros y los españoles, todos musulmanes y todos en las mismas prietas filas de los viernes.

Es cierto que ésta mezquita de Madrid está respaldada por la Liga Islámica Mundial y por el petrodolar saudí de los wahabis, pero también es cierto que es la única aquí (y, quizás, en toda España) en donde podemos oír y escuchar unos sermones de los viernes traducidos simultaneamente del árabe al español, gracias a Dios y al esfuerzo de su director, el hermano Saleh al-Sonaidi -a quien yo llamo cariñosamente el directorcito-, mediante receptores de radio de bolsillo con cobertura en UHF dentro del recinto.

Sin olvidar que las entidades islámicas que operan en la capital de España, tanto miembros de la FEERI como de la UCIDE -los dos ojos de la misma cara- apenas tienen una representatividad real de los musulmanes de Madrid, sino que más bien parecen representar a reducidos grupos (a veces indeterminados grupúsculos quasi-sectarios) de miembros sin localizar y dirigidos tan solo por piadosos voluntarios y presumiblemente bienintencionados bienhechores.

Estoy convencido de que la FEERI ha metido la pata con la demagógica expulsión del Centro Cultural Islámico de Madrid, y el Centro Cultural Islámico de Madrid también ha metido la pata con su excesivo celo de tratar de controlar oligárquicamente al Islam en la ciudad más habitada de España, donde casualmente vivimos el mayor número de musulmanes en el país.

¿Por qué no se propuso en la FEERI la expulsión de la asociación dirigida por el autosuficiente imán de los multimillonarios árabes musulmanes de Fuengirola, con motivo de la apología a la violencia doméstica en su ya célebre libro? Lejos de pedir disculpas por su tamaña metedura de pata, este clérigo forastero pretendió cargarse de razón en virtud de la supuesta autoridad que dice tener para poder interpretar el Corán él solito en principio y, de paso, también su colega.

Muchos pensamos que la oligarquía supuestamente islámica de los árabes de aquí pretende imponernos por la fuerza su Islam oficial, ignorando la realidad social española y haciéndonos tragar sus discursos político religiosos sin opción a réplica civilizada o al diálogo, incluso echándome a patada de nuestras reuniones supuestamente coránicas de los sábados (donde solo pueden hablar libremente los árabes, y no los españoles) por no estar de acuerdo con su politización, dándome incluso la espalda groseramente y hasta dejándome con la palabra en la boca...

Pero la demagogia de feria y de unos cuantos, que dicen representar a unos muchos, es otra forma de oligarquía; Y aún es más sospechosa la táctica mediática de Webislam publicando una foto tenebrosa de la blanca mezquita de Madrid bajo un cielo gris-negro, y son sorprendentes incluso los artículos de un autor, con nombre o pseudónimo aparentemente arabizado, escritos en contra del wahabismo saudí.

Por favor, seamos más serios y coherentes. Como decía Ortega -en otro contexto muy distinto, pero no tan diferente- hace algún tiempo: "No es eso, no es eso".

Paz y bien.

Anuncios
Relacionados

Webislam como propuesta de un islam laico

Artículos - 26/06/2009

La mariposa del terror

Artículos - 22/09/2010

Hermano Mansur...

Artículos - 05/10/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/18668-gravisimo_error.html