webislam

Miercoles 16 Octubre 2019 | Al-Arbia 16 Safar 1441
901 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=2967

El retorno de la sharia a nigeria del norte

08/03/2000 - Autor: Emir Hayatuddin Ibrahim
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Informe acerca de los últimos acontecimientos acaecidos en Nigeria.

Antecedentes

Hoy en día, Nigeria del Norte es el bastión de unos 65 a 70 millones de musulmanes. Esta era también la zona conocida como Bilad-al-Sudan durante el Califato Islámico de Sokoto, que fue fundado por el gran guerrero Shaij Uzman Dan Fodio (1754-1817).

En su momento álgido, el Califato de Sokoto abarcaba toda la zona de lo que hoy en día es Nigeria del Norte, los estados Yoruba de Ilorin y Oyo (sus emiratos sureños) y también grandes zonas de la actual República de Níger. Estaba compuesto por unos 400 grupos étnicos organizados en diferentes emiratos, donde cada comunidad gestionaba y administraba sus propios asuntos y recursos de manera autónoma, aunque a la vez fuertemente unidos los unos a los otros bajo la sola autoridad del Amir al Muminin en Sokoto.

Esta estructura política cohesionada es históricamente la única forma de gobierno que ha demostrado ser capaz de asegurar la pacífica coexistencia de los diferentes grupos étnicos en la historia política de Nigeria. Entonces la Sharia estaba en plena vigencia, regulando todos los aspectos económicos y sociales de la sociedad. El gobierno estaba liderado por los mejores y más virtuosos jurisconsultos, que eran designados por el Emir. Los sectores económicos fueron adaptados a la Sharia y todas las formas de usura "riba", explotación y monopolio fueron eliminadas. Florecían los negocios y el comercio. Los comerciantes musulmanes Hausa controlaban todo el comercio en el Oeste de Africa. Se impuso la recaudación y distribución de Zakat en todas partes, reduciendo la pobreza a su mínima expresión. La educación, el riego de los campos y la herrería se fomentaban como políticas emirales, hasta el punto de que el Bilad-al-Sudan se convirtió en la más elevada civilización de Africa; civilización que producía estudiosos de nivel mundial, hombres de gobierno, arte y una cultura que hoy día representa lo más granado de la Historia del Oeste de Africa. Hombres y mujeres destacados como Abdullah, Muhammad y Nana Asma Fodio son sólo un ejemplo. Un gobierno administrativo de lo más avanzado aseguraba que la paz y la justicia estuviesen presentes en todas partes.

Así estaban las cosas cuando llegaron los primeros europeos a Nigeria del Norte, y esto se refleja repetidamente en las memorias de los primeros exploradores europeos, Clarperton y Richard Lander.

La invasión Británica de Nigeria del Norte
En el período comprendido entre 1900 y 1906, los británicos invadieron y conquistaron Nigeria del Norte, emirato tras emirato, asesinando al Sultán y a casi todos los Emires y a millones de otros musulmanes que se negaron a doblegarse ante su autoridad. Incluso una vez que los kuffar habían vencido, se produjo una migración en masa de todas aquellas personas que no podían aceptar el "mandato" británico, dando así lugar a los colonos Hausa y Fulani en Camerún, Chad, Sudán y Arabia Saudí hoy día.

Su mandato inicial de 50 años dió lugar al completo desmantelamiento del nexo social, político y económico de la Sharía. Sin embargo, la Sharía sigue viva en los corazones de los musulmanes, todavía hoy.

Cuando se produjo la Independencia -el período de la llamada descolonización en los años 60-, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico intentó asegurarse de que la Sharia no volviese a levantar la cabeza instaurando una democracia parlamentaria; asímismo, la institución militar en Nigeria debía garantizar una oposición continuada a la Sharía; pero, gracias a Allah, por fin se ha podido ver que esa democracia sólo es una institución de gobierno desacreditada y rechazada.

La Experiencia Democrática

Al quedar desacreditado y obsoleto el mando militar, por haber fallado a la nación, se reanudó la frenética búsqueda de otras formas de gobierno. Para entonces, el rechazo y apatía que el Norte experimentaba para con dichas instituciones políticas se había ampliado. La desesperación, indefensión y falta de esperanza que trajo consigo la experiencia pos-independencia se había evidenciado claramente en el rostro de la población.

Así, al principio de un nuevo milenio, a la mayor parte de la gente les faltan las cosas mínimas y básicas para vivir; al mismo tiempo, el país no puede mostrar nada positivo como consecuencia de su independencia, ya que carece incluso de la infraestructura mínima que le califique como nación moderna, y ello a pesar de los enormes recursos naturales con los cuales Allah ha bendecido a esta nación.

Fue en este momento de gran desilusión cuando muchas regiones comenzaron a cuestionarse su relación con las estructuras políticas modernas. Desde las demandas más tempranas de una mayor autonomía, ahora se ha pasado al llamamiento abierto a la secesión, y esto último se ha convertido en la consigna actual.

La Declaración de Zamfara 

Es en este escenario en el que uno de los estados del Norte, de población enteramente musulmana, aplicó el principio de la democracia para declarar la Sharía. Antes de que esto sucediese, la mayoría de la gente (incluyendo a algunos musulmanes) pensaba que el hecho de reclamar el regreso de la Sharía era simplemente un asunto consistente en disponer de "Juzgados de Sharía", en los que se decidía únicamente sobre limitados aspectos de ésta, como el matrimonio, el divorcio o las herencias. Esta experiencia de Zamfara ha mostrado -por primera vez desde la invasión británica-, una realidad más amplia: que la Sharía abarca todos los asuntos de los Musulmanes.

El gobernador y sus consejeros se reunieron e invocaron su mandato como representantes elegidos de sus circunscripciones electorales y aprobaron por unanimidad una ley por la cual adoptaban constitucionalmente la Sharía como su forma de gobierno. Además, se contrataron abogados constitucionalistas musulmanes para defender la legalidad del nuevo Gobierno dentro de las disposiciones que recoge la Constitución, como una opción democrática. Así, para cuando el Estado de Nigeria pudiera despertarse ante esta declaración, Zamfara se había declarado constitucionalmente y de facto como un Gobierno bajo la Sharía.

El apoyo ampliamente extendido que se prestaba al Gobierno del Gobernador Al-hayyi Ahmed Sani, le mereció el título de Muyaddid (renovador del Din) en todo el Norte. Mientras tanto, se ejercía una presión tremenda sobre los gobiernos del Norte y sus consejos para que siguiesen los pasos del Gobierno de Zamfara.

A pesar de la obvia magnitud de la tarea que tenían delante, el 27 de octubre de 1997, el Gobierno de Zamfara declaró formalmente establecida la Sharía. Millones de personas anduvieron cientos de kilómetros a través de Nigeria hasta Gusau, su capital, para declarar su apoyo y lealtad al Gobernador. Esta concentración, comparable solamente con el Hayy, fue algo que los nigerianos de hoy en día nunca habían visto o imaginado.

La Sharía ha sido declarada en todo Zamfara. El sistema de gobierno se ha renovado por completo. Las instituciones islámicas, como el Zakat (Tercer pilar obligatorio del Islam, consistente en entregar el 2.5% de la riqueza sobrante) y los Awqaf (pl.: de Waqf. Institución privada, de carácter benéfico e inalienable) proporcionan caridad y préstamos sin interés a las mujeres y los desempleados, y están dotando de medios económicos a la gente. La prostitución, el alcoholismo, el juego y otros vicios están desapareciendo rápidamente. El Gobierno está pagando las dotes y otros gastos matrimoniales de todas las ex-prostitutas en un intento de reinsertarlas en la sociedad. Se están construyendo Juzgados de Sharía en todo el territorio del Gobierno, y se están reclutando Qadis (jueces) competentes. El soborno y la corrupción están desapareciendo rápidamente de su Funcionariado, dando lugar a un rápido desarrollo económico.

La experiencia de Zamfara es, de hecho, una bendición de Allah para toda la población musulmana de Nigeria. No solamente ha revivificado el debate sobre la Sharía, sino que también ha llevado el concepto más allá de ser sólo tema de Juzgados a convertirse en el gobierno integral y en los métodos correctos de organizar la sociedad en los tiempos modernos. También ha despertado en los musulmanes un aumento de su atención con respecto a sus deberes para con Allah.

Mientras y como se esperaba, los periódicos del Oeste y Sur de Nigeria han orquestado todo tipo de campañas contra la aplicación de la Sharía y recientemente han proclamado que la declaración de la Sharía equivale a una secesión. En dichos periódicos se discute cualquier asunto relacionado con la Sharía , excepto el de la corrección de la Sharía en sí.

Si es verdad que la democracia está basada en la elección de la gente, ¿qué sucede entonces cuando un grupo de personas deciden elegir por unanimidad y sin coacción alguna la Sharía como su forma de gobierno?, ¿por qué no es aceptada como una elección válida? Mientras se garanticen los derechos religiosos de las otras personas, así como el acceso a sus propios juzgados, no hay ninguna razón para que esto, de acuerdo a las disposiciones democráticas, no pueda representar una opción válida.

Aquí, estamos trabajando hombro con hombro con los funcionarios del Gobierno de Zamfara hacía la consecución de esta meta de la Sharía, y conminamos a los musulmanes de todo el mundo a que ayuden, de la manera que puedan, a la creación de un auténtico Gobierno Musulmán en Zamfara.

Y muy importante, nuestras oraciones estarán dirigidas a pedir por el reforzamiento del Islam y de los musulmanes en Nigeria y en todo el mundo, para que podamos ser testigos de la victoria del Islam sobre la Oscuridad durante nuestras vidas
Anuncios
Relacionados

Cultura y violencia a fin de siglo: el caso del islam

Artículos - 16/02/2001

La lapidación

Artículos - 08/02/2002

Perros, mujeres y burros

Artículos - 30/09/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/18394-el_retorno_de_la_sharia_a_nigeria_del_norte.html