webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
545 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3440

Las perlas cultivadas: III-VI

15/09/1999 - Autor: Jadicha Candela - Fuente: Verde Islam 11
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

concha web
concha web
III PARTE. EL RUBÍ

“Yo prefiero el Rubí de España”
                                                                   (El Collar de la Paloma. Ibn Hazm)

1. El Rubí de España

Ella dijo:
¿acaso no somos dos desterrados?
Él contestaba: Te traigo melancolía
puesto que estamos desterrados del Sur,    
del calor,
de la Luz que hace daño en su intensidad
de la melancolía del azahar
y de las palmeras
Ella dijo: Y ahora vienes tú aleteando.
No recuerdo,
no puedo recordar sino que te conozco
donde Tú me alcanzas,
donde nadie llega ni puede tocar.


2. Apátridas

Él contestaba: en mis fuertes brazos
haré una patria para ti, más hermosa
que los jardines de Alejandría.
Volveré mi hombro
como un palacio de nácar:
Lo voy construyendo sin ventanas
Allí, contigo, no hay diferencia,
adentro y afuera,
ni día ni noche.
Tan clara la construyo
con Amor de Verdad.
Quiero esta patria perfecta
como una caracola:
Tu hogar no puede contenerse
sino en el corazón del Amado.
Ella dijo: No quiero que me digas
que vives apátrida del Sur,
sin patria de amores
y estás exiliado.
El Exilio,
caminos infinitos que para Ti son Uno:
El camino hacia Mí.
No quiero que me digas
que llegó la Hora,
que alcanzamos la Unión.
Te pregunto ahora, Amor mío,
¡Ahora! ¿Qué haces ahora?
¿Por qué no me llevas al mar?


3. La Mar Somos Nosotros

Él contestaba:
¿Por qué no te llevo conmigo al mar?
La mar, así le place que le llamen,
nunca me dejó.
Tengo la alegría de su sal,
algo de la amargura de su espuma,
su brava cólera desatada.
Tengo su amplitud,
busco su lejanía,
puedo ser peligroso
como la calma engañosa
de algunos arrecifes.
Reflejo melancolía de su inmenso color
azul cambiante.
Imito sus sonidos
y el profundo grito de todas sus gaviotas.
Mi voz recuerda sus sordos choques
y mi voluntad
forma huracanes con nombre de mujer.
La mar ha sido la silenciosa maestra
que me inició de niño.
Ella me adoptó con su color azul
y nunca me abandona.
¡Descuidada! La mar somos nosotros.
Ella susurró: ven otra vez,
ven, mi amor, mánchame de sueños,
suspéndeme en tu mar,
déjame bucear en tu ternura.

4. Amarillo es mi Color

En el sueño,
cada noche de aquellas noches
ella repetía:
El destinado: es alto mi amado,
amarillo es mi color, azul el suyo.
El real: es fuerte mi amado,
su fuerza no limita vastos horizontes.
Amor de Verdad, valor que vale,
almita alada,
como una torre en el centro del mar,
así es mi amado.
Su deseo abrasador
me construye brillante
y es tan noble este puro amor
que exige aceptarlo en la distancia.


IV PARTE. EL FIN DEL RUBÍ

“Ella recoge un trozo de hielo
y sin embargo
la casa huele a primavera”

1. El Conocimiento del Fuego

Estoy dispuesta de nuevo.
Tú, al otro lado de nuevo,
por ver cómo se consuma el fin del rubí.
¡Todo se vuelve rojo!
El conocimiento del fuego
sólo se alcanza
haciéndose llama y fuego con él.
Estoy aquí, largamente preparada,
Estoy aquí.

2. Encuentro al Norte

Es el tiempo del encuentro necesario.
La soledad con él.
Al Norte, el hielo.
Sin embargo, la casa huele a primavera.
La abandono por ti:
El rubí.

3. Torrente Imparable

¡Oh! El más Misericordioso de los Amantes,
me encharca la cara,
el corazón en carne viva
impulsa la sangre;
el deseo de la Unión a la que aspiro
y a la que me es imposible renunciar,
como si el deseo de Ti, acumulado,
se volviera torrente imparable
que me zarandea y arrastra.

4. El Polo

(Homenaje al sheij al Akbar, Muhiddin Ibn el Arab el Murciano, Allah esté complacido con él.)

¡Camellero: llévame lejos!
Donde no me roce el desamor,
ni me distraiga el canto del ruiseñor.
Quiero perderme contigo en el desierto.
¡Camellero!
¡Apiádate de esta pasión abrasadora!
Llévame contigo al centro del calor.

5. El Primer Yo

El rojo significa lo que apega y retiene,
la transmisión de órdenes —el Poder—
la violencia de transformar el primer yo.
Su orden le empuja a retener
aquello que ama y le rodea.
También le empuja
a transformar lo amado
porque su decreto es poseer
y no hay más alta posesión
que la que es capaz
de transformar el carácter.
6. Confusión
Es necesario perder al Amante
para encontrar al Amado.
Enseñanza debida
a la ternura del Amado.
Él ha permitido a su incauta amante
perderse entre Sus Atributos,
y a su pegadizo rubí apegarse
a las formas individuales de la Belleza,
uno de Sus Atributos,
y con este espejismo
confundir a la amada.

7. El Rojo Reflejo

El amante siempre es un reflejo del yo
que seguimos amando.
Por esto, el Amado
sólo debe ser nombrado como Él,
para, así, no quedar contaminado
con partículas “Tú”.

8. La Ternura del Amado

Él es el pronombre de la Ausencia.
Significa Allah,
Lo que está arriba y Lo que está abajo
y no puede ser comparado a ninguna cosa.
Él ha enseñado a su amorosa amante
que cada amante dibuja
una forma del Amado
porque Él es el Único.
Sólo existe Él.

9. Exteriormente Oculto

Y Él ha mostrado a Su elegida amante
que exteriormente se oculta
en Sus Atributos y en Sus Signos
cuyos significados son advertidos
y comprendidos en el corazón:
Lugar donde el Señor Se manifiesta
a Sus siervos creyentes.

10. Del Tao

Todos danzan alegremente
alrededor de la torre.
Sólo yo permanezco alerta y sola.
Todos se felicitan por la primavera.
Sólo yo permanezco,
impasible, esperando:
He prometido esperar
hasta el límite de la espera.

11. Las Lágrimas del Profeta (Pb)

El rubí renace,
se convierte en malaquita:
El rojo entra en el verde.
Los antiguos alquimistas,
conocedores de las leyes del Amado,
podrían explicar este cambio.


V PARTE. EL DIAMANTE

“Quizás he manipulado
lo que no está permitido manipular.”

1. El Rubí desangrado

(Al Dr. Mansur Abdussalam Escudero, califa de los faquires de Granada. Salam)

¿Qué es un rubí sin sangre?
Un rubí sin sangre, desangrado,
es un diamante.
¿Quién puede desangrar un rubí?
La fuerza amorosa del alquimista.
Los alquimistas auténticos
son muy escasos en estos tiempos;
Empero es posible encontrar un rubí
entre las piedras falsas
de los faquires de Granada.

2. Atanor

He logrado detectar la fórmula
después de innumerables sufrimientos.
He machacado en mi atanor
los más puros rubíes,
los corazones más sangrientos.
De esta masa partió
la Primera Substancia,
negra como las cosas esenciales.
Mezclada con la Leche de la Virgen
justo antes de que la luna salga,
resulta un licor que disuelve
la sangre del rubí.

3. El Lub es el Corazón de la Manzana

En
la estación de neutralidad,
con los esfínteres del alma relajados,
se produce el trasvase del rubí,
se atemperan los deseos del corazón,
se licúa el anhelo del Lub:
El rojo se enfría,
su nivel desciende y se va transformando
en morados y azules del logro.

4. El Estado Neutro

Esta vez,
cuando intento ponerla en marcha
la maquinaria amorosa no funciona.
Es la primera vez que no funciona:
No entiendo sus resortes, me confundo.
Quizás he manipulado
lo que no está permitido manipular.
Recibo el estado neutro.
Al fin: Sólo Yo, sólo Él,
sólo Uno, Enorme Abarcador.

5. Miles de Rojos del Amado

Aprendí del rubí a perder su rojo atributo
y a volverme transparente
como un diamante.
De esta forma mis rojos son sólo reflejo
de los miles de rojos del Amado.
El diamante sólo aspira a reflejar al Amado.
No esconde nada para sí:
Es el Gran Amante.
Su transparencia significa
la sinceridad en la total entrega
y el desvanecimiento del rojo yo.

6. Tawhid Significa Unión

(A Mariam Saida, la faquira que Allah ha distinguido con más favores. Salam, Mariam, la faquira de hierro)

El Amado está Ausente
pues en Su Presencia
se aniquilan los pronombres
y aparecen los Nombres.
Tawhid significa Unión.

7. Se Acerca la Unión

Siento
sensaciones antes experimentadas
cuando la Unión estaba cerca.
Yo, es el pronombre de la Soledad.
Tú, es el pronombre de la Separación.
Él, es el pronombre de la Ausencia.

8. Le Corresponde Puro sin teñir

Allah, mi Señor, el Más Alto Amado,
me ha revelado que el Atributo del Amor
Le corresponde Puro,
sin teñir de los colores
del yo que tiende a poseer,
transformar, exigir y pedir.

9. El Amor en el Esplendor de la Presencia

(
A Aïcha Bewley. ¡Pido a Allah, queridísima primera compañera, que prosigamos en el jardín nuestras charlas de Norwich. Que Allah te bendiga. Salam)

Cómo ha respondido a mis llamadas
y se ha manifestado
en el esplendor de la Perfecta Unión,
en la Majestad más alta
sin rostro de colores
sin sombra de Belleza.
Los torrentes de ardiente deseo de Él
han desplazado a mi sangre
del sitio que ocupaba,
y Él me ha mostrado el Amor
sin velos ni atributos,
con la Realidad de la aniquilación,
Dentro del pozo, la laguna,
el Océano Amoroso.

10. La Poda

Se
acaba esta espiral.
El tiempo es un mariscal
que ordena disciplina.
Amo los tiempos inciertos
porque me encierran
en los paisajes interiores que más amo,
y me perfuman con los gérmenes
de una primavera
más y más esplendorosa,
como una gran palmera,
que espera, cada año,
la inevitable poda de sus palmas.

11. Cristalizar Amoroso

Así he sabido algo más del acto del Amor,
de las gracias del Amado, mi Señor,
y he realizado el fenómeno más bello
de las bellezas de la dulce tierra:
El cristalizar amoroso,
fenómeno que ocurre
al nacimiento de un diamante
con la muerte de un rubí.

VI PARTE. EL BRILLANTE

“Allah, ciertamente, no ha creado a los hombres para que se diviertan”

1. El Orfebre

El brillante es el resultado
de tallar inteligentemente un diamante.
¿Quién puede tallar un diamante?
La sabia paciencia de los sufíes
¿Conoce alguien en estos días
a un auténtico sufí?
Con la ciencia del orfebre
que tú necesitas,
la ciencia necesaria para esperar
que el tiempo te prepare
con sabiduría suficiente,
para renunciar a ti.

2. El Ácido del Joyero

Aprendí del diamante
a dejarme tallar con sufrimiento
y reflejar así
todas las bellezas del Amado.
Tú, es el pronombre de la Separación.
En la Separación se talla el diamante.
¡Cuánto he sufrido con Tu Ausencia!
Reconcentrada y amarga
como el ácido del joyero.

3. Delicado Escoplo del Amante

El sufrimiento
es el delicado escoplo del Amante.
Si eres sincero en amores
Disponte a que el sufrir
te talle poco a poco.

4. Extinción de la Extinción

El
diamante vive para obtener facetas.
Se talla montado en sus errores
chocando con la vida,
errores del olvido.
El diamante obra
para volver a la Primera Intención.
Se pule recordando:
Sinceridad repetida
cinco veces cada día
cada noche
con el agua arrastrando
esquirlas de perdón,
brillando como un prisma con la Luz.

5. El Rostro del Amado

El Amado.
Encontré Su Rostro.
Su Rostro no se parece a rostro alguno.
Era un yo que no me pertenecía,
un yo elevado y puro
como un puro brillante
recién sacado del atanor.
¡Alhamdullillah wa shucrilillah!

6. La Luz de mi Señor

(A Saleh Muhsen Simón, mi hermano, salam, murciano)

¡Amigos míos!
Se ha mostrado la Luz de mi Señor.

7. El Pozo

Es una alucinación.
Es una exaltación artificial.
¡Modérate!
No te precipites.
Observa atentamente delante de ti:
El barranco es un pozo,
es un precipicio,
un pasadizo.
¡No te deslices!
La luz que buscabas
está junto a tu vena,
la vena yugular.

8. Su Único Señor

¿Diréis que está loca
sólo porque afirma
que Allah es su Único Señor
y que sigue a Su Enviado?
¿Es que no razonáis?
¡Espera!
Nosotros también esperamos.
9. El Secreto
¿Cómo compartir el secreto
cuando el secreto vela al secreto?
El velo ayuda a la Íntima Unión,
y los amantes vibran
con el celo del Alto Ocultamiento.
¿Podrías perdonar
que tu Amado levantara el velo
cuando exiges el íntimo recato
para expandir Tu Manifestación?

10. Anhelo de la Parte por el Todo

Me reencuentro
en el desconcierto de lo reverdecido,
aún adormilada, muy cerca del principio.
Recuerdos de la sacudida del empezar,
en el anhelo de la parte por el Todo.

11. ¿No es Cruel?

(A Imán Puch Rubio, como una piedra angular de las hermanas)

¿No es cruel?
La necesidad de lo que ha de ser,
la necesidad de crecer,
de llegar a estar completo.
¿No es vulgar la Materia Primera
de la Gran Obra?
¿No son igualmente angustiosas
las manifestaciones primeras
de la vida y la muerte?:
“El Espíritu se manifiesta
con el rigor de la carne.”

12. El Buscador Caminante

Pasarán los amantes, y la búsqueda
sólo habrá comenzado de nuevo.
Una casa en el corazón del Amado.
Una fuente en la boca del Amado.
Un jardín en la barba del Amado.

EPÍLOGO. LA PERLA PERFORADA

“¡Oh Daud!
Soy un tesoro oculto.
Mi anhelo mayor es ser descubierto
por Mis siervos amantes.”


Vuelta en Baqá

Después de peregrinar
hasta la lejana China
para pulirse como una perla,
volvió para reunirse con sus iguales.
La perla es el adorno del Amado;
Su valor no reside en el fondo del mar.
Ha sido hecha para ser transportada
en el cuello, las orejas, la frente del Amado.
¿No debe traspasar y vaciar su centro?
¿no ha de ser perforada la perla?
Anuncios
Relacionados

Las perlas cultivadas

Artículos - 23/02/1998

Las perlas cultivadas. Partes I y II

Artículos - 15/06/1998

Las perlas cultivadas 2

Artículos - 30/06/1998



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/18292-las_perlas_cultivadas_iiivi.html