webislam

Sabado 14 Diciembre 2019 | As-Sabat 16 Rabi al-Zani 1441
854 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3744

Foro de los lectores 1

15/06/1995 - Autor: CDPI - Fuente: Verde Islam 1
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Foro Lectores Verde Islam
Foro Lectores Verde Islam

Como azúcar en el agua

Con emoción y sorpresa he leído el número cero de la revista “Verde Islam”, que habéis tenido la amabilidad de enviar para su evaluación al Departamento de Estudios Islámicos de nuestra Universidad. Como estudioso del Islam en su expresión sociológica actual en el mundo occidental, no puedo menos que felicitaros por esta iniciativa, tan necesaria para que puedan ser conocidas las respuestas que se dan desde el Islam a las situaciones y problemas de la sociedad y el tiempo que nos ha correspondido vivir. La idea de que el Islam de Al Andalus quedó sepultado tras el bárbaro genocidio llevado a cabo durante la Edad Media, se ha deshecho como azúcar en el agua al leer estas hermosas páginas, publicadas por españoles de origen, en los que ha vuelto a brotar con frescura e inteligencia la semilla de sus antepasados. Espero sinceramente que tengáis éxito en vuestra empresa.

Brian Johnson. Department of Islamic Studies. Michigan University.

La otra cara de la moneda

A través de un amigo español convertido al islamismo ha llegado a mi manos un ejemplar de la revista “Verde Islam”. Por tratarse de un número cero, me faltan aun elementos de juicio suficientes para sacar conclusiones definitivas pero, precisamente por ello, por ser un proyecto en sus comienzos y por mi condición de creyente -aunque no practique ninguna religión-, me permito enviarles estas líneas, animándoles a que sigan adelante con la revista y expresen con la claridad y valentía con que lo han hecho en este número “de prueba”, las opiniones que como musulmanes españoles tienen de lo que aquí está pasando. Creo que tienen mucho que decir y es su responsabilidad hacerlo para que las personas que luchamos por romper tantos prejuicios como nos han inculcado a lo largo de la Historia, nos vayamos enterando, con versiones de primera mano, de la otra cara de la moneda. 

Un cordial saludo.

Tomas Maza. Granada.

La olla exprés

Me permito dirigirme a Ud., advirtiéndole de antemano que procedo de una ideología y un contexto que considero bastante alejado de lo que ustedes, los musulmanes, proponen como forma de pensar y vivir. Me he decidido a escibirles porque me sorprendió encontrarme una publicación como la que están iniciando. Y me ha sorprendido sobre todo porque no concuerda con las ideas que tengo acerca del Islam y de los musulmanes en general. Me gustaría, si ello es posible, que nos explicaran a las españolitas de a pié, algunas cuestiones que, perdóneme si se lo digo, nos parecen indefendibles en los tiempos que corren. En primer lugar me gustaría saber qué dice su religión acerca del papel de la mujer en la sociedad, de su acceso al mundo del trabajo, de su equiparación de derechos con el varón, y si no es posible que ello sea así, el por qué. En segundo lugar, me gustaría que nos explicaran cómo puede defenderse la poligamia a estas alturas de la película y, sobre todo, cómo resuelven ustedes asuntos que hoy se plantean como el divorcio, el aborto, la superpoblación etc.

¿Cómo es posible que el Islam prohiba el uso de la olla exprés a las puertas del siglo XXI?. ¿Es eso posible o forma parte de esa “propaganda” de que hablan ustedes en su publicación?. Sinceramente me gustaría que respondieran a algunas de éstas cuestiones que son hoy de interés para muchas mujeres y hombres que nos enfrentamos a las más dispares propuestas.

Luisa Molina. Córdoba.

Espíritu de cruzada

Me ha sorprendido gratamente encontrar por primera vez una publicación en castellano que aborda temas tan de actualidad como son el Islam y las relaciones internacionales. Sin embargo quisiera precisarle tres cosas:

1. El espíritu de cruzada que usted atribuye a las naciones civilizadas de Occidente, que tan trabajosamente avanzan en un proceso de cooperación y entendimiento, sólo me parece admisible en alguien que, por su adoctrinamiento religioso, sólo puede ver gigantes donde hay molinos. Sepa ud. señor Cabrera, que las naciones de Occidente que ud. Vilipendia y zahiere, son el único modelo posible al que aspiran los atrasados países islámicos. ¿No sabe usted de la estrecha amistad que une a dirigentes tales como Bill Clinton y el rey Fahd?. ¿Sabe usted con quien está casado el rey de Jordania, y dónde pasa sus vacaciones?. ¿Conoce usted donde están las escuelas donde van a estudiar los hijos de los magnates de los petrodólares?. ¿Hacia donde emigran los magrebíes que cruzan en patera el Estrecho de Gibraltar?. Le recomiendo que lea la prensa y se entere de todo ello.

2. No están los tiempos para enarbolar ninguna bandera ni credo de ningún tipo ¿O es que ahora vamos a tener que tragarnos de nuevo toda la parafernalia religiosa, cuando por fin nos hemos librado de las dictaduras de los fusiles y de las ideas?. Con todo respeto, le digo que hoy en día la religión está tan superada como la ideología, y que ambas deben ser enterradas en el cementerio de la Historia para siempre.

3. Por último, solamente recordarle que es usted tan español como yo, tan occidental como yo, y que debería reconsiderar su posición a la vista del sesgo que toman los acontecimientos, no vaya a ser que se vea envuelto en contradicciones que pueden ser tan peligrosas desde el punto de vista ideológico y psicológico que le podrían llevar al sillón del especialista.

J. H M. Luquín. Navarra.

Sentimiento de solidaridad

Me permito dirigirme a vosotros en éstos términos porque, tras leer el número cero de la revista verde Islam me ha invadido un claro sentimiento de solidaridad. Hace algunos años, fui asiduo lector de revistas de pensamiento que me ayudaron a desarrollar un poquito esa deseable facultad que llaman espíritu crítico. Como sabemos, ese tipo de publicaciones, al socaire de la Posmodernidad se fueron tornando sosas y aburridas, light como dicen ahora. Aunque no soy creyente me he encontrado en vuestro discurso ese tono crítico que tanto se echa e menos en éste tipo de publicaciones. Leyendo algunos artículos me he sentido solidario con vosotros en cuanto que tenéis una visión el mundo y estáis luchando por ella, expresáis en cierto modo objetivos existenciales, que son los que hoy en día brillan por su ausencia. Espero que vuestra revista llegue al buen puerto de los lectores y nos ayude a entender un poco mejor ésta difusa contemporaneidad.

Enrique Benítez. Sevilla.

Bosnia: no son iguales

Soy un lector ávido de novedades que tropecé en la consulta de mi dentista con Verde Islam. Entre empastes y limpiezas concluí el número cero, y espero recibir los siguientes para lo que les adjunto la hoja de suscripción.

Tanto me ha interesado la revista, que hasta se pueden pasar por alto los defectos evidentes del número cero: las erratas, ciertos descuidos tipográficos y un aire que tiene la revista de publicación hecha por aficionados inteligentes. Confío en que encuentren pronto su estilo más genuino.

Los contenidos son muy interesantes y ofrecen puntos de vista sugerentes, sólo el artículo de la señora Ramos sobre Bosnia me disgustó cuando insinúa que son iguales los terroristas serbios que los agredidos y masacrados bosnios. No, señora Ramos, que hasta la ONU lo ha dicho, aunque muy tarde: los malos son los serbios y tendrán su castigo, ya lo verá usted.

J. Mateo Casares Málaga.

Proteger las minorías

¿Qué clase de país es éste? ¿Dónde la aconfesionalidad del Estado? ¿Dónde la libertad de religión? ¿Dónde la tutela estatal de éste derecho?

¿Por qué mis hijos no pueden aprender acerca de su religión en la Escuela Pública? ¿Por qué sí pueden los católicos? ¿Para qué sirven los Acuerdos de Cooperación que ustedes mencionan, firmados entre los musulmanes y el Estado? ¿Eran sólo una operación de maquillaje para que España estuviese guapa “de cara al 92? ¿Dónde está la protección de las minorías, pilar de la democracia?

Me temo que la aconfesionalidad del Estado es todavía un derecho a conquistar en éste país, que impide el desarrollo de sus minorías.

Abdel Qader Carretero. Madrid.

Genocidio disfrazado de limpieza étnica

Bien es verdad que los castellanos remataron suavemente con la Inquisición. Santa y sofisticada institución que los servios, todavía borrachos de sangre e infamia, no necesitan ni los europeos les exigen.

El eterno fundamentalismo europeo no toleró jamás la presencia de cristianos unitarios europeos no adoradores de ídolos (estatuas e imágenes prohibidas en el Decálogo entregado a Moises en el Monte Sinaí). Arrianos, Cátaros, Bogomilos, y tantisimos otros cristianos unitarios europeos con nombres diferentes fueron exterminados sin piedad hasta el último; ni uno solo de sus libros llegó hasta nosotros evitando la implacable hoguera de la Europa trinitaria. Es increíble que los conozcamos solamente a través de las diatribas de sus genocidas y de las insinuaciones de los poetas malditos.

Siguen siempre el mismo sangriento esquema ahíto de genocidio y de burla. Así en España como en Bosnia. Así en toda la Europa de las cruzadas del siglo Xlll como en los 500 años esos del Descubrimiento cuando se desparramarón con toda su panoplia por toda la tierra. Su fundamentalismo es fácil de identificar: matan a todo lo que no cree lo que ellos exigen que se crea (en realidad ellos no creen en nada, ni siquiera en la muerte). Los que no tienen sus terribles armas son esclavizados y/o violados y/o convertidos y/o exterminados.

Su fundamentalismo falsea la realidad histórica. El pueblo europeo, su primera víctima, fue descerebrado y perdió toda noción histórica. Todo europeo que no creyó en sus misterios y enigmas fue privado de todos sus bienes (entre ellos la vida). Dicen, leemos, oímos sin discernimiento lo de la limpieza étnica, troncos, pero la evidencia es que los Bosnios, ahora en vías de exterminio, son eslavos, como lo son servios y croatas. Eslavos que en el siglo Xll aceptaron el cristianismo unitario y que, por ello, sufrieron hasta la entrada de los turcos en 1467, la persecución de los fundamentalistas de siempre: los de Roma (eslavos croatas) y los Ortodoxos (eslavos servios). Eslavos los bosnios, tan eslavos como lo son servios y croatas, que aceptaron Islam al reconocer en a su Profeta como manifestación genuina del cristianismo unitario. Eslavos los bosnios que toleraron (libertad total de creencia, culto, forma de vida y expresión), cuando tenían el poder politico, militar y económico, a eslavos católicos croatas y a eslavos cristianos ortodoxos servios. Eslavos los bosnios que malviven estos días las últimas fases de su genocidio a manos, al alimon, mon, mon, de eslavos croatas (tan católicos romanos ellos) y de eslavos servios (ortodoxos y/o comunistas de siempre).

Testigos presenciales del genocidio y agentes coadyuvantes (no dejan armarse a los eslabos bosnios musulmanes) las vestales europeas vestiditas de azul y todo el pueblo europeo televidente cada día más y mejor descerebrado.

Omar Abu Tarik. Valencia


Anuncios
Relacionados

Foro de los lectores 2

Artículos - 15/09/1995

Foro de los lectores 3

Artículos - 15/12/1995

Foro de los lectores 4

Artículos - 15/06/1996



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/17942-foro_de_los_lectores_1.html