webislam

Miercoles 23 Mayo 2018 | Al-Arbia 08 Ramadan 1439
939 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Khutba: El valor del trato a los padres

Khutba del viernes 9/3/2018

09/03/2018 - Autor: Sheikh Moustapha Hassane - Fuente: WebIslam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


La misericordia con los padres es una rahma

Las alabanzas sean para Allāh, creador, el que inicia y el que crea las formas. La ṣalāt de Allāh y su salām sea sobre aquel que abre, sobre aquel que sella, sobre aquel que mantiene el absoluto valor, y sea sobre sus gentes, y sea sus compañeros en la excelencia hasta el día del juicio.

As-salām 'alaykūm wa raḥmatullāh wa barakatuhu,

En la khutba de hoy hablaremos del valor del trato hacia los padres. Nuestra naturaleza hace que estemos obligados a la sumisión a Allāh t'ala, la creación se articula en torno a la sumisión a Allāh t'ala reconociendo su señorío (rubbubiya). Con los padres ocurre algo muy parecido, reconocemos su señoría para con nosotros por su rol creador.

La responsabilidad ante la creación es un asunto muy serio. Allāh t'ala crea el mundo y delega en nuestros padres no solo el crearnos sino mantenernos. Dispone para nosotros una custodia de la que ellos se responsabilizan hasta que llega la edad de la razón, hasta que somos responsables de discernir junto a los valores que ellos nos han enseñado.

A partir de esa madurez, cambiamos la responsabilidad de la creación de nuestros padres a nosotros mismos. Este es un momento importantísimo para cualquier ser humano, porque el peso de nuestras acciones recae sobre nosotros mismos. Sin embargo, a lo largo de nuestra vida, no podemos perder jamás la obediencia hacia nuestros padres. Así, dice Allāh t'ala en el generoso Corán:

(22) NO PONGAS junto a Dios a deidad alguna, para que no te veas humillado y abandonado: (23) pues tu Sustentador ha ordenado que no adoréis a nada excepto a Él. Y haced el bien a vuestros padres. Si a uno de ellos, o a ambos, les llega la vejez estando contigo, jamás les digas "¡Uf!" ni les riñas, sino háblales siempre con respeto, (24) y extiende sobre ellos con humildad las alas de tu benevolencia, y di: ¡Oh Sustentador mío! ¡Apiádate de ellos, como ellos cuidaron de mí y me educaron siendo niño!" (Corán 17: 22-24)

Estas aleyas marcan que junto a la 'ibada hacia Allah t'ala, además del amor a su Profeta (saws), encontramos la obligación del buen comportamiento y obediencia hacia los padres. Los hijos tienen que guardar ese respeto en tanto ellos le protegieron y le educaron cuando aún eran vulnerables. También el Corán nos invita a pedir a Allāh por ellos, a pedir la protección.

A lo largo de la vida la obediencia a los padres es un elemento esencial. Aun ellos estén equivocados, como lo estuvo el padre de nuestro amado profeta Ibrahim (as), el cual se mofaba de él por rechazar el politeísmo y aún seguía pidiendo a Allāh t'ala por él:

(45) ¡Oh padre mío! ¡Temo, en verdad, que caiga sobre ti un castigo del Más Misericordioso, y entonces te harás consciente de haber sido prójimo de Satán!" (46) Respondió: "¿Acaso te disgustan mis dioses, Oh Abraham? ¡Ciertamente, si no desistes, haré que seas lapidado! ¡Aléjate de mí́ para siempre!" (47) Abraham respondió́: "¡La paz sea contigo! Pediré́ a mi Sustentador perdón por ti: pues, ciertamente, Él siempre ha sido benigno conmigo. (48) Pero me apartaré de todos vosotros y de lo que invocáis en vez de Dios, e invocaré solo a mi Sustentador: pudiera ser que mi oración por ti a mi Sustentador no quede sin contestar." (Corán 19: 45-47).

Este episodio, aunque duro relata muy bien la importancia, y el deber, de tener misericordia de un hijo con una madre o un padre, aún este esté cometiendo una gran equivocación. No se pueden perder las formas, no se puede perder el respeto que merece un padre o una madre, no se pueden olvidar las bendiciones que merecen por todo lo prestado hasta nuestra propia madurez.

٭ ٭

Hay un ḥadīth verdadero de nuestro amado Profeta (saws) que recoge Muslim y que dice:

"La mejor de las acciones es hacer la oración a su hora y ser gentil con los padres" (Muslim, 1:162).

Hay otro que relató Abu Huraira y que recogió Muslim y en el que el Profeta (saws) dice así:

"Cuando la gente preguntó que quien merecía mejor trato, él dijo: "Tu madre, luego tu madre y después tu madre, luego tu padre y finalmente todos tus parientes"" (Muslim, 45:2).

Estos dos ḥadīthes, y hay muchos más, dejan claro cuál es el valor de los padres desde la visión de nuestro amado Profeta (saws). Precisamente porque a él le faltaron, el valor se hacía más imprescindible y quiso transmitirnos ese valor. El Profeta (saws), como siempre buscar proteger el orden natural que Allāh ha dictado para nosotros, amplificarlo y hacer que seamos conscientes que cada regalo que da es para vivirlo plenamente.

La sunna, desde el amado Ibrahim (as) es esa entrega a los padres que, tan generosamente, nos aman. Nosotros además de amarles tenemos que estar a su disposición y desear el mayor de los bienes. Aún se equivoquen, Allāh nos desafía para ver hasta dónde podemos llegar con nuestro amor, con nuestra rahma aspirando a un mundo lleno de bendiciones y empezando desde nosotros mismos.

El valor de los padres es infinito. Y así, Allāh lo quiere. Nosotros debemos estar con ellos, debemos respetarles, debemos pedir por ellos y conseguir el máximo bien. Los padres son centrales para la vida de un musulmán, representan el pilar donde se construye el individuo. Aprender de ellos, en lo bueno y en lo malo, es fundamental para que nuestra comunidad esté sana, para que generación tras generación crezcamos fuertes y benditos.

Pedimos a Allāh subhana wa t'ala que proteja a nuestros padres junto a nuestra familia, nuestra comunidad, nuestros hermanos y el resto de la humanidad. Aceptando nuestras responsabilidades y el mandato divino.

Pedimos Allāh paz para todos los pueblos que están en conflicto.

Pedimos a Allāh que, a través del respeto a nuestros padres, incremente nuestro imān, limpie nuestros corazones y los llene de luz muhamadiyya.

Pedimos Allāh que purifique el alma de nuestros antepasados, la nuestra, la de nuestros padres y la de todos los creyentes.

Pedimos a Allāh que nos guie puros en el ṣirāṭ al-mustaqīm (camino recto) y que acepte nuestra 'ibada (adoración).

Dicho esto, pido a Allāh perdón y a todos. Que nuestras palabras estén bajo la obediencia a nuestro rabb, el señor de los mundos.


Anuncios
Relacionados

Mi Islam versus el Islam

Artículos - 02/11/2013

Hadices sobre Umar b. Khattab (RA)

Artículos - 28/04/2015

Qasida Burdah en la Zāwiya Tijaniyya de Fes

Artículos - 14/07/2015



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/121251-khutba_el_valor_del_trato_a_los_padres.html