webislam

Lunes 28 Mayo 2018 | Al-Iznain 13 Ramadan 1439
1117 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Khutba: El agradecimiento

Khutba del viernes 2/2/2018

02/02/2018 - Autor: Sheikh Mustapha Hassane - Fuente: WebIslam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Shukr, el agradecimento

Alabanzas sean para Allāh, creador, el que inicia y el que crea las formas. La ṣalāt de Allāh y su salām sea sobre aquel que abre, sobre aquel que sella, sobre aquel que mantiene el absoluto valor, y sea sobre sus gentes, y sea sus compañeros en la excelencia hasta el día del juicio.

La gratitud (shukr) será el tema de nuestro sermón (khutba). Para un siervo de Allāh t'ala ser agradecido es un acto de adoración ('ibāda). Nosotros, como creyentes tenemos en nuestra vida diferentes niveles y debemos alcanzarlos y aplicarlos en nuestra vida, no solo en la espiritual sino en nuestra vida material. El creyente no debe distinguir planos de su vida, pues la vida misma es una constante adoración al Señor de los mundos.

Ser agradecido es una obligación y, al mismo tiempo, es una bendición. El agradecimiento surge de lo más profundo de nuestro corazón, reconociendo en ello que cada acción, cada instante corresponde Allāh t'ala. Un recuerdo (zikr) constante de la realidad. Dice Allāh t'ala en el Corán:

¡Oh gentes! ¡Tened presentes las bendiciones que Dios os ha dispensado! ¿Hay algún poder creador, fuera de Dios, que pueda daros el sustento de los cielos y la tierra? No hay deidad sino Él: y, sin embargo, ¡qué pervertidas están vuestras mentes! (Corán 35: 3)

Allāh nos recuerda su poder, como es la fuente de la misericordia (raḥma) potencial con la que crea el mundo, con la que fuimos creados, con la que respiramos. El agradecimiento es en sí mismo una protección ante un mundo en el que los ingratos intentan contagiarnos de su actitud, una actitud que marchita los corazones y que lleva a la asfixia vital. Pero el creyente siempre tiene que pensar en la clave que expone el ḥadīth de nuestro amado Profeta Muhammad (saws) narrado por si fiel 'Ali (ra) que dice:

¡Oh Señor! En tu favor me refugio de tu ira, en tu indulgencia de tu castigo, y me refugio en ti de tu designio. No son suficientes las alabanzas que yo pueda pronunciar, tú eres tal y como te has alabado a ti mismo". (Sunan, Ibn Majah, 5: 1235).

Este ḥadīth es claro, nos expresa el poder de Allāh t'ala y sus dos grandes atributos: el jalāl (la majestad) y el jamāl (la belleza) ambas que se funden en la unidad. Es el agradecimiento el que corresponde a lo bello. Tenemos que tener la conciencia de que la plenitud no llega si no hay suficiente agradecimiento, de que tampoco caerá el velo de nuestros ojos si no es viendo agradecidos lo que el Señor de los Mundos ha puesto para nosotros. Si en cada acción, guiados por su dictado, agradecemos; si seguimos la ley agradeciendo; si vemos a nuestros padres, a nuestras familias y lo agradecemos; si vivimos cada momento agradecidos entonces encontraremos el camino recto hacia el jardín. En este sentido Allāh t'ala nos dice en el Corán:

(…) ¡Oh Sustentador mío! ¡Inspira en mí un agradecimiento continuo por esas bendiciones Tuyas con las que me has agraciado a mí y a mis padres, y para que obre rectamente en una forma que sea de Tu agrado; y concédeme rectitud en mi descendencia también! Realmente, a Ti me he vuelto en arrepentimiento: pues soy, realmente, ¡de los que se han sometido a Ti! (Corán 46: 15)

Solo aquellos que tienen un agradecimiento continuo tendrán el paraíso y la mejor de las recompensas. Un paraíso que perdurará a través de las rectas acciones de aquellos que permanezcan en la tierra después que Allāh t'ala nos llame a su presencia.

٭٭

El agradecimiento es algo connatural a la creación, los mismos ángeles agradecen a Allāh -a través de la recitación de salawats y bendiciones sobre él- que haya creado a tal mensajero como nuestro amado Profeta Muhammad (saws) y se nos exhorta a agradecerle su misión para obtener los excelsos favores (faḍl) que Allāh nos tiene reservados:

En verdad, Dios y Sus ángeles bendicen al Profeta: así pues, ¡Oh vosotros que habéis llegado a creer, bendecidle y someteos a su guía con un sometimiento total! (Corán, 33:56)

Y recordad cuando vuestro Sustentador os anunció esta promesa: '¡Si sois agradecidos a Mí, ciertamente, os daré aún más (…) (Corán, 14:7)

Quienes son agradecidos reciben más, así es la raḥma de Allāh t'ala, la gente del zikr que agradece cada instante, que le recuerda a él y a su bendito Mensajero (saws) como fuentes de la bendición. Su promesa y su pacto es firme, aunque a veces nuestro intelecto sea incapaz de verlo. Limitaciones del ego (nafs) humano.

Allāh, algunas veces, nos pone a prueba como al profeta Ayūb (Job) (as) y nos lleva al límite. Pero él nunca claudicó, nunca se rindió, siempre agradeció y al final Allāh se le reveló. Estemos agradecidos con lo que implica el mundo, estemos agradecidos con el qadr (designio) de Allāh porque él sabe más. Y de él es la justicia.

El agradecimiento es, necesariamente, justicia. Justicia que a su vez construye sociedades y que las mejora y las elevas, como el Corán nos dice de los reinos del profeta David (as) y del profeta Sulayman (as), cuyo esplendor en el agradecimiento a Allāh nadie a alcanzado:

¡Trabajad, Oh pueblo de David, en agradecimiento a Mí--y recordad que pocos son los realmente agradecidos aun entre Mis siervos! (Corán 34:13)

El agradecimiento es justicia para con Allāh y su creación, y Allāh nos la devuelve por completo en el mundo terrenal. Si somos agradecidos, más agradecido será Él. No importa el peso de la acción, lo que importa es la intención (nīya). Cada acción -según lo dicho por nuestro amado Profeta (saws)- debería ser compensada de modo que la creación se encuentre en equilibro.

Y dicho todo esto, pedimos a Allāh subhana wa t'ala que nos permita ser agradecidos para vivir con armonía, paz y amor  junto a nuestra familia, nuestra comunidad, nuestros hermanos y el resto de la humanidad. Aceptando nuestras responsabilidades y el mandato divino.

Pedimos a Allāh que, a través del agradecimiento, incremente nuestro imān, limpie nuestros corazones y los llene de luz muhamadiyya.

Pedimos Allāh que, con agradecimiento, perdone a nuestros antepasados, a nosotros, a nuestros padres y a todos los creyentes.

Pedimos a Allāh que nos guie en el ṣirāṭ al-mustaqīm (camino recto) y que acepte nuestra 'ibada (adoración).

Dicho esto, pido a Allāh perdón y a todos. Que nuestras palabras estén bajo la obediencia a nuestro rabb, el señor de los mundos.


Anuncios
Relacionados

Khutba: La apertura

Artículos - 26/01/2018

Qasida Burdah en la Zāwiya Tijaniyya de Fes

Artículos - 14/07/2015

Lecciones sobre la vida Jesús / Isa (AS)

Audio - 05/01/2016



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/117973-khutba_el_agradecimiento.html