webislam

Miercoles 18 Septiembre 2019 | Al-Arbia 18 Muharram 1441
1010 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Cinco sugerencias para llenarse de baraka en Dhul Ḥijjah

25/08/2017 - Autor: Redacción Webislam - Fuente: WebIslam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


El inicio del mes de Dhul Hijja

Entramos en un mes realmente bendito. El día diez celebraremos, como cada año, la conmemoración de un pacto y la realización de un esfuerzo. Un recuerdo de tiempos antiguos, una época arquetípica, no solo para nosotros sino para media humanidad.

Celebramos un pacto entre el profeta Ibrahim (as) y Allāh t‘ala. Celebramos el esfuerzo, tanto físico como espiritual, que es el que realizan los ḥajjis viviendo la experiencia del ḥajj a Meca. Estos diez días nos recuerdan la fragilidad de la vida presentada en la historia de Ḥajjar e Ismael, así como la raḥma —esa gran misericordia potencial— de Allah t‘ala en el día de Arafah.

Para que el creyente pueda experimentar eso con conciencia, mil significados y símbolos se entretejen con la propia revelación. Los que no podemos estar allí, en aquellos bendito lugares, podemos esforzarnos a través de las acciones descritas en estas cinco sugerencias para llenarnos de baraka todo el año.

La primera de estas sugerencias es ayunar los primeros nueve días de Dhul Ḥijjah. El ayuno es purificante y bendito, altamente indicado para nuestro cuerpo. Revivimos cada vez que lo hacemos, aunque a nosotros nos parezca morir en el intento. Tenemos que disfrutar de cada hora sin alimento, porque Allah t’ala nos nutre. El Profeta (saws‎) dijo en un ḥadith narrado por Abū Huraira:

«No hay días en los que Allāh ame más a este mundo que los diez días Dhul Ḥijjah. Ayunar uno de esos días equivale a ayunar un año completo, y la noche de Arafah es igual que Laylat al-Qadr». Sunna Ibn Maja, 7: 1800.

El ayuno nos protege y nos llena de bendiciones, incluso descienden los ángeles cuando estamos haciéndolo. Pero hay que acordarse de empezarlo con fuerza y conciencia, tomando una comida ligera antes de fajr que incluya productos ḥalal, dátiles, frutos secos y fruta fresca.

La segunda es no dejar de usar el tasbih —a quien muchos llaman “rosario”— durante estos días, especialmente si estás ayunando. El zikr en la boca es pura bendición, recordar a Allah t‘ala es una maravilla. Da igual que sea en voz alta o en voz baja, lo importante es que la vibración fluya con la creación de Allah y, a su vez, esta repercuta en nosotros. Dice Alla t‘ala en el Corán:

¿Cómo no van a tranquilizarse los corazones con el recuerdo de Allah? (Corán, 13:28)

También es muy importante hacer salawats sobre nuestro amado Profeta (saws). Él es la puerta a Allah t‘ala, así que cuanta más bendiciones derramemos sobre él más recibiremos nosotros, como también dice otro ḥadith narrado por Abū Huraira:

El Profeta (saws) dijo: «Si alguien hace una vez ṣala sobre mí, Allah lo hará diez veces sobre él». Sunna Abu Dawud, 8: 1525.

Unido a esto, la tercera sugerencia en estos días es recitar el Corán todo lo que sea posible. El Corán es el corazón del islam y necesitamos de sí y su inmensidad para crecer como musulmanes. Podemos hacernos un plan de lectura, tan solo diez minutos después de cada ṣalāt, o señalar fragmentos poderosos que nos inspiren y, justo después, hacer du‘a. Porque el du‘a es la mejor arma del musulmán ante la ruptura de las lógicas del mundo, ante las aparentes inconsistencias de lo real. Con muchísima intención y, aprovechando el estado de purificación del ayuno y el zikr, se pide Allah t‘ala. Y Allah que es karim (generoso) proveerá de una manera u otra.

Más allá de nuestra práctica privada, debemos dar lo mejor de sí en nuestra práctica pública ante los demás. Por eso, la cuarta sugerencia es tener conciencia del adab (la cortesía) de forma especial. Debe ser siempre fundamental, porque se trata de una seña de cualquier musulmán, pero en momentos donde nuestra conciencia (taqwa) está muy elevada se hace aún esencial para todos nosotros en estas fechas. La contención de nuestra lengua, el honrar a nuestros padres, el defender la justicia social, mejorar nuestras relaciones comunitarias o la modestia de nuestras acciones nos elevan en lo físico, como el zikr y el ayuno lo hacen con nuestro espíritu. Pequeños esfuerzos cotidianos que nos amplifican estos días, nos llenan de baraka. No olvidemos tampoco el servicio a los desfavorecidos y la sadaqa. La sadaqa, con esfuerzo real y de acuerdo a nuestras posibilidades, es muy bendita como dice el ḥadith:

El Profeta (saws) dijo: «Un hombre que da un solo dirham como sadaqa durante su vida, es mejor que aquel que da cien en el momento de su muerte». Sunan Abu Dawud, 18: 5.

La intención (niya) es lo más importante en asuntos de adab. El camino espiritual es un mejorarse continuamente, pretender la excelencia, pero siempre sabiendo que estamos limitados. Y recordad: «Narró Ibn Jaz: No vi a nadie quien sonriera más que el mensajero de Allāh (saws)» Jami‘ al-Tirmidhi, 49: 4002. ¡La sunna es baraka!

Por último, la última sugerencia es tener la intención de sacrificar un cordero. Si bien hoy en día hacerlo nosotros mismos es complicado, la intención (niya) es más poderosa que la propia acción. No solo demos dinero para comprar un cordero que consumiremos nosotros, sino intentemos plantear esto como un acto central en estos días. Por ejemplo, hay iniciativas en internet que hacen que nuestro sacrificio sea real  y beneficioso para personas que no pueden acceder a él el día de ‘Eid. Por eso hablamos de intención, el sacrificio solo funciona cuando se re-significa el pacto de la confianza entre Ibrahim (as) y Allah. ¡Tiene que costarnos trabajo para que la baraka llegue! Que nuestro sacrificio sea bendito y que la sangre del cordero —aunque sea simbólica— salve a otros como lo hizo con Ismael. Por eso, el sacrificio siempre es restitutivo y fundamental, no solo para nosotros mismos sino para toda la comunidad.

¡Disfrutemos de Dhul Ḥijjah! ¡Quiera Allah t‘ala otorgarnos la máxima baraka en estos benditos días y acércanos a la máxima conciencia del jannah en nuestra tierra!


Anuncios
Relacionados

Diez perlas negras

Artículos - 07/07/2015

El libro del buen caracter

Artículos - 08/12/2015

Lecciones sobre la vida Jesús / Isa (AS)

Audio - 05/01/2016



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/114127-cinco_sugerencias_para_llenarse_de_baraka_en_dhul_jjah.html