webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
2385 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La lucha por los derechos de los pueblos indígenas

Entrevista a Rosemeire Figueiras

20/03/2017 - Autor: Ángel Álvarez Hernández - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Ellos son un ejemplo para toda la humanidad.

¿Puede describir cual es la situación actual de las comunidades indígenas?

— Actualmente, Mato Grosso do Sul es la región de Brasil con mayores índices de violencia contra los pueblos indígenas y mayor intensidad de conflictos por tierras. Los diferentes gobiernos, incumpliendo la Constitución Federal, no garantizaron la demarcación de su territorio ancestral, y los Guaraní Kaiowá viven en pequeñas parcelas de tierra acorralados por el monocultivo de la caña de azúcar y la soja transgénica, que demandan un uso intensivo de agrotóxicos, que envenenan sus ríos y el solo, que les obliga a sobrevivir sin las condiciones adecuadas para cultivar, cazar o pescar, y les impide el acceso a sus hierbas medicinales. En definitiva, no pueden vivir según sus costumbres. La forma de vida de los indígenas depende de la tierra, para cultivar y alimentarse, para desarrollar su cultura, creencias y tradiciones. En nombre del desarrollo y del agronegocio un pueblo milenario está siendo exterminado por la violencia de mercenarios mandados por los latifundistas; por falta de alimento, asistencia médica y agua potable y por envenenamiento.

Una parte de los Guaraní Kaiowá viven en las ocho reservas de Mato Grosso do Sul, en condiciones de confinamiento. En Dourados, donde se encuentra la mayor reserva, cerca de 15 mil indígenas viven en 3000 hectáreas. Muchas comunidades hacen la retomadapara tratar de recuperar sus tierras ancestrales, viviendo al borde de las carreteras, acosados por los latifundistas.

¿Que necesitan las comunidades indígenas del Gobierno?

— Las comunidades indígenas necesitan que el gobierno brasileño respete la Constitución y demarque sus tierras, o sea, devuelva su territorio ancestral, ahora ocupado por latifundistas del agronegocio. Todo el conflicto surge porque no se respeta la demarcación de sus tierras.

¿Cómo están sufriendo las comunidades indígenas la ingerencia de grandes empresas, que quieren explotar la riqueza de sus tierras?

— Las grandes empresas ya están explotando las riquezas de sus tierras. Las comunidades indígenas fueran desplazadas y ahora sus tierras están ocupadas por empresas que  devastaran la selva, eliminando muchas especies tanto del reino animal cuanto vegetal. Esas empresas muchas veces multinacionales practican el monocultivo dejando la tierra seca, sin condiciones de plantar, contaminan la tierra y el agua con la gran cantidad de agrotóxicos que demanda las plantaciones transgenicas. Ahora el gobierno de Brasil pretende privatizar parte del acuífero Guarani vendiendo a la empresa Nestlé.

¿Puede describirnos brevemente como ha sido la evolución y el desarrollo del movimiento indigenista?

— La invasión y despojo de los Guarani Kaiowa  de sus tierras empezó, como en todo Brasil, con la colonización portuguesa a partir de 1.500, siendo intensificada a partir de 1.800.
Entre los años de 1915 y 1928 los habitantes de numerosas aldeas perdieron sus tierras y fueron confinados en ocho reservas por el Servicio de Protección a los Indios (SPI). Sufrieron violencia física, psíquica y cultural en el proceso de expoliación de sus tierras, incrementada con el régimen dictatorial del Estado Novo (1937-45). Para liberar tierras para los colonos que llegaban en la Gran Marcha para el Oeste, promovida por el gobierno de Getúlio Vargas, los Guaraní Kaiowá pasaron a vivir en áreas demarcadas bajo la tutela del Estado, siendo impedidos de registrar su patrimonio o incluso de entrar en juicio para defenderlo. Su patrimonio fue dilapidado y sus tierras distribuidas a terceros en procedimientos irregulares. El pueblo fue sometido, muchos indígenas fueron aniquilados y comunidades enteras desaparecieron.

En 1967, durante la dictadura militar, el gobierno sustituyó el SPI por la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), creada como órgano del Ministerio del Interior, el mismo ministerio encargado de la apertura de carreteras y del plan desarrollista. Una vez más, los intereses de los pueblos indígenas quedaban sometidos a la política gubernamental e intereses particulares; y la colonización y violencia hacia los pueblos originarios incrementó.

A partir del final de la década de 1970, los Guaraní Kaiowá inician un amplio proceso de recuperación de territorios perdidos y ocupados por personas no indígenas.

¿Qué podemos hacer desde Europa para ayudarles?

— En Brasil todo lo que sucede en Europa tiene mucho peso. En ese sentido la difusión de la realidad en que viven los pueblos indígenas y los Guarani kaiowa es muy importante. Estamos recogiendo firmas de una carta que será entregue en las Embajadas de Brasil de diferentes países, firmar y difundir esa carta también será de gran ayuda. El 31 de mayo haremos un acto público con la presencia del líder indígena Ládio Veron en Madrid, cuanta mas gente se sume mejor. Los Guarani Kaiowa invitan a sus hermanos europeos a visitaren sus aldeas como observadores de derechos humanos, que Europa tenga sus ojos puestos en lo que pasa allá. En la última semana de agosto habrá Ati Guasu, la gran asamblea del pueblo Guarani Kaiowa, con participación de líderes indígenas de  varias etnias, y ellos están invitando a la comunidad internacional a participar de ese gran encuentro.

¿Cual es la relación del indígena con la tierra y la naturaleza?

— Los pueblos originarios son los guardianes de la naturaleza. Ellos no se sienten dueños de la tierra, sino parte de ella. Para ellos la tierra es como se fuera su madre, y a la madre se ama, se respeta, se cuida.

¿Cuales son las perspectivas de futuro que ve usted?

— Los pueblos indígenas están bastante olvidados en Brasil, apenas hay consciencia sobre la gran injusticia que fue la colonización y el despojo de sus tierras que sigue hasta hoy. Ningún gobierno de Brasil ha reconocido en la práctica el derecho de los pueblos indígenas a vivir en sus tierras, que para ellos son sagradas, les han confinado en pequeñas reservas en lugar de demarcar y devolver sus tierras. Con el actual gobierno golpista la situación empeoró, los pocos derechos conquistados están amenazados. Están creando proyectos de leyes y enmiendas a la Constitución que pueden significar un verdadero retroceso. Una gran amenaza para los indígenas es la Propuesta de Enmienda de la Constitución (PEC) 215, en tramitación en el Congreso, que pretende pasar a los parlamentarios la atribución de dar la última palabra sobre las demarcaciones de tierras indígenas. El proyecto amenaza tanto las tierras ya demarcadas como las que están en proceso de demarcación. De aprobarse esta enmienda, las áreas indígenas pasarían del 13% previsto actualmente al 2,6 %, lo que provocaría más deforestaciones, criminalización y asesinatos de indígenas que viven en aldeas.

Por todo eso el pueblo Guarani Kaiowá ha enviado al cacique Ládio Veron a Europa, tienen postas sus esperanzas en la repercusión internacional que pueda tener ese viaje, y un retorno en forma de presión hacia el gobierno para que respete sus derechos y devuelva sus tierras

¿Cual es la relación del movimiento indigenista, con los movimientos sociales que se dan en el resto del país?

— Gran parte de la izquierda no asume en la práctica la defensa de los derechos de los pueblos indígenas. Ellos tienen muy buena relación con el MST - Movimiento de los Trabajadores sin Tierra. A los Guarani Kaiowa les está apoyando el Tribunal Popular y el sindicado SP Conlutas.

¿Que es lo que usted, nos puede decir, ante el asesinato y persecución de los líderes y representantes indígenas de Latinoamérica?

— La misma injusticia que pasa en Brasil pasa en toda Latinoamerica, los líderes indígenas y campesinos son amenazados, perseguidos y asesinados porque están al frente de una lucha en contra de los intereses de grandes empresas. Los gobiernos son cómplices de esos asesinatos, porque no hacen nada para proteger a las poblaciones indígenas y campesinas, los asesinos saben que quedarán impunes. Las grandes empresas multinacionales quieren las tierras de los indígenas para explotar sus recursos naturales, sin importarse con el daño que están haciendo  eses pueblos y al medio ambiente, apenas quieren enriquecerse cada vez mas, y aplastan a quienes les molestan.

¿Cual es el grado de participación de la mujer en el movimiento indigenista?

— Yo veo a muchas mujeres indígenas guerreras, luchando, hablando, denunciando la situación que viven los pueblos indígenas, varias de ellas fueron asesinadas por su lucha.

¿Cuales son las principales reivindicaciones del movimiento indigenista?

— Quieren la demarcación de sus tierras, eso es lo mas básico. Quieren sus tierras porque allí están enterrados sus antepasados, y para ellos eso es muy importante. Quieren sus tierras para poder vivir según sus costumbres, plantar, cazar, pescar, usar sus hierbas medicinales, hacer sus bailes y rezos según su cultura, vivir en paz y en harmonía con la naturaleza. Ahora se está perdiendo mucho su cultura, como están desplazados, viviendo muchas veces en las cunetas, rituales antiguos para ellos importantes han sido abandonados. Quieren educación en su lengua, que se respete sus usos y costumbres.

¿Se puede construir un mundo sostenible desde la experiencia de las comunidades indígenas?

— Completamente. Los pueblos originarios respetan la tierra, disfrutan la tierra, sacan de ella lo necesario para vivir pero a la vez la preservan, sacan solamente lo que necesitan, no tienen la idea de la acumulación y de la ganancia. Ellos son un ejemplo para toda la humanidad,

¿Como ha sido su experiencia personal en la lucha por los derechos de las comunidades?

— Me han tocado el corazón. La capacidad de resistencia que tienen, el amor a la tierra, su espiritualidad ligada a la naturaleza me han enseñado mucho. Esta semana que estuve acompañando al cacique Ládio Veron he aprendido mucho sobre los Guarani Kaiowa y con los Guarani Kaiowá. Me puse triste muchas veces al escuchar relatos de tanto dolor e injusticia, he llorado al verle llorar relatando como mataron a su padre delante de el, como el mismo y su familia han sido torturados;  me llenó de ternura el corazón escucharlo decir cómo se pone triste cuando matan a un árbol. He visto la desesperación en sus ojos por el futuro de su pueblo, pero también he visto la esperanza de que con este viaje a Europa todo puede cambiar. La valentía de esos guerreros y guerreras que están dispuestos a luchar hasta el final, que han aprendido a no tener miedo del miedo me ha tocado el alma.

¿Que podemos aprender los europeos de las comunidades indígenas?

— A respetar la naturaleza, a vivir en armonía disfrutando de la tierra y de todo que ella nos da como si fuera una madre, a sentirnos parte de la tierra y nunca sus dueños.


Anuncios
Relacionados

La agonía amazónica

Artículos - 25/06/2005

Las plagas de la Amazonia

Artículos - 11/10/2005

Un proyecto perjudicará la Amazonía boliviana

Artículos - 14/10/2006



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/113089-la_lucha_por_los_derechos_de_los_pueblos_indigenas.html