webislam

Lunes 21 Octubre 2019 | Al-Iznain 21 Safar 1441
679 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Poemas arábigoandaluces VII

Final de la selección de poemas andalusíes hecha por el profesor Dr. Emilio García Gómez

23/12/2016 - Autor: Juan alberto Kurz - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


La paz y las bendiciones sean para Muhammad y para su familia

Los vasos

Eran pesados los vasos cuando vinieron a nosotros; pero cuando estuvieron llenos de vino puro,
se aligeraron y estuvieron a punto de volar con lo que contenían, del mismo modo que los cuerpos se aligeran con los espíritus.

De Idris ben Alyaman, célebre poeta andaluz del siglo XI. Según Abenbassam, no componía un elogio poético por menos de cien doblas de oro.


La noria

¡Dios mío! La noria desborda agua dulce en un jardín cuyos ramos están cubiertos de frutos ya maduros.
Las palomas le cuentan sus cuitas y ella les responde, repitiendo notas musicales.
Parece un enamorado incurable que da vueltas en el lugar de las antiguas citas, llorando y preguntando por quien se alejó.
Y, como fueran estrechos los conductos de los párpados para contener las lágrimas, estallaron sus costados como párpados.

De Abulhasan Alí ben Saad el Jair, poeta valenciano del siglo XII


Después de la orgía

Apoyadas las mejillas en las palmas de las manos, nos sorprendió a ellos y a mí la luz de la aurora.
En toda la noche había cesado de escanciarles el vino y de beber yo mismo lo que quedaba en su propia copa, hasta que me embriagué al igual que ellos.
Pero el vino ha tomado bien su venganza: Yo le hice caer en mi boca y él me ha hecho caer a mí.

Del médico sevillano Abubéquer Mohámed ben Abdelmélic ben Zoar (siglo XII). “Mi amigo Mahmud Hasan Zanati cree haberlos leído en otra parte, atribuidos  al cadí  El Fádil, célebre visir de Saladino” nota de E.G.G..


Caballos

I. Blanquecino como el lucero a la hora en que se eleva el sol, avanzaba orgulloso enjaezado con la silla de oro.
Alguien dijo, envidiándome, al verle marchar tras de mí al combate:
“¿Quién ha embridado a la aurora con las Pléyades y ha ensillado al relámpago con la media luna?”
II. Era un caballo alazán con el cual se encendía la batalla como un tizón de coraje.
Su pelo era de color de la flor del granado; su oreja, de la forma de una hoja de mirto.
Y en medio de su color bermejo, surgía en su frente una estrella blanca, como las níveas burbujas que ríen en el vaso del rojo vino.

La primera descripción es del médico y filósofo Abusalt Omeya ben Abdelaziz  (siglo XII); la segunda del célebre Abenjafacha de Alzira (siglo XII).

Sátira

 

Tienes una casa donde se celebran veladas musicales perfectas para entretenernos. Pero entendámonos:
Las que cantan son las moscas, los que toan la flauta en torno los mosquitos y las danzarinas las pulgas.

Del poeta de Qairuán Abuabdala Mohámed ben Xarf (siglo XI)


El río

¡Oh, Dios! Que bello se deslizaba el río en su lecho, más delicioso para abrevarse en él que los labios de la bella,
Curvado como  los brazaletes, rodeado por las flores como por una vía láctea!
Atardecía orillado por las ramas, que eran como pestañas en torno a una pupila zarca.
El viento retozaba con los ramos y cabrilleaba el oro del crepúsculos sobre la plata del agua.

Del poeta Abenjafacha de Alzira (siglo XII)


La lanza

Era morena, mas el polvo del combate cubrió de canas su cabeza: que tras la mocedad viene siempre la vejez.
Cuando extiendo con ella mi mano hacia los enemigos, parece la soga con la que saco sangre del pozo del corazón del héroe.

Del rey africano Abuzacaría, hijo del jeque Abuhafs (siglo XIII)


La naranja

Veo que el naranjo nos muestras sus frutos que parecen lágrimas coloreadas de rojo por los tormentos del amor.
Pelotas de cornalina en ramas de topacio, en la mano del céfiro hay mazas para golpearlas.
Unas veces las besamos y otras las olemos, y así son, alternativamente, mejillas de doncellas o pomos de perfume.

De  Abumohámed Abdala ben Sara de Santarem (siglo XII)  El verso 2 hace alusión a un juego, de origen persa, muy análogo al polo actual.

 


Finalizo aquí la selección de poesía arábigandaluza que hizo en su día el insigne arabista Emilio García  Gómez. Pero siempre hay que tener presente sus palabras:  que por muy palmaria que sea la excelencia de esta poesía, al  traducirla al español sólo nos deja percibir un eco de su riqueza...

“Proverbial es la dificultad de la poesía árabe: la complejidad de los metros, la opulencia del léxico, en el que los curiosos han contado a veces las palabras que designan el vino, la espada, el león o el ruiseñor, la riqueza de alusiones, el artificio de la máquina metafórica, el boato gongorino; eso sin contar las contorsiones del anagrama o del acróstico, y el empleo del tadmin o intercalación de los versos de otros poetas. Es una lengua distinta de la habitual en la prosa. Aun en estas sencillas composiciones me he visto precisado a desmontar las metáforas y usar las perífrasis para hacer inteligibles en castellano los versos.
Tras esta labor necesaria, ¡qué lejos quedan del original las versiones! Naturalmente, no pueden presentar otro valor que el puramente informativo: hacernos ver, siquiera sea de lejos, lo que era la poesía arábigoandaluza en los siglos XI al XIII. Bastante, sin embargo, si es verdad la sentencia de nuestra antigua retórica, de que a veces unos cuantos versos muestran mejor el alma de un pueblo que largas páginas de historia.”

Ojalá que esta pequeña aportación contribuya, en estos tiempos de ignorancia y prejuicios, a dar a conocer lo que fue  - y es - la cultura islámica que en España tuvo su edad de oro en los siglos del Califato de Córdoba.


Y la paz.


Anuncios
Relacionados

Musica y Poesía en el Sur de Al-Andalus

Vídeos - 12/08/2007

Música y poesía en el Sur de Al-Andalus

Vídeos - 30/09/2007

Preguntas que no tienen respuesta

Vídeos - 29/12/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/112557-poemas_arabigoandaluces_vii.html