webislam

Martes 12 Diciembre 2017 | Az-Zulaza 23 Rabi al-Auwal 1439
1117 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La tradición gnóstica del Viaje Celestial

La ascensión celestial del Profeta Muhammad (saww) es el viaje nocturno que tomó el Santo Profeta durante una noche.

05/12/2016 - Autor: Yibril ibn al-Waqt - Fuente: Weblog Tashayyu
  • 5me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Gloria a Quien hizo viajar a su Siervo de noche, desde la Mezquita Sagrada (La Meca) a la Mezquita lejana (Jerusalén)...

El miraŷ del Profeta Muhammad (saww) ha sido claramente explicado en dos surahs (capítulos) del Sagrado Corán. En otros capítulos también hay referencias a este viaje. Primero en la Suratul-Isrâ (17) ayât 1, el Santo Profeta (saww) viaja sobre el corcel Buraq hasta la mezquita más lejana (Jerusalén) donde encontramos que nos dice:
سُبْحَانَ الَّذِي أَسْرَى بِعَبْدِهِ لَيْلاً مِّنَ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ إِلَى الْمَسْجِدِ الأَقْصَى الَّذِي بَارَآْنَا حَوْلَهُ لِنُرِيَهُ مِنْ آيَاتِنَا إِنَّهُ هُوَ السَّمِيعُ البَصِيرُ

«Gloria a Quien hizo viajar a su Siervo de noche, desde la Mezquita Sagrada a la Mezquita lejana, cuyo entorno hemos bendecido, para hacerle ver parte de Nuestros signos. En verdad, Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo ve.» Este versículo del Sagrado Corán nos dice que el propósito ideal del miraŷ era que Al-lâh subhanna wa taala (Glorificado y Altísimo) le mostrase sus signos. Y luego encontramos en la Suratun-Naŷm (53) ayât 18, lo siguiente:  لَقَدْ رَأَى مِنْ آيَاتِ رَبِّهِ الْكُبْرَى
«Ciertamente, vio parte de los grandes signos de su Señor.» Este versículo confirma que el Profeta Muhammad (saww) fue testigo de las grandes señales de su Señor.

Ahora veamos en la doctrina del shiísmo imamí y miremos quienes son los Ayatullâhs (signos de Al-lâh) citado en las tradiciones del Kitab al-Kafi, hadith 530, capítulo 18, párrafo 3: Muhammad ibn Yahya ha narrado de Ahmad ibn Muhammad, quien a su vez tomó de Muhammad ibn Abu Umayr o de Muhammad ibn al-Fudayl que tomó de Abu Hamza quien ha dicho lo siguiente: «Una vez le dije a Abu Yafar, recipiente del convenio supremo divino, Que Al-lâh guarde mi alma en servicio por tu causa, tus seguidores shiíes preguntan sobre el significado de las palabras de Al-lâh, "¿Acerca de qué se preguntan unos a otros? Por la enorme noticia" (Suratun-Nabâ 78, ayats 1-2). El Imam, recipiente del convenio supremo divino, dijo, "Depende de mi decisión. Puedo o no puedo decirles." Luego dijo: "Sin embargo, quiero decirte el significado de esto." Entonces le pregunté cuál es el significado de "¿qué se preguntan unos a otros?" El Imam dijo, "Se refiere a Ali, Amir al-Muminin, recipiente del supremo convenio divino." Ali siempre decía, "Ninguno de los signos de Al-lâh, el Glorificado, el Altísimo, es más grande que yo y ninguna de las noticias de Al-lâh es mayor que yo".»

Las narraciones místicas sobre el Viaje celestial

Los hadith (narraciones tradicionales) y los akhbar (colecciones de los reportes de las enseñanzas, hechos y dichos del Santo Profeta y su bendita Familia), son una muestra auténtica en la que citaremos el Viaje Celestial bajo los siguientes epígrafes:

1. ¿Cuáles fueron las observaciones de los ángeles quienes se reunieron con el Profeta Muhammad (saww)?

Es citado del Kitab al-Kafi que cuando el Profeta Muhammad (saww) alcanzó el primer cielo, el Santo Profeta (saww) fue saludado por los ángeles quienes le preguntaron, « ¿cómo está tu hermano? Cuando regreses, ofrécele nuestros saludos.»
El Bendito Profeta (saww) les preguntó: « ¿cómo ustedes lo saben?» Ellos respondieron, «Cómo podemos no conocerle, cuando nosotros hemos tomado el juramento de ti, de tu hermano y de sus shiíes; y realizamos la ziyarat en los rostros de sus shiíes cinco veces al día, que son los tiempos de la Salat; y hemos recitado el Darud y el Salam sobre ti y sobre él.» En el segundo cielo, Yibrail introdujo al Santo Profeta (saww) y todos le ofrecieron saludos y salutaciones, y dijeron «Por favor saluda a Ali una vez que vuelvas a la tierra.» El Santo Profeta (saww) dijo: « ¿Cómo obtuvieron su marifat  (reconocimiento)?» Ellos respondieron, «Hemos prestado juramento a ti, a él y a sus shiíes desde el primer día, y hemos realizado la ziyarat en los rostros de sus shiíes cinco veces al día.» La misma conversación se repitió en el tercer y cuarto cielo. En el cuarto cielo, el Santo Profeta (saww) guío las oraciones, y entonces un ángel vino y le cuestionó, « ¿Pregúntales por qué obtuvieron la profecía?» Y el Santo Profeta (saww) respondió, «Sobre su Wilaya y la Wilayatu-Ali.» Tafsir Anwaarun-Najaf, volumen 8, páginas 260-262.

2. ¿Cuál fue la Kalima (palabra) que el Profeta Muhammad (saww) testimonió?

Abu Hamra narra que el Bendito Profeta (saww) dijo: «En la noche del Miraŷ, vi escrito sobre los pilares del Paraíso, Yo soy Al-lâh y no hay divinidad excepto Yo; Creé el Jannati-Adn con mi Mano de Poder, Muhammad es Mi Creación y el Profeta Elevado, y le ayudé a través de Ali.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 262, hadith 21; y también en el capítulo Aimmah Masumin, según las tradiciones sunnis, página 331, hadith 2.

El Shayj Muhammad ibn Ali Khazar Qummi narra con su isnad (cadena de narradores) en su libro Kafayatul-Athaar de Anas ibn Malik (ra) que el Santo Profeta (saww) dijo: «Cuando fui a los cielos, vi la Kalima escrita sobre el Trono La il-laha ila Al-lâh Muhammad Rasulu-lâh ayyaddathi bi Ali wa nasrathu, y vi los nombres de los Aimmah escritos en luz los cuales incluyen a Ali, mis nietos, y nueve descendientes; Le pregunte a Al-lâh, ¿cuáles son estos nombres? Al-lâh dijo: «Ellos son los Awsiya (depositarios) y herederos tuyos; Daré la recompensa a través de ellos a los piadosos y daré castigo a los pecadores a través de ellos.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 318-319, hadith 113.

Shayj Hasan Tusi narra con su isnad de Ibn Abbas que narró del Santo Profeta (saww) que dijo: «Vi sobre la puerta del Paraíso escrito, No hay divinidad excepto Al-lâh; y Muhammad es su Rasul, Ali es el amado de Al-lâh, Hasan y Husayn son los elegidos; Fatimah es la devota especial de Al-lâh, y aquellos quienes tienen rencores contra ellos, que la eterna Maldición de Al-lâh sean sobre ellos.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 300, hadith 82.

3. El hadith el cual menciona que el mandato de la Wilayat fue dada en los cielos, y que el Imam Ali (as) fue declarado Imamul-Muttaqin (Imam de los Piadosos)

Ibn Abbas narró del Profeta Muhammad (saww) que el Santo Profeta dijo: « ¡Oh Ali! Tu eres el Imam de los musulmanes y el Amirul-Muminin (Príncipe de los Creyentes), el Guía de los hombres con rostros resplandecientes, el Huyyatullah (Prueba de Al-lâh) tras de mi sobre toda la creación, el Sayidul-Wasiyin (Señor de los Depositarios), y el Wasi de los representantes de los Profetas. ¡Oh Ali! Cuando fui al Miraŷ, penetré en la Sidratul-Muntaha, entonces llegué al velo de la luz, y fui bendecido por el Señor con la Munayat. El Señor dijo, ¡Oh Muhammad! Yo dije, Labbaik Oh mi Señor. Mi Señor dijo, Ali es el Imam de Mis amigos, hay luz para quien me sigue, y la Kalima la cual ha sido obligatorio para los Muttaqin (piadosos), quienes le obedecen Me obedecen, y quienes lo desobedezcan Me han desobedecido, así que dale estas buenas nuevas.» Shayj Saduq, al-Amali, maylis 49, hadith 16.

Ali dijo, « ¡Oh Profeta! ¿Es mi condición tal que fui recordado incluso ahí? El Santo Profeta (saww) dijo, Gracias a Al-lâh por esto. Así que Ali  realizó la postración de agradecimiento. El Santo Profeta (saww) dijo, ¡Oh Ali! Levanta tu cabeza que Al-lah está orgulloso de ti delante de los ángeles.» Una narración similar está también en un hadith qudsiya, página 266-267, hadith 29 y la página 271, hadith 37. En otra narración similar está presente en la maylis 89, hadith 9, que es de un largo hadith. Citamos la parte relevante: La única diferencia aquí, aparte del hecho que es una narración diferente, es que al final, encontramos a Mansur diciendo que es la Gracia de Al-lâh, quien da a quien Él desea hacerlo. Similarmente, lo encontramos en el Amali del Shayj Saduq, maylis 50, hadith 14 del mismo libro.

Ibn Abbas ha narrado del Profeta Muhammad (saww) que el Santo Profeta dijo: « !Oh Ali! Tu eres el Maestro de la Fuente; el dueño de la Bandera; el que cumple mis promesas; el amado de mi corazón; heredero de mi conocimiento; el depositario de la herencia de los Profetas; el Confiable de Al-lâh sobre la tierra; la Prueba de Al-lâh, el Pilar de la fe; la lámpara de la guía; y el conocimiento del cual ha sido elevado para los pueblos del mundo. Quienquiera que te siga, tendrá éxito y quienquiera dejarte será destruido; tu eres el Camino Abierto; la Siratul-Mustaqim (el Camino Recto); el Guía de aquellos con los rostros brillantes; Yasubul-Muminin; el Maestro de aquellos de quienes Soy el Maestro; Yo soy el Maestro de cada creyente hombre y de cada creyente mujer; nadie te amará excepto el de nacimiento legítimo; y ninguno guardará rencor contra ti sino del nacimiento ilegítimo. Cuando fui al Miraŷ, Al-lâh me habló, y me dijo que te dijera que tú eres el Imam de Sus amigos, y para aquellos quienes me obedecen, hay luz para ellos. ¡Oh Ali! Felicitaciones por esta Bendición.»

Y encontramos en la obra Amali del Shayj Saduq, donde Ibn Abbas ha narrado que el Santo Profeta (saww) le dijo a Ali cuando estaba sentado en la Masyid Qaba en la presencia de los Ansar: « ¡Oh Ali! Tu eres mi hermano y yo soy tu hermano; ¡Oh Ali! Tu eres mi Wasi, mi Califa, y el Imam de mi Ummah (comunidad) tras de mí. Al-lâh ama al que te ama y odia al que te odia; Al-lâh tendrá rencor para quien tenga rencor contra ti; Al-lâh ayudará a quien te ayude; y Al-lâh degradará a quien trate de hacerte esto. ¡Oh Ali! Tú eres el esposo de mi hija y el padre de mi progenie. ¡Oh Ali! Cuando fui al Miraŷ, Al-lâh tomó un Juramento con respecto a ti y de mí, diciendo: ¡Oh Muhammad! Yo respondí: Labbaik. Al-lâh dijo: Ali es el Imam de los piadosos, guía de los hombres con los rostros brillantes, y el Príncipe de los Creyentes.» Narraciones similares están presentes en el Hadith Qudsiya de Hurr al-Amili, página 268, hadith 32. Lo encontramos también en la maylis 72, hadith 17.

Y en el mismo maylis 56, en el hadith 10, encontramos los tiempos de la revelación los cuales son mencionados en el versículo coránico de la Suratul-Maida (5), ayât 67: «Oh Profeta predica lo que te fue revelado…» El hadith nos dice que esto se realizó en el tiempo cuando el Santo Profeta fue al Miraŷ. El hadith es largo y cubre el evento de Ghadir Jum, así que sólo cubrimos una parte de ello el cual trata con nuestro tema. «El Santo Profeta (saww) siguió avanzando en su viaje siempre y cuando Al-lâh quisiera y entonces escuchó a su Señor decir, Yo soy Mahmud (el más Digno de Alabanza) y tú eres Muhammad (el alabado). Derivo tu ism (nombre) de Mi ism; quien se acerca a ti, se acerca a Mí; y quien se aleja de ti, se aleja de Mí. Dile a mi pueblo acerca de la Bendición que te he dado. Yo no envié a ningún Profeta, sino que hice un Wazir (vicerregente) para él. Tú eres el Profeta y Ali es tu Wazir. El Santo Profeta dijo: En la noche del Miraŷ, Al-lâh hizo una promesa con respecto a Ali en tres Kalimat (palabras) y Al-lâh dijo: ¡Oh Muhammad! Ali es el Imamul-Mutaqin, guía de la gente de rostros brillantes, y el Yasubul-Muminin.»

Ibn Abbas narró que el Santo Profeta (saww) dijo «que cuando fue al Miraŷ, fue llevado a la Sidratul-Muntaha, y desde ahí a los velos de la Nur, mi Señor dijo: ¡Oh Muhammad! Tú eres mi abd (esclavo) y Yo soy tú Señor, así que realiza el tawazu delante de mí, sé mi abd solamente y confía en Mi; Yo soy razi en la que tú eres mi abd, mi habib (amigo), rasul (enviado) y nabi (profeta), tu hermano Ali es el califa, la puerta de la Salvación y el Imam de Mi creación, Mis amigos serán conocidos de Mis enemigos por causa de él; por causa de él, el partido shaytani se diferencia de Mi partido; la religión se establecería a causa de él; Mi legislación estará protegida; Mis mandatos son implementados; debido a los Aimmah (Imames) de su progenie, Yo tendré misericordia de Mi creación; por causa del Qaim (el libertador), Mi tierra sobrevivirá para mi tasbih, tihlil, taqdis, takbir, y tamyid, limpiaré Mi tierra de Mis enemigos; declararé la tierra como herencia para Mis amigos; degradaré la kalima de kufr y elevaré Mi kalima; debido a él, hombres y ciudades sobrevivirán; le doy el ilm (conocimiento) de todos los tesoros y minas; le muestro Mis secretos; le ayudo a través de Mis ángeles; de modo que Mi amr (mandato) es implementado; y Mi religión es anunciado; él es Mi Wali al-Haqq, Mahdi y Abd.» Maylis 92, hadith 4. Una narración similar está presente en un hadith qudsiya de Hurr al-Amili, página 276, hadith 46.
Ali ibn Hamza narra que Abu Basir dijo del Imam Yafar (as), mientras estaba sentado ahí, « ¿cuántas veces el Profeta tuvo el Miraŷ? El Imam respondió dos veces, Yibrail le dijo que se detuviera en un lugar y dijo: ¡Oh Muhammad! Colócate en este lugar, porque éste es el lugar donde ninguno de los Profetas o ángeles habían estado antes. Entonces Al-lâh dijo: ¡Oh Muhammad! ¿Quién es el líder de la ummah tras de ti? El Profeta dijo, Al-lâh conoce mejor, Al-lâh dijo, Ali es el Amirul-Muminin, líder de los Musulmanes, y líder de aquellos cuyos rostros brillaran aquel día; El Imam Yafar (as) dijo: ¡Por Al-lâh! la Wilaya de Ali viene de los cielos, y no de la tierra.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, páginas 255-256, hadith 8.

Ismail ibn Yabir narró del Imam al-Baqir (as) que dijo en un hadith que cuando el Profeta Muhammad (saww) fue llevado al Miraŷ, Al-lâh dijo: « ¡Oh Muhammad! Tu duración se acaba y tu comida se termina, ¿quién estará allí para tu ummah? El Santo Profeta (saww) dijo: He probado a toda tu creación pero no pude encontrar a nadie más obediente que Ali. Al-lâh dijo: ¿quién está allí tras de ti? El Santo Profeta (saww) dijo: He probado a todos pero no pude encontrar a nadie más amado. Al-lâh dijo: Lo mismo está aquí. Y luego Al-lâh dijo: Dile a Ali que él es el signo de la guía, el Imam de Mis amigos, y la luz para aquellos quienes son obedientes.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 269, hadith 34.

Imam Yafar (as) dijo que el Santo Profeta (saww) mencionó en la noche del Miraŷ: «Al-lâh me habló y dijo: ¡Oh Muhammad! Yo dije, labaik. Al-lâh dijo: Ali es Mi huyyat tras de ti, y el Imam de Mi obediencia, quien le obedecerá, Me ha obedecido; y quien le ha desobedecido, Me ha desobedecido; por lo tanto lo nombraré como bandera de guía para que la gente pueda encontrar el verdadero camino y la guía.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 271, hadith 36.

Sulaiman Yufi narró del Imam Yafar (as) que dijo que cuando el Profeta Muhammad (saww) fue llevado al Miraŷ, que alcanzó donde Al-lâh quiso, Al-lâh le habló en privado; y cuando alcanzó el cuarto cielo, Al-lâh dijo: « ¡Oh Muhammad! ¿A quién has designado como tu sucesor? El Santo Profeta dijo: ¡Oh Señor! Elija con el poder que tiene. Al-lâh le dijo: Yo elijo a Ali ibn Abi Talib.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, páginas 275-276, hadith 45.

Khuwarzmi en el libro Majamut-Tabarani dice con su isnad que Abdullah ibn Alim Yahni menciona que el Santo Profeta (saww) dijo: «Me fue revelado tres cosas con respecto a Ali; él es Amirul-Muminin, Imamul-Muttaqin y líder de aquellos cuyos rostros brillarán en el día de la Qiyamat. » Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin (como por las tradiciones sunníes) página 322, hadith 2.

Shayj Abu Fatah Karajki cita de Ibn Abbas que el Profeta Muhammad (saww) dijo: « ¡Juro por Aquel que me ha hecho bashir y nazir! El Trono y el escaño no se asentaron, los cielos y la tierra no lograron la estabilidad hasta el tiempo que no fue escrito sobre ello: la il-laha il-la Al-lâh Muhammad Rasulul-lâh Aliyun Waliul-lâh.»
«Cuando Al-lâh me llevó a los cielos, me honró con Su discurso, dijo: ¡Oh Muhammad! Yo dije: Labbaik. Al-lâh dijo: Yo soy Mahmud y tú eres Muhammad, tomé tu nombre de mi nombre; Te di preferencia sobre todas las creaciones; nombré a Ali como un signo de guía para la gente para que les guíe a Mi religión; ¡Oh Muhammad! Hice de Ali Amirul-Muminin, así quien trate de ser su amir, Yo lo maldeciré; y quien se oponga a él, Yo lo castigaré; y quien le obedece, Yo lo recompensaré con respeto; ¡Oh Muhammad! Hice de Ali Imamul-Muslimin; así quien intente adelantársele, Yo lo humillaré; y quien trate de oponérsele, Yo lo destruiré; Ali es el representante de todos los Awliya (sucesor divino), y líder de aquellos cuyos rostros brillarán en ese día; y mi Huyyat.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 336, hadith 11.

4. Descripción de nuestro Mawlana Imam Ali (as) por el Profeta Muhammad (saww)

Encontramos en un hadith: «Imam Yafar (as) dijo que el Santo Profeta (saww) dijo: Cuando fui llevado a los cielos, y Al-lâh habló conmigo; algo de lo que mencionó incluye: ¡Oh Muhammad! Ali es el primero y el último; Ali es el aparente y oculto; y él es consciente de cada cosa. Yo dije, ¡Oh Señor! ¿No son estas tus características? Al-lâh explicó esto para mí: Ali es el primero, significa que él es el primero de los Imames de quienes tomé juramento; y Ali es el último, significa que él es el último cuyo espíritu tomaré, y él es el dueño de tal vida quien puede hablar; Ali es el aparente, significa que todos aquellos quienes le han sido revelados han sido evidentes para Ali; y Ali es el oculto, significa que los secretos que han sido informados, Ali es también consciente de aquello, y los protege; no hay secreto entre tú y Yo de que él no sea consciente; y no creé ningún halal (lícito) o haram (ilícito) que no sea de conocimiento de Ali.» Del libro Basair al-Darayat, volumen 1, página 526, hadith 36. También del tratado Bihar al-Anwar, volumen 18, página 377, hadith 82.

5. El lenguaje utilizado en la conversación que transpira en los Cielos

Abdullah ibn Umar dice que escuchó al Santo Profeta (saww) cuando se le preguntó acerca de cuál era el tono de Al-lâh cuando le habló. El Profeta Muhammad (saww) dijo: «Él me habló con el tono de Ali. Le pregunté, ¡Oh Al-lâh! ¿Es Usted o Ali quien me está hablando? Al-lâh respondió: ¡Oh Muhammad! Soy tal que no es como otras entidades; No puedo ser comparado con otros; Ni Yo puedo ser alabado como otros; Yo te creé de Mi Nur y creé a Ali de tu Nur; Cuando leí tu corazón, descubrí que no amas a nadie más que Ali; así que te hablé en su tono para que te sientas más a gusto.» Del libro Kashaful-Ghama fi Maarifatul-Aimmah, volumen 1, página 106; también presente en el Bihar al-Anwar, volumen 38, página 312, hadith 14; También Shayj Hurr al-Amili cita este hadith de Khuwarzmi en un hadith qudsiya, capítulo Aimmah Masumin (como por tradiciones sunnis) páginas 332-333, hadith 5. Allamah Hashim Bihraini cita este hadith de ibn Shahar Ashub en su libro Muyazat ali Muhammad, Hashim Bihraini, volumen 1, página 383.

6. La revelación en Qaabu-Qusain

El Santo Profeta (saww) dijo «que en la noche del Miraj cuando Al-lâh me hizo visitar los cielos, y cuando llegué a Qusain, más cerca que eso; Al-lah me reveló: ¡Oh Muhammad! Llama a Ali con el nombre de Amirul-Muminin. Y Al-lah no nombró a nadie más con ese nombre, ni antes ni después de él.» Shayj Hurr al-Amili, hadith qudsiya, página 302, hadith 86; también en el Tafsir Nuruz-Zaqalayn, volumen 5, página 149.

Similarmente, también encontramos en otra narración: «Cuando se le preguntó al Santo Profeta (saww) acerca del versículo coránico «y le reveló a Su siervo lo que le reveló» (Suratun-Naŷm 53, ayât 9). El Santo Profeta (saww) dijo que fue revelado que Ali es el Sayidul-Wasin, Imamul-Muttaqin, Qaidul-Gharul-Muhayilin, y el primer Califa del último Profeta.» Tafsir Qummi, volumen 2, tafsir suratun-naym, página 334; también en el Tafsir Nuruz-Zaqalayn, volumen 5, página 152; Tafsir Anwarun-Nayaf, volumen 13, página 150.

7. ¿El Santo Profeta (saww) vio algo extraordinario?

Muhammad ibn Abu Abdullah ha narrado de Muhammad ibn Ismail, de Husayn ibn al-Hasan, de Bakr ibn Salih, de Hasan ibn Said, y éste de Ibrahim ibn Muhammad al-Khazzaz y de Muhammad ibn al-Husayn en que ambos han dicho lo siguiente: «Nos encontramos con el Imam Abu al-Hasan al-Rida (as) y le dijimos que el Profeta Muhammad (saww) vio a su Señor en la forma de un hombre joven de treinta años y agregó que Hisham ibn Salim, Sahib al-Taq y al-Maythami dijeron que Él está santificado hasta Su ombligo y el resto es sólido.»

«El Imam se inclinó hacia una posición de prosternación y luego dijo: ¡Oh Señor! La Gloria te pertenece a Ti, ellos no Te han reconocido ni han conocido Tu unicidad, por lo tanto Te atribuyen tales cosas. ¡Oh Señor! La Gloria te pertenece a Ti, Si Te hubieran reconocido Te hubieran atribuido lo que Tú mismo Te has atribuido a Ti mismo y no Te hubieran considerado semejante a otras cosas aparte de Ti. ¡Oh Señor! No Te atribuyo a ningún otro que seas Tú que Te has atribuido a Ti mismo y no Te considero semejante a Tus criaturas. A Ti pertenece todo lo bueno. No me pongas entre los injustos.»

«Luego el Imam se volvió hacia nosotros diciendo, Todo lo que puedan imaginar de considerar a Al-lâh algo distinto de Él. El Imam continuó, Nosotros, la gente de la familia del Profeta (saww), somos elevados de tal modo que somos la Escala Divina. Aquellos quienes exceden no pueden ponerse a la par con nosotros y aquellos quienes nos siguen no pueden adelantársenos. Oh Muhammad cuando el Mensajero de Al-lâh miró la Grandeza de su Señor la cual era tan poderosa y perfecta como alguien que está plenamente desarrollado a la edad de treinta años. Oh Muhammad, mi Señor, el Majestuoso, el Glorioso, es mucho más grande que sea de las cualidades de las criaturas. El narrador ha dicho que yo dije, Que el Señor tome mi alma por tu servicio, ¿Quién era el que tenía los pies en el verdor? El Imam dijo, Él era el Profeta Muhammad (saww) cuando miró a su Señor con su corazón. Lo colocó en la luz como del Huyub para que pueda ver lo que hay dentro del Huyub. De la luz de Al-lâh algunos son verdes, rojos, blancos y otros. Oh Muhammad lo que tiene conformación en el Libro y la Sunnah nosotros lo afirmamos.» Del Kitab al-Kafi, hadith 266, capítulo 10, página 3. Shayj Saduq, al-Tawhid, capítulo 8, hadith 13, Tafsir Anwarun-Nayaf, volumen 13, páginas 146-147.

Del mismo modo, encontramos que una vez el Santo Profeta (saww) fue preguntado por lo que vio en el Miraŷ, y él respondió: «Vi un rio, luego velos, nur, y no vi nada más, es decir, aquellos quienes vieron que el Santo Profeta (saww) vio a Al-lâh están equivocados, en su lugar el Santo Profeta (saww) vio escenas de Qudrat y Ayatullâh (signos del Señor).» Tafsir Anwarun-Nayaf, volumen 13, página 151.

Por lo tanto, se confirma que el Santo Profeta (saww) vio una Nur (luz) y un Ayat (signo), y aquello no fueron los del Señorío, como veremos más adelante en una tradición.

8. La visión completa de nuestro Mawlana Imam Ali (as) sobre el Miraŷ

Ibn Abbas dijo que escuchó al Santo Profeta (saww) decir que «Al-lâh le había concedido cinco primicias; y Al-lâh le concedió a Ali cinco primicias. Al-lâh me dio la Yawamaul-Kalam (los mandatos completos), y le dio a Ali  la Yawamaul-Ilm (el conocimiento completo). Él me hizo un Profeta e hizo de Ali  mi Wasi (sucesor). Al-lâh me dio el Kuthar y le dio a Ali la Salsabil (Divina Primavera). Me dio el Wahi y le dio a Ali el Ilham. Él me dio el Miraŷ, y abrió todas las puertas y velos del cielo para Ali en aquella noche tanto que pude ver que Ali me estaba mirando. Ibn Abbas dijo entonces que el Santo Profeta (saww) comenzó a llorar, y le pregunté, ¡Oh Profeta! ¿Por qué lloras? Que mis parientes mueran por ti, y él dijo: ¡Oh Ibn Abbas! La primera cosa, la cual Al-lâh me dijo en aquella noche es: ¡Oh Profeta! Mira hacia abajo hacia la tierra, por lo tanto, vi que todos los velos se retiraron y todas las puertas se abrieron. Vi hacia Ali que estaba en un estado mirando hacia mí, así que hablé con él y también él me habló, y mi Señor me habló. Le pregunté al Santo Profeta (saww) ¿Qué fue lo que te habló tu Señor? El Santo Profeta (saww) respondió, mi Señor dijo: ¡Oh Profeta! He elegido a Ali como tu Wasi, Ministro y Califa; por lo tanto infórmale a Ali acerca de ello; y ten cuidado de que él esté escuchando esto. Le informé a Ali en el mismo trono de Al-lâh. Y así Ali dijo, acepto este mandato.»

«Entonces Al-lâh ordenó a todos los ángeles que saludaran a Ali; así lo hicieron, y Ali les respondió. Y vi que todos los ángeles se saludaban unos a otros; y que cada ángel se acercaba a mí, me felicitaban y me dijeron, ¡Oh Muhammad! Por el Señor que nos ha designado con el Haqq, Al-lâh ha hecho felices a todos los ángeles nombrándolo su Califa. Vi que aquellos quienes eran portadores del Arsh (cielos) miraban hacia abajo, le pregunté a Yibrail, ¿por qué están mirando hacia abajo? Yibrail respondió, ¡Oh Muhammad! Todos los ángeles están realizando la Ziyaratu Ali, y felicitándose unos a otros, aquellos de los que estaban ocupados adorando, pidieron un descanso de sus deberes y se les concedió, y también están realizando la Ziyaratu Ali. Cuando volví y quise informar a Ali acerca de ello, él me informó sobre aquello y así me di cuenta de que no había ido a ninguna parte excepto que sus velos fueron levantados para Ali y él me vio allí. Ibn Abbas preguntó al Santo Profeta (saww), por favor deme algún consejo. El Santo Profeta (saww) dijo, realiza la Muwaddat (intensa devoción) de Ali, wayib en ti mismo, juro por mi Señor que Al-lâh no aceptará ninguna buena acción hasta el tiempo en que no pregunte por el amor de Ali, aunque Al-lâh sabe incluso sin preguntar. Si él está teniendo este amor, sus acciones serán aceptadas. Y si no lo tuviera, Al-lâh no le preguntaría nada más; y lo enviaría al infierno. ¡Oh Ibn Abbas! Por el Señor, el fuego del infierno será más duro para aquellos quienes son enemigos de Ali, incluso más que aquellos quienes declaran un hijo para Al-lâh. ¡Oh Ibn Abbas! Si todos los grandes ángeles y el Profeta se uniese e insistirían en los celos de Ali, de seguro que no sucederá, Al-lâh los enviaría al fuego. Ibn Abbas preguntó: ¡Oh Profeta! ¿Ali tendrá algunos enemigos? El Santo Profeta (saww) respondió: Si, habrá una nación que pretenderá ser mi nación pero no tendrán ninguna parte en el Islam. Su señal de odio será que darán preferencia a los peores hombres sobre Ali, y los declararán superiores. Por Al-lâh, que no ha enviado a ningún Profeta mayor que yo y ni Wasi mayor que Ali. Ibn Abbas dijo que siguiera siendo así, el Santo Profeta (saww) me aconsejó amar a Ali, y lo hice. El tiempo trascurrió y el tiempo de la muerte del Santo Profeta (saww) llegó, así que le pregunté, ¡Oh Profeta! Que mis padres mueran por ti, el tiempo de tu muerte está cercana, así que ¿cuál es tu mandato? El Santo Profeta (saww) dijo: ¡Oh Ibn Abbas! Oponerse a los que se oponen a Ali, nunca ser ayudante de su enemigos, y tampoco de afiliarse a ellos. Luego pregunté, ¡Oh Profeta! ¿Por qué no pides a la gente no oponerse a Ali? El narrador dice que el Santo Profeta (saww) comenzó a llorar y quedó inconsciente, y cuando regresó, dijo: Lo he aprendido de mi Señor; Juro por el Señor que me envió con el Haqq que ninguno de sus enemigos abandonaría este mundo sin que Al-lâh los deformara. ¡Oh Ibn Abbas! Si deseas conocer a Al-lâh en tal estado que Él sea feliz contigo, sigue el sendero de Ali, y dondequiera que él se proponga, tú debes también esforzarte para aquella dirección. Acepta su imamato, y sé enemigo de su enemigo, y sé amigo de su amigo. ¡Oh Ibn Abbas! Nunca dudes de Ali, pero dudar de Ali es incredulidad hacia Al-lâh.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 305, hadith 91.

9. ¿Quiénes fueron aquellos en la visión del Santo Profeta (saww)?

Antes de seguir leyendo, tomemos el hadith siguiente: «Abdullah ibn Masud narró que fue a la puerta de Sayyida Fatima (as) y le pregunté ¿Dónde está tu esposo? Sayyida Fatima (as) respondió: Yibrail lo ha llevado a los cielos. Le pregunté ¿por qué? Sayyida Fatima (as) contestó: Hubo un desacuerdo entre los ángeles sobre una cuestión, y le pidieron a Al-lâh que nombrará a un juez para ellos; Al-lâh les dijo que ellos mismos deberían elegir a un intercesor, y los ángeles eligieron a Ali ibn Abi Talib.» Bihar al-Anwar, volumen 39, página 150.

Así que esto no debería ser una sorpresa que Mawlana Imam Ali (as) visitara los cielos. Ahora bien, comencemos con los hadith relacionados a nuestro título:

«Buraida Aslama narró del Santo Profeta (saww) que dijo: ¡Oh Ali! Al-lâh te hizo presente conmigo en siete lugares; el primero fue cuando me llevaron a los cielos y Yibrail me preguntó ¿dónde está tu hermano? Yo le dije, lo dejé atrás. Yibrail dijo, Oremos a Al-lâh para que lo traiga aquí. Yo rezaba y tú estabas conmigo. En aquel lugar los ángeles estaban de pie en fila; Le pregunté a Yibrail ¿Quiénes son? Yibrail dijo en aquel momento comentándome, Ellos son aquellos a través de quienes Al-lâh se enorgullece; y hablé tan elocuentemente que no hice nada hasta ese momento, y hablé con respecto a todo lo que Al-lâh había creado o que Al-lâh crearía. La segunda vez fue cuando Yibrail vino a mí y me llevó para visitar los cielos; y me preguntó ¿Dónde está tu hermano? Respondí, Lo dejé atrás. Yibrail dijo, oremos a Al-lâh para que lo traiga. Recé y tú estuviste conmigo a la vez; los velos de los siete cielos y las siete tierras fueron desvelados para mí; vi a los residentes de ese lugar y el lugar incluso de los ángeles; y lo que vi también tú lo viste. La tercera fue cuando fui hacia los yinns; y Yibrail me preguntó, ¿Dónde está tu hermano? Yo le respondí, Lo dejé atrás. Yibrail dijo, Oremos a Al-lâh para que lo traiga. Recé y tú estabas allí conmigo; y lo que hablaba allí, y lo que me dijeron; tú escuchabas todo; y tú eres consciente de esto hasta el punto de que lo sé. En cuarto lugar, todo lo que pedí de Al-lâh, Quien dijo: ¡Oh Muhammad! especifiqué la profecía para ti. El quinto fue cuando Al-lâh especificó la Lailatul-Qadr con nosotros, y nadie más tiene parte en ello. En sexto lugar, fue cuando Yibrail vino y me preguntó ¿Dónde está tu hermano? Yo le dije, Lo dejé atrás. Yibrail dijo, oremos a Al-lâh para que lo traiga. Recé y tú estabas allí conmigo; Yibrail le dio el Adhan y yo dirigí las oraciones y tú estabas allí conmigo. El séptimo, sobreviviremos y todo el resto será destruido en nuestras manos.» Del Tafsir Qummi, volumen 2, páginas 335-336; también, presente en el Bihar al-Anwar, volumen 18, página 405, hadith 112.

Similarmente, encontramos en Bihar al-Anwar, volumen 18, páginas 388-390, hadith 97 en el capítulo: «Abu Basir narra del Imam Yafar (as) quien narró de Amirul-Muminin (as) citando al Santo Profeta (saww) que dijo: Cuando fui al Miraŷ, los ángeles me dieron las buenas nuevas en cada cielo; y luego Yibrail vino junto con un grupo de ángeles y dijo, si toda la ummah se hubiese unido en torno al amado Ali, Al-lâh no hubiese creado el infierno. ¡Oh Ali! Testifico que hubo siete ocasiones en las que estuviste presente junto a mí y ello me dio compañía; Primero, fue cuando fui llevado a los cielos, y Yibrail me preguntó, ¡Oh Muhammad! ¿Dónde está tu hermano? Y respondí, Lo dejé atrás y él dijo, oremos a Al-lâh y le hará venir. Recé a Al-lâh y tú estabas conmigo, vi allí que los ángeles estaban de pie; y pregunté a Yibrail ¿quiénes son ellos? Respondió, ellos son los que Al-lâh se enorgullece en el día de la Qiyamat, me acerqué y les dije lo que sucedió y que transcurriría hasta el día de la Qiyamat. Segundo, fui cuando me estaba moviendo hacia el trono, y Yibrail me preguntó ¿Dónde está tu hermano? Y respondí, Lo dejé atrás y él dijo, oremos a Al-lâh y le hará venir hacia ti. Recé y vi que estabas presente conmigo. Y se abrieron las puertas de los cielos para mí y vi a los que vivían allí y el lugar de todos los ángeles. Tercero, fue cuando me enviaron hacia los yins, y Yibrail me preguntó ¿Dónde está tu hermano? Y respondí, Lo dejé atrás y él dijo, oremos a Al-lâh. Recé y tú estabas allí; y tú oíste y recordaste todo lo que les dije y todo lo que me dijeron. Cuarto, fue cuando fuimos especificados para la Lailatul-Qadr y tú estabas conmigo; y ninguno tuvo parte en ello. Quinto, fue cuando estaba realizando las oraciones a Al-lâh y tú estabas conmigo; todas las cosas que pedí por ti a Al-lâh fueron aceptadas, excepto la profecía como me fue especificado y tuvo que finalizarlo en mí. Sexto, fue cuando estaba haciendo Tawaf (circunvalación) de la Baitul-Mamur y tú estabas conmigo. Séptimo, fue cuando diferentes ejércitos fueron asesinados por mi mano y tú estabas conmigo. ¡Oh Ali! Al-lâh me miró y me escogió entre todos los hombres; y luego volvió a mirar y te eligió de mí; entonces miró por tercera vez y escogió a Fatima (as) de todas las mujeres; y luego miró por cuarta vez y escogió a Hasan (as), Husayn (as) y a los Aimmah (as) de su progenie de todos los hombres; ¡Oh Ali! Vi en cuatro diferentes lugares tu nombre combinado con el mío y me sentí feliz. Cuando fui a los cielos y llegué a la Baitul-Maqdis, vi escrito sobre una roca, no hay divinidad excepto Al-lâh y Muhammad es su Profeta y le ayudé a través de su Wazir y le ayudó. Le pregunté a Yibrail en cuanto a ¿Quién es mi Wazir? Él dijo, Ali ibn Abi Talib, y cuando llegué a la Sidratul-Muntaha, vi escrito: No hay divinidad excepto Al-lâh y Soy único; y Muhammad es mí característica en Mi creación; y Yo le ayudé y lo apoyé a través de su Wazir, y cuando crucé el Sidrat y llegué al trono, vi allí escrito sobre los pilares del trono: No hay divinidad excepto Al-lâh y Muhammad es mi amado y la característica en Mi creación; Yo le ayudé y le apoyé a través de su Wazir y hermano. ¡Oh Ali! Al-lâh te ha dado las siete cosas de lo que tú eres, la primera cuya tumba se abrirá conmigo; estarás allí en el puente de Sirat y diciendo infierno, cógelo, él es tuyo; y no lo toques, como él es el mío, y cuando estaría vestido, también estarás vestido; cuando yo esté animado, tú también lo estarás; serás el primero en estar a la derecha del trono a mi lado; y tú serás el primero en tocar la puerta del cielo conmigo; tú serás el primero en llegar a residir en los iliyin (ascendidos) junto a mí; tú serás el primero a quien se le dará la bebida con olor a almizcle y estas son tales cosas por las cuales debemos esforzarnos.»

Del mismo modo, encontramos que Allamah Hashim Bihraini cita a Hafiz Rayab Barsi que escribió en su libro Sharaq anwarul-yaqin fi kashaf israr Amirul-Muminin que Ibn Abbas narró que el Santo Profeta (saww) vio a Ali (as) Fatima (as), Hasan (as), y Husayn (as) en los cielos y los saludó. Muyazati ali Muhammad, página 50.

Shayj Hasan Tusi narra con su isnad, de Anas ibn Malik (ra) que el Santo Profeta (saww) cuando fue llevado al paraíso, dijo: «Llegué cerca de mi Señor; escuché una voz de Qudrat: ¡Oh Muhammad! ¿A quién le gusta más? Le dije Ali. El Señor dijo, mira a tu alrededor. Cuando miré a la izquierda, encontré a Ali de pie.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 300, hadith 81; también el el Tafsir Nuruz-Zaqalayn, volumen 5, página 149, hadith 21.

«Imam Ali al-Ridha (as) narró con sanad (cadena) de sus ancestros que el Santo Profeta (saww) dijo que Al-lâh subhanna wa taala no creó nada que sea superior a mí; entonces el Imam narró una larga narración y lo combinó con el hadith miraŷ; el Santo Profeta (saww) dijo: Al-lâh me hizo sumergir en la luz; por lo cual alcancé aquel alto lugar en Su estado que Él deseaba; Yo escuché: ¡Oh Muhammad! Yo dije: Labaik. Escuché, ¡Oh Muhammad! Tú eres Mi hombre especial; y Yo soy Tú Señor; así que Adórame; y confíes en Mí; porque tú eres Mi Nur, Profeta y Huyyat; tu progenie está en mi creación; Yo creé el paraíso para tus seguidores; y el infierno para tus oponentes; e hice obligatorio el honor y la gloria para tus herederos. Pregunté: ¿Quiénes son mis herederos? Al-lâh respondió: Ellos son tus herederos quienes han sido mencionados en Mi Trono. Vi allí doce luces; y había una línea verde en cada Nur; en la cual los nombres de mis herederos fueron escritos; y el primero fue Ali y el último fue el Mahdi, pregunté: ¿Ellos son mis herederos? Escuche: ¡Oh Muhammad! Ellos son mis Awliya (amigos), elegidos, Mi huyyats (pruebas) después de ti; y ellos son tus herederos, califas y lo mejor de la creación tras de ti; Juro por mi honor que respaldaré Mi religión a través de ellos; elevaré Mi Kalima a través de ellos; limpiaré la tierra de Mis enemigos a través del último de ellos, daré el poder sobre el Este y el Oeste; haré que el aire les obedezca; que las nubes se les sometan; les daré la grandeza; y les ayudaré a través de un ejército especial de ángeles; así, ellos darán Mi invitación a otros; reunirán a la gente sobre Mi Tawhid (unicidad); luego les daré la fuerza a su estado; y hasta el Qiyam del Qaim, cambiaré los días entre mis Awliya.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 281, hadith 54.

El Shayj Muhammad ibn Ali Khazar Qummi narra con su isnad en su libro Kafayatul-Athar de Anas ibn Malik (ra) que el Santo Profeta (saww) dijo: «Cuando fui a los cielos, Yibrail me dejó en la Sidratul-Muntaha; y dijo: Si me muevo hacia delante en este lugar, se quemarían mis alas. Entonces viajé sobre los ríos de luz hasta que Al-lâh quiso; luego me reveló: Miré a la tierra y te elegí como Profeta; entonces miré nuevamente y elegí a Ali; lo nombré como tu Wasi, heredero de tu conocimiento, y hago salir de tu luz a Fatimah y a los Aimmah Masumin quienes serán los portadores de la antorcha de mi conocimiento; Si tu gente no estuviera allí, no hubiese creado la tierra y la Qiyamat; cielo o infierno. ¡Oh Muhammad! ¿Quieres verlos? Yo respondí, sí. Al-lâh dijo: Mira hacia arriba. Y vi las luces de Ali, Fatimah, Hasan, Husayn, Zainul-abidin, Baqir, Yafar, Musa, Taqi, Naqi, Hasan Askari, y el huyyat ibn Hasan Mahdi; Y el Mahdi brillaba entre todos ellos. Le pregunté ¿Quién es él y quiénes son? Al-lâh respondió: Ellos son los Tahir Aimmah (Imames puros) de tu progenie, y él es el Huyyatullâh; quien llenará la tierra con justicia; y dará paz a los corazones de los creyentes.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, páginas 317-318, hadith 112.

Wathla ibn Asqaa narra del Santo Profeta (saww) «que cuando fui llevado a los cielos; y llegué a la Sidratul-Muntaha; mi Señor me llamó: ¡Oh Muhammad! le respondí: Labbaik. Al-lâh dijo: Yo no envié a ningún Profeta sino que nombré a un Califa antes de tu muerte; tú lo harás tu Wasi a Ali ibn Abi Talib como te hice de una Luz; y Creé a los Aimmah de tu Luz; ¡Oh Muhammad! ¿Quieres verlos? Le respondí, sí. Al-lâh dijo: Levanta tu cabeza. Cuando levanté la cabeza, vi los rostros de los Doce Aimmah; le pregunté: ¿De quiénes son esos rostros? Al-lâh dijo: Aquellos quienes serán Aimmah tras de ti.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 319, hadith 114.

Akhtab khuwarzam narra en su libro Manaqib que el pastor del Profeta Muhammad (saww), Abi Sulayman (ra), dijo que escuchó al Santo Profeta (saww) decir: «Cuando fui llevado a los cielos, Al-lâh me habló y me dijo, amanur-rasul bima anzal alih min rabih (el Profeta trajo iman (fe) sobre lo que se te reveló). Dije: wal muminun (y de los creyentes). Al-lâh dijo: tienes razón; ¡Oh Muhammad! ¿A quién nombré sobre tu ummah? Yo le dije: al mejor de la ummah. Al-lâh contestó: ¿Ali? Le respondí, sí. Al-lâh dijo: ¡Oh Muhammad! Miré la tierra y te escogí; y derivo tu nombre de Mi nombre; así que donde quiera que sea discutido, tú también lo serás; Entonces miré a la tierra y elegí a Ali y le di Mi nombre; así que soy Aala y él es Ali. ¡Oh Muhammad! Yo te creé, Ali, Fatimah, Hasan, Husayn, y los nueve Aimmah de la progenie de Husayn, quienes son de Mi Luz especial; Y he presentado tu Wilaya a las creaciones de los cielos y la tierra; así, quienes lo acepten serán muminin (creyentes) y quienes lo rechacen serán kafirun (incrédulos); Si hay alguno quien ofrece muchas de las oraciones que se debilita como un papel, pero no acepta tu Wilayat y luego viene a mí en ese estado; No lo perdonaré hasta que él no aceptara eso. ¡Oh Muhammad! ¿Quieres verlos? Yo dije, sí. Al-lâh dijo: Mira al lado derecho del trono. Cuando vi, encontré a Ali, Fatimah, Hasan, Husayn, y al Mahdi de pie en el mundo de la luz ofreciendo oración. Y el Mahdi brillaba como una estrella; Al-lâh dijo: ¡Oh Muhammad! Ellos son Mis Huyyats (representantes divinos); y este Mahdi es el que se vengará; Juro por mi honor, él es el Huyyat Wayiba (prueba a seguir) por mis amigos y castigador de mis enemigos.» Hadith Qudsiya, capítulo Aimmah Masumin, página 343-345, hadith 24.

10. Nuestra conclusión en la cual podríamos afirmar el «propósito básico del Miraŷ

Se narra en el volumen III del Tafsir Burhan en la narración de Saffar que el Imam Yafar (as) dijo que el Santo Profeta (saww) había viajado celestialmente ciento veinte veces; y cada vez se le aconsejó que predicara y enfatizara la Wilayatu Ali y la Wilayatu Aimmah Ahlul-Bayt (as) más que cualquier cosa. Incluso así, hay en el Tafsir Ayashi un hadith con una narración similar, en donde las preguntas y respuestas de los ángeles también destacan este hecho. Otro aspecto importante del Miraŷ, véase por ejemplo en el Maymaun-Nurain del Shayj Abul-Hasan Nayafi, según numerosas tradiciones de los Imames Inmaculados, es el establecimiento del califato de Ali ibn Abi Talib, así como del matrimonio de Mawlana Imam Ali (as) con Sayyida Fatima (as).


Anuncios
Relacionados

Curso online cupping-hijama: nivel básico (aprendizaje a distancia)

Agenda - 21/01/2012

Shiismo y sufismo

Artículos - 15/03/2012

Un chupito de Red Bull espiritual

Vídeos - 07/04/2015


play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/112472-la_tradicion_gnostica_del_viaje_celestial.html