webislam

Lunes 26 Agosto 2019 | Al-Iznain 24 Dhul-Hiyyah 1440
715 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La izquierda frente al islam

No se puede relacionar islam con terrorismo porque se está alimentando injustamente la islamofobia

12/02/2016 - Autor: Ángel Álvarez Hernández - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


No podemos decir sí al petróleo barato de los terroristas y no a los refugiados.

La periodista Rosa Montero, en un lenguaje amable, delicado y muy humano, se ha asomado al islam desde su laicismo tolerante y progresista y en su artículo titulado, "Contra la intolerancia", publicado el 7 de febrero de 2.016 en el diario El País, manifiesta que "Si la izquierda europea no asume la lucha contra el integrismo islámico, terminarán ganando los fascismos".

La izquierda europea claudicó cuando, frente a las costas de Libia, la derecha europea y la OTAN proyectaron la destrucción de este país para saquear su petróleo con la excusa de que Gadafi era un déspota que asesinaba a su pueblo, cuando quedó demostrado que Gadafi no ordeno disparar a los manifestantes islamistas sino que éstos estaban armados y atacaron a la policía. Siendo este incidente el preámbulo de un golpe de estado que permitió  el desembarco de la internacional terrorista en Bengazi, financiada por potencias del Golfo Pérsico, y que actuó como un nuevo ejército talibán dispuesto a exterminar a toda la intelectualidad libia, y a desgarrar el país, entre señores de la guerra y grupos tribales, en lo que ha venido a ser una nueva Somalia, donde se persiguió y exterminó a parte de la población negra libia.

Multitud de periodistas, muchos de ellos de medios de comunicación que se dicen progresistas —trabajaron como empotrados, entre los grupos disidentes e islamistas radicales que eran socorridos por los devastadores bombardeos de la OTAN— describieron la guerra de Libia como un acto de liberación popular, algo que era falso, aunque Gadafi pudiera ser un dictador excéntrico, al que se asesinó de manera cruel y salvaje. Curiosamente Libia era el país africano con mayor desarrollo humano del continente.

La izquierda europea volvió a claudicar frente a Siria, porque el petróleo barato robado por el ISIS o DAESH, y vendido en el mercado negro, le ha permitido paliar la crisis económica a Europa y Estados Unidos.

Los terroristas, que destruyeron Afganistán, Irak, Siria, Libia o Somalia, y hoy atacan Mali, Nigeria y Kenia, no salieron de la nada ni son el fruto de un generación desarraigada o indignada, sino de un experimento sociológico que unió la interpretación wahabi del islam, los métodos de lucha de grupos disientes de los Hermanos Musulmanes y el culto a la violencia y la brutalidad del fascismo europeo: La suma de una teología y dos ideologías para crear un monstruo dirigido por criminales a control remoto.

La izquierda europea está llena de silencios y miradas ausentes, mientras se han sucedido continuos crímenes en nombre del islam, aunque el islam siempre haya sido la excusa para reclutar fanáticos, terroristas y delincuentes. Los principales lideres muyahidines afganos eran traficantes de opio.

En España, durante la etapa socialista entre 1.982 y 1996, el Partido Socialista dejó pasar la oportunidad de que Mansur Escudero, que entonces presidia la FEERI, liderase en España un proyecto de islam moderno, moderado y progresista, dividiendo a los musulmanes y apoyando tácitamente a la UCIDE de Tatary que, paradójicamente, representa un islam conservador  y poco problemático con el poder.

Hoy, la UCIDE aparece como la organización mayoritaria entre las asociaciones musulmanas, pero su visión del islam está a la altura del Cardenal Cañizares o de Vicente Rouco Varela. Estos son los pecados del socialismo español y su legado a lo largo del tiempo.

Mansur Escudero manifestó lo siguiente en una entrevista concedida a Webislam el 28 de octubre del 98, (tres años antes del atentado terrorista del 11 de septiembre en las Torres Gemelas de New York):

"Volvemos al pasado y al mantenimiento del espíritu de las Cruzadas: Islam como sinónimo de anacronismo frente a los tanques como banderas del progreso y la modernidad."

El monstruo mal llamado yihadismo salafista despertó el 20 de noviembre de 1979, cuando Yuhaiman al-Otaybi, al mando de un grupo de más de 400 exaltados, asaltaron la Gran Mezquita de La Meca, ocupándola durante 14 días. Desde entonces el horror no ha dejado de extenderse por Oriente Medio, siguiendo la ruta de los oleoductos y los campos petroleros. Yuhaiman al-Otaybi, fue un mal alumno de Abd al-Aziz Ibn Baz, quien fuera el Gran Muftí de Arabia Saudita desde 1993 hasta su muerte en 1999.

Tanto los gobiernos de izquierda de Francia y Reino Unido como los Presidentes demócratas de Estados Unidos han utilizado a grupos terroristas, que en muchos casos se autodenominan equívocamente como salafistas-yihadistas.

La Secretaria de Estado USA, Hillary Clinton, admitió en una entrevista concedida a la cadena estadounidense Fox News, que el Gobierno de EE.UU. financió durante la era Reagan a los grupos que más tarde devendrían en Al Qaeda.

La izquierda europea ha sido cómplice con su silencio de esta política genocida internacional, cuando no ha sido partícipe directa en la misma. Europa quiere el petróleo barato libio y sirio, manchado de sangre, que le llega desde el mercado negro, pero no quiere a los refugiados de estas guerras. Mira como un problema ajeno a los inmigrantes que su política exterior crea en África y a los refugiados que huyen de Siria.

La izquierda española debe abanderar la lucha contra la islamofobia desde políticas integradoras y no asimilacionistas, reconociendo que el islam forma parte de la historia de España y que, sin el islam, España no podría entenderse tal como hoy es. Haciendo  cumplir la Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España (Vigente hasta el 30 de Junio de 2017).

En su articulo "Yo opino", publicado en el diario El País el 13 de enero de 2016, Rosa Montero, vuelve a decir, "O nos unimos con el islam moderado contra la barbarie o estamos abocados a una guerra mundial de inimaginables dimensiones". Esta manifestación bienintencionada es errónea porque supone que los terroristas tienen una base islámica para justificar sus crímenes y que el Corán puede tener una interpretación que avale sus crímenes.

No se puede relacionar islam con terrorismo porque se está alimentando injustamente la islamofobia. El terrorismo no salió del Corán, sino de los intereses de los países del Golfo Pérsico. Los fanáticos, delincuentes y terroristas, no constituyen una rama del islam, sino grupos que son utilizados en el tablero geoestratégico de Oriente Medio.

Criminalizar a la población musulmana como ha hecho el socialista Hollande, decretando el estado de excepción tras los atentados del 13 de noviembre de 2.015 en París, realizando más de 3.800 redadas en domicilios y centros sociales, no soluciona el problema porque los grupos terroristas actúan como sectas al margen de la sociedad y no tienen raíces en la comunidad musulmana. Los fanáticos no van presumiendo por las calles, ni lavan el cerebro a los jóvenes a cara descubierta, ni se dejan ver en las mezquitas.

A diferencia de la izquierda europea, la llamada extrema izquierda vive en una esquizofrenia difícil de entender.

a) Un sector de ella, que muchos identifican con el trotskismo, aunque quizás no sea justo utilizar este calificativo, apoyó los bombardeos de la OTAN en Libia y reiteradamente ha venido pidiendo que se hiciera lo mismo en Siria para "acabar con la guerra".

b) Otro sector ha convertido a Putin en su gran héroe y salvador de la humanidad, algo que es incompatible con el respeto de los derechos humanos en Rusia. Rusia no está en Siria para restablecer los derechos humanos sino para defender sus intereses económicos. Rusia, por desgracia, carece de una democracia y vive bajo el reinado de un autócrata, que no ha dudado en perseguir a grupos vulnerables y realizar políticas económicas neoliberales. Alemania, recientemente, acusó a Rusia de apoyar a grupos de extrema derecha en su país.

La izquierda europea y española debe combatir el terrorismo, sin confundirlo ni relacionarlo con el islam. La izquierda europea debe apoyar la llegada de refugiados sirios, y la lucha contra la xenofobia, mientras sus países sean devastados y destruidos por la lógica irracional del mercado neoliberal que quiere acaparar y controlar el petróleo y los oleoductos. No podemos deciral petróleo barato de los terroristas y no a los refugiados.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/108946-la_izquierda_frente_al_islam.html