webislam

Domingo 23 Febrero 2020 | Al-Ajad 28 Jumada al-Zani 1441
653 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Charlas con Sheij Mohammad Abdullah: No me molesta

Tenemos que hacernos a un lado y permitir que Dios actué a través de nosotros. No somos Dios pero podemos ser Sus instrumentos si aprendemos a someternos a Su voluntad

07/01/2016 - Autor: Maestro Mohammad Abdullah Ansari - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

عوذُ بِٱللَّهِ مِنَ ٱلشَّيۡطَٰنِ ٱلرَّجِيمِ
بِسْمِ اللهِ الرَّحْمنِ الرَّحِيمِ

Podemos entender esa expresión de dos maneras: me está molestando y que deje de hacerlo o lo que está haciendo no me molesta.

¿Cuál es mejor? ¿Cuál prefieres?

Hubo una palea de box, hace muchos años, entre Muhammad Ali y George Forman.

Forman era un boxeador fornido y temible por su fuerza, que peleaba como un buldócer, avanzaba y nunca retrocedía. Ali, siempre era el payaso, relajado, astuto, furtivo y artero. Ali se jactaba que tenía una técnica especial para Forman e iba a acabar con él.

Empezó la pelea. Forman atacó a Muhammad Ali con todo su poder formidable. Ali se inclinaba contra las cuerdas cubriéndose con los brazos, codos y los guantes.

Forman aprovechaba la postura débil de Ali, golpeándolo incesantemente, parado directamente en frente de Ali como para acorralarlo. Todo mundo estaba sorprendido, parecía que al fin el famoso bocón iba a recibir su merecido. Pasó todo el primer asalto así. El segundo round empezó. Ali fue a las cuerdas otra vez y Forman lo siguió, golpeando sin piedad ni descanso. Pero, espera, Ali estaba sonriendo, estaba burlándose de forman, retándolo a golpear más fuerte. Forman lo siguió, golpeando y golpeando pero sus golpes sólo encontraron brazos, guantes y el estomago de piedra de Ali. Durante el descanso entre los asaltos el entrenador de Ali le gritaba, “¿Qué demonios estás haciendo? Te va a matar. Estás perdiendo la pelea”, Ali sólo sonreía. El tercer asalto fue igual a los primeros dos. Ali en las cuerdas y Forman golpeando furiosamente. Pero pronto los golpes empezaron a tener menos poder, fueron menos temibles. Forman estaba cada vez más cansado, estaba perdiendo su fuerza. Ali todavía estaba sonriendo mientras recibía todo lo que Forman tenía para dar. Después de unos cuatro asaltos Forman estaba exhausto, no era más que una sombra del boxeador que solía ser, que hacía temblar a sus oponentes. Ahora Ali cambió su actitud por completo, empezó a bailar y lanzar golpes, pum, pum, pum, uno tras otro. Forman estaba inutilizado, casi no podía levantar sus brazos para defenderse. En unos segundos Forman estuvo tirado en la lona, ni intentó a pararse. La pelea había terminado. Muhammad Ali ganó con su técnica que él llamó “rope-a-dope” (rope = cuerda o atar, dope = tonto).

La vida es como un boxeador del estilo de George Forman. Como Forman nunca fue vencido hasta que encontró una técnica adecuada, todos caen con los golpes de la vida si no aprenden a ser flexibles y fluidos. Mi maestro dijo que para llegar a la meta (Dios) debemos aguantar. En todas las enseñanzas de los sabios desde siempre nos han aconsejado aguantar pacíficamente los asaltos y humillaciones a que nos enfrenta en la vida. Pero para dar un paso más lejos, es aún mejor aprender a no estar molestos. Queremos llegar al estado en que nada nos molesta.

A veces como teflón – todo lo que nos ataque rebote de y a veces como vapor en que los ataques pasen a través de nosotros sin hacernos daño.

Este estado no tocable es el estado de nuestro ser real, quienes realmente somos.

Ya está, ya existe. Sólo se nos puede lastimar cuando estamos viviendo en la forma terrenal, la personalidad creada por el nafs, más o menos como el ego. Sin ego, somos como Muhammad Ali, absorbiendo todo lo que nos lanza la vida y riéndonos.

Como en la meditación de flotar, que es una práctica para lograr este estado, podemos ser como cuerpos sin sustancia, inmunes al ataque.

Para hacernos inmunes, tenemos que cesar de existir. Es decir, tenemos que hacernos a un lado y permitir que Dios actué a través de nosotros. No somos Dios pero podemos ser Sus instrumentos si aprendemos a someternos a Su voluntad.

Nuestra insistencia en que las cosas sean a nuestra manera es una negación de la Realidad de Dios. Este mundo de Dios es bonito. Por ser de Dios todo tiene su razón. Sólo los guerreros (los que luchan en la guerra santa – la guerra interna) saben escoger. Tenemos el poder de no estar molestos por nada. Hasta podemos desfrutar de todo.

Salam,

Sheij Mohammad Abdullah
La Tariqa Sufí Islámica Qadiri-Rifai Ansariyya
mojamadabdula@gmail.com
Skype: mojamad.abdula 
mohammad.abdullah.18041@facebook.com
Yoga Sufí
mojamadabdula@gmail.com   sufiansariblog.blogspot.mx

Anuncios
Relacionados

La terapia psico-espiritual malāmati

Artículos - 22/08/2010

El camino de la Gente de Allah (5)

Artículos - 10/12/2015

El camino de la Gente de Allah (6)

Artículos - 24/12/2015


1 Comentarios

Horacio Artemio Sauco dijo el 12/01/2016 a las 19:00h:

Gracias por tan sabias palabras y consejos


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/108656-charlas_con_sheij_mohammad_abdullah_no_me_molesta.html