webislam

Sabado 19 Octubre 2019 | As-Sabat 19 Safar 1441
384 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Siria, la esperanza

Los europeos ven a los sirios que llegan huyendo de la guerra

03/12/2015 - Autor: Ulrica Nagle - Fuente: web
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Ulrica Nagle

Las redes sociales de Internet estaban abarrotadas el sábado 14 de noviembre con mensajes de solidaridad con Francia, tras los ataques terroristas de la noche anterior. Todo el Mundo y nosotros incluidos condenamos este acto terrorista.

Pero también, debemos condenar todos los actos de terrorismo, vengan de donde vengan y se realicen en cualquier país .

Siria es un caso grave, allí han muerto más de un cuarto de millón de personas, el 20% de ellas, niños. El drama se complica por el problema de centenas de millares de refugiados, incluyendo niños, y su paso por Europ , arriesgando su vida (y en muchos casos, demasiados, perdiéndola), para huir de la guerra, de la desesperación y llegar a Europa. En este marco, la reportera Ulrica Nagle, desde Roma, nos manda el siguiente reportaje de Ulrica Nagle, desde Roma :

Siria, la esperanza

“¿Eras el manager de Zara en Siria?” “Sí, sí, y mírame ahora” – (risas irónicas).
Ahmed viajó desde Damasco a Berlín. Es domingo y está fumando Shisha afuera de su Campo junto a su hermano y su tío. Antes de que la guerra comenzara estudiaba negocios y era el manager de la tienda Zara en Siria. Ahora está sentado en un muro en la calle sin nada y esa realidad pesa terriblemente. Él sonríe irónicamente y repite con resignación “..y mírame ahora…”. Es que Ahmed entiende las reacciones, existe empatía.

Cuando los europeos ven a los sirios que llegan huyendo de la guerra y realizan que tuvieron que hacer un viaje sumamente sacrificado, incluso en Europa, la primera reacción es el shock. Descubren a un pueblo que en sus espaldas tiene milenios de cultura y prosperidad; que llegan a Europa sin nada más que la disposición de integrarse y sacar adelante una economía demasiado vieja y en muchos casos ahogada. Pero el impacto va más allá. Los europeos se redescubren a sí mismos. Ahmed tiene estudios, es culto, está muy bien vestido, tiene piel mediterránea, pelo castaño, ojos verdes y aparatos para los dientes. Podría ser uno más y ahí, el fantasma aparece. Hace no tanto tiempo, los europeos dejaban el viejo continente escapando de la guerra para buscar oportunidades, en nuevas tierras.

“Mi plan es continuar mis estudios porque tuve que dejarlos hace tres, cuatro años y también seguir trabajando porque tengo mucha experiencia en mi área de trabajo” – nos cuenta Ahmed.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, entre marzo de 2011 a febrero de este año 220 mil personas murieron y 10 millones de personas se encuentran desplazadas. Entre los asesinados más de 66 mil corresponden a civiles, de los cuales 11 mil, son niños. La ONG asegura que en realidad, las cifras son más elevadas a causa del gran número de desaparecidos, además de rehenes. La suerte de estas personas, el Observatorio la ignora.

Se trata de una guerra sumamente compleja, por su cantidad de facciones apoyadas y financiadas por una u otra potencia extranjera. Contra el pueblo sirio se han usado incluso armas químicas, y las organizaciones humanitarias aseguran que todos los bandos han violado sistemáticamente los derechos humanos.

“Sabes es bastante complicado. Nosotros como sirios no sabemos a quién seguir, como sirios no sabemos quién tiene razón. El presidente o CIS u otra gente, ejército, no sé. Simplemente miramos como un primo mata a otro primo sin razón, simplemente porque uno sigue a un grupo lo mata. Es tu primo, ¿por qué lo matas?” – se pregunta Ahmed.

Al hablar con Ahmed, entendemos que los sirios no entienden realmente qué está sucediendo. Ellos ven como diferentes grupos que son financiados por diferentes países, combaten en su tierra natal y mientras, observan como la economía de una Siria próspera, se deteriora rápidamente.

“Sabemos que aquí hay mejores oportunidades para la vida. Yo vine aquí no para vivir del estado y que el gobierno me pague mensualmente, vine a trabajar. Queremos trabajar, tenemos que trabajar. No nos podemos quedar simplemente sentados, es una vida aburrida. Nosotros necesitamos hacer actividades, vida normal” – insiste Ahmed.
Ahmed, se desespera con la espera. Sabe que los papeles le darán la libertad de construir su propio futuro para poder empezar una nueva vida. Aprende alemán porque sabe que será la llave para encontrar trabajo. El pueblo sirio no quiere vivir del estado, quiere producir y esto fue lo que los caracterizó durante milenios.
“Siempre espero que todo vuelva a ser normal nuevamente. Pero no en el corto plazo. Personalmente creo que va a tomar mínimo seis o siete para comenzar a construir nuevamente” - reflexiona Ahmed.

Piensa que para que Siria se reconstruya harán falta unos siete años, por lo menos. Eso sí, cuando llegue la paz, volverá y no miente. Al hombre fuerte que logró soportar el tortuoso viaje para llegar a Europa, se le quiebra la voz cuando piensa en el momento de volver para que Siria pueda ser reconstruida por los sirios.
Pero es muy difícil y él lo sabe. La situación actual empeora para los civiles que aún viven en el territorio y sufren de la terrible crisis generada por la guerra, del miedo de morir cada día. También porque la inestabilidad crece en Oriente Medio. Y Siria, se convirtió una vez más en el espejo de una región donde cada vez comienzan a llegar más pueblos para intervenir en el campo de batalla.

Es como si la lucha hegemónica mundial se concentrara en Siria. Por un lado, los rusos, chinos e iraníes toman un rol cada vez más activo para apoyar al Assad. Por el otro, los Estados Unidos y sus aliados occidentales, están apoyando a los rebeldes sirios de la oposición. El Estado Islámico, al que todos combaten, ha recibido financiamiento incierto. Y muchos aseguran que la próxima primavera, Europa entrará de lleno en la guerra.

Todas las potencias del mundo, se dieron cita para combatir en la tierra donde inicia la civilización. Ahmed, representante de un pueblo milenario y emprendedor, responde a la pregunta de si hay esperanzas para Siria. En el instante de su respuesta, es como si sus palabras no llevaran al inicio de todo “Siempre hay esperanzas. No hay vida sin esperanzas”.

 


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/107845-siria_la_esperanza.html