webislam

Jueves 27 Junio 2019 | Al-Jamis 23 Shawwal 1440
759 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

El poeta. Extraído de La danza de las abejas

Un día paseaba por las afueras de la ciudad y llegó a un jardín en estado de abandono, un anciano estaba apoyado contra el muro que lo cerraba con una pala a su lado.

31/10/2015 - Autor: Kuyumcu - Fuente: Tarika Shadhilia en Argentina
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Al Ándalus no es simplemente un lugar geográfico en la historia de España, es un sueño, un deseo que puede hacerse realidad.

Kuyumcha era un hombre taciturno, que gustaba de encerrarse en su casa a leer y escribir, trabajaba como maestro en una escuela en Nefza, y con su magro sueldo alimentaba una esposa y una hija, no tenía esclavos ni criados. Consumía de noche las velas en la lectura de Rumi, de ibn Hazm y también de Platón, del Corán y de los libros de los sabios, pero se afligía de no lograr expresarse como deseaba.

En su juventud una insidiosa enfermedad lo había torturado y ahora en su madurez, ya sanado,  tenía dificultad para caminar por sus secuelas. Intentaba plasmar sus sentimientos en versos, desestimaba la rima y la métrica por considerar las formas superfluas, para él la poesía debía estar puramente en las frases.

Un día paseaba por las afueras de la ciudad y llegó a un jardín en estado de abandono, un anciano estaba apoyado contra el muro que lo cerraba con una pala a su lado.

-¿tu arreglarás este jardín? Preguntó Kuyumcha
-No lo sé-dijo el jardinero-debería cultivar, y entonces podría oler las rosas y los jazmines,
-Suena bien-dijo Kuyumcha
-¿tu acaso sabes qué es cultivar? -dijo el viejo
-Cultivar es vivificar la tierra creando un lazo con ella, es como formar una familia-dijo Kuyumcha- si cultivas este jardín serás responsable de las plantas que le nazcan por siempre.
-Así es,-dijo el viejo- cuando me decida a aceptar tal responsabilidad, haré florecer este lugar, si Dios lo quiere.

Kuyumcha se despidió del viejo y regresó a su casa, y escribió:

No vengas buscando disputas
No vengas buscando humillarme
No busques convencerme de nada
Nada tengo que pueda ser tuyo
Nada tengo que sea mío
No vengas sembrando miedo
Yo he visto los fuegos del infierno
La amarilla risa de Iblís
He visto caer los ídolos,
he visto la negrura del abismo
y sin embargo, ya ves, aquí sigo
no digas ser mi enemigo
no me convenzas de que eres mi amigo
Ve y busca un lugar tranquilo, no odies
ni a nadie desprestigies
no sea que un día veas, lo que mis fatigados ojos han visto



Anuncios
Relacionados

El viaje de los siervos en el Reino del retorno

Biblioteca - 09/06/2012

Giro interior

Biblioteca - 29/06/2012

La historia de Tayfur

Biblioteca - 15/07/2012



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/107593-el_poeta_extraido_de_la_danza_de_las_abejas.html