webislam

Jueves 21 Marzo 2019 | Al-Jamis 14 Rajab 1440
1178 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Los sufíes desenmascarados

El secreto que se guarda a sí mismo

29/09/2015 - Autor: Prof. Yahia ibn Said Al Andalusi - Fuente: Tarika Shadilia en Argentina
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Sabio sufí

Dice Idries Shah, en su libro “Los Sufíes” pág. 9: “Los sufíes no son una secta porque no están sujetos a dogmas religiosos, ni utilizan lugares de culto. No tienen ciudades sagradas ni instituciones monásticas, ni instituciones religiosas de ninguna clase, incluso les disgusta verse designados con un nombre específico”.
Esto es estrictamente cierto, pero vale la pena aclarar que el sufismo, siendo anterior al Profeta Muhammad -saws-  se desarrolló luego de la promulgación del Islam, mayormente reconociendo el Islam como su marco religioso, y por ende siguiendo las normas y preceptos del Islam.
El sufismo en sí, tiene sus orígenes en el fenómeno religioso mismo, no puede ser acotado a ningún “momento fundacional”, mas allá del momento en que el Profeta Adán, el primer sufí, pisó la tierra.
Pero el conocimiento y la certeza de Dios que poseía Adán, eran perfectos, en la medida humana de la perfección, así como lo fueron los de los demás Profetas, ya que no hubo jamás un Profeta que no fuese un sufí, dijo el Sheikh Hwizwili: “Dijo el Profeta Muhammad -saws- quien escuche el llamado de los sufíes y no diga 'amín' será tenido por un necio ante Dios”.
Pero por supuesto, si bien el sufismo reconoce en el Islam la forma mas perfecta de la religión, en cuanto es la culminación de la revelación,  no todos los sufíes documentados históricamente fueron musulmanes.
Incluso algunas personas ignorantes, en su afán incomprensible de sembrar la división y el odio, intentan demostrar que los sufíes no existían en época de Muhammad -saws- lo cual es ridículo; el término “sufí” se utilizó en época del Profeta -saws- para designar a cierto asceta que vestía siempre un manto de lana (suf) y luego se extendió a todos los ascetas y sabios que buscan el conocimiento de Dios mediante la conciliación de la razón y la fe y otros métodos sufíes.
Dijo el Imam Malik -r- “quien estudie el sufismo sin estudiar la shariah será un hereje, y quien estudie la sharia sin estudiar el sufismo, será un corrupto”
Queda mas que claro entonces que los sufíes no son una religión ni una secta ni una división del Islam, sino que su conocimiento, transmitido de maestros a discípulos desde el inicio de los tiempos, es un aspecto indisociable de la religión, y que quien lo niegue, está en un error evidente.
Fuera del Islam, los sufíes solo progresan en casos excepcionales, donde el sufí es capaz de reconocer los preceptos que explicita el Islam por un medio diferente a la revelación al Profeta Muhammad, esto es una gracia que Dios rara vez concede, y entre quienes la recibieron, podemos citar a Francisco de Asis, a Juan de la Cruz, a Teresa de Avila y a otros, que siendo cristianos fueron, podríamos decir “cripto-sufíes”. Confucio, Lao-Tse o Ghandi, también pueden ser incluidos en este grupo.
Sin embargo el marco religioso natural del sufismo es el Islam, ya que el Islam, depende del sufismo, y no a la inversa, por sorprendente que resulte a algunos esta afirmación. Por sufismo, podemos entender “espiritualidad refinada”, por ende como de una forma u otra todo musulmán tendrá una espiritualidad, sea esta tosca o refinada, de una manera u otra, mas tosca o mas refinada, todo musulmán sigue una práctica sufí, de allí la afirmación “El Islam depende del sufismo y no a la inversa”
La agrupación de los sufíes en grupos, las turuk sufíes, dieron pretexto a acusaciones de sectarismo y herejía, mas como toda elite (en este caso espiritual) es natural a las personas agruparse según sus intereses y rango. Claro que algunos de estos grupos, de “sufí” conservaron solo el nombre, convirtiéndose efectivamente en sectas o en organizaciones políticas o incluso comerciales. No es el caso de la mayoría de las órdenes sufíes, que simplemente sirven al propósito de ser escuelas para la formación espiritual.

El secreto se guarda a sí mismo

Mucho suele hablarse del “secreto” de los sufíes, incluso los mismos sufíes hablan del “secreto que se guarda a sí mismo”, sin embargo, esto es una alegoría que se refiere a la banalidad de este mundo; el secreto se guarda a sí mismo porque no está oculto, y sin embargo, permanece invisible inmutable ante los ojos ignorantes de quien no desea verlo.
Dijo ibn Omar: “dijo el Profeta -saws- : 'se en este mundo como un viajero'”
Comprender esto es ver lo mayor del secreto, este mundo es una cosa pasajera y sin valor para los sufíes, por esto ninguna hostilidad humana pudo jamás dañarlos.



Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/107322-los_sufies_desenmascarados.html