webislam

Viernes 20 Septiembre 2019 | Al-Yuma 20 Muharram 1441
1429 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Sionismo, antisemitismo e islamofobia

Se hace necesario separar judaísmo de sionismo

07/08/2015 - Autor: Ángel Álvarez Hernández - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Separar judaísmo de sionismo...

El judaísmo se ha convertido en una víctima del sionismo actual. La versión mas radical y monstruosa del sionismo, ha sembrado el mundo de un nuevo antisemitismo, que no tiene nada que ver con los prejuicios religiosos o racista, del pasado, sino con el sufrimiento del pueblo Palestino.

Se hace necesario separar judaísmo de sionismo, y explicar que el sionismo es una ideología, con diferentes caras o poliedros, pero con un mismo objetivo final, la creación del estado israelí, a costa de Palestina y del resto de estados árabes de oriente medio, que se ven incapaces de absolver la población palestina refugiada o expulsada de sus casas.

El sionismo es un movimiento nacionalista judío que nace en el último tercio del siglo XIX en Europa —a la vez que se están produciendo las unificaciones italiana con Garibaldi y la alemana con Bismarck—, que reacciona contra los pogromos que se desarrollan en Rusia entre 1880 y 1882 y que se va a materializar en el libro de  Theodor Herzl Der Judenstaat (El Estado Judío, publicado en 1896). La inmigración judía a Palestina se inicia en 1882 con inmigrantes rusos.

Los objetivos del sionismo, según la Organización Sionista Mundial fundada en 1897 en Basilea por Theodor Herzl, son la unidad del pueblo judío en torno al Estado de Israel con Jerusalén como su capital y la inmigración judía a Israel.

Francia fue la primera en apoyar las pretensiones sionistas y así, el 4 de junio de 1917 el Ministerio de Asuntos Exteriores francés redactó la Declaración Cambon dando su apoyo a la colonización judía de Palestina. Posteriormente el 2 de noviembre de 1917, el gobierno Britanico, remitirá al Lord Rothschild, (financiero de origen judío), la Declaración Balfour en la que se muestra favorable a la creación de un hogar nacional judío en Palestina.

Las promesas que se hicieron por parte de Inglaterra al jerife de la Meca, Husayn ibn Ali, durante la rebelión árabe, entre 1916 y 1918, para la creación de un gran estado árabe que abarcara, desde Alepo hasta Yemen, y que incluiría a Palestina, se realizaron sobre la base de una mentira ya que con anterioridad a esta falsa el 3 de enero de 1916 Gran Bretaña y Francia habían acordado repartirse el imperio otomano, despedazándolo en diferentes zonas de influencias, según el acuerdo Sykes-Picot. Palestina pasó a ser un Mandato Británico (1920 a 1948).

El sionismo, por tanto, se pudo establecer en Palestina gracias al engaño de las potencias coloniales al pueblo Árabe y al despojo del decadente imperio Otomano.

Desde el 14 de mayo de 1948, en que el estado sionista de Israel declaró su independencia en Tel Aviv, (en el número 16 del Bulevar Rotchschild), no ha existido paz en toda la zona y las guerras no han dejado de sucederse.

La ideología en que se ha sustentado el sionismo, según la cual el pueblo judío perseguido regresa a la tierra santa prometida, tiene muchas contradicciones.

Primero.  La genetista Ariella Oppenheim de la Universidad Hebrea de Jerusalén demostró mediante estudios genéticos modernos que los palestinos como grupo étnico son los "descendientes de un núcleo de población que vivía en la zona desde los tiempos prehistóricos". Es decir que los antepasados de los actuales palestinos eran los antiguos judíos de la época del Imperio Romano, antes de convertirse al islam en masa en los siglo posteriores.

Segundo- Eran Elhaik, genetista de la Universidad Johns Hopkins (EEUU) y de origen judío, comprobó los datos genéticos de 1.287 judíos de ocho poblaciones y otros 74 de personas de origen no judío, realizando cinco diferentes tipos de análisis y todos le llevaron al origen jázaro y no semita de la mayor parte de los judíos, (algo que se ha pretendido desmentir desde diferentes centros judíos). En el ”Fornnordisk Lexicón” de 1995 (Diccionario Nórdico Antiguo) se dice:

”Los reyes kazares eran de origen turco y residían en Itil en el delta del Volga. Con su reino, que se extendía a lo largo del mar Caspio por su costa oriental hacia Asterbad en el sur tenían los kazares una de las vías más importantes de comercio. El comercio kazar fue ayudado en gran medida por los judíos expulsados de Constantinopla y en el siglo VIII los kazares aceptaron el judaísmo””Un nuevo peligro amenazaba a los kazar cuando el rieno de Gårda se formó en el año 862. Dos años más tarde, Oleg liberó a los eslavos que estaban bajo dominio kazar y entre los años 965 y 969 Svjatoslav conquistó la mayor parte de Kazaria.”

Es decir, solo los judíos de origen sefardí serian los únicos sobre los que no habría ningún tipo de duda en relación a sus antepasados, ya que sobre los judíos de la Europa central y del este siempre habría una duda sobre su origen kázaro y no semítico.

Una vez que no existe un claro componente de carácter étnico suficientemente sólido, para poder argumentar, sin ningún género de duda, que el suelo de los antepasados de los actuales judíos es la Palestina o el Israel actual, solo es posible sostener ideológicamente el proyecto sionista en base a dos puntos:

Primero. Como una tierra de refugio del pueblo judío ante las persecuciones y el Holocausto, (un autentico delito de genocidio, cometido por los nazis que asesinaron de manera industrial a mas de 6 millones de judíos, por motivos racistas). Lo que no se justifica, ya que en la actualidad el antijudaismo o antisemitismo está castigado como un delito de odio en la mayoría de países occidentales y, si se comparan las víctimas del odio antijudío con la de judíos muertos durante las diferentes guerras y conflictos en oriente medio, se puede comprobar que el número es infinitamente menor. Hoy en día los crímenes que se atribuyen al sionismo israelí son la principal fuente ideológica y de rechazo a la población judía.

Segundo. Como un mandato divino, que llevaría al pueblo judío a regresar a Israel o Palestina para que se cumplan las profecías bíblicas o de la Tora, lo que conlleva una serie de contradicciones y problemas:

a) Según una tesis mayoritaria del judaísmo ortodoxo, (jaredies), Dios destruyó el reino de Israel para castigar a los judíos, y sólo su Mesías puede volver a crearlo. Por tanto hasta la llegada del Mesías no se podría establecer el Estado de Israel, lo que deslegitima todo el ideario religioso sionista, que carecería de una fundamentación ideológico-religiosa.

b) El sionismo cristiano, aunque hunde sus raíces en la reforma protestante, aparecerá en su versión moderna en Inglaterra como una corriente milenarista, que se implantó en Estados Unidos gracias al pastor John Nelson Darby. La tesis fundamental del sionismo cristiano es  que sólo cuando el pueblo judío, que sigue siendo el pueblo elegido, tome posesión de toda la tierra comprendida entre el río Éufrates y el río Nilo, (tal como lo recoge el Génesis) y se reconstruya el templo de Jerusalén, (sobre la actual mezquita), tendrán lugar los acontecimientos anunciados por las profecías bíblicas: el Armagedón y la segunda venida de Cristo para instaurar el Reino de Dios. Según el Cristianismo sionista, Dios se estaría valiendo de los sionistas para que las profecías bíblicas se cumplan.

Esta interpretación de la Biblia estaría legitimando la violación de derechos humanos que se han dado de manera constante contra el pueblo palestino y la limpieza étnica de Palestina, Jordania, Líbano y partes de Egipto, Siria, Arabia Saudí, Turquía, Kuwait e Iraq. Dios, conforme con el derecho penal internacional actual, sería entonces un genocida, según el sionismo cristiano, que casi siempre coincide con los intereses de la política exterior norteamericana.

Si el sionismo no tiene  una base étnica, histórica o religiosa sobre la que apoyarse de manera solida, la única trinchera que le queda es exportar el miedo al terrorismo, presuntamente musulmán, y pretender ser el gendarme fiable de occidente en oriente medio, pero esta base también plantea diversas dudas:

a) El estado israelí ha sido acusado de haber apoyado indirectamente a Hamas para debilitar a la Autoridad Palestina. El periódico francés L'Humanité, publicó el artículo "Hamás es una creación del Mossad", que apareció originalmente en Global Outlook, n º 2, Summer 2002, y del cual entresacamos los siguientes fragmentos:

Ahmed Yassin estaba en la cárcel cuando los acuerdos de Oslo (Declaración de Principios sobre un Gobierno Autónomo Provisional) se firmaron en septiembre de 1993. Hamas rechazó rotundamente los acuerdos de Oslo. Pero en ese momento, el 70% de los palestinos condenaba los ataques contra civiles israelíes. Yassin hizo todo lo que estaba en su poder para socavar los acuerdos de Oslo. Incluso antes de que muriera el Primer Ministro Rabin, contó con el apoyo del gobierno israelí muy reacio a aplicar el acuerdo de paz.

Hamas lanzó una campaña de atentados contra civiles un día antes de la reunión entre los negociadores palestinos e israelíes, en relación con el reconocimiento formal de Israel por la Autoridad Nacional Palestina. Estos eventos ocasionaron la formación de un gobierno de derecha de Israel tras las elecciones de mayo de 1996.

De manera inesperada, el Primer Ministro Netanyahu ordenó la liberación del Ahmed Yassin “por razones humanitarias”, ya que estaba cumpliendo una pena de cadena perpetua. Por su parte, Netanyahu, junto con el Presidente Bill Clinton, presionaban sobre Arafat para que controlara a Hamas. De hecho, Netanyahu, sabía que podía confiar, una vez más, en los islamistas para sabotear los acuerdos de Oslo. Peor aún: después de haber expulsado a Jordania a Yassin, el Primer Ministro Netanyahu le permitió regresar a Gaza, donde fue recibido triunfalmente como un héroe en octubre de 1997.

Arafat se encontraba en la cara de estos eventos. Por otra parte, porque él había apoyado en 1991 a Saddam Hussein durante la guerra del Golfo, (mientras que Hamas, cautelosamente, se había abstenido de tomar partido), los Estados del Golfo decidieron cortar su financiación a la Autoridad Palestina. Mientras tanto, entre febrero y abril de 1998, el jeque Ahmed Yassin pudo recaudar varios cientos de millones de dólares de esos mismos países. El presupuesto de Hamas era mucho mayor que el de la Autoridad Palestina. Estas nuevas fuentes de financiación permitieron a los islamistas ejercer eficazmente sus diversas actividades de beneficencia. Se estima que uno de cada tres palestinos es receptor de la ayuda económica de Hamas. Y en este sentido, Israel no ha hecho nada para frenar la entrada de dinero en los territorios ocupados.

b) En relación al mal llamado Estado Islámico, a Israel se le ha acusado de hospitalizar a los heridos de este grupo, acusado de crímenes atroces, y según las filtraciones de  Snowden, Israel creó el Estado Islámico. Kaosenlared, publicó el 18 de enero del 2.014, en su artículo, "Snowden revela que Israel creó el Estado Islámico ISIS", lo siguiente:

De acuerdo con documentos publicados por Edward Snowden, el propósito de esta organización, es la salvaguarda del Estado Sionista, a través de la implementación del “nido del avispón” por medio de la creación de lemas religiosos e islámicos, de tal manera que “la única solución para la protección del Estado judío es crear un enemigo cerca de sus fronteras”, señaló Snowden.

La solución frente al sionismo, no es el antisemitismo. La solución en Palestina, no puede ser el exterminio de los judíos, ni la limpieza étnica, sino el respeto a los Acuerdos de Oslo, que jamás se cumplieron, y cuyos dos autores murieron en extrañas circunstancias:

a) Isaac Rabin, primer ministro de Israel. Le asesinó Yigal Amir, un estudiante judío perteneciente a la extrema derecha israelí que se opuso a las ideas de entregar territorios a cambio de la paz.

b) Yasir Arafat,  presidente de la Autoridad Nacional Palestina. En noviembre de 2013, un equipo suizo determinó que su cadáver tenían niveles de Polonio 210 dieciocho veces superiores a lo normal a pesar de lo cual la justicia francesa concluyó que "Arafat no fue envenenado, sino que murió de causas naturales".

En cierto modo podría afirmarse que, de ser presuntamente ciertas las afirmaciones sobre el apoyo a Hamas y al mal llamado Estado Islámico, entonces la islamofobia actual es también una creación del sionismo radical, que con sus acciones hace revivir el antisemitismo antijudío.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/101974-sionismo_antisemitismo_e_islamofobia.html