webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
729 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Charlas con Sheij Mohammad Abdullah: el ego, ídolo del ser humano

El ego, una ilusión de quiénes somos, una falsedad creada por miedo e influencias tanto externas como inclinaciones negativas interiores, produce una contracción del mundo del individuo

23/07/2015 - Autor: Sheij Mohammad Abdullah - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

عوذُ بِٱللَّهِ مِنَ ٱلشَّيۡطَٰنِ ٱلرَّجِيمِ
بِسْمِ اللهِ الرَّحْمنِ الرَّحِيمِ

Entienden que lo que realmente es tuyo no es lo que guardas de tu propiedad, sino lo que gastas y regalas a otros.  A’isha (a.s) (la esposa del Profeta) contó que alguien regaló un borrego al Profeta (s.a.w.).  El Profeta distribuyó la carne a otra gente.  A’isha dijo al Profeta, “Sólo queda el cuello para nosotros.” El Profeta respondió, “No, quedó todo para nosotros excepto el cuello” (de “El Camino de caballerosidad” por Ibn al-Husayn al-Sulami, santo sufí 936 c.e.- 1021 c.e.).

La interpretación de lo arriba citado de la religión formal sería que por dar recibirás una recompensa de Dios y eso es verdad pero hay mucho más aquí que eso.  Todo lo visible, de esta vida, es decir lo material, sólo tiene una realidad dependiente, es un reflejo de realidades no visibles.  Tu realidad es un reflejo de tus pensamientos.  Por eso, vigilar y controlar tus pensamientos es de suma importancia.  Todo lo que existe en el mundo fue primero un pensamiento, una idea en la mente de una o más personas y antes de eso existía en el mundo de creación, un lugar en que Dios primero creó todas las potencialidades.

La carne del borrego del hadiz arriba todavía existía después de que fue dado y comido, existía como baraka (bendiciones) en los cuerpos energéticos del Profeta y A’isha, Sus realidades se expandieron.  Nuestras realidades y futuros más allá de esta vida corta se expanden proporcionalmente a la falta de apego a este mundo.  Esta falta de apego se expresa en generosidad, falta de codicia, interés en otras personas, falta de interés personal.  Baraka es la moneda del mundo espiritual, es como moléculas o la materia de las otras dimensiones.  La baraka se acumula en nuestro cuerpo energético también en proporción opuesta a la cantidad del ego de la persona.

El ego, una ilusión de quiénes somos, una imagen de ser, una falsedad creada por miedo e influencias tanto externas como inclinaciones negativas interiores, produce una contracción del mundo del individuo, una solidez física y un encogimiento del mundo de la persona.  Esa contracción material inhibe el crecimiento del cuerpo energético, el cuerpo que vamos a habitar en la próxima etapa de nuestra existencia.  Si el cuerpo energético no se desarrolla en este mundo y vida puede que se estanque para siempre.  Para continuar el desarrollo del alma tenemos que lograr un grado de desarrollo aquí en este mundo primero.  Aquí tenemos el libre albedrío para escoger.  A cada momento la vida nos da opciones para escoger.

El Sheij al-Sulami dijo que el ídolo de cada persona es su ego.  Así que el ego es el provocador de los grandes pecados del ser humano.  Shirk es la asociación o adoración de otros con o en lugar de Dios y según el Corán es el pecado más grande y no perdonable.  La batalla contra el ego debe ser la prioridad número uno de todo sufí y personas que realmente entienden nuestro propósito en la tierra y quiere a Allah.  El sufí tampoco busca recompensa, sólo queremos a Dios.

La presencia de Dios en el mundo es una realidad tangible.  Para sentir esa presencia y recibir Su guía toda nuestra atención tiene que estar en Dios, mover con Dios, trabajar con Dios, comer con Dios y amar con Dios.  El ego forma una barrera entre nosotros y la Energía Divina.

Allah es la fuente de energía que sostiene el universo.  Si Él corta la corriente por un segundo, todo desaparecería.  Todo depende de Allah, no somos nada, no tenemos poder, conocimiento o nada.  Sólo con ese entendimiento podemos terminar el reino del ego y desarrollar la humildad necesaria para romper el apego a este mundo y conectarnos con el Verdadero Poder.

Salam,

Sheij Mohammad Abdullah

La Tariqa Sufí Islámica Qadiri-Rifai Ansariyya
mojamadabdula@gmail.com
Skype: mojamad.abdula 
mohammad.abdullah.18041@facebook.com

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/101827-charlas_con_sheij_mohammad_abdullah_el_ego_idolo_del_ser_humano.html