webislam

Jueves 21 Marzo 2019 | Al-Jamis 14 Rajab 1440
1170 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La Estafa del Evangelio de Bernabé

11/06/2015 - Autor: La Taberna del Derviche - Fuente: La Taberna del Derviche
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Jesús

Desde que en el siglo XVII de la era contemporánea se tiene constancia de un nuevo Evangelio de Bernabé, no confundir con el evangelio original destruido posiblemente después del Concilio de Nicea, los musulmanes no hemos parado de difundirlo y de promocionarlo sin poner el debido cuidado en lo que estábamos haciendo.

Conociendo el autor de este libelo la existencia de un evangelio original perdido, hizo pasar su obra por aquélla, sin embargo, no tuvo demasiado cuidado en ocultar sus errores, más por ignorancia que por descuido, por los que nosotros ahora podemos poner su mezquindad al descubierto.

Deseando quizás acercar al Profeta Jesús a un Islam que había prescindido de él, o de presentar un texto para evangelizar a los cristianos, el autor nos va narrando la vida de un Jesús demasiado islamizado, deseando truncar la realidad para adaptarla a sus intereses. Este cripto-musulmán, quizás de origen español, emulando la estafa de los textos plúmbeos del Sacromonte, otros “evangelios” redactados por moriscos donde se revela el origen árabe de algunos apóstoles para frenar así la creciente islamofobia originada por los Reyes Católicos y la inquisición, paradójicamente nos presenta una obra incluso contraria al Islam, la cual niega que Jesús fuera el Mesías como asegura el Sagrado Corán.

De la misma manera, podemos leer que Jesús reza cinco veces al día en los tiempos indicados para nuestro Salat, aunque sabemos que esos momentos y ese número de oraciones fueron concedidas por Dios exclusivamente a la comunidad del Profeta Muhammad, como se narra en el Viaje Nocturno, teniendo los seguidores de Moisés prescritas tan solo tres oraciones obligatorias, en la mañana, a mediodía y al anochecer.

No quiero decir con esto que Jesús rezase solamente tres veces al día. De la misma manera que nosotros podemos ampliar el número nuestras oraciones, realizando los rakats voluntarios que creamos convenientes, Jesús pudo hacer las oraciones voluntarias que estimara oportunas, pero sugerir que seguía los tiempos de la oración islámica, que se concedieron después de las múltiples subidas y bajadas de nuestro Profeta al Trono de Dios, no sería reverente con la memoria ni del Islam ni del judaísmo que practicaba Jesús.

De la misma manera, cualquier estudioso conoce que los estilos literarios van cambiando a través de los tiempos, por tanto, una obra de hace dos mil años no puede aparecer con un estilo relativamente moderno porque la estafa saltaría a la vista, no obstante, esto sucede con el evangelio de Bernabé, que por desconocimiento de su autor, ni siquiera se molestaría en emular el estilo de los evangelios originales, ni siquiera de otros escritos de hace dos mil años.

Además, para mayor vergüenza, comete el error de asegurar que Nazareth tenía puerto, estando a decenas de kilómetros del mar, por no mencionar que la villa de Nazareth tan solo se componía de unas cuantas casas desperdigadas en un valle de camino a Séforis. Nazareth era tan pequeña que no aparece ni siquiera en los registros hebreos de la época.

Esto dice el Corán: “E hicimos del hijo de Maryam y de su madre un signo. A ambos les dimos cobijo en una colina fértil con agua corriente.” Sagrado Corán 23.50

En este nuevo evangelio, Allah eleva hacia Sí el espíritu de Jesús y pone el espíritu de Judas en su cuerpo para que los romanos lo crucifiquen, algo que ya aseguró Basílides hacia el año 130, divulgando también la extravagante idea de que Jesús se cambió por Simón de Cirene de camino a la cruz, y que fue crucificado en su lugar, conocimiento que, de alguna manera, llegó a manos del autor del texto. No obstante, sabemos que Simón de Cirene, después de ayudar a Jesús, se unió a la proto-iglesia de Jerusalén, y que Judas Iscariote se ahorcó, siendo su cuerpo echado a un campo que después serviría para sepultar a los paganos.

Seamos, por tanto muy escrupulosos. El Corán no dice en ningún momento que Judas ocupara el lugar de Jesús.

“Y por haber dicho: Nosotros matamos al Ungido, hijo de Maryam, mensajero de Allah. Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él, tienen dudas y no tienen ningún conocimiento de lo que pasó, sólo siguen conjeturas. Pues con toda certeza no lo mataron. Sino que Allah lo elevó hacia Sí, Allah es Poderoso y Sabio. Y entre la gente del Libro no hay nadie que, antes de su muerte, no vaya a creer en él. Y el Día del Levantamiento él dará testimonio de ellos. Y a los judíos, por su propia injusticia y por lo mucho que se desviaron del camino de Allah, les prohibimos cosas buenas que antes les estaban permitidas. Y por haber adoptado la usura que ya les estaba prohibida, y haber usurpado los bienes de los hombres con falsedad. Hemos preparado para los que de ellos hayan caído en la incredulidad un castigo doloroso. No obstante a los que de ellos están afianzados en el conocimiento, a los que creen en lo que te ha descendido a ti y en lo que descendió antes de ti, a los que establecen el salat, dan el zakat y creen en Allah y en el Ultimo Día; a ésos les daremos una gran recompensa.” Sagrado Corán 4.155-162.

Desafortunadamente, son numerosas las fuentes islámicas que mencionan este evangelio fraudulento, aceptándolo como verdadero y creyendo a pies juntillas que Judas fue crucificado en lugar de Jesús, algo que no encontramos ni en el Sagrado Corán ni en la Sunna, y que por tanto es una herejía que deberíamos aborrecer.
La Compasión de Allah, que ha salvado a Jesús del martirio en la cruz es un misterio que solo pertenece a Allah y a Sus enviados, como dice nuestro Sagrado Libro, pero que por el influjo de la ignorancia es reinventada y malinterpretada por los hombres, llevando a miles de personas a la confusión.

Como dice el refrán: - Repite una mentira mil veces y harás que se convierta en verdad - Y aunque muchos ulemas de prestigio han aceptado de buena gana esta estafa, no porque una mentira sea repetida por hombres notables la convierte en realidad. Por tanto, hermanos y hermanas musulmanes, tengamos cuidado a la hora de aceptar todo lo que, por tradición moderna, llega a nuestras manos asegurando ser original, no vayamos a ir de una falta mala a otra peor... y Allah sabe más


Anuncios
Relacionados

El Corán y la Sunna 1

Artículos - 09/02/2001

Los secretos que esconde el adhan

Artículos - 23/08/2010

El concepto de culto en el islam

Artículos - 04/09/2010


play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/100774-la_estafa_del_evangelio_de_bernabe.html