webislam

Miercoles 19 Febrero 2020 | Al-Arbia 24 Jumada al-Zani 1441
573 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Charlas con Sheij Mohammad Abdullah: Nada pasa por sí sólo, no hay magia, sólo trabajo

Someternos a Dios requiere fuerza de voluntad, energía, deseo. Para que nuestro dhikr y la meditación funcionen, tenemos que conocernos y controlarnos, o sea, dominar al nafs/ego

30/04/2015 - Autor: Sheij Mohammad Abdullah - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Dios nos envió a este lugar, el mundo con la energía más densa para que podamos mejor experimentar a Su realidad.  Este cuerpo y mundo son el camino hacia la cercanía con Dios.  La clave de la senda hacia Dios es el libre albedrío, aquí en este mundo tenemos el derecho o más bien la obligación, de escoger, tomar decisiones.  Aunque mucho en este mundo y en nuestra vida está más allá de nuestro control, en cada momento hay elecciones que tenemos que tomar.  La mayoría de la gente no ejercita su derecho de libre albedrío, sus elecciones son involuntarias, inconscientes, influenciadas por factores ajenos.

Si tu meta en la vida es espiritual, de hacer una conexión con Dios, es primordial saber lo que es correcto y no correcto, o sea, qué cosas impiden el avance espiritual, bloqueando la conexión con Dios, y qué cosas son necesarias para cumplir nuestra misión en el mundo material.  Entonces con ese conocimiento tomar decisiones, escoger lo correcto y rechazar lo incorrecto.  ¿Cómo se llama a eso?  Fuerza de voluntad.  Debido a las fuerzas negativas tanto externas como internas, son tan fuertes que si no escoges conscientemente lo correcto, las inclinaciones y tendencias negativas te agarran y las consecuencias en tu progreso espiritual serán muy serias.  No hay opciones, tenemos que usar la fuerza de voluntad, trabajar duramente en nosotros mismos o no hay manera de llegar a la meta.  Todos los profetas predicaron lo que es correcto e incorrecto, no lo hubieran hecho si no fuera importante y posible.  Los profetas no predicaron para nada.  Hasta Jesús dijo, “sé perfecto como nuestro Padre en el cielo”, ¿dijo eso sólo porque le gustó el sonido de su voz?

Ya sabes que ciertas emociones son perjudiciales tanto a nuestra salud física como nuestro progreso espiritual.  Emociones negativas tienen efectos dañinos en los órganos internos y también manchan el corazón espiritual e inhiben la conexión y guía divina.

Cada emoción produce una sensación física y distinta.  El primer paso tanto en conocimiento de uno mismo y el control de las emociones es vigilancia del cuerpo y las sensaciones corporales.  Cada vez que sientas enojo, celos, envidia, codicia, odio, arrogancia, lástima por ti mismo, miedo, impaciencia, egoísmo, etc. ¡para! Siente la sensación, conoce la sensación para reconocerla.  Observando y analizando la sensación pon una barrera entre tú y la emoción: tú no eres enojo, el enojo o cualquier emoción dañina es un invasor invitado por tu ego, una personaje irreal, inventado por las circunstancias de la vida, el acondicionamiento familiar, social y cultural.  El ego necesita afirmaciones para continuar su existir, reacciona de formas negativas a cualquier amenaza real o no real, se enoja, tiene miedo, es avaricioso, envidioso, etc., etc. y te lleva con él hasta el fondo.  La relación entre el ego, el cuerpo y la visión mundial de la persona es íntima, cuanto más fuerte es el ego más material se hace la persona, su mundo se encoge, su visión se restringe, su capacidad espiritual empieza a desaparecer.

La observación tanto de nuestras emociones como de los pensamientos que brotan del cerebro es el primer paso en controlar el nafs y el ego.  Sabes que si tus oraciones no son serias y están basadas en deseos egoístas, no servirán.  Igual con el dhikr y la meditación, para que sirvan uno tiene que estar en un estado de sumisión con la atención dirigida a Dios, con un deseo de conocer y servir a Dios.  Puedes ver entonces que aun someternos a Dios requiere fuerza de voluntad, energía, deseo.  Entonces, para que nuestro dhikr y la meditación funcionen, tenemos que conocernos y controlarnos, o sea, dominar al nafs/ego, las emociones y pensamientos negativos.  Nada pasa por sí sólo, no hay magia, sólo trabajo


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/100146-charlas_con_sheij_mohammad_abdullah_nada_pasa_por_si_solo_no_hay_magia_solo_trab.html