webislam

Domingo 23 Abril 2017 | Al-Iznain 27 Rajab 1438
1240 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Excelencias de la peregrinación

“¡Quien hiciera la peregrinación y se abstuviera de toda relación conyugal, ni dijera obscenidad alguna, es como si regresara igual que el día en que nació!” fue relatado por Bujari y Muslim

09/10/2013 - Autor: Mohamed Bellahcen - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


La peregrinación a la Meca (fuente de la foto: AP)

Estimados hermanos en el Islam, en estos momentos se dirigen los musulmanes de todas las partes del mundo a la tierra sagrada de la Meca con el fin de observar el quinto pilar del Islam que es la peregrinación. Éste es descuidado, lamentablemente, por muchos musulmanes que se muestran perezosos a la hora de efectuar esta obligación religiosa a pesar de tener recursos económicos y gozar de buena salud. Esta gente se olvida de la advertencia de nuestro amado Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) a aquellos que incumplen con este grandioso deber aun pudiéndolo hacer, pues quien muere sin haberlo cumplido, habrá muerto una muerte en estado de ignorancia como explicaremos luego, nos refugiamos en Allah, Exaltado, de dicha muerte.

Hablamos el día de hoy de Haŷŷ, y de las virtudes de esta gran práctica de adoración con el propósito de animar a la gente y levantar su moral para que se den prisa en cumplir con este gran pilar de los pilares de la religión y dejen la pereza, que es motivo del incumplimiento de la mayoría de nuestros deberes, de lado.

Antes de mencionar algunas virtudes y excelencias del Haŷŷ, he primero de definir la palabra “Haŷŷ” y resaltar su obligatoriedad en el Islam. “Al-haŷŷ” en la lengua árabe significa  dirigirse y emprender un viaje teniendo como objetivo algo grandioso. Y en la “shari’a” (es decir la legislación islámica) es emprender el viaje hacia la Casa de Allah en la Meca en los meses del haŷŷ con el fin de cumplir con los preceptos de circunvalación de la Ka’ba, el tránsito entre Safa y Marwa, la permanencia en ‘Arafat y los demás ritos cumpliendo con la orden de Allah y solicitando con ello Su complacencia y satisfacción.

En cuanto a su obligatoriedad, pues encontramos en el libro de Allah el siguiente versículo:

(…) Los hombres tienen la obligación con Allah de peregrinar a la Casa, si encuentran medio de hacerlo. Y quien se niegue, ciertamente Allah es Rico con respecto a todas las criaturas

(Corán: 3: 97)

La peregrinación es una obligación de los musulmanes exclusivamente y los no musulmanes están exentos de la misma, pues Said IbnŶubair narró que ‘AbdAllah Ibn ‘Abbas dijo: “Si Ibrahim (que Allah le conceda paz) hubiera dicho: y haz que los corazones de la gente se vuelquen hacia ellos, habría sido una obligación sobre los judíos, los cristianos y toda la gente pero dijo: (أفئدة من الناس) “’afi’datan min annas”, es decir corazones de algunas gentes. Y (من) “mina” en este contexto (للتبعيض) “litab’idh”, o sea que “mina” aquí significa (بعض) “ba’dh” (algunos) y alguna gente como dijo Albagawi hace referencia a los musulmanes. Es más, entre la condiciones que hace obligatoria la peregrinación se encuentra el Islam.

La prueba de la sunnah de que la peregrinación es una obligación es el hadiz de ‘AbdAllahIbn ‘Umar (que Allah esté complacido con ambos) que el Mensajero de Allah (que Allah le conceda paz y bendiciones dijo:

“El Islam ha sido edificado sobre cinco pilares: ‘El testimonio de que no haymás dios que Allah y de que Muhammad es el Mensajero de Allah; hacer la oración; pagar el azaque; la peregrinación a la ‘casa’; y el ayuno de Ramadán’.”

Fue relatado por Bujari y Muslim.

Otra prueba es el hadiz que se transmitió de Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo:

Nos habló el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, y nos dijo:¡Hombres, verdaderamente, Allah os ha impuesto de forma obligatoria la peregrinación. Peregrinad, pues! Preguntó un hombre: ‘¡Cada año, Mensajero de Allah?’ Se mantuvo en silencio y no contestó.Así, hasta que le preguntó tres veces. Entonces, dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: ‘¡Si dijera que sí, os obligaría y no podríais!’ (…)

Fue relatado por Muslim

Esto si es prueba de algo, será de la misericordia del Mensajero de Allah (que Allah le conceda paz y bendiciones) con respecto a su comunidad, pues la peregrinación es una obligación una vez en la vida siempre y cuando se tenga medios y recursos para hacerla y esto, estimados hermanos, es una clara evidencia de la facilidad y la flexibilidad de esta gran religión que no impone a sus adeptos más de lo que puedan suportar.

Hay un consenso entre los sabios y eruditos del Islam sobre la obligatoriedad del haŷŷ y dicen que quien niega esta obligación es considerado incrédulo y habrá apostatado.
Pues quien goce de buena salud, pudiendo cumplir con los ritos del Haŷŷ que requiere cierto esfuerzo físico y tenga recursos económicos necesarios para cubrir los gastos del haŷŷ, ha de darse prisa en llevar a cabo esta prescripción, de otro modo ha de elegir si quiere morir siendo cristiano o judío, pues el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) dijo en un hadiz cuyo significado es el siguiente:

“quien tenga un animal (medio de transporte en los tiempo de antaño) que lo lleve a la Casa de Allah ”.

Alhassan Albasri narró que ‘Umar IbnAljattab dijo: “Pensé en enviar a mis hombres a las distintas provincias para que mirasen si había alguien que tenía recursos económicos y sin embargo no ha efectuado el haŷŷ para que le obliguen a pagar (الجزية)“alŷizya” (el tributo que pagan los no musulmanes en tierra musulmana) dado que no es musulmán”. Dicen los sabios que quien niega la obligatoriedad del haŷŷ no cabe duda de su incredulidad  y que quien cree en su obligatoriedad y no lo efectúa debido a la pereza, pues está en un gran peligro y sólo Allah Exaltado sabe más.

Nos movemos ahora, hermanos en la fe, a nombrar algunas virtudes del haŷŷ para animar a la gente a darse prisa en cumplir con la obligación del haŷŷ. Allah, Ensalzado, prometió a sus siervos peregrinos una gran recompensa y muchos beneficios. De facto, Allah, Glorificado sea, dijo en el Noble Corán:

Para que den testimonio de los beneficios que han recibido (…)

(Corán: 22:26)

Dijo Sheij Muhammad Asha’rawi comentando esta aleya: “la palabra “manafi’” (منافع) es una palabra general, amplía y consiste en todo tipo de beneficios bien materiales mundanales o  religiosos enlazados con el Más Allá. Y no debemos reducir lo que Allah amplió, pues todo lo que está relacionado con la peregrinación de los movimiento de la vida es considerado de los beneficios (…). Luego dice: "la compra y la venta en los lugares del haŷŷ, todo ello son intereses mutuos entre la gente, pues el vendedor te vende y el propietario de la casa te alquila y el taxista te transporta.

Después menciona Sheij como el peregrino aprende el respeto, la educación y los buenos modales incluso con el animal que no puede cazar ni matar (en el estado del ‘ihram (sacralización), tampoco puede cortar árboles. Es más aprende a ser educado hasta con lo inanimado que es considerado el tipo más insignificante entre lo que fue creado, pues se esfuerza en besar la piedra negra y si no consigue hacerlo, señala con su mano de lejos como si le saludara. Esto en cuanto a los beneficios mundanales de los que se beneficia el peregrino  y los que están a su alrededor.

Con respecto a los beneficios del Más Allá, pues el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) dice en el hadiz que relata Abu Huraira (que Allah esté complacido con él):

“¡Quien hiciera la peregrinación y se abstuviera de toda relación conyugal, nidijera obscenidad alguna, es como si regresara igual que el día en que nació!

Fue relatado porBujari y Muslim

Si esto fuera el único beneficio que se obtendría de la peregrinación, habría sido suficiente, no obstante, las virtudes de la peregrinación y sus excelencias son tantas que no podemos mencionar en un solo sermón pero mencionaremos algunas de ellas para hacer que los musulmanes se interesen por ella.

De entre sus excelencias se encuentra el hecho de que los peregrinos son invitados de Allah, pues Abu Huraira relató que el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) dijo:

“Los peregrinos  y los que efectúan la visita menor son delegaciones de Allah (es decir, susinvitados), (imagínense por un momento lo que una persona prepara para sus invitados y lo hospitalario que se muestra con ellos cuando es visitado, sobre todo si quien lo visita es alguien importante, y esto es de un humano hacia otro humano, pero aquí hablamos de lo que prepara el Señor de los humanos a los humanos), si Lo suplican, responderá su súplica, y si Le piden les concederá lo que deseen y si Le solicitan perdón les perdonará”

Transmitido por IbnMaŷah

El haŷŷ es un motivo para entrar al Paraíso, pues el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) dijo: 

“¡Una peregrinación menor (‘Umra) hasta otra, cubre las faltas que ha habidoentre ambas. Y una peregrinación mayor (Hayy) impecable (bien cumplida), no tiene otra recompensa menor que el Jardín!”

Lo relataron Al Bujari y Muslim

La  palabra مبرور que fue traducida por impecable o bien cumplida significa una peregrinación que no ha sido impurificado por los pecados.

En muchos hadices se compara el haŷŷ con (جهاد) (ŷihad), es decir luchar por la causa de Allah.

Vino un hombre al Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) y le dijo: soy un cobarde, una persona débil, entonces el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) le dijo: “Vámonos a un ŷihad en el que no hay espina”, queriendo decir un ŷihad en el que no hay combate. Transmitido por Attabarani y AbdArrazaq.

Aisha, Allah esté complacido con ella, dijo:“¡Oh Mensajero de Allah, vemos que la lucha por Allah (Yihad) es la más preferible de las acciones! ¿Porqué no luchamos, pues?Dijo: ‘¡Sin embargo, el mejor ‘Yihad’ es hacer una peregrinación impecable!” Lo relató Bujari. Aisha dijo: no he dejado de hacer la peregrinación desde entonces.

A parte de esto, la peregrinación y la visita menor que son efectuadas continuadamente borran los pecados y refutan la pobreza como dijo el Profeta (que Allah le conceda paz y bendiciones) en el hadiz que fue transmitido por Annasa’i y Tarmidhi.

Concluyo esta jutba diciendo que quien tenga medios económicos y capacidad física para efectuar la peregrinación, debe apresurarse a hacerla y  no debe aplazarla sin una excusa legítima dado que la persona no sabe lo que pueda pasar en un futuro. Pues uno puede  enfermarse, empobrecerse, morir o le puede pasar cualquier otra cosa que le impida peregrinar. Por ello, el Mensajero de Allah (que Allah le conceda paz y bendiciones)  dijo en un hadiz cuyo significado: “Apresúrense en hacer la peregrinación puesto que uno desconoce lo que le pueda ocurrir (en un futuro)

Todo lo que he dicho de bien el mérito es de Allah y los errores ha de atribuirse a mi débil ser y al demonio. Y alabado sea Allah, el Señor de los mundos y la paz y las bendiciones de Allah sean con Su Mensajero, sus familias, sus compañeros y sus seguidores hasta el día del juicio.

Nota: Sermón del viernes en la mezquita Almuhsininde Puerto Rico el día 4 de octubre 2013 / 28 Dhu ‘Alqi’da 1434 H.


Anuncios
Relacionados

La verdadera Peregrinación

Artículos - 10/10/2001

Mi viaje hacia la Kaaba

Artículos - 08/02/2002

En la peregrinación hombres y mujeres rezan codo con codo

Artículos - 11/03/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/91342-excelencias_de_la_peregrinacion.html