webislam

Miercoles 23 Julio 2014 | Al-Arbia 25 Ramadan 1435
1153 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

La educación en valores: los valores democráticos

Los valores son los principios indispensables básicos tanto de las personas como de las comunidades

25/01/2013 - Autor: Omer Ahmet Sarimurat - Fuente: Revista Cascada
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


¿Podemos enseñar valores democráticos dentro del sistema escolar?

Es necesario que las personas entiendan los valores, las ideas y las prácticas de su sociedad. Los valores se refieren a nuestro propósito en la vida y se utilizan como principios guía. Por tanto, los valores son los principios indispensables básicos tanto de las personas como de las comunidades. El propósito principal de este estudio es explicar lo que entendemos por valores para, a continuación, analizar la importancia de los valores democráticos para la sociedad y la educación. En primer lugar, describiré los valores y la importancia de estos en la sociedad actual, y a continuación, me centraré en la definición de los valores democráticos en el ámbito educativo.

¿Qué son los valores? Parker (2005) define los valores como aquello por lo que vale la pena luchar, lo que es correcto, incorrecto o deseable, lo que es importante, lo preferible, aquello que constituye la base de una vida digna, y también aquello que puede valer la pena sacrificar en la vida de una persona. Los valores son los patrones que utilizamos para juzgar el comportamiento humano. Son concepciones abstractas y no pueden ser observados directamente, sino que emergen de nuestras decisiones y acciones. En la sociedad, los valores cambian de una cultura a otra, pero casi todas las sociedades tienen ciertos valores comunes, como por ejemplo los valores estéticos (lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo), valores éticos (honestidad, respeto, veracidad, amor, confianza y gratitud), valores morales (honestidad, respeto, responsabilidad, compromiso, ayuda, cooperación, coraje, confianza, estabilidad); valores sociales (igualdad, paz, libertad, derechos humanos, democracia, independencia, ecologismo, orden social, amor, equidad, seriedad, civismo, honradez, lealtad), valores universales (multiculturalismo, derechos humanos, democracia); valores de la democracia (derechos y libertades fundamentales de la persona —derecho a la vida, libertad y la búsqueda de la felicidad—, justicia, igualdad de oportunidades y diversidad).

Como vemos, existen muchos tipos de valores descritos en la literatura, la mayoría de los cuales se superponen y forman combinaciones mixtas. Es posible evaluar los valores sociales, universales y democráticos en una misma categoría. Todos estos valores se complementan mutuamente. Los valores individuales y sociales son comunes para todas las sociedades.

Según Feather (1994), los valores son creencias generales acerca de los comportamientos sociales y objetivos que incluyen las dimensiones del bien y del mal e implantan una moral imperativa y una necesidad. Estos valores representan las mejores cosas, las más precisas y útiles dentro de una determinada sociedad. No son meros deseos personales o reivindicaciones, más bien son valores que han sido aceptados por los grupos y comunidades en aras del bien común. Tienen la cualidad de ser deseables y el aval de las propiedades comunales (Citado Hogg y Vaughan, 2007). Silah (2000) los considera como los mecanismos más importantes de la sociedad. Forman parte integral e inseparable de la cohesión social. Una comunidad que adopta y se reúne alrededor de un mismo objetivo establece tanto valores individuales como sociales. Estos valores se transmiten y protegen de una generación a otra.

Para algunos investigadores, valores como la lealtad, el amor y la amistad, el respeto, la capacidad de lograr algo, la honestidad y la responsabilidad, el conocimiento y la comprensión, la satisfacción y la sensación de paz, la riqueza, la influencia en los demás o el poder, son generalmente aceptados en todas las sociedades. Rokeach (1968) sugiere que muchos valores son similares en todo el mundo y se dividen en dos tipos, los valores principales y los valores de ayuda. Los valores principales son valores deseables, tales como vivir una vida cómoda y emocionante, una vida con integridad (sentido de éxito), un mundo de paz, un mundo de belleza, la igualdad, la seguridad familiar, la libertad, la felicidad, la disposición interior, la seguridad nacional, la satisfacción, la liberación, la salvación, la autoestima, la aceptación social (reconocimiento), la verdadera amistad, la sabiduría.

Los valores de ayuda son los deseos y actitudes, como por ejemplo, la ambición (pasión), una mentalidad abierta, ser capaz, alegre, inocente, valiente, compasivo, amable, honorable, creativo, independiente, intelectual, lógico, cariñoso, obediente, educado, responsable y auto-adaptable. La mayoría de estos valores surgieron de las relaciones sociales y son la base del código cultural de la sociedad.

Durkheim afirmó que la sociedad debe mantener suficiente homogeneidad como para conducir a su pueblo a una vida ordenada, y que esta homogeneidad puede ser posible sólo a través de una educación que instruya a todos los jóvenes por igual. Crear y desarrollar oportunidades sociales —psicológicas, mentales y morales— en los deseos del niño son algunos de los objetivos más importantes de la educación (Ergün, 2009).

Se requiere que algunos valores sean adquiridos por el propio individuo a fin de entrar en el sistema educativo y mantener la armonía en la sociedad, ayudando a que la sociedad mantenga una meta común reuniéndose en torno a un mismo objetivo (Tezcan, 1991). Por tanto, los valores y la cultura están protegidos mediante su transferencia de generación en generación. La educación basada en valores desempeña un papel importante en la transferencia de los valores y la cultura a las generaciones futuras. Además, la educación basada en valores es un proceso que ayuda a los estudiantes a asumir dichos valores.

Actualmente, en muchos países, los estudiantes de todas las clases y disciplinas son educados para ser futuros ciudadanos y miembros adultos de la sociedad.

Generalmente, la educación basada en valores es una parte del sistema educativo de un país y estos valores, en su mayoría individuales y sociales, normalmente son recomendados directamente por las autoridades. No sólo se imparten en el sistema educativo, sino que aparecen también en los libros de texto y en los planes de estudio.

En una sociedad en desarrollo, son las escuelas las que reflejan los valores de la sociedad, valores como la autodisciplina, el consenso, la igualdad, la tolerancia, la justicia, la lealtad, la honestidad, la libertad, etc. Según Parker (2005), los valores personales atañen simplemente a aquello que les gusta a los individuos, si prefieren las películas a la televisión, el color amarillo al azul, montar en bicicleta a correr. En la actualidad, las sociedades industrializadas ofrecen una cantidad increíble de opciones: cómo pasar nuestro tiempo, qué carrera elegir, qué ropa comprar y vestir, dónde vivir, qué marca de productos consumir, qué pasatiempos y actividades de tiempo libre desear, y cómo gastar el dinero. De hecho, cada decisión responde a las preferencias personales. Por lo tanto, en la tarea educativa, los educadores deben enseñar los valores democráticos en lugar de los personales.

Actualmente, muchos países han implantado valores individuales y sociales en su sistema educativo, pero se han olvidado de los valores democráticos. Parker (2005) indica que los valores democráticos son aquellos que las personas tienen en común junto a sus muchas diferencias. Los valores democráticos son valores generales. Surgen de ciertas circunstancias históricas y conflictos. Mientras que los valores individuales se basan en las normas culturales y sociales, los valores democráticos dependen fundamentalmente de las normas. En los Estados Unidos, los valores democráticos se expresan en documentos legales y públicos. Por ejemplo, los fundamentos filosóficos de los valores democráticos están basados en la Declaración de Independencia, la Constitución de los Estados Unidos, la Declaración de Derechos, la Convención de Seneca Falls, y en los discursos de Martin Luther King, Jr., Abraham Lincoln, y otros muchos. Hoy en día, la adopción de los valores democráticos está muy extendida.

Existen muchos ejemplos históricos en los cuales los componentes fundamentales de la democracia fueron sancionados legalmente. Después de la conquista de Estambul, Fatih Sultan Mehmet instauró el Sistema Nacional Otomano (Osmanli Millet Sistemi) enmarcado en valores democráticos. Según este sistema, los diferentes grupos confesionales fueron capaces de llevar sus asuntos legales en distintos tribunales diseñados de acuerdo con sus tradiciones religiosas y culturales.

Resulta difícil separar un código de valor de otros valores democráticos. Los derechos individuales sancionan tanto los valores democráticos como los sociales, así como los valores individuales. Los actuales cambios sociales muestran a los valores modernos sustituyendo a los valores tradicionales con vistas a la reconciliación social en el mundo.

Por lo general, en el sistema educativo enseñamos valores individuales y sociales. Pero, ¿podemos enseñar también valores democráticos dentro del sistema escolar? La respuesta es simplemente sí, podemos enseñar valores democráticos y debemos hacerlo. Sería difícil exponer aquí todos los argumentos, pero quiero, sin embargo, explicar el concepto de diversidad a fin de clarificar la cuestión. La diversidad es inevitable en la sociedad democrática; este concepto es percibido cada vez más como un valor de creciente importancia. Actualmente, los profesores trabajan con diversidad de estudiantes, en particular en lo que se refiere a la lengua, la cultura, la raza, etc. Por eso los estudiantes quieren conocer las diferencias en todos los aspectos de la vida dentro de una sociedad democrática. Los valores individuales son necesarios pero no son suficientes por sí solos, por lo que la educación basada en valores también debe formar parte de la sociedad democrática. A fin de formar a los ciudadanos del futuro para ser ciudadanos del mundo, los estudiantes deben abrazar los valores democráticos y la sociedad del futuro debe construirse sobre esta base. En la actualidad, los países en desarrollo tienen muchos problemas relacionados con la nacionalidad, la religión, la raza y el sexo, la mayoría de los cuales son consecuencia de la falta de valores democráticos.

Estos problemas se resuelven con los valores democráticos. En muchos países, la educación en valores está ya implantada en los sistemas educativos. Como dijimos anteriormente, Estados Unidos es uno de estos estados construidos en la sociedad democrática y donde es cierto y posible ver la democracia en los diferentes estratos de la sociedad.

Generalmente, las sociedades que han adoptado los valores democráticos no tienen conflictos ni problemas sociales surgidos de las diferencias de raza, sexo, religión, región, color, etc. Hay muchas razones para que esto sea así. Los valores democráticos son catalizadores en la prevención de los conflictos que puedan surgir entre los diferentes grupos, compañeros, amigos, y entre las naciones, generando integración social, aceptación y reconocimiento. En una sociedad democrática, las personas tienen una perspectiva que abarca tanto a condiciones locales como universales, y se espera de ellas que cumplan un servicio esencial para la comunidad en relación con el bien común. Cada persona goza de libertad de expresión y de oportunidades para expresar sus ideas y sentimientos, ya que sus derechos de protección y felicidad están reforzados. Actualmente, muchos de los valores individuales y sociales existentes en nuestro mundo, así como el tema de los valores democráticos, están teniendo una mayor presencia en la educación. En este contexto, los estudiantes deben aprender y adoptar los valores en sus planes de estudio, tanto del formal como del oculto. De hecho, ambos programas tienen un profundo impacto relacionado con lo que aprenden los estudiantes sobre los valores individuales y sociales. La realidad es que el sistema educativo de muchos estados aún no ha asumido los suficientes valores democráticos en ambos planes de estudio. A menos que las escuelas o instituciones educativas ofrezcan a sus alumnos un programa de valores democráticos y de comportamiento, los estudiantes no aprenderán de manera eficiente dichos valores. Howe y Covell (2005) afirman que «los valores democráticos deben reflejarse tanto en los planes de estudio, a través de la enseñanza explícita, como a través de los códigos de conducta del plan de estudios oculto, de las líneas directrices y de las interacciones en el aula en el contexto de ese modelo de democracia y del respeto de los derechos de todos». La ciudadanía democrática puede surgir al reflejar la educación a través de los valores democráticos en ambos planes de estudio. En este sentido, somos responsables de ayudar a los niños a desarrollar una apreciación de los valores democráticos fundamentales además de ofrecerles la ayuda necesaria para desarrollar un sentido de compromiso y de apego a aquéllos.

 

Sarimurat lleva a cabo un doctorado en Educación de Ciencias Sociales en los EE.UU.
Referencias
Buyukcelebi, I. (2003). Islam Como Un Modo de Vida, The Light Inc., 2006
Ergün, M. (2009). Eğitim Felsefesi, Ankara: Pegem Akademi.
Hogg, A. M. y Vaughan, M. G. (2007). Sosyal Psikoloji, Ankara: Ütopya Yayınevi.
Howe R.B. & Covell. K. (2005. Empowering Children (Children’s Rights Education as a Pathway to Citizenship), Canada: University of Toronto Press.
Parker, C. Parker. (2005). Social Studies in Elementary Education, Nueva Jersey: Pearson Education, Inc.
Rokeach, M. (1973). The Nature of Human Values. Nueva York: Free Press.
Silah, M. (200). Sosyal Psikoloji (Davranış Bilimi). Ankara: Gazi Kitabevi.
Tezcan, M. (1991). Eğitim Sosyolojisi, Ankara.

Anuncios
Relacionados

Red Islam

Directorio - 16/07/2007

Comunidad Islámica de Antigua.

Directorio - 19/09/2009

Comunidad Islámica Ibn Rochd

Directorio - 23/09/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
play

Dikri Abaay Abaay Soomaali Maay Ah

22/07/2014 | AmaandHoorey

Misterios de la Noche del Poder

24/10/2005 | Sheikh Muzaffer Ozak al Yerrahi al Halveti

Las excelentes propiedades de Lailat al-Qadr

19/10/2006 | Sheikh Abdelkader al-Yilani

Después del conflicto, la paz

22/07/2014 | Bert Hellinger

Asalto a campo de gas en Siria causa la muerte de 360 personas

22/07/2014 | Redacción Onmia

El banco de los BRICS

22/07/2014 | Oscar Ugarteche

Sentencias de Sabiduría en el Sagrado Corán - III -

21/07/2014 | Comentario de Francisco López

La ofensiva israelí en Gaza deja más de 400 muertos

21/07/2014 | Redacción

Cartografía de la hospitalidad-trashumancia

19/07/2014 | Reyna Carretero Rangel
play

La illaha illa Allah

20/07/2014 | sufi splendor
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/83278-la_educacion_en_valores_los_valores_democraticos.html