webislam

Sabado 19 Agosto 2017 | As-Sabat 26 Dhul-Qaadah 1438
1648 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Entrevista con el escritor Pablo Cerezal

Pablo Cerezal es un escritor, viajero, fotógrafo y colaborador en distintas ONGs. Los cuadernos del Hafa, cuya historia transcurre en Marruecos, tiene como punto de partida el mítico Café Hafa.

21/12/2012 - Autor: Najmi abdelkhalak - Fuente: www.diariocalledeagua.com
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Pablo Cerezal, escritor español

¿Cómo y cuándo le surgió la idea de escribir esta obra?

Esta obra se lleva escribiendo desde hace años, muchos, tantos como llevo conociendo y amando Marruecos e incluso muchos más. El hecho de publicar mi primera novela a tan avanzada edad no resta un ápice de verdad al hecho de que siempre me he considerado, por encima de todo, escritor. Conocí la literatura mucho antes que el amor y Marruecos a la par que éste, por eso ambos tenían que dar fruto, y decidieron hacerlo hace poco más de un año con Los Cuadernos del Hafa.

-¿Cree usted que Tánger ha vuelto a recuperar el esplendor que tenía antes, durante la época dorada en que Tánger era una ciudad internacional?

Considero que la época dorada del Tánger Internacional que citas sólo es una quimera cultural que existió únicamente para que aquellos que no la vivimos pudiésemos soñarla y acercarnos así al Tánger real, que poco o nada ha cambiado: el Tánger de los tangerinos (y aquí incluyo a los de adopción, e incluso a aquellos que, como yo, la consideran inevitable cruce de caminos en su recorrido vital), el de los paseos somnolientos por la Medina, los flujos y reflujos migratorios con toda su embriaguez de pobreza y esperanzas rotas, y las charlas despreocupadas en el zoco. Tánger es una ciudad viva y, como tal, cuajada de contradicciones y altibajos. La Tánger Internacional de aquellos años es una ficción deliciosa que únicamente ayudó a intensificar esas contradicciones que hoy continúan insuflando vida a esta ciudad inmortal.

-A pesar de que solo unos 14 kilómetros, apenas una Calle de agua como definió el antiguo consul español en Tánger, Tomás Solís, separa España de Marruecos muchos jóvenes españoles desconocen la cultura marroquí, a su juicio, ¿a qué se debe esto?

La única razón es la misma por la que en todo el mundo ‘civilizado’ se decide ignorar cualquier influencia externa que ponga en peligro nuestra supuesta comodidad: miedo. Miedo al otro, al extraño, al extranjero (que es lo mismo), al incómodo visitante que puede derrumbar de un soplo el castillo de naipes de nuestras convicciones. Miedo a pensar y encontrar en nuestros pensamientos más dudas que certezas respecto al mundo que habitamos. Desgraciadamente, hoy día, en España como en el resto del orbe ‘civilizado’, lo único que nos atrae de las culturas ajenas es la ficticia enormidad económica que nos venden los mercados, o la exótica chamarilería turística de los países ‘otros’, los de culturas opuestas...los países musulmanes, por ejemplo, y su tropel de paseos guiados por el zoco a la búsqueda de objetos artesanos con los que poder vanagloriarnos ante nuestros conciudadanos una vez finalizado el viaje. Las similitudes y concomitancias con las culturas que nos obligan a considerar ajenas son demasiado intensas como para que un joven español, normalmente abducido por los falsos oropeles de la ‘modernidad’, se esfuerce por comprenderlas o conocer sus raíces. Aunque he de añadir que, lamentablemente, más desidia existe entre la población adulta, aunque no lo parezca.

-¿Qué significa y representa para usted el mítico café Hafa de Tánger?

Imagino que lo mismo que para todo aquel que haya viajado a Marruecos sólo por sentarse a una de sus vetustas mesas, y que ya incluyes en tu pregunta: un mito. Algo así como el Parnaso para los antiguos griegos. En mi caso personal ni puedo ni quiero ignorar mi educación sentimental, y lo mucho que en ella han influido tantas de las personas que se sentaron, alguna vez, a fumar hachís y observar la puesta de sol, en el Hafa. El Hafa es el reflejo distorsionado y exquisito de todo un pasado de explosión contracultural que, desgraciadamente, quedó en poco, o nada, a la vista de la estulticia creativa que envenena los tiempos que nos ha tocado vivir. Personalmente, como buen mitómano, prefiero acomodarme en el pasado.

-Después de haber viajado por todo Marruecos, ¿qué impresiones tiene sobre la gente, la cultura, los, hábitos y las costumbres de este país vecino?

Muchas, muy variadas, y tremendamente contradictorios. Amo Marruecos, en el más profundo de los sentidos, ése que implica una dualidad entre la devoción y el rechazo, el mismo que nos hace perder la cabeza por otra persona. La gente, la cultura, los hábitos y costumbres marroquíes sólo son constatables en la medida en que estemos dispuestos a etiquetar la vida, y ya dije que soy poco amigo de las etiquetas. Sólo puedo decir a todo aquel que no se haya acercado a Marruecos que rompa las barreras que le impiden hacerlo y naufrague sin miedo en la orgía sensorial y sentimental que, como cada cultura, Marruecos está dispuesta a ofrecer sin recibir nada a cambio. Salvo que quien lo haga sea demasiado adicto a la monogamia… allá él.

-Un crítico de su libro ha señalado que su obra “se lee como si uno tratara de pasear por las calles que describe el narrador” ¿Hasta qué punto es cierta esta afirmación?

No soy yo quién para confirmar o desmentir las sensaciones de un lector. Pero me agrada que alguno de ellos haya sido capaz de viajar conmigo y, sobre todo, de jugar: jugar a pasear las calles de Tánger, por ejemplo, porque considero mi novela como puro juego. Así fue creada y así considero que debería leerse. Pero eso es sólo la opinión del autor, que poco o nada vale una vez las páginas que ha escrito son aprehendidas por un lector. Y, para colmo, la opinión a día de hoy de un autor que cambia de opinión a cada poco.

-¿Cómo podemos catalogar esta obra? ¿Novela, diario de viaje, poesía, autobiografía, ficción histórica…?

Sinceramente me incomodan las etiquetas, en la literatura y en la vida. Pero de ponerle algún sello, a día de hoy, robaría el que uno de mis lectores utilizó: artefacto literario, porque ahí radica el espíritu que animó su escritura. Aunque bien mirado … casi prefiero que siga dividiendo a los lectores entre cualquiera de las opciones que indicas, ya que así me lo han hecho saber y eso me advierte de que, a pesar de lo que pensaba al redactar el último párrafo, se trata de una obra viva. Para éstos libro de viajes, para los otros, prosa lírica y onírica, para aquéllos diario íntimo...yo, ya digo, sólo la considero un artefacto literario tras el que esconder una estúpidamente romántica historia de amor. Tal vez debería volver a leerla, quién sabe, es posible que después sostuviese una opinión distinta.

-Munir, el protagonista dice en un fragmento “la realidad no es la que vemos sino la que inventamos”.

Totalmente de acuerdo con Munir. Si no tenemos capacidad para inventar la realidad que nos circunda… definitivamente estamos muertos, o peor aún: hemos caído en la trampa y dejamos que otros la inventen para nosotros. En cualquiera caso… la realidad es la más perfecta de las ficciones, o viceversa.

-Usted en la obra da voz en primera persona a Brian Jones, William S. Burroughs, Jack Kerouack, el matrimonio Bowles, Anita Pallenberg y Brion Gysin. ¿Tiene la información suficiente sobre estos personajes míticos de Tánger como para cometer tal atrevimiento?

Antes de nada aclarar que no doy voz en primera persona a todos estos personajes, únicamente a Brian Jones Y William Burroughs, el resto son personajes secundarios o acompañantes que sí, hablan, sienten y se expresan pero únicamente lo hacen para mejor explicar los sentimientos de esos otros a los que sí he decidido dar voz y vida de una manera alejada de las numerosas biografías, o incluso hagiografías que ya tantos otros les han dedicado. No pretendo con mi obra trasladar al lector toda la información que la mitomanía me ha obligado a atesorar sobre estos personajes, sólo darles voz para que se defiendan de su historia que, al fin, es la que han decidido escribir otros. Ignoro si salen mal o bien parados, pero creo que es un acto de justicia poética reintegrar a Brian Jones y William Burroughs la voz que tantas páginas y años de estudios les han robado. Eso es lo que he intentado, no pretendo haberlo logrado pero considero que ellos se merecían el esfuerzo. Conozco mucho y amo con pasión a todos estos personajes por lo que crearon. Su vida, que es la que expongo, no tiene la mayor importancia, sólo pretendía jugar y, ya digo, impartir unas migajas de justicia poética. Espero que vengan otros a contradecirme para seguir engrandeciendo lo que de humano tuvieron esos personajes, no sólo lo que constituyeron como referente cultural de una época y modo de sentir ya perdidos. La “deformación” de hechos históricos que atañe a dichos personajes, en mi obra, forma parte de mi imaginario cultural desde hace mucho. Por tanto puedo afirmar, como Munir, que la realidad no es la que vemos sino la que inventamos. Desde el conocimiento profundo a la elucubración.

-¿Cuáles son sus escritores favoritos o qué más le han marcado?

Necesitaríamos otra entrevista para cumplimentar esta petición de respuesta y...por supuesto, tal entrevista debería hacerse al menos cada dos meses, que es el tiempo prudencial para no parecer demasiado insistente y para que yo haya cambiado de opinión con conocimiento de causa. Pero pasarán los años sin que varíe un ápice mi devoción por Francisco Umbral, Juan Goytisolo, Henry Miller y Arthur Rimbaud… por ejemplo.


Anuncios
Relacionados

Tánger y el café hafa: la frontera inexistente

Artículos - 20/07/2013

Memoria de Tánger

Artículos - 20/08/2005

Ibn Battuta: el tangerino que abrazó el horizonte

Artículos - 01/10/2005


1 Comentarios

Nuria Ruizfernan dijo el 04/01/2013 a las 12:57h:

buen artículo e interesante el escritor


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/81923-entrevista_con_el_escritor_pablo_cerezal.html