webislam

Lunes 26 Junio 2017 | Al-Iznain 01 Shawwal 1438
1331 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Muhammad: el ser humano más perfecto

El Profeta (que Allah le bendiga y otorgue paz) como un excelente y perfecto modelo para toda la humanidad

26/07/2012 - Autor: Mohamed Bellahcen - Fuente: Webislam
  • 14me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Caligrafía de Muhámmad

Ciertamente las alabanzas pertenecen a Allah, Le alabamos, Le solicitamos perdón y nos refugiamos en Allah de los males de nuestro ser y de nuestras malas acciones. A quien Allah guía, no hay quien lo desvíe y a quien Allah desvía no hay quien lo guíe. Atestiguo que no existe divinidad que merece ser adorada salvo Allah, Único sin asociado y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero. ¡Oh Allah bendice a Muhammad, a su familia, y a sus compañeros y concédales paz!

En esta pequeña charla, os hablaré sobre el Profeta Muhammad (que Allah le bendiga y otorgue paz) como un excelente y perfecto modelo para toda la humanidad. No cabe duda que hay muchas personas que puedan ser tomadas como modelos a seguir pero la pregunta que se nos plantea ¿hay acaso algún humano que no sea Muhammad (que Allah le bendiga y conceda paz) que pueda ser tomado como ejemplo y seguido en todo y cada uno de los innumerables aspectos de la vida humana?

El primer punto al que quiero aludir es que todos los profetas y mensajeros de Dios de antaño nos pueden servir de modelos, dado que fueron personas que Dios mismo eligió para sacar a la humanidad de las tinieblas y  la oscuridad de la ignorancia y el politeísmo a la luz del conocimiento y el monoteísmo. Todos ellos podrán ser tomados como modelos de la perfección humana pero el problema con el que nos encontramos es que no tenemos suficiente información acerca de ellos, y lo que nos llegó a través de las escrituras sagradas tan sólo arroja luz sobre determinados aspectos de sus vidas. Tan sólo unos pocos incidentes sobre algunos profetas, tales como Noé, Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, José, Moisés, Zacarías, Juan y Jesús (que Allah les bendiga y otorgue paz a todos) entre otros, fueron conservados a las generaciones posteriores. Es más, la mayoría de estos incidentes que aparecen en la Biblia, por ejemplo, y otros libros de historia son estimados falsos e incompletos por los teólogos e historiadores.

Es cierto que el Noble Corán hace mención de estos enviados de Dios y otros pero los datos que nos ofrece, a parte de su excelente comportamiento y perfecta moral en algunas circunstancias, son muy escasos y no podrían servir de modelos en todas las facetas humanas. Sin embargo, no hay nada que se queda en el tintero sobre la vida del el Profeta Muhammad (paz sea con él), lo sabemos absolutamente todo sobre su él. Sus compañeros nos hicieron llegar todo incidente relativo  a su vida: su forma de hablar, sus oraciones, su forma de asearse, peinarse, vestirse, caminar, sentarse, dormir, y tumbarse, su forma de dirigir la oración y la guerra, sus tratados de paz, sus matrimonios, esposas, hijos, nietos, amigos, su trato con los judíos, cristianos e idolatras, sus hábitos, sus gustos y disgustos, su caridad, piedad,  modestia, valentía, paciencia, clemencia, sus viajes, su devoción y culto, su forma de llamar a la gente al Islam, sus cartas y correspondencias a los emperadores y gobernadores del mundo, su inteligencia, su humor, sus oraciones en el hogar, sus ayunos, su forma de recitar el Corán, su manera de relatar historias, su forma de comer, sus súplicas, su forma de sonreír, sus frutas preferidas, sus bebidas, etcétera. Es más, sabemos hasta su vida íntima y su trato privado con sus esposas en la alcoba. Dice Sayid Sulaiman Nadawi en su libro El Profeta Ideal: “No hay nada que permanezca oculto en la oscuridad, nada perdido; todo lo que los musulmanes necesitan saber de él para la edificación de sus almas lo tienen a su disposición” (91).

En segundo lugar, quisiera poner de manifiesto que los profetas de antaño, pueden ser tomados como modelos  para la humanidad pero a parte del hecho de que sobre los cuales no hay suficiente información, nos vemos enfrentados a otro dilema y es que la mayoría  de ellos no pueden ofrecernos un modelo “que pueda servirnos como patrón para toda clase de personas que comprende las distintas circunstancias y estados  de las emociones humanas” (El Profeta Ideal: 98). Isa (Jesús) (que Allah le bendiga y conceda paz) no puede ser tomado como ejemplo de un padre afectuoso o esposo cariñoso puesto que nunca se casó ni  fue padre. Sulaimán (que Allah le bendiga y otorgue paz) no puede ser modelo para un pobre porque no experimentó la pobreza ni sintió sus penalidades. Tampoco puede servirle de modelo a un súbdito y gobernado porque heredó el reino de su padre David y vivió toda su vida como rey. De modo que, cada uno de los profetas puede ser seguido por determinadas personas y en determinadas facetas de sus vidas. Pues ¿cómo puede Jesús iluminar la vida de un casado o de un padre si él vivió toda su vida soltero? o ¿cómo puede Sulaimán ser modelo de personas gobernadas si él nunca había sido gobernado? 

Muhammad (paz sea con él) vivió soltero hasta los veinticinco años y luego se casó con Khadiya con la que vivió quince años, estuvo viudo un periodo de tiempo y volvió a casarse. Se casó con varias mujeres y tuvo hijos. Pasó hambre y sintió las calamidades de la pobreza cuando fue boicoteado en Shi’b de Bani Talib junto a su familia, pero también llevó una vida de rico cuando era un exitoso comerciante de Meca y cuando mucho más tarde fue dueño de los tesoros de Bahréin. Fue padre y perdió a todos sus hijos en su vida menos a Fátima quien murió seis meses después de él. Fue súbdito en la sociedad Quraishí gobernada por el sistema pagano pero también fue rey de Arabia. Venció en muchas batallas tales como las de Badr, el Foso y Hunain y fue derrotado en Uhud. Fue alumno de Gabriel y maestro de todos sus Compañeros y su comunidad hasta el fin de los tiempos. Fue administrador de tierras y terrenos y árbitro quien resolvía los conflictos de la gente.  En definitiva, su vida abarcó todas las facetas humanas, y es por ello que es la única persona que pueda servirnos de referencia seamos quien fuéremos y estemos en la situación en la que estuviéremos.

Sayid Sulaiman Nadawi compara la persona del Profeta Muhammad con los demás profetas diciendo: “Si comparáramos la vida y la personalidad de cada profeta de Dios con una tienda, en cada una de ellas se vendían artículos de un único producto; sin embargo, la de Muhammad sería un surtido almacén en el que aparecerían bienes de todo tipo de forma que podrían verse satisfechas las necesidades de todo el mundo” (Idem: 99).

El tercer punto que quiero recalcar es la manera en la que fue conservada la tradición profética. Todo lo que el Profeta Muhammad (que Allah le conceda paz y bendiciones) hiciera o dijera fue memorizado por sus Compañeros tal y como él mismo encomendó y este conocimiento fue transmitido a la siguiente generación quien a su vez se lo enseñó a las venideras generaciones hasta que nos llegó a nosotros. La metodología de conservar las tradiciones y hechos relativos al profeta fue una preocupación de muchos eruditos musulmanes  puesto que la sunna constituye la segunda fuente de legislación islámica después del Noble Corán. Hubo muchos musulmanes tales como Imam Ahmed, Albujari, Muslim, Ibn Maya, Annasa’i entre otros que dedicaron todas sus vidas a la recopilación de la tradición profética y a su estudio, y lo hicieron de la manera más eficaz posible llegando a forjar “’ilm Mustalah alhadiz”, es decir, la ciencia del hadiz. La cual se dedica a estudiar ‘al-isnad, es decir la cadena de las personas transmisoras del dicho profético entre el Compañero que vio o escuchó al Profeta y el compilador, y el matn, es decir el texto propiamente dicho. Este fue sometido a un análisis filológico, de comparación con otras tradiciones similares, comparación con el Sagrado Corán, el contexto en el que fue proferido, etc.   (Sahih Muslim: 10). Queda claro que es Allah, Enaltecido sea,  quien utilizó a esos hombres para conservar la tradición profética que complementa al Corán. Con eso no quiero decir que el Corán sea incompleto pero me refiero a que en el Corán, por ejemplo, hay muchas generalidades que vienen especificadas por la sunna. De facto, el Corán nos ordena a rezar pero no nos explica los distintos pasos que hay que seguir para efectuar el rezo ni nos habla del número de rak’aat (unidades) de cada rezo y es la tradición profética que nos explica todos estos asuntos. En un versículo coránico, Allah, Exaltado sea, dice:

“Nosotros hemos hecho descender el Recuerdo y somos sus guardianes”. (Corán: 15:9)

Algunos exegetas señalaron que “el recuerdo” en esta aleya no sólo hace referencia al Corán sino incluye la tradición profética también dado que sin ella no podemos llevar a cabo muchas de las obligaciones de la religión.

Por último, me gustaría mencionar un aspecto de la vida de Muhammad que no podríamos hallar en la vida de muchos  profetas y fundadores de religiones y es el de la practicabilidad (este término fue extraído del libro El Profeta Ideal escrito por Imam Nadawi). Es decir, que muchas veces encontramos frases brillantes atribuidas a algún profeta o fundador de religión pero que las mismas nunca fueron traducidas en acciones e implementadas en la vida real. No obstante, la vida de Muhammad (que Allah le conceda paz y bendiciones) era la implementación del Sagrado Corán. De hecho, cuando la madre de los creyentes Aisha (que Allah se complazca con ella) fue preguntada por el comportamiento del Profeta, ella respondió: ¿No habéis leído el Corán? Pues su conducta y personalidad era la interpretación del Corán.
En el evangelio de San Lucas hay una serie de palabras atribuidas a Jesús (que Allah le conceda paz) en la que habla de amar al enemigo y tratarlo con bondad y benevolencia: “Pero a vosotros que me escucháis os digo: amad a vuestros enemigos, haced el bien a quienes os odian, bendecid a quienes os maldicen, orad por los que os insultan. Si alguien os abofetea en una mejilla, ofrecedle también la otra; si alguien os quita la chaqueta, dejadle que se lleve también la camisa” (6:27-29). Sin embargo, no nos vino reflejado cómo se amaría a un enemigo sino mediante la vida de Muhammad y de hecho en su vida podemos hallar un centenar de ejemplos pero nos limitaremos a mencionar dos de ellos. Sabemos que el Profeta Muhammad (que Allah le conceda paz y bendiciones) fue perseguido por los quraishíes quienes querían acabar con su vida a parte de que sus compañeros fueron sometidos a todo tipo de monstruosidades. Fue expulsado junto con los creyentes de su ciudad natal y emigró a Medina dejando todo cuanto poseía en manos de los paganos. Fue combatido durante muchos años y sus enemigos asesinaron a muchos de sus Compañeros y los mutilaron llegando a extraer el hígado de su tío Hamza y masticarlo. No obstante, cuando regresó a Meca victorioso después de un exilio que duró ocho largos años preguntó a los mecanos: ¿Qué pensáis que voy a hacer con vosotros? Ellos respondieron: “Eres un hermano noble, hijo de un hermano noble. Entonces dijo:

Os digo lo mismo que dijo Yusuf a sus hermanos: “No hay reproche contra vosotros hoy y Allah os perdonará. Él es el más Misericordioso de los misericordiosos” (Corán: 12:92).

Agregó:

Marchaos, sois libres”.

No se vengó, sino que perdonó a sus enemigos.

Tras la toma pacífica de Meca había unas pocas personas que fueron condenas por sus  crímenes y entre los cuales se encontraba Habbar quien había causado la muerte de Zainab, la hija del Profeta. Habbar quería huir pero decidió finalmente dirigirse al Misericordioso Profeta, confesar su culpabilidad y solicitar su perdón. A Habbar le llegó alcanzar la indulgencia del Profeta quien le perdonó inmediatamente.

Concluyo diciendo que no hay un ejemplo que podamos seguir, un modelo que pueda iluminar nuestras vidas independientemente de nuestro estatus social, nuestro estado familiar, la situación en la que nos encontramos, nuestro estado emocional que no sea el del último Profeta puesto que su mensaje es universal.  Jawaharlal Nehru, el primer presidente de la India después de su independencia dijo: “Los modales del Profeta sobrepasaron todas las fronteras y nosotros lo consideramos un verdadero ejemplo para cualquier reformador que quiere conducir al mundo hacia una verdadera paz”. Allah, Enaltecido sea, dice:

“En verdad tenéis en el Mensajero de Allah un hermoso ejemplo para quien tenga esperanza en Allah y en el Último Día y recuerde mucho a Allah” (Corán: 33:21).

Cualquier error que podéis hallar en lo que he dicho ha de atribuirse a mí y al demonio y cualquier acierto el mérito es de Allah. El último de mis palabras alabado sea Allah, el Señor de los mundos, y la paz y las bendiciones de Allah sobre su Profeta, su familia, sus compañeros y sus seguidores hasta el Último Día.

Obras consultadas:
1) Traducción-comentario del Noble Corán por Abdel Ghani Melara Navío.
2) Muhammad: El Profeta Ideal por Sayid Nadawi (traducido por Yusuf Calvo Cavero)
3) El Néctar Sellado : La biografía del noble profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) por Safiyu Arrahman Al Mubarakfur (traducido por  Yusuf Husein Hallar)
Nota: charla impartida por motivo de la conmemoración del nacimiento del Profeta Muhamamd (que Allah le conceda paz) en la mezquita de Annour de Vecindario el día 24 de Rabii' Al'awal 1433  / 17 de febrero 2012.  Esta charla formaba parte del evento organizado por la Asociación Sociocultural El Néctar Sellado en colaboración con la mezquita Annour.

Anuncios
Relacionados

Siguiendo el modelo de carácter del Profeta Muhammad (sws)

Vídeos - 12/11/2008

¿Dónde nació el profeta Muhammad?

Consultoría - 04/04/2011

Dichos del profeta Muhámmad 1

Artículos - 15/06/1995



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/75190-muhammad_el_ser_humano_mas_perfecto.html