webislam

Martes 23 Septiembre 2014 | Az-Zulaza 28 Dhul-Qaadah 1435
1619 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?=0

Quince minutos para hablar sobre paz e Islam “¡Menudo dilema!”

Gracias a los discursos mediáticos hegemónicos y al comportamiento de algunas personas de confesión musulmana, hoy en día no hay dos cosas más “aparentemente antagónicas”

09/04/2012 - Autor: Salam Adlbi Sibai - Fuente: Más De Una Voz
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación


Día internacional de la paz

Hace tres años, me invitaron a dar una conferencia el día de la paz, el 30 de enero de 2009, en uno de los colegios concertados de Madrid. La iniciativa fue del hermano Roberto, profesor de religión católica del colegio, al que le estaré siempre agradecida por brindarme la oportunidad de vivir esta experiencia única.

Mis palabras iban dirigidas a todos los alumnos del colegio de las etapas de la E.S.O. y bachillerato. Tengo que confesar que cuando me imaginé en un salón de actos con tal número de personas y además, adolescentes, se me rizaron los pelos de la nuca. Digamos que ni el hecho de ser pedagoga ni el de ser investigadora me tranquilizaron.

Tenía quince minutos para hablar sobre paz e Islam. “¡Menudo dilema!”, dirán algunos. Porque seamos sinceros, gracias a los discursos mediáticos hegemónicos y al comportamiento de algunas personas de confesión musulmana, hoy en día no hay dos cosas más “aparentemente antagónicas” que la paz y el Islam. La religión cuyo saludo es “Salam alaikum” (la “paz sea con vosotros”), se ha convertido en la religión de la violencia, el odio y el terrorismo, ¡sin mencionar el tema del machismo, claro!

Cuando acepté la invitación del hermano Roberto, pensé: ¡Dios mío, en qué lío me he metido! Y tras un momento de angustia aguda mezclada con desesperación, pensé, ¿y por qué no? Es una oportunidad para ofrecer la versión real de la realidad (valga la redundancia).

El hermano Roberto me pidió que en mi intervención aparecieran los siguientes puntos (0):

- ¿Qué significa la palabra PAZ en el Islam?

- Cómo fomenta la paz esta religión?

- Reconocimiento de algún aspecto que los creyentes de esta religión, al no entenderlo bien o vivirlo de modo inadecuado, pueda resultar contrario a la paz.

- ¿Crees posible un diálogo y una convivencia pacífica interreligiosa? Requisitos necesarios para ello.

Como os habréis podido dar cuenta para el tercer punto tenía ejemplos de sobra, desgraciadamente. En relación al último también, solamente que desde que tenemos la famosa TDT, se han introducido en nuestras casas un puñado de nuevos canales de desinformación, manipulación y deshumanización que no dejan de socavar y quebrantar cualquier intento de diálogo interreligioso. ¡Viva la libertad de expresión! ¿A caso, Geert Wilders, líder ultraderechista holandés, no declaró que en nombre de la libertad de expresión podía decir lo que le salía de las narices del Islam y los musulmanes? ¿No era también la excusa del dibujante, poco diplomático y con muy escasa inteligencia emocional y social, de las ofensivas viñetas del Profeta Muhammad1 (¡Y no Mahoma!)2? Sí, también los hitlerianos apelaron a su libertad de expresión para asesinar brutalmente a judíos, gitanos y discapacitados.

Como decía, quince minutos para hablar sobre paz e Islam, en Madrid... ciudad víctima del 11 de marzo de 2004. Esta era la primera imagen que me vino a la cabeza cuando me invitaron a hablar sobre paz e Islam. Y sabía que, mi joven público, tenía exactamente la misma imagen en su mente. Así que tenía dos opciones, afrontar la indeseable realidad, de la que los ciudadanos de confesión musulmana de Madrid no eran responsables, pero pagaron y siguen pagando igualmente las consecuencias, o acobardarme y hacerme la ciega. Elegir la segunda opción hubiera sido un insulto tanto a mi profesionalidad como a mi público, y sinceramente, para eso mejor no aceptar la invitación. Mientras que elegir la primera suponía un esfuerzo, que al final y al cabo, quién no lo ha experimentado, no es exagerado decir que aún no puede irse a la tumba.

Seguramente, algunos de vosotros y vosotras estaréis pensando que la imagen que elegí tiene muy poco que ver con la paz, y aún menos con el Islam. Pero como no dejó de repetir Ortega y Gasset, “yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Y la circunstancia en este caso era, indudablemente, el 11-M.

Mi mejor baza, por no decir la única, era contarles la experiencia de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de Madrid3. Gracias a la increíble labor de AJMM, pude hacer llegar de un modo práctico y realista el incuestionable mensaje de paz del Islam, por cierto, nombre que proviene de la palabra SALAM, que significa PAZ.

Así, pude explicarles que el Islam prohíbe el asesinato. Ya no sonó extraño que AL-SALAM sea uno de los nombres de Dios, ni que la palabra PAZ aparece en el Corán 311 veces frente a la palabra GUERRA, que aparece solamente 6. Ni que la palabra AMOR, en sus diferentes formas, aparece en el Corán 104 veces, frente a la palabra ODIO, que aparece 52 veces. Ni que en la tradición islámica, como aparece en el Kur'an Al-Karim, en el versículo 32 del apartado (sura o azora) de “Al-maida”, se considere que el matar a una persona equivale a matar  a la Humanidad entera, y el hacer vivir a una persona equivale a hacer vivir a toda la Humanidad.

Finalmente, ya no sonaba raro que el Islam estuviese a favor de un diálogo y una convivencia interreligiosa, basada en el respeto y aceptación de la diversidad (de lo “diferente” a nosotros) y de la Constitución Española (es decir las leyes).

Al finalizar la presentación hubo muchas preguntas, no hubo tiempo para contestarlas todas, pero me las llevé conmigo. Siento que estoy en deuda con los jóvenes que las escribieron, por ello con ayuda del Equipo Más De Una Voz (4), vamos a intentar conjuntamente contestarlas, con la esperanza de que sean útiles para dos públicos: aquellas personas que tienen las mismas dudas y aquellas personas a quién todos los días les hacen las mismas preguntas, y necesitan ayuda para contestarlas.

En todo momento, vamos a tener en cuenta dos aspectos fundamentales, primero, que nuestras respuestas no son estáticas, ni fijas, ni definitivas, sino propuestas abiertas, dinámicas y sobre todo humildes. Y segundo, que el mérito no es de quienes contestan a las preguntas, sino de los jóvenes que las formularon aquel inolvidable día, en aquel espectacular encuentro de  paz, en el que se dejaron aparcados el odio y el miedo, para dejar paso a un diálogo sincero, difícil y doloroso, pero infinitamente enriquecedor.

Algunas de las preguntas que se contestarán en próximos artículos son las siguientes 5:

1. Si dices que hay que cumplir las leyes de la Constitución Española, por qué no os acogéis a las costumbres cristianas.

2. Si el terrorismo no está relacionado con religión, por qué los grupos y actos más atroces (terroristas) son musulmanes? ¿No dice el Islam que se debe expandir, y si no es aceptado hay que hacer Guerra Santa?

3. Condenar el “terrorismo islámico” en occidente está muy bien, ¿por qué no se condena en los países islámicos? ¿Por qué no se separan Estado y Religión?

4. ¿Fue muy difícil andar por la calle después del 11-M? Un beso.

5. Hola Salam, yo no quiero hacer ninguna pregunta. Sólo quería decirte que me ha gustado muchísimo lo que has dicho. Ha sido muy bonito. Gracias por haber venido. He disfrutado mucho escuchándote. Besos. Ana. Posdata: mola mogollón eso que haces con el boli. Jeje.

6. Si quieres negociar con terroristas, cedemos al chantaje. Si no negociamos, nos acusan de no querer la paz. Por lo que sin guerra no hay paz, ¿no? Posdata: a una madre que perdió a su hijo en el 11-M, dile que confíe en el Islam…

7. ¿Ustedes no creen que la paz, a lo largo de la historia, se ha conseguido a través de guerras?

8. ¿Cómo se explica la Yihad?

9. Paz y no-violencia. El terrorismo religioso no existe, sólo terrorismo.

1 La paz y las bendiciones de Dios sean con él.
2 Y no Mahoma, porque se trata de una etiqueta orientalista con connotaciones, además de negativas, falsas e inventadas.
5 Escribo las preguntas tal y como las han escrito los y las jóvenes del encuentro.
Salam Adlbi Sibai es pedagoga e investigadora en la Universidad Complutense de Madrid y colaboradora de Webislam

Anuncios
Relacionados

Los puentes entre Roma, Jerusalén y La Meca

Artículos - 12/09/2005

Convivencia religiosa

Artículos - 07/09/2010

El Yihad, y el uso de la violencia en el Islam

Artículos - 13/03/2003



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/71549-quince_minutos_para_hablar_sobre_paz_e_islam_menudo_dilema.html