webislam

Sabado 29 Abril 2017 | Al-Ajad 03 Shaban 1438
1391 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19241

Seda de Al-Ándalus, un patrimonio olvidado

La plataforma Colección Privada Seda de Al-Ándalus ha sido creada con el objeto de recuperar diversas variedades de gusanos de seda

21/04/2011 - Autor: Francisco Xavier Jurado Torres - Fuente: Webislam
  • 65me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Logo de la plataforma  Colección Privada Seda de Al-Ándalus.
Logo de la plataforma Colección Privada Seda de Al-Ándalus.

En el año 948, Ibn Hawqal eminente viajero y geógrafo, dejó constancia de su visita a la Real Fábrica de manufacturas de Qurtuba (Córdoba) en su obra Surat al-Ard: “…Nadie, en cualquier parte del mundo, puede igualar a los artesanos de Al-Ándalus… sus productos se exportan a Egipto y a veces hasta los confines del Jurasán… Son sus sedas las más hermosas…”. La calidad de las sedas producidas en el Dar Al-Tiraz de la capital Omeya, les permitió competir con los más maravillosos tejidos de Bizancio y Bagdad.

El Duz al-qazz (Bombyx Mori) fue traído por tribus sirias provenientes de la inmigración de Balg (para responder a la sublevación bereber de Zaragoza) asentadas en la Bética, que permitieron que la industria de la sericicultura se perpetuara en la Península Ibérica hasta mediados del siglo XX. Capitales como Jaén, Córdoba, Granada, Almería, Murcia, Valencia… serían conocidas a lo largo del mediterráneo como cecas de una Ruta de la Seda que discurría en sentido contrario, de Occidente a Oriente. Paños, tapices, túnicas, mantos y mil manufacturas eran codiciadas por reyes y señores feudales europeos; sólo hay que buscar en las colecciones de museos franceses e italianos. En todos existe un fragmento de nuestra historia, sedas tejidas por hábiles manos andalusíes, con bellos hilos dorados elaborados por un insecto seleccionado por nuestros esmerados antepasados.

Por desgracia desde la caída de la industria sericícola en España, aquellas variedades de gusanos autóctonos se han visto abocados a su definitiva desaparición. Razas como Almería, Minano… con características propias fruto de una selección de siglos, han dejado de poblar las innumerables alquerías dedicadas a su cría. Constituyen un patrimonio en peligro y deben ser objeto de protección, como cualquier otra obra de arte exhibida en los museos. Forman parte de los pocos vestigios vivos que nos enlazan con un pasado glorioso, donde Al-Ándalus se convirtió en el faro que alumbró el medievo europeo.

Auspiciado por la indiferencia de las instituciones, ha ido tomando forma un proyecto nacido de la ilusión de personas comprometidas, la creación de una plataforma llamada Colección Privada Seda de Al-Ándalus. La CPSA como entidad privada e independiente se ha puesto en contacto con diversas colecciones internacionales y nacionales para adquirir aquellas variedades que han tenido su origen en nuestro territorio, constituyéndose en un Banco de Germoplasma que aglutinará una de las mayores reservas de nuestro país. Si estás interesado en conocer nuestro proyecto y recibir más información, aquí tienes nuestras direcciones:

http://follalcauciles.blogspot.com/ http://coleccionprivadasedadealandalus.blogspot.com/

Francisco Xavier Jurado Torres, Director de CPSA.
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/61348-seda_de_alandalus_un_patrimonio_olvidado.html