webislam

Domingo 23 Noviembre 2014 | Al-Ajad 30 Muharram 1436
1684 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=17608

Quién manda en el matrimonio

La autoridad debe ejercerla los dos por igual, sin que ninguna prevalezca sobre la otra

30/10/2010 - Autor: Roberto Grao Gracia - Fuente: Envio público Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La autoridad en el núcleo familiar.
La autoridad en el núcleo familiar.

Hace ya algunos años, hablando con un buen amigo, me comentó en un momento de la conversación:

-Tú sabes bien como empresario que eres, que en una empresa no puede ni debe haber dualidad de mando, es decir, que dos personas manden por igual en ella sin que el criterio de una pueda prevalecer sobre el de la otra, ya que, en caso de discrepancia, por lo demás muy corriente en las relaciones humanas, surge el conflicto y la empresa se paraliza por imposibilidad de adoptar una decisión concreta ante cualquier asunto, con lo que esto supone de peligroso para la vida y la competitividad de la empresa. Pues bien, yo tengo serias dudas acerca de quién de los dos, marido o mujer, debe mandar en el matrimonio, para evitar esa peligrosa dualidad de mando en el gobierno de cada matrimonio, como empresa de dos personas que es, aunque con peculiares características. Tú, ¿que piensas? ¿Quién debe mandar en el matrimonio?

-Habría que determinar primero de qué clase de matrimonio estamos hablando, -le contesté- si es el contraído entre creyentes o entre no creyentes o sólo es creyente uno de los dos. También sería oportuno discernir cuáles son las creencias y prácticas religiosas de cada uno de ellos, su grado de cultura respectiva y su nivel de capacidad intelectual; no obstante, como el análisis y consideración de la distinta personalidad de cada uno de los contrayentes nos llevaría muy lejos, voy a ceñirme a las tres posibilidades reales que pueden darse entre marido y mujer:

1) que mande más el marido, es decir, que tenga la última palabra ante cualquier discrepancia o cualquier controversia entre ambos, especialmente en los asuntos más trascendentes.

2) Que mande más la mujer, es decir que imponga ésta casi siempre sus criterios, no ya en los asuntos menudos o de menor importancia que se dan todos los días en la vida familiar, sino también en los más importantes, como pueden ser la vivienda o lugar de residencia, la educación de los hijos, etc.

3) Que manden los dos por igual en todo y traten de llegar a adoptar acuerdos puntuales sin que ninguna de las dos personalidades prevalezca sobre la otra. Vamos a analizar brevemente los tres casos que pueden darse ordinariamente, sin considerar los casos extremos de maltrato físico o psicológico de cualquiera de ellos.

1) Es un caso que se da frecuentemente, el marido tiene la última palabra en los temas más importantes –en caso de discrepancia claro- y la mujer ordena las cosas en los asuntos de menor trascendencia, sin perjuicio de aportar su opinión en todos los temas que se suscitan entre ellos. Muchos matrimonios funcionan de este modo y suelen entenderse bastante bien.

2) Es un mal planteamiento, porque la mujer llega a asumir un papel que no le corresponde, imponiendo siempre su voluntad y anulando la del marido que se convierte en lo que llamamos un “calzonazos”. El hombre debe ser hombre y cabeza del matrimonio y eso es lo que suele gustar a la mujer casada.

3) También es un caso frecuente que puede funcionar aceptablemente bien, si existe una gran comprensión mutua entre marido y mujer, y sin que ninguno de los dos se arrogue un papel de imposición o dominio excesivo.

-Me parece bastante bien tu planteamiento, aunque habría que descender a detalles, es decir, desarrollar más cada uno de los casos para clarificar en mayor medida los pros y los contras de cada uno de ellos. No obstante, a propósito del segundo caso que me parece el menos aceptable o incluso rechazable, te voy a contar un caso que me contó un amigo hace de esto ya bastante tiempo. La mujer comenzó a mandar en todos los asuntos del matrimonio y el marido la dejaba hacer a su antojo; pues bien, pasado el tiempo, la mujer quiso ordenar la vida y el futuro de sus hijos plenamente, sin intervención de aquél, el marido lo aceptó, como aceptaba todo lo que ella decidía sin consultarle a él para nada y, pasado el tiempo, en un momento determinado, se vio obligado a abandonar el domicilio familiar por imposición de ella, teniendo que buscar refugio para vivir, en casa de los otros hijos que tenían que se habían casado, dándole vergüenza de confesarles a éstos por qué se había ido del domicilio familiar, es decir, que había sido expulsado del mismo por su propia mujer, porque le estorbaba para realizar sus planes. Se había convertido en lo que tú has dicho, en un “calzonazos” un marido sin criterio ni voluntad propia ante su esposa.

-Efectivamente, nunca el marido puede aceptar que la mujer se imponga por completo en todos los asuntos de las relaciones familiares, porque desembocará en esa situación impropia de su función y personalidad en la familia, propia de una persona sumisa y dominada. El hecho que me has contado lo demuestra. Tampoco la mujer debe aceptar la anulación de su personalidad ante su marido; por eso pienso que lo mejor es adoptar uno de los otros dos planteamientos para que las cosas marchen aceptablemente bien.

-Muchas gracias querido amigo, por tu sencilla exposición de los hechos ante las relaciones que se suscitan continuamente en los matrimonios y que suelen ser tan difíciles de resolver y encauzar debidamente, para mantener el buen talante y la buena convivencia entre los esposos; me has aclarado bastante la complicada problemática que ocurre en esas relaciones.

Roberto Grao Gracia
Foro Mercantil
Foro Independiente de Opinión
El Foro Independiente de Opinión es un grupo de profesionales (licenciados en Química, Medicina, Pedagogía, Ingeniero Agrónomo.etc.)
Anuncios
Relacionados

Objeciones al matrimonio homosexual

Artículos - 02/05/2005

La familia islámica

Artículos - 15/12/1997

Ritual de celebración de matrimonio según la fórmula tradicional morisca

Artículos - 12/06/2000



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

El final de la Arcadia europea

22/11/2014 | Germán Gorraiz López

Notas para un poema

22/11/2014 | Abdel-latif Bilal Ibn Samar

Córdoba, capital ‘halal’ en 2015

01/11/2014 | Cordopolis/Webislam

Jutba: La religión es facilidad

10/07/2009 | Sidi Mohamed Ould Cherif

La transición hacia la normalización social y el relevo generacional en Junta Islámica

21/11/2014 | Hashim Cabrera

Reflexión 3: Cambiar el mundo exige un cambio de conciencia en el ser humano…

21/11/2014 | Esteban Díaz

Islamofobia, fascismo y extremismo yihadista

21/11/2014 | Emilio López

Palestina, tierra de los mensajes divinos

21/11/2014 | Roger Garaudy

Ellacuría vive

21/11/2014 | Juan José Tamayo

¿Son incompatibles democracia e Islam?

21/11/2014 | Sergio Bitar

Miel: de la Farmacia Natural

20/11/2014 | Redacción WI
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/40248-quien_manda_en_el_matrimonio.html