webislam

Lunes 28 Julio 2014 | Al-Iznain 30 Ramadan 1435
1899 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16793

El Desarrollo de la Robótica

Al Jazarií (1136-1206) diseñó y fabricó máquinas automatizadas, como útiles de cocina, autómatas musicales y en 1206 los primeros robots humanoides programables

06/08/2010 - Autor: Fg/Rfc - Fuente: Prensa Latina
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Existen los Androides, Móviles, Zoomórficos y Poliarticulados, según sus funciones y formas
Existen los Androides, Móviles, Zoomórficos y Poliarticulados, según sus funciones y formas

En medio de un deterioro medioambiental, preocupaciones por crisis económica y futuro incierto debido a guerras y tensiones políticas, el ser humano desarrolla la inteligencia artificial y patentiza incluso preocupaciones por si algún día las máquinas se adueñan del poder.

Las máquinas son indispensables cada día más para el ser humano. Ya el caso es tan extremo, que muchos jóvenes europeos y estadounidenses deben pasar jornadas completas desintoxicándose de su permanencia frente a los ordenadores o entretenidos con video juegos. Por si fuera poco, cada día los escritores de ciencia ficción hacen toda una filosofía de dichos problemas, y algunos de sus personajes protagónicos añoran un lugar donde estén en contacto con la naturaleza sin mediar teléfonos móviles, computadoras u otros artilugios.

El escritor español Jordi Sierra I Fabra pone sobre el tapete su trilogía de novelas de ciencia ficción ("En un lugar llamado Tierra", "Regreso a un lugar llamado Tierra" y "El testamento de un lugar llamado Tierra"), para hacer dudar sobre el futuro.

Las máquinas se apoderan de la incompetencia del terrícola, pero resulta que ese ser humano capaz de dejar espacio a sus creaciones, llega en un momento a rebelarse e intentar volver a los orígenes, vivir en cuevas, desdeñar sus artilugios, luchar por la vida y sus emociones.

Sin embargo, no es solo este narrador el preocupado por tales procesos; directores de cine conjugan los exámenes de los científicos y pretenden predecir el futuro, como si ello fuera posible.

Para otros, el robot, la máquina, está aun más cerca; es el propio ser humano con su complejo mecanismo, con sus opiniones acertadas unas veces y erróneas muchas, que ocupa el lugar ideal de los artefactos. Entonces ¿acaso nosotros mismos somos robot?

Si acudimos a los conceptos más difundidos sobre robot, como los empleados en la enciclopedia electrónica Wikipedia, podemos comprender que estamos en presencia de una entidad virtual o mecánica artificial.

Hablamos de un sistema electromecánico que por su apariencia o sus movimientos genera el propósito propio, o intenta simular gestiones del ser humano.

La palabra en sí, Robot, hace referencia a mecanismos físicos y a sistemas virtuales de programación, aunque propiamente refiere sistemas virtuales de software como "bots"

Aunque hay diversas opiniones, muchos expertos coinciden en que se trata de máquinas capaces de moverse, operar un brazo mecánico, sentir y manipular su entorno y mostrar un comportamiento inteligente.

De ahí la preocupación de los escritores, cuando algunos como el español Sierra I Fabra reflejan, además de la cantidad de años de duración de sus máquinas, el deseo de sentir como los seres humanos, sus creadores.

Orígenes del robot

Realmente máquinas totalmente autónomas no aparecen hasta el siglo XX, pues el primer robot programable, el Unimate, dirigido de forma digital, data de 1961 y solo podía elevar piezas calientes de metal de una pieza para tinte.

Pero desde esa fecha, se destapó una fiebre por tener en algún momento un ayudante capaz de hacer las tareas domésticas, colaborar en el trabajo de cualquier tipo, convertirse en un arma e inclinarse como algo benefactor o diabólico. La palabra Robot apareció mediante la obra R.U.R o Rossumas Universal Robots del dramaturgo checo Karel Capek, al principio escrita como robotnik.

Pero este autor no creó la palabra propiamente, pues su hermano Josef había mencionado el término mucho antes en una carta; primero lo quiso llamar como Labori, del latin labor o trabajo, sin embargo no estaba conforme y su hermano dramaturgo le sugirió roboti.

Realmente la palabra rabota significa trabajo o trabajo duro en checo y otras lenguas eslavas como el ruso. Y es entonces que la denominación robótica fue empleada por el autor de ciencia ficción Isaac Asimov para describir este campo de investigación en ascenso.

Pero hay más, y más atrás, pues en el siglo IV a.n.e. el matemático griego Arquitas de Tarento fabricó un ave mecánica a vapor que llamó La Paloma. También el ingeniero Herón de Alejandría preparó varios dispositivos automáticos para modificar.

Y un chino, Su Song, erigió una torre de reloj en 1088 con figuras mecánicas que daban la hora.

Los musulmanes no se quedaron atrás, y Al Jazarií (1136-1206) diseño y fabricó máquinas automatizadas, como útiles de cocina, autómatas musicales y en 1206 los primeros robots humanoides programables.

Ejemplos hay muchos, hasta el mayor robot del mundo, el Maeslantkering, una barrera para tormentas del Plan Delta en los Países Bajos, construida en 1990.

Y desde 2002 están Honda y Sony con sus robots con forma de perro o serpiente como mascotas, y el ejemplo notorio de Aibo de la más famosa firma japonesa de equipos audio visual.

En la actualidad la robótica se emplea con profusión en la industria y el comercio para abaratar operaciones y facilitar la vida al ser humano.

El tedio, los peligros, el riesgo en operaciones militares es sustituido por robots, para manufactura, montaje, embalaje, transporte, exploración espacial y terrestre, submarina y en cavernas, investigación en laboratorios y producción de bienes.

Pero la pregunta es, esos amigos ¿podrían convertirse en enemigos?

Los científicos parecen no ponerse de acuerdo, pero generalmente propugnan el criterio beneficioso de esas máquinas. Beneficios en la medicina, perspectivas junto a la nanotecnología para cirugías medicas; en la actualidad existen más de 800 robots quirúrgicos daVinci aplicables a la urología, ginecología, cirugía en general, pediatría, cirugía torácica, o cardiaca.

¿Acaso uno de esos robots puede tomar iniciativa propia y sentir y padecer por sus enfermos?

Robots alados experimentales, otros para el biomimetismo, nanomotores y claves inteligentes, espionaje militar. Existen los Androides, Móviles, Zoomórficos y Poliarticulados, según sus funciones y formas. Un ejemplo lo tenemos en 2003 con un torneo con la participación de 20 mil estudiantes con más de 800 equipos en 24 certámenes y representantes de Canadá, Brasil, Reino Unido y Estados Unidos.

Aunque lo cierto es que los temores a los robots se apoyan en la mitología antigua con la idea de humanos artificiales, o en la clásica cuando Cadmo sembró dientes de dragón que se transformaban en soldados.

Todo esto puede responder a la interrogante de por qué el ser humano ahora teme a estos amigos de las labores cotidianas, para bien o para mal.

Para esas preguntas, muchas veces está el autor más prolífico en cuanto a los robots, Asimov (1920-1992), que lo llevó al punto en que ahora está en la mente humana, sea científico o no, con su famosa formulación de las tres leyes de la robótica:

- Ningún robot causará daño a un ser humano o permitirá, con su inacción, que un ser humano sufra daño.

- Todo robot obedecerá las órdenes que le den los seres humanos a menos que esas órdenes entren en conflicto con la primera ley

- y todo robot debe proteger su propia existencia, siempre que esa protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley.

La película Metrópolis, o Blade Runner, Terminator, los robots de Steven Spielberg, o James Cameron, el Yo, Robot, El hombre bicentenario o Wall-E, mantienen vivos el gusto y la preocupación.

Mientras muchos se ríen del dominio de las máquinas, otros esbozan una expresión de tristeza al comprender el tiempo perdido y las desesperanzas por un exceso de permanencia frente a un ordenador o un video juego, elemento nada despreciable.

Por tanto, ¿quién sabe si la guerra entre máquinas y hombres ya comenzó, o si realmente cada cual, con su complejo engranaje de venas, arterias, músculos, cerebro y sentimientos sea una máquina en sí misma capaz de guerrear, hacer los deberes y fabricar otras máquinas? En fin, ¿Seré yo un robot?

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Eid Mubarak 2014-1435

27/07/2014 | Redacción

Eid al-Fitr 1435-2014

27/07/2014 | Redacción

Eid: Etiqueta y protocolo

27/07/2014 | Redacción/Muhammad Saleh Al-Munajjid

Luna Nueva de Shawwal 1435

27/07/2014 | Criterio: Khalid Shaukat

Zakat al-Fitr

19/09/2009 | Centro Cultural Islamico de Valencia

Cartas urgentes desde Gaza

28/07/2014 | Refugiados Palestinos - Franja de Gaza
play

Epístola de Santiago -6-

27/07/2014 | Eon D. López

El turismo islámico deja en Andalucía más de 387 millones de euros al año

26/07/2014 | Ángeles Huertas

La bestia de Sion devora Gaza

28/07/2014 | Carlos de Urabá

La UA y el Club Unesco crearán una Cátedra de Estudios Árabes e Islámicos

27/07/2014 | LCV. Alicante

Shuyaiya, la zona cero de Gaza

27/07/2014 | EUGENIO GARCÍA GASCÓN Shuyaiya (Gaza)
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/39526-el_desarrollo_de_la_robotica.html