webislam

Miercoles 20 Agosto 2014 | Al-Arbia 23 Shawwal 1435
1838 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16013

La imagen de España en la prensa marroquí

Casi se puede hablar de una guerra mediática

20/05/2010 - Autor: Tarik Boubker - Fuente: Webislam
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La prensa marroquí refleja el desencuentro entre Marruecos y España.
La prensa marroquí refleja el desencuentro entre Marruecos y España.

En España existen voluminosos estudios sobre la imagen de Marruecos y los marroquíes en la prensa española, y cómo nos ven los españoles. Sin embargo, poco es lo que sabemos nosotros de ellos, a causa de los escasos trabajos e investigaciones de esta índole sobre la imagen dada al español y España en los medios de comunicación marroquíes, y especialmente en la prensa, para alcanzar, más o menos, una percepción mejor, carente de esos estereotipos que iba construyendo la historia común de ambos países.

Antiguamente, algunas fechas traumáticas han marcado la historia común de las relaciones hispano-marroquíes. El año 1492 supuso no sólo un giro en las relaciones de ambos países, sino también un intensivo conflicto entre la cruz y la media luna. La consiguiente expulsión de los moriscos, la ocupación de Ceuta y Melilla en el siglo XV, la Guerra de Tetuán (1860), la Guerra del Rif (1923-1926), la Guerra Civil española (1936), la ocupación del Norte y del Sáhara (1912), el incidente de Perejil, todos son momentos que han movilizado nuevos estereotipos y provocado y siguen provocando nuevos problemas por motivo de su resucitación por la prensa, tanto marroquí como española.

Por eso, la percepción del español está muy presente en la consciencia del marroquí y es un término que se ha cambiado a lo largo del tiempo, sobre todo a finales del Siglo XX. Cuando España era todavía un país colonizador y vivía en la pobreza, el español era considerado por los marroquíes, como un invasor. Este estereotipo se mantuvo durante mucho tiempo después de la independencia de Marruecos 1956, pero esta imagen negativa empezaba a desaparecer con el desarrollo económico y democrático de España. Se ha convertido de un término que indicaba al español colono, enemigo, irritante; a un español pacífico, amigo y adinerado. Mientras la imagen del marroquí es la que no se ha cambiado en absoluto, simplemente porque Marruecos casi no hace nada para destruir los clichés de esta mala percepción.

Incluso, muchos intelectuales califican la prensa entre los factores que separan España de Marruecos, y se muestran unánimes en que este factor mediático contribuye a construir una vecindad contra toda lógica. Lo que nos interesa aquí es la prensa marroquí que se ve muy cargada contra España, como reacción del trato que dan los españoles en su prensa a Marruecos.

La prensa, tanto marroquí como española, adopta casi siempre la misma situación diplomática y política existente entre ambos países. Porque todos sabemos que la prensa constituye un poder, pero igualmente sabemos que ésta puede ser manipulada por los poderes políticos. Esto significa que el tratamiento mediático de los temas relacionados con ambos países, tanto en la prensa del uno como del otro no permite tener un acercamiento profundo de una verdadera imagen recíproca.

La prensa evoca los desafíos, los malentendidos, el odio, la incomprensión y todo lo que es negro, como se no hubiese ningún tema de reflexión positiva en esas relaciones.

Un diario marroquí de tirada en papel, cuyo nombre me gustaría mantener en el anonimato, enfocado a nuestra investigación durante la fecha extendida entre el 15 de marzo y el 1 de abril 2010, nos sirve para analizar el tratamiento de España y los españoles, y constituye un ejemplo obvio a la imagen que se da a España en la prensa marroquí.

El resultado del análisis es que este periódico marroquí trata a España y a los españoles de forma muy parecida a como los medios de comunicación tratan a Marruecos y a los marroquíes, pues más bien se puede hablar de una guerra mediática.

Los acontecimientos relacionados con España han tenido casi siempre un impacto, primero con la vida política y, segundo, con el deporte. Es constante la presencia de noticias de índole deportiva, coincidiendo con la Copa del Rey y el Champeons Ligue, porque según las palabras del escritor español Juan Goytisolo: “El fútbol es lo que hizo popular a España”.

La mayoría de los artículos con que nos hemos encontrado, encierran numerosos mensajes, como el desencuentro entre Marruecos y España, y no hacen nada para borrar ese tipo de enemistad implícita existente entre ambos países, donde no se refleja en ningún momento la lógica de vecindad geográfica entre ellos.

La imagen de España y los españoles transmitida al lector marroquí por este periódico es pésima. Se nota una falta constante de noticias informativas sobre España, y las informaciones que se publican contribuyen sin duda a mantener un cierto desencuentro contra las dos comunidades.

Es habitual la falta de corresponsales en España y la reprodución de noticias negativas sobre ese país publicadas, también por la misma prensa española pero  dándoles un retoque más intensivo. A veces coincide que la misma noticia encuentra su salida a la vez en el periódico español y en otro marroquí. Ante esto nos preguntamos: ¿Una es más legítima que otra? ¿Se debe escoger entre las dos?. A menos cada periódico intenta satisfacer a lectores profundamente diferentes en cuanto a la cultura e ideología política. Pero lo más acertado para fundar un entendimiento sólido es partir de lo más confiable en cuanto a su objetividad,

Podremos incluso interrogarnos sobre el grado de autonomía de cada periódico de los partidos relacionados con la política. Si no, no sería un buen método esforzarse en estudiar o leer esos periódicos. Porque el mal entendimiento a que nos referimos aquí es, ciertamente, un préstamo de épocas pasadas. Yo personalmente, como hispanista, y en el papel de intermediario entre ambas  culturas, a veces me veo incapaz para luchar contra la percepción habitual de que “los siglos pasan y los estereotipos permanecen” en las relaciones entre España y Marruecos.

Durante los quince días que analizamos este periódico, dedicó doce noticias relacionadas con España a asuntos de inmigración, terrorismo, asesinato, droga, Ceuta y Melilla (pero no como presidios ocupados, sino como una línea de fuego donde se mueve la mafia española), y otro tema, ahora de moda: las campañas de proselitismo. Mientras, se observa la ausencia de artículos vinculados con la vida intelectual y cultural, la visita de personalidades españolas importantes a Marruecos, o el comercio y las relaciones económicas en general. Pero todo esto es ignorado por casi todos los periódicos marroquíes. Aquí, nosotros no llamamos a una corrupción de la realidad, sino, más bien, a reforzar la visión que ya tiene el lector.

Los corresponsales de este periódico, los llamados los liberales de la pluma, tanto en España como en los dos enclaves ocupados por ese país en Marruecos, cuidan más los detalles de hecho dramático. Así es fácilmente entender que la prensa se haya convertido en un heraldo político por excelencia.

Un gran porcentaje de las referencias a España en esta prensa, generalmente, tiene que ver con detenidos, expulsados, droga, inmigrantes ilegales, terroristas. Poca información llega a los marroquíes sobre la vida en España, la imagen del auténtico español y de la realidad de nuestro vecino de arriba.

Los medios de comunicación, y especialmente la prensa, por ir dirigida a una escala social más culta, ejerce un influyente papel en la percepción del marroquí de su vecino del Mediterráneo, por eso puede construir un instrumento privilegiado de acercamiento entre las dos comunidades a cada lado del Estrecho.

En resumen, si comparamos la presencia de lo español en los periódicos marroquís y biceversa, podemos decir, en general, que Marruecos en sus periódicos de tirada nacional es más respetuoso en cuanto a la política española. En cambio la prensa y los medios de comunicación en España tienden a transmitir una imagen más negativa sobre Marruecos, lo que constituye un impedimento al progreso de las relaciones hispano-marroquíes.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

La Medicina Islámica y sus Fundamentos

15/06/1996 | Sheij Mansur Abdussalam Escudero

285 características del Profeta Muhammad (BPD) según Al-Gazali

20/08/2014 | Mahmud Husein

El cosmos como teofanía

20/08/2014 | Sayyed Hossein Nasr

Monoteísmo - ABC DEL ISLAM

20/08/2014 | Dr. Armando Bukele Kattan

Israel pone “a cero” la economía de Gaza

20/08/2014 | Bayan Abdel Wahad

Tetuán celebrará el festival Voces de Mujeres

19/08/2014 | Salma El Azrak

¿Por qué EE.UU. regresa para bombardear a sus engendros en Irak?

20/08/2014 | Basem Tajeldine

Un caso de racismo cotidiano en Alemania

19/08/2014 | Ángel Ferrero

Nasima Jan, luchadora por la salud de las mujeres en Pakistán

19/08/2014 | Médicos Sin Fronteras
play

El viaje interior

19/08/2014 | Espaipertu Granollers

Negros en campos nazis

19/08/2014 | Sonia Fernández Quincoces
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/38888-la_imagen_de_espana_en_la_prensa_marroqui.html