webislam

Sabado 30 Agosto 2014 | As-Sabat 04 Dhul-Qaadah 1435
1709 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=14548

La Fiesta del Cordero en Marruecos

La fiesta dura dos días enteros y es habitual también que se ofrezca a los niños vestimentas y zapatos nuevos

25/11/2009 - Autor: Ferdaous Emorotene - Fuente: Diario Calle de Agua
  • 4me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La fiesta dura dos días enteros.
La fiesta dura dos días enteros.

Pocos días separan a los musulmanes de su gran fiesta, la del Cordero: ‘Aid Al Adha’ o como se le suele llamar ‘Aid Kbir’ (Fiesta del Cordero). Un acontecimiento especial que se celebra cada año en el décimo día del mes de Dhul Hiyya (el último del calendario lunar islámico) que conmemora el sacrificio de Abraham, que según el Corán, estuvo a punto de sacrificar a su hijo Ismael hasta que Dios le ordenó que sacrificara a un cordero en lugar de a su hijo.

El día empieza en la Mezquita donde acuden los creyentes para oír ‘Jotba’, el discurso del Imam que adelanta la oración matinal y el sacrificio del cordero.

El sacrificio del animal, ya sea un cordero, una oveja o una vaca es un ritual que hay que cumplir para que la carne pueda ser comida. Es lo que se llama halal: lo que está permitido por la religión muslmana. Otro de los rituales es colgar el cordero con la cabeza mirando a La Meca tras degollarlo para que la carne se seque y endurezca o rezar unos versículos del Corán cuando se realiza el sacrificio.

La comida que se organiza esos días cambia según el origen de la comunidad, pero lo común en la comida marroquí en el primer día son los pinchitos de hígado envueltos con ‘grasa de cordero’, el cuscús con cordero y el taijne de tripa de cordero, entre otros.

Precisamente, en esta misma fecha, millones de peregrinos que han acudido a La Meca para cumplir con uno de los preceptos islámicos asisten a los sacrificios conjuntos que se realizan en el lugar histórico de Minan.

La fiesta dura dos días enteros y es habitual también que se ofrezca a los niños vestimentas y zapatos nuevos. En el Islam, el sacrificio de un animal, no es una obligación religiosa para los pobres que no tienen dinero para un gasto que podía alcanzar, como mínimo los 1.000 dírhams, por lo cual antes de esa fecha la gente suele donar y regalar a los pobres un cordero o regalar una cuarta parte del cordero según dicta la religión.

Este año, y según las estadísticas del Ministerio de Agricultura y Marítima, Marruecos dispone de más de 6,9 millones de cabezas para esta ceremonia. Una oferta distribuida entre 4,3 millones de ovejas y 2,6 millones de corderos y caprinos. Un número suficiente para cubrir una demanda estimada en 5,1 millones de cabezas.

Además de su dimensión religiosa, la Fiesta del Cordero ocupa un lugar importante en la economía nacional, especialmente para los agricultores para quienes la venta de los animales representa la fuente principal de ingresos para hacer frente a los gastos de otras actividades agrícolas y así mejorar su situación económica.

Esta celebración viene a ser el equivalente de la Navidad para los cristianos. Las reuniones familiares, las felicitaciones, el sentimiento religioso...

Este año, además, hay una curiosa coincidencia. El derby Barça-Madrid, un acontecimiento que en Marruecos se vive de manera muy especial, casi tanto o más que en España.

Anuncios
Relacionados

Crece el interés por las carnicerías halal

Artículos - 06/11/2009

Fiesta del cordero: Más información, menos riesgo

Artículos - 08/11/2005

Mohamed ya compra carne en Cáceres

Artículos - 07/01/2009


2 Comentarios

Mariano Alvarez dijo el 30/09/2012 a las 13:11h:

Estoy confundido ya que siempre se dice que en la Fiesta Grande se come cordero pero yo sólo he visto por la calle a la gente con carneros, que tienen una carne de sabor muy diferente al cordero, ya sea recental o macaco. ¿Estoy en lo cierto? ¿no gusta en Marruecos los corderos?

Antonio Moran dijo el 22/10/2012 a las 08:57h:

Hola. Yo creo que por supuesto que gustan, igual que a todos nosotros. El comprar carneros, mayores que un cordero, posiblemente sea por rentabilizar la compra y tener carne para comer varios miembros de la familia y más días. Es my humilde opinión. Saludos.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Lucha contra la alta finanza capitulo XIII

29/08/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí

Jutba del Maqam de Ibrahim

30/12/2006 | Hashim Cabrera

Palestina, tierra de los mensajes divinos

29/08/2014 | Roger Garaudy

Palestina festeja haciendo justicia a sus lágrimas

29/08/2014 | Kamel Gomez

Nacimiento y muerte de los mundos en las galaxias

29/08/2014 | İhsan Köse

Tres veces Frigiliana

29/08/2014 | Reyes Rocha

Publicación de un libro sobre las medinas de Tánger-Tetuán

29/08/2014 | Redaccion Calle del Agua

Pasos prácticos para aprender fiqh

28/08/2014 | Surkheel Sharif

Dios Para Todas las religiones

28/08/2014 | Dr. Armando Bukele Kattan

Frontera líquida: memoria visual Andalucía - Marruecos

28/08/2014 | Redacción

Abogados de EEUU piden el fin de la impunidad israelí

28/08/2014 | Marjorie Cohn
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/37582-la_fiesta_del_cordero_en_marruecos.html